Lolita Torres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lolita Torres
Nombre de nacimiento Beatriz Mariana Torres Iriarte
Nacimiento Bandera de Argentina Avellaneda, Argentina
26 de marzo de 1930
Fallecimiento Bandera de Argentina Ciudad de Buenos Aires, Argentina
14 de septiembre de 2002
(72 años)
Ocupación Cantante, actriz
Años activo/a 1942-1993
Familia
Hijo/s Santiago Burastero y Diego, Mariana, Marcelo y Angélica Caccia.
Ficha en IMDb

Lolita Torres (Avellaneda, 18 de diciembre de 1929Ciudad de Buenos Aires, 14 de septiembre de 2002) es el seudónimo de Beatriz Mariana Torres Iriarte, cantante y actriz argentina. Durante su carrera artística de cincuenta años, incursionó en cine, radio, teatro y televisión. Se presentó en Rusia, España y demás países de América Latina, Asia y Europa; filmó casi veinte películas, de entre las cuales se destacan La danza de la fortuna (1944), Ritmo, sal y pimienta (1951), La mejor del colegio (1953) o Cuarenta años de novios (1963).[1] Madre del cantante Diego Torres, se retiró del espectáculo en la década de 1990 por problemas de salud y un mes antes de su muerte, fue declarada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.[2]

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Beatriz Mariana Torres Iriarte nació el 18 de diciembre de 1929 (otras fuentes indican que su nacimiento ocurrió el 26 de marzo de 1930)[3] [4] en el partido de Avellaneda, en Buenos Aires. Hija del telegrafista de ferrocarril Pedro Torres y de Angélica Iriarte, desde su niñez fue llamada Lolita en la intimidad.[5] A la edad de cinco años debutó con un cuadro musical español en el Teatro Avenida y luego,[1] participó en múltiples festivales escolares. A los ocho años, luego de aprender varias canciones españolas, fue registrada en la Academia Gaeta de Baile y a su vez, estudió canto. En 1940, ganó un concurso organizado en Radio Splendid y fue escuchada por el actor español Manolo Perales, a quien le agradó su presentación.[6]

En 1942, luego de convencer a sus padres, fue partícipe de la obra teatral Maravillas de España, llevada a cabo en el Teatro Avenida bajo la dirección de Ramón Zarzoso.[7] Con el permiso de un juzgado de menores, Torres comenzó a actuar. A principios de la década de 1940, realizó su primer disco simple de 78 rpm con temas como «Te lo juro» y «El gitano Jesús».[6] Debido a sus múltiples actividades, debió abandonar la escuela y continuar sus estudios con una profesora particular. Continuamente, se presentó en estaciones de radio como Belgrano, El Mundo y Splendid y en teatros como El Tronío.[8]

Comienzos profesionales[editar]

A los 14 años, incursionó como una villana en la película La danza de la fortuna (1944), dirigida por Luis Bayón Herrera y con la protagonización de Luis Sandrini y Olinda Bozán. Luego, un mes antes de que Torres cumpliera 15 años, su madre, Angélica, murió debido a una serie de hemorragias en el hígado producto de una caída (anteriormente le habían extraído el bazo).[5] En 1946, firmó contrato con Radiotour para trabajar con Pepe Biondi, actuó en la revista Reunión de estrellas en Paraná y Corrientes, de Carlos A. Petit, y realizó presentaciones en la Isla Suárez, en Brasil.[5]

Ricardo Passano y Lolita Torres en Ritmo, sal y pimienta (1952).

Dos años después, en 1948, tuvo su primer protagónico cinematográfico en Ritmo, sal y pimienta, que se estrenó en 1951. En aquella comedia, que contenía cuadros musicales, actuó junto a Ricardo Passano (h), quien fue el único actor que la besó en una película, ya que al padre de Torres no le agradaban ese tipo de escenas.[5] El escritor Luis Trelles Plazaola sostuvo que la razón del éxito de aquella producción «se debió gracias a la popular Lolita Torres.»[9] A fines de la década de 1940, ya era una figura reconocida y con gran apoyo por parte de la crítica y el público.[5]

Consagración[editar]

