Rabieta infantil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una rabieta infantil, berrinche o pataleta[1] es un tipo de reacción frenética característica de niños de entre 16 meses y tres años. Prototípicamente, consiste en un fuerte ataque de ira que incluye protestas, lloros e, incluso, el tirarse al suelo. La rabieta ocasional en los niños se considera parte de su proceso normal de maduración y se origina en una frustración por no poder imponer su voluntad. La desproporción y una excesiva frecuencia de las rabietas acompañadas de violencia hacia sí o hacia otros se considera una anomalía psicológica que debe ser consultada a un experto. El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en su quinta edición (DSM-5) indica que los berrinches severos y recurrentes son parte de una enfermedad mental que denomina trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.[1]

Heinz Kohut sostenía que el "núcleo del infante probablemente contiene una parte megalómana-exhibicionista y que las rabietas por frustración representan iras narcisistas"[2] un revés a una inflada imagen de sí mismo. Cuando un niño "se enfrenta a algún tipo de negativa, independientemente de sus justificaciones, dicha negativa automáticamente provoca furia, ya que ofende su sentido de omnipotencia".[3]

Referencias[editar]

  1. a b Emol, Tendencias & Mujer, ¡Ojo! Ahora las pataletas son consideradas un desorden mental, 23 de junio de 2013]
  2. H. and I. Goldenberg, Family Therapy (2007) p. 172
  3. Edmund Bergler in J. Halliday/P. Fuller eds., The Psychology of Gambling (London 1974) p. 182

Bibliografía[editar]

  • Stefanie Reiberger, "Rabietas infantiles", Mente y Cerebro, 36, 2009, págs. 28-31.