Edema pulmonar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Edema Pulmonar
Lungs open.jpg
Pulmones sanos.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 J81
CIE-9 514
CIAP-2 R99
MedlinePlus 000140
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
Sinónimos
  • Edema agudo de pulmón
  • Edema agudo pulmonar
  • Edema pulmonar agudo
  • Edema de pulmón
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

Un edema pulmonar es una acumulación anormal de líquido en los pulmones, en especial los espacios entre los capilares sanguíneos y el alvéolo, que lleva a que se presente hinchazón.

Etiología[editar]

El edema pulmonar generalmente es causado por insuficiencia cardíaca. A medida que el corazón deja de funcionar, la presión en las venas que van al pulmón comienza a elevarse y, por lo mismo dicha presión se incrementa, el líquido es impelido hacia los alvéolos. Este líquido se comporta como una barrera que interrumpe el movimiento normal del oxígeno a través de los pulmones, provocando dificultad para respirar.[1]

También puede ser causado por una lesión directa en el pulmón, por un gas venenoso (común en los incendios productores de grandes humos) o una infección grave. El daño pulmonar y la acumulación de líquido, que es generalizado en el cuerpo también se observa en la insuficiencia renal, por las grandes pérdidas de proteínas y la consecuente disminución de la presión oncótica en la sangre en comparación con el espacio intersticial.

El edema pulmonar puede ser una complicación de un ataque cardíaco, filtración o estrechamiento de las válvulas cardíacas (tricúspide o mitral) o cualquier enfermedad cardíaca que ocasione ya sea debilitamiento o rigidez del músculo cardíaco (miocardiopatía)[2]

Fisiopatología[editar]

La función pulmonar mecánica se ve alterada por disminución de la distensibilidad pulmonar y por resistencia aumentada de las vías aéreas causado por el edema intraductal, broncoconstricción refleja y el establecido edema intersticial. En la fase temprana se nota hipoxemia por disminuida capacidad de difusión de oxígeno, alteración de la ventilación/perfusión y pequeños shunt. La presión parcial de CO2 en principio permanece normal o ligeramente disminuida por estimulación de receptores pulmonares: quimioreceptores por baja presión parcial de O2 y por receptores de estiramiento estimulados por el edema ocupante.

En la fase tardía, con hipoxemia moderada, se produce hipercapnia, acidosis respiratoria y depresión del centro respiratorio.

Clasificación[editar]

El edema pulmonar según su localización, puede ser:

  • Intersticial
  • Alveolar

Según la causa que lo origina se clasifica en:

  • Hemodinámica
- Insuficiencia ventricular izquierda o enfermedad mitral.
  • Pulmón de shock, por aumento de la permeabilidad capilar.

Clínica[editar]

  • Dificultad o insuficiencia respiratoria, es la sensación de "falta de aire" o "asfixia".
  • Sonidos roncos al respirar
  • Sibilancias
  • Dificultad para respirar al acostarse, lo que hace que el paciente necesite dormir con la cabeza levantada o usar almohadas adicionales.
  • Tos
  • Ansiedad, inquietud
  • Sudoración excesiva
  • Piel pálida

Otros síntomas asociados con esta enfermedad son:

  • Aleteo nasal
  • Expectoración sanguinolenta
  • Incapacidad de hablar
  • Disminución en el nivel de conciencia.

Diagnóstico[editar]

El médico llevará a cabo un examen físico y utilizará un estetoscopio para auscultar los pulmones y el corazón. El paciente puede presentar:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Sonidos crepitantes en los pulmones o sonidos cardíacos anormales.
  • Palidez o coloración azulosa de la piel.

Los posibles exámenes son:

  • Niveles de oxígeno en la sangre: bajos en pacientes con edema pulmonar.
  • Una radiografía de tórax que puede revelar líquido en o alrededor del espacio pulmonar o un agrandamiento del corazón.
  • Ecografía del corazón (ecocardiograma) que puede mostrar un músculo cardíaco débil, filtración o estrechamiento de las válvulas cardíacas o líquido rodeando el corazón.

Tratamiento[editar]

El oxígeno se administra por medio de una mascarilla o de diminutas cánulas plásticas colocadas en la nariz. Igualmente, se puede poner un tubo de respiración en la tráquea y es posible que se necesite un respirador (máquina de respiración).

Es preciso identificar y tratar rápidamente la causa del edema. Por ejemplo, si un ataque cardíaco ha causado la afección, se debe tratar y estabilizar el corazón.

Así mismo, se pueden administrar diuréticos como furosemida (Lasix) para ayudar a sacar el exceso de agua a través de la orina. De igual manera, se pueden usar otros medicamentos para fortalecer el músculo cardíaco o para aliviar la presión en el corazón.

Pronóstico[editar]

Aunque el edema pulmonar puede ser una afección potencialmente mortal, con frecuencia se puede tratar y la recuperación depende de lo que lo esté causando.

Complicaciones[editar]

Algunos pacientes pueden necesitar el uso de un respirador durante un tiempo prolongado.

Situaciones que requieren asistencia médica[editar]

Es necesario acudir a la sala de emergencias o llamar al número local de emergencias si se presentan problemas para respirar.

Prevención[editar]

Si la persona padece una enfermedad que puede llevar a un edema pulmonar, debe asegurarse de tomar todos los medicamentos de acuerdo con las instrucciones del médico.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. MedlinePlus. Edema Pulmonar.
  2. HealthBasis.com - en español. [1]