Posteriormente, contratada por la empresa General Belgrano,[1] intervino en diversos filmes como El mucamo de la niña (1951) y La niña de fuego (1952). Apenas finalizó su contrato con aquella compañía, los hermanos Mentasti la convocaron para que participara en La mejor del colegio (1953), con Nelly Láinez, y La edad del amor (1954), entre otras (muchas de las cuales estuvieron dirigidas por Julio Saraceni y con la actuación de Alberto Dalbes).[1] Desde 1955 a 1958 encabezó películas que fueron dirigidas principalmente a jóvenes y adolescentes: La hermosa mentira, la comedia romántica Novia para dos, Amor a primera vista, con Osvaldo Miranda, y Un novio para Laura. El redactor Nicolás Llobet expresó: «Más allá de sus virtudes artísticas, el público y sus colegas supieron reconocer en Lolita Torres a un ser humano notable.»[7]

En 1961, viajó a la Unión Soviética, invitada para participar en el Festival de Cine de Moscú, donde comenzó a adquirir relevancia entre el pueblo ruso. En la URSS tenía popularidad desde años antes, cuando se había estrenado La edad del amor, que fue vista por un millón de espectadores.[8] Además, visitó al país en numerosas ocasiones. Sus giras en el extranjero fueron tan populares que Rodión Schedrín, esposo de la bailarina Maia Plissetskaya, le escribió una ópera española titulada «Lolita», que luego se estrenó en Noruega.[5] Por otra parte, también se presentó activamente en Estados Unidos, Pretoria, Canadá, Cuba, entre otros sitios.[8] El escritor Jorge Asís, escribió: «Era notable la pasión que aún despertaba Lolita Torres, una argentina agallegada que había atravesado el corazón virginal de todas las rusas. Les había renovado la existencia de sentimientos...»[10]

Siempre me gustaron Gardel, Julio Sosa y, entre las mujeres, Mercedes Simone. Pero, pese a que crecí en el tango tradicional, estoy abierta a los nuevos giros que sufre el género. Nadie debe estancarse sobre todo en lo artístico. De lo nuevo perdurará aquello que sea auténtico.

Lolita Torres.[8]

Como cantante, Torres interpretó, por lo general, un repertorio principalmente compuesto por temas musicales españoles, de entre los que se destacan: «Cielo andaluz», «Ojos verdes», «La bien paga», «Dulce Cataluña», «No me mires más», «Te lo juro yo», «Si vas a Calatayud», «Martirio», «Mala entraña», «Coimbra divina» o «Sevillanas del Espartero». Sobre sus interpretaciones, Miguel de Molina comentó: «Transmitía; impuso un estilo, nadie pensaba en su voz cascadita.»[11] Durante toda su carrera musical, brindó reediciones de «Caminito» y cantó composiciones de autores como Ariel Ramírez, Eladia Blázquez, Silvio Rodríguez, Waldo de los Ríos, Charly García y Víctor Heredia, entre otros.[7] A su vez, ofreció melodías criollas de Polo Giménez y de músicos internacionales, como Sting, cuyo tema «Fragilidad» fue interpretado por Torres. Entre otras tonadas representadas por Torres se hallan «Música en la noche» (de El fantasma de la ópera) o «Memory» (de Cats).[11] Durante sus últimas décadas solía presentarse con Ariel Ramírez y el pianista Oscar Cardozo Ocampo. Ya en los años 1970, decidió cambiar su repertorio centrándose en el tango, uno de sus géneros preferidos; así, versionó algunos temas clásicos como «El día que me quieras», de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, y «Milonga sentimental». El escritor Roberto Blanco Pazos la definió como la «Reina absoluta del género español.»[1]

El artista necesita evitar encasillamiento, por eso decidí un día no cantar únicamente temas españoles. A esa actitud me llevó el deseo de evolucionar. Ahora, por ejemplo, me encanta volver a la actriz.

Lolita Torres.[8]

En el medio televisivo, encabezó el ciclo La hermana San Sulpicio, donde interpretó a una monja y se transmitió por el canal Teleonce. Formó también parte de los elencos de Señorita Medianoche, Como dos gotas de agua, Mariana, Gorrión, Sangre y arena, etc. En teatro protagonizó piezas como Zazá en 1946 y Según pasan los años, de 1968. Con Juan Carlos Mareco y Délfor Medina actuó en la comedia musical Ladroncito de mi alma y con Analía Gadé en Petit Café.[1]

