Struwwelpeter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Der Struwwelpeter (Pedro Melenas)
Struwwelpeter. Dibujo de Heinrich Hoffmann (1845)
Autor Heinrich Hoffmann
Género Literatura infantil
Idioma Alemán
Traductor Bandera de España Victor Canicio
Ilustrador Heinrich Hoffmann
Editorial Rütten & Loening Verlag, Fráncfort del Meno.
País Flag of Germany.svg Alemania
Fecha de publicación 1845
Formato Rústico
Páginas 24

Struwwelpeter (traducido como Pedro Melenas, Pedro El Desgreñado o El Despeluzado) es el personaje principal del libro para niños del mismo nombre, obra del médico alemán nativo de Fráncfort del Meno Heinrich Hoffmann (1809-94).

Es uno de los libros de cuentos alemanes más exitosos; ha sido traducido a múltiples idiomas. Consta de varias historias (narradas en verso) en las que en cada una de ellas es protagonista un niño con algún vicio o "malcomportamiento" distinto, quien al final, recibe un castigo.

Origen[editar]

En una carta publicada en el periódico Die Gartenlaube en noviembre de 1892, el autor explica:

«¡Habent sua fata libelli! ¡Los libros tienen su Destino! Y esto vale para el Struwwelpeter. En la Navidad de 1844, buscaba un regalo para mi hijo pequeño, de tres años y medio. Quería un libro ilustrado, que correspondiese a la edad de aquel pequeño ciudadano del mundo, pero todo lo que veía no me decía nada; libros con dibujos de piratas, de animales, de sillas y de mesas. Historias largas y bobas que tras múltiples exhortos, concluían con la moraleja explícita: Los niños deben ser siempre buenos o Los niños deben ser limpios o decentes, o justos, etc.(...)
Finalmente, tomé un cuaderno en blanco y le dije a mi esposa: 'Le voy a hacer al niño el libro ilustrado que necesita'. El niño aprende viendo, le entra todo por los ojos, comprende lo que ve. No hay que hacerle advertencias morales.
Cuando le dicen:
Lávate; Cuidado con el fuego; Deja eso; ¡Obedece!, para el niño son conceptos sin sentido. Pero el dibujo de un desarrapado, sucio, de un vestido en llamas, la imagen de la desgracia le instruye más que todo lo que se pueda decir con las mejores intenciones. Por eso es cierto el refrán que dice: El gato escaldado huye».

[1]

Un amigo suyo, el editor Zacharias Löwenthal (alias Carl-Friedrich Loening), le convenció al año siguiente de publicar su libro de cuentos. El título original, Lustige Geschichten und drollige Bilder für Kinder von 3–6 Jahren (Historias muy divertidas y estampas aún más graciosas para niños de 3 a 6 años) cambió, a partir de su tercera edición, a Der Struwwelpeter (Pedro Melenas), como uno de sus personajes, quien ocuparía la portada. Sobre el número de ejemplares de la primera edición, hay controversia; en la carta citada anteriormente, Hoffmann indica que fueron 1500, pero según su editor, fueron 3000.[2] La diferencia puede deberse a que la primera mitad se publicó a Hoffmann bajo los pseudónimos Reimerich Kinderlieb o Peter Struwwel, entre otros.[3]

Cuentos[editar]

  • 'Struwwelpeter' (Pedro Melenas) describe a un chico que no cuida su higiene personal, por lo que es muy impopular:
¡Aquí está, nenes y nenas,
vean bien a Pedro Melenas!
Por no cortarse las uñas
le crecieron diez pezuñas,
y hace más de un año entero
que no ha visto al peluquero.
¡Qué horroroso! -¡Uy, qué miedo!
¡Encontrármelo, no quiero!


  • En 'Die Geschichte vom bösen Friederich' (La Historia de Federico el Cruel), un chico violento aterroriza a las personas y, especialmente, a los animales. Un buen día un perro lo muerde y el niño se enferma, por lo que después tiene que estar recluido, tomando los remedios horribles que le da el médico, mientras que el el perro se come su sabrosa cena.
¡Federico, Federico
era un demonio de chico!
A los bichos, por las malas,
les arrancaba las alas.
Mataba pájaros, gatos,
destrozaba sillas, platos;
y su maldad era tanta
que azotó a su nana, Marta.

