Coro de niños

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En un coro de niños, las partes de soprano y contralto son cantadas por niños y no por mujeres.

Resumen histórico[editar]

Los coros de niños se remontan una tradición muy antigua. Sus raíces han de buscarse en las capillas (véase a cappella) de la Alta y la Baja Edad Media. Interpretaban música sobre todo en las iglesias, pues hasta el siglo XIX las mujeres tenían prohibido cantar en estos edificios. Los actuales coros de niños continúan ligados a esa tradición de interpretar música sacra.

En cualquier caso, el levantamiento de esa prohibición religiosa y por ende la mayor propagación de coros mixtos no ha desplazado a los coros de niños. En el siglo XX, sobre todo durante la postguerra, se fundaron nuevos coros infantiles.

Los coros de niños en la actualidad[editar]

Los coros de niños pueden estar constituidos sólo por voces de soprano y contralto (como los niños Cantores de Viena o por todas las voces (las de soprano y contralto las cantan niños y las de tenor y bajo, hombres (como el Coro de santo Tomás de Leipzig o el Dresdner Kreuzchor), ya que, al tratarse de niños, con voces limitadas por su edad, es imposible que interpreten las melodías correspondientes a las voces de Bajo, Barítono o Tenor. Muchos cantantes continúan en el coro tras el cambio de voz e interpretan las partes de hombres.

Además de cantar en la liturgia actúan en conciertos y en óperas. Las claras, cristalinas, entrañables voces infantiles aportan al coro un sonido especial. Por otra parte, con estos grupos vocales se atiende a la fidelidad histórica: las Cantatas de Johann Sebastian Bach, por poner un ejemplo de los muchísimos que se pueden citar, no eran concebidas en una interpretación con mujeres para las partes de soprano y contralto, denominadas Cantus y Altus, debido a las razones históricas ya expuestas más arriba. Nikolaus Harnoncourt y Gustav Leonhardt han tenido en cuenta este aspecto en su grabación de las Cantatas de Bach y han empleado a niños tanto en el coro como en las partes solistas, del mismo modo que se hacía entonces. Asimismo, hay personajes infantiles en grandes óperas, como por ejemplo en La Flauta Mágica de Wolfgang Amadeus Mozart (los tres niños), Pelléas et Mélisande de Claude Debussy (Yniold), The turn of the screw de Benjamin Britten, Orfeo ed Euridice de Christoph Willibald Gluck (Amore), etcétera. Renombrados solistas de célebres coros de niños han intervenido magistralmente en estas óperas, siendo proverbial al respecto la actuación del Coro de Niños de Tölz (Tölzer Knabenchor).

Panorama[editar]

Un gran problema que se presenta actualmente a los coros de niños es el adelanto del cambio de voz. Mientras que hasta el siglo XIX los jóvenes podían cantar como soprano y contralto aun con 17 años o más, hoy día el límite se encuentra en los 12-13 años. Como consecuencia, los niños disponen de menos tiempo para cantar en estos coros y el fenómeno supone además la pérdida de jóvenes experimentados.

Enlaces externos[editar]