Sus últimas películas, comprendidas entre 1963 y 1973, tuvieron un modesto éxito en Argentina. Su película preferida, Cuarenta años de novios (1963), de Enrique Carreras, le permitió llevar a cabo un personaje mucho más dramático en comparación con otras caracterizaciones realizadas anteriormente.[1] Su papel ahí significó uno de sus trabajos cinematográficos más importantes. Luego, interpretó a Laura en Pimienta, con Luis Sandrini, donde representó en una escena la canción «La Bamba», de Ritchie Valens. En la década de 1970, solo tuvo dos oportunidades para trabajar en cine; una acompañando a Elena Lucena en Joven, viuda y estanciera (1970) y otra, en Allá en el norte (1973), filmada en la provincia de Jujuy con guiones de Luis Saslavsky y Abel Santa Cruz.[12] Adriana Puiggrós, en uno de sus libros, publicó: «Algunas películas de Lolita Torres así como de la entonces juvenil Mirtha Legrand fueron calificadas como "sólo para mayores", por ciertas "audacias" no aptas para los jóvenes, aunque "no malas"; ninguna atentaba contra los "valores tradicionales."»[13]

Últimos años[editar]

Con el paso de los años, su trabajo disminuyó pero aún así editó dos discos («Recital» de 1977 y «Hoy» de 1988) y participó, junto a Charly García, en el álbum homónimo que el cantante editó en 1990, cantando «Filosofía barata y zapatos de goma».[12] El 19 de mayo de 1992, cumplió sus «50 años con el arte» y los celebró con una imponente ceremonia llevada a cabo en el Luna Park, a la cual asistieron Charly García, León Gieco, Jaime Torres, Mercedes Sosa, Antonio Tarragó Ros, Víctor Heredia, Ariel Ramírez, Patricia Sosa, Luis Landriscina, Oscar Cardozo Ocampo, Andrés Percivale y Antonio Agri, quienes le brindaron uno de sus últimos homenajes.[5]

En 1993, condujo por TV su propio ciclo, Dale, Loly, una tele comedia transmitida por Canal 9 con el acompañamiento de sus cuatro hijos. El programa se mantuvo solamente durante un mes y medio, ya que debió suspenderlo por problemas de salud: fue operada de cataratas y padeció una angina de pecho.[5] Luego, en el mismo año, tuvo una descompensación cardíaca por la cual debió ser internada y poco después, se le diagnosticó fiebre reumatoidea que derivó en una delicada artrosis generalizada que le producía fuertes dolores y le obligó a reducir notablemente sus actividades y apariciones públicas.[8] Su última aparición fue en 1996, cuando rindió una entrevista a la revista de interés general Caras y apareció, junto a su hijo Diego, en un programa conducido por Julián Weich.[5]

Me siento madura, vital, con inquietudes, con deseos de brindarle a los espectadores, y a mí misma, algo más. Si una no anhela hacer cosas nuevas, una envejece, muere por dentro.

Lolita Torres.[8]

En agosto de 2002, fue declarada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires por una iniciativa del diputado porteño Guillermo Oliveri, que destacó «la calidad humana y profesional de la señora Torres, que son amplias y reconocidas tanto en el ámbito nacional como en el internacional». El acto se llevó a cabo en el Salón Dorado de la Legislatura comunal y contó con la presencia del esposo de la actriz, Julio Caccia, su hijo Marcelo, Jorge Barreiro, Osvaldo Miranda, Jorge Luz, Carmen Barbieri, Santiago Bal, Mercedes Carreras y Eduardo Bergara Leumann, sin la participación de Torres, ausente por su enfermedad.[14]

El 28 de agosto, fue ingresada en terapia intensiva a raíz de un edema pulmonar que empeoró su condición de salud.[15] El 2 de septiembre, sufrió una crisis cardíaca por insuficiencia respiratoria agravada por su edema y la artritis reumatoidea, que la obligaron a utilizar un respirador mecánico.[16] Falleció el 14 de septiembre de 2002 a los 72 años de un paro cardiorrespiratorio en el Hospital Español, donde se hallaba internada desde hacía tres semanas, a las 9.20 h.[17] Sus restos fueron inhumados a las 10.30 h del día siguiente en el Panteón de la Asociación Argentina de Actores del cementerio de la Chacarita, ante una gran multitud que se acercó para darle el último adiós.[18] A su funeral, asistieron Osvaldo Miranda, Miguel Ángel Rodríguez, Jorge Barreiro, Carmen Barbieri, Santiago Bal, Pinky, Rolo Puente, entre otros. Luego de enterarse la noticia de su muerte, su esposo, Julio Caccia, sufrió una descompensación cardíaca y debió ser internado en terapia intensiva.[19]

En 2005 la Fundación Konex le confiere un Diploma al Mérito postmortem por su larga trayectoria com cantante de pop/balada.