En la fuente, con afán,
saciaba su sed un can.
Federico, el muy malvado,
lo sorprende descuidado
y, sin pensárselo mucho,
azota al infeliz chucho.
El perro gime y, arisco,
responde con un mordisco.
Federico, el imprudente;
grita y llora amargamente,
hasta que el perro se asusta
y se larga con la fusta.

Federico queda en cama
gime, llora y se desgarra.
Viene el doctor y lo examina:
"pociones amargas", su medicina.
El can, en cambio, se harta
de salchichas y de tarta.
Y antes de seguir camino,
se merienda un buen tocino,
y vigila bien la fusta,
porque el palo no le gusta.


  • En 'Die gar traurige Geschichte mit dem Feuerzeug' (La Trágica historia de Paulina y los Cerillos), una chica juega con fuego y se quema hasta morir.
Los papás de Paulinita
la dejan sola en casita
La niña corre, jugando
con su muñeca y cantando,
hasta que -¡Oh, maravillas!-
ve una caja de cerillas.
"¡Qué juguete! ¡Qué bonita!",
-dice, al verla, Paulinita:
"Voy a probar a encender,
como mamá suele hacer"

Pero Mina y Minz, las gatas,
alzan a la par sus patas
y chillan:
"¡Ay, miau, miau, no, no, Paulina!
¡Terminarás quemadita!"
Paulinita desatiende
el buen consejo, y enciende,
como se ve en la figura,
la cerilla -¡ay, qué locura!-
mientras salta de contento,
sin descansar un momento.

Pero Mina y Minz, las gatas,
levantan, locas, las patas:
"¡Tu mamá te lo ha prohibido!",
le dicen, con sus maullidos:
"¡Ay, miau, miau, no, no, Paulina!
¡Terminarás quemadita!"

Las llamas -¡ay!- han prendido
en la manga, en el vestido,
la falda, la cabellera;
¡Se quema la niña entera!
-¡Ay!- Mina y Minz, las gatitas,
¡cómo chillan, criaturitas!
"¡Auxilio!, ¡Ayuda, por favor!
¡Arde la niña, oh, pavor!"
"¡Miau, miau, traigan agua!
¡Qué espanto! ¡Miagua, miagua!"

La niña -¡qué gran tristeza!-
ardió de pies a cabeza.
Quedaron sólo cenizas,
y rojas, dos zapatillas.
Y Mina y Minz, las gatitas
lloran, lloran ¡pobrecitas!
"¡Qué tragedia, miau, miau miau!
¿Cuándo vendrán, papáu, mamáu?"

Y derraman, tristemente,
de lágrimas un torrente.


  • En 'Die Geschichte vom Daumenlutscher' (La Historia del Pequeño Chupa-dedo), una madre advierte a su hijo sobre no chuparse el dedo. Sin embargo, el mocoso insiste y se aparece un sastre que le corta los pulgares con unas tijeras.
"¡Conrado!", dice mamá:
"Salgo un rato, estate acá
sé bueno, juicioso y pío
hasta que vuelva, hijo mío
y no te chupes el dedo
porque entonces —¡ay, qué miedo!—
vendrá a buscarte, pillastre
con las tijeras el sastre
y te cortará —tris, tras!—
los pulgares, ya verás".

Sale la señora y ¡zas!
¡Chupa que te chuparás…!

Se abre la puerta y de un salto,
entra en la casa, al asalto,
el terrible sastre aquél
que venía en busca de él.
Con la afilada tijera
le corta los dedos —¡fuera!—
y deja al pobre Conrado,
llorando desconsolado.

Cuando mamá vuelve al hogar,
Se lo encuentra -¡puro llorar!-
¡Sin pulgares se quedó,
el sastre se los cortó!