Vida privada[editar]

Principios de la década de 1950, inició un noviazgo con Juan Carlos Mareco, con quien había compartido cartel en Ladroncito de mi alma. Sin embargo, el padre de la actriz desaprobó a la pareja porque Mareco acababa de divorciarse de su primera esposa. Años después, el propio actor admitió que fueron novios y que abandonó a su mujer por ella.[7]

En agosto de 1957, Torres contrajo matrimonio en una parroquia de Belgrano con Santiago Rodolfo Burastero, a quien definió como su «amor verdadero.» La luna de miel la realizaron en Europa y luego, la actriz tuvo su primer hijo: Santiago Ezequiel. Durante un viaje a Mar del Plata, invitada para brindar una nota periodística sobre el Festival Internacional de Cine, Torres y su marido sufrieron un grave accidente automovilístico en el kilómetro 357 de la Ruta 2.[7] La actriz tuvo una luxación en su columna vertebral, pero su esposo permaneció internado en estado inconsciente durante una semana y luego de una operación, murió. El hecho causó gran conmoción.[5]

En diciembre de 1961, se casó con Julio Lole Caccia, un joyero amigo de Burastero, algo que fue muy criticado ya que apenas había pasado un año desde el trágico deceso de su primer marido. Con Caccia, tuvo cuatro hijos: Angélica, Marcelo, Mariana y Diego, quienes se dedicarían también a la música y al baile.[1] En 2010, Caccia murió a los 79 años luego de una larga enfermedad.[20]

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h Blanco Pazos, Roberto (2008). Diccionario de Actrices del Cine Argentino Segunda Edición (1933-1997) (2 edición). Argentina: Corregidor. pp. 234–235. ISBN 978-950-05-1787-4. 
  2. «Buenos Aires no se olvida de Lolita Torres» diario La Nación, 10 de julio de 2002. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  3. «Adiós a Lolita, leyenda de los años dorados». Mendoza: diario Los Andes (15 de septiembre de 2002). Consultado el 29 de marzo de 2011.
  4. «Diego Torres». Protagonistas únicos. Episodio 5. Temporada 2. Buenos Aires: Telefé. 2010. min. 60. 
  5. a b c d e f g h i j «La dama que jamás se dejó besar por un galán». revista Caras (1080). 2002. 
  6. a b Cecinini, Azul (26 de marzo de 2005). «Lolita Torres, con el talento a flor de piel». Argentina: diario La Nación. Consultado el 28 de marzo de 2011.
  7. a b c d e Llobet, Nicolás (2002). «El encanto de una estrella inolvidable». revista Pronto (320). ISSN 0329-2290. 
  8. a b c d e f g Freire, Susana (15 de septiembre de 2002). «Lolita Torres: una voz que les cantó a los corazones». Argentina: diario La Nación. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  9. Luis Trelles Plazaola: South American cinema: dictionary of film makers, La Editorial, UPR, 1989.
  10. Jorge Asís: Sentido de la vida en el socialismo, Editorial Sudamericana, 2000. ISBN 9789500719025
  11. a b Vinelli, Aníbal M. (15 de septiembre de 2002). «Una leyenda de los años dorados». Argentina: diario Clarín. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  12. a b «Falleció Lolita Torres, un emblema del cine argentino». Rosario: diario La Capital (15 de septiembre de 2002). Consultado el 29 de marzo de 2011.
  13. Adriana Puiggrós: La Educación en las provincias (1945-1985), Editorial Galerna, 1997, p. 94. ISBN 9789505563647
  14. «Lolita Torres, ciudadana ilustre de Buenos Aires» diario La Nación, 20 de agosto de 2002. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  15. «Lolita Torres está internada en terapia intensiva». Argentina: diario La Nación (28 de agosto de 2002). Consultado el 9 de abril de 2011.
  16. «El estado de salud de Lolita Torres continúa estable» diario La Nación, 2 de septiembre de 2002. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  17. «Falleció Lolita Torres». Argentina: diario La Nación (14 de septiembre de 2002). Consultado el 27 de marzo de 2011.
  18. «Inhumaron los restos de Lolita Torres» diario La Nación, 15 de septiembre de 2002. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  19. «El marido de Lolita Torres fue internado» diario La Nación, 14 de septiembre de 2002. Consultado el 27 de marzo de 2011.
  20. «Murió el padre de Diego Torres». Argentina: diario La Nación (23 de agosto de 2010). Consultado el 27 de marzo de 2011.

Enlaces externos[editar]