  • En 'Die Geschichte von den schwarzen Buben' (La Historia de los Niños Negros) San Nicolás les da un escarmiento a tres niños que molestan a otro por el color de su piel oscura. Para darles una lección, los sumerge en tinta, dejándolos más negros que la sombra del chico del que se burlaban.
  • 'Die Geschichte von dem wilden Jäger' (La Historia del Cazador Desalmado) Es la única que no se enfoca en los niños. En ella, una liebre, cuya familia ha sido masacrada por el cazador, le roba su escopeta y le da una lección.
  • 'Die Geschichte vom Suppen-Kaspar' (La Historia de Gaspar, el Melindroso) empieza con Gaspar, un chico fuerte y saludable, pero que se rehúsa a comer los (nutritivos) platos que no son de su agrado. Como consecuencia, se va adelgazando hasta morir.
  • En 'Die Geschichte vom Zappel-Philipp' (La historia de Felipe, el Berrinchudo), un chico hace rabietas a toda hora, causándole grandes disgustos a sus padres.
  • En 'Die Geschichte von Hans Guck-in-die-Luft' (La Historia de Juan Babieca) un chico aprende (a la mala) que debe siempre fijarse por donde camina, especialmente al cruzar por un puente.
  • 'Die Geschichte vom fliegenden Robert' (La historia de Roberto, el Volador) nos cuenta el infortunio de un chico que sale a jugar durante una tormenta.

Otras versiones y adaptaciones[editar]

Sopera con ilustraciones del Struwwelpeter
Estampilla postal emitida en 2009
  • Alrededor del año 1890, se publicó en Alemania Struwelliese (Elisa la Desgreñada) por el Dr. Julius Lüthje con ilustraciones de Franz Maddalena. Se le considera como la contraparte femenina de Pedro Melenas para las niñas, ya que presentaba "defectos típicamente femeninos", como la curiosidad y el chisme.[7]
  • En 1941, el Daily Sketch de Londres publicó una serie de caricaturas políticas con el título de Struwwelhitler (Hitler el Desgreñado), firmadas por el "Dr. Schrecklichkeit" (El Dr. Terrorífico), pseudónimo usado por la pareja de hermanos ingleses Robert y Phillip Spence, donde personalidades como Hitler, Goering y Mussolini parodiaban a los personajes originales.[8]
  • 'Anti-Struwwelpeter', una parodia del libro, fue publicada en 1970 por el caricaturista alemán de origen polaco F.K. Waechter, en el que sucedían las mismas crueldades, pero ahora no a los niños, sino a sus padres, mientras los chicos contemplaban impasibles los castigos infligidos a sus progenitores intolerantes y empeñados en corregir sus defectos.[9]
  • Una versión con ilustraciones más agresivas, orientadas al público adulto con amplio criterio, pero manteniendo los textos de Hoffmann, fue publicada en 1999 bajo el título Struwwelpeter: Fearful Stories and Vile Pictures to Instruct Good Little Folks (Struwwelpeter: Historias temibles e imágenes viles para instruir a los pequeños) Incluye la advertencia: ¡Este libro infantil no es para niños!.[10]
  • “Der Burgerpaul” (“La Hamburgesa Paul”)- apareció en el año 2007 con el texto e ilustrciones del artista y diseñador Español-Alemán Miguel Angel Silva-Höllger. Èste libro es una adaptación moderna de “Der Struwwelpeter“, quer fué creado e ilustrado en el año 1845 por el Dr. Heinrich Hoffmann.[15] En el año 2013 aparéce la 4. edición, revisada y actualizada de la “Burgesapaul”. “La Burgesapaul“ Tráta de 10 jovenes con nombres muy actuales y de los problemas más corrientes de éstos adolescentes. Éste libro contiene las siguientes historias: “La Hamburgesa Paul“, Las historias de Leonie de extrema derecha, El homicída Lucas, La Alcopop Laura, El apático León, La pandílla-Anna, El aubsente en las clases Tim, La humeánte Lea, El Internet Jonas y La historia de la timbradora Emily. Éstos 10 jóvenes señálan de una forma muy erjermplar, cómo la insensatez, el mal comportamiento, la falte de valores y principios morales de una parte de la juventud de hoy, ponen en pelígro so via y también la de otros. [16]

Bibliografía[editar]

  • Hoffmann, Heinrich. Pedro Melenas: Historias muy divertidas y estampas aún más graciosas. (Tútulo Original: Der Struwwelpeter) Traductor: Víctor Canicio. Editorial: José J. de Olañeta. Palma de Mallorca, España. 1987. ISBN 978-84-7651-403-0; EAN 9788476514030. 64 pp.
  • Smith-Chalou, Barbara. Struwwelpeter: Humor or Horror? - 160 years later. Lexington Books. Lanham, MD. USA. 2007. ISBN 0-7391-1664-9; 9780739116647. 99 pp.

Referencias[editar]

  1. Lluch, Gemma (2004). Grupo Editorial Norma Bogotá, Colombia.. ed. Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles. (Serie Catalejo). pp. 384. ISBN 958-04-8192-X. 
  2. Struwwelpeter-Museum (ed.): «Wer war Heinrich Hoffmann?» (en alemán). Consultado el 19-02-2009.
  3. Encyclopædia Britannica (ed.): «Encyclopædia Britannica: "Heinrich Hoffmann"» (en inglés). Consultado el 20-12-2008.
  4. Virginia Commonwealth University, Department of Foreign Languages (ed.): «Struwwelpeter -translated by Mark Twain» (en inglés). Consultado el 10-10-2008.
  5. Cotton, Penni (2000). Trentham Books. United Kingdom.. ed. Picture Books Sans Frontières. pp. 145. ISBN 1-85856-183-3. 
  6. Hamburger Abendblatt (ed.): «Der Struwwelpeter will nicht sterben» (en alemán). Consultado el 11-05-2009.
  7. Universitätsbibliothek Braunschweig (ed.): «Angaben zum Dokument: Struwelliese.» (en alemán). Consultado el 11-05-2009.
  8. Dr.Schrecklichkeit (2006). Autorenhaus Verlag Frankfurt.. ed. Struwwelhitler – A Nazi Story Book by Dr. Schrecklichkeit. Der Anti-Nazi-Klassiker von 1941. Eingeleitet von Joachim Fest. Editado como un libro de bolsillo (en colaboración con el Museo Struwwelpeter de Fráncfort del Meno), con un prólogo de Joachim Fest. ISBN 978-3-86671-014-6. 
  9. Biblioteca Virtual "Miguel de Cervantes" (ed.): «Las nuevas corrientes de la literatura infantil. Por: Juan Cervera Borrás» (en español). Consultado el 11-05-2009.
  10. Hoffmann, H.; Zipes, J.D. (1999). Feral House, Port Townsend, WA. USA.. ed. Struwwelpeter: Fearful Stories and Vile Pictures to Instruct Good Little Folks. Traducciones de Mark Twain; Ilustraciones de Sarita Vendetta. pp. 111. ISBN 0-922915-52-0; 9780922915521. 
  11. Curtain Up (ed.): «Shockheaded Peter Makes a Comeback, by Elyse Sommer» (en inglés). Consultado el 19-02-2009.
  12. Official website of Alexandros Mouzas (ed.): «Struwwelpeter: A musical tale» (en inglés). Consultado el 19-02-2009.
  13. martin-baerenz.de (ed.): «Familienkonzerte: Struwwelpeter» (en alemán). Consultado el 19-02-2009.
  14. rammstein-portugal.com (ed.): «Pullin' up the Bootstraps: Brian Davis Speaks with Rammstein Leader Richard Kruspe (2006-03-21)» (en inglés). Consultado el 24-03-2008.
  15. Official website of Struwwelpeter Museum (ed.): «Struwwelpeter-Shop» (en alemán). Consultado el 25-09-2013.
  16. Official website of Der Burgerpaul (ed.): «Der Burgerpaul» (en alemán). Consultado el 25-09-2013.

Enlaces externos[editar]

  • Carranza, M. 2007. Tres clásicos entre la obediencia y la desobediencia. Imaginaria. No. 210. versión electrónica.