Urgencias hospitalarias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las urgencias hospitalarias surgen cuando los hospitales empiezan a pasar a manos de la administración pública en el siglo XVIII. Se produce entonces un intento de separación de los pacientes según su nivel de gravedad y su tipo de patología. Como tales las urgencias médicas aparecen por primera vez en los campos de batalla, a principios del siglo XIX, como una respuesta a la necesidad de una rápida recuperación de los soldados.

En la actualidad estos dos puntos se siguen encontrando en la "ciudad urgencias", es decir, tanto dentro como fuera del hospital. En el interior urgencias se divide en zonas que interactúan a la vez, con protocolos claramente diferenciados, y en el exterior urgencias sale a la calle a través de las ambulancias y llega a su máxima expresión en la U.V.I. móvil.

Índice

Sala de espera[editar]

Es el cubiculo en el cual los pacientes esperan o hacen la preinteracion con el médico dependiendo de la gravedad de su patología, su mayor prioridad es ser atendidos en el menor tiempo posible. En esta zona para que la espera sea más agradable existen una serie de dispositivos, entre los que destacan los asientos, que permiten una mayor comodidad a todos los usuarios de la sala de espera.

Dispositivos tecnológicos[editar]

Los dispositivos tecnológicos que aparecen en la sala de espera, tienen como objetivo principal hacer más agradable la estancia de los usuarios de la misma.

Asientos[editar]

Se podría decir que son el dispositivo más importante de la sala de espera, es el que proporciona mayor comodidad a los usuarios junto con las condiciones climáticas de la sala de espera. Este dispositivo ha ido evolucionando según los avances técnicos, en un principio eran de madera, pero con la aparición de los materiales poliméricos, se sustituyó la madera por éstos porque ofrecen mejores cualidades en cuanto a limpieza y comodidad.

Altavoz[editar]

Es el dispositivo que se emplea para llamar a los enfermos o acompañantes. Aunque no es estrictamente necesario, porque se podría encargar una persona de ir a la sala de espera a avisar a los mismos, como se hacía hasta 1877. Este aparato facilita el trabajo de los enfermeros.[1]

Máquinas expendedoras[editar]

En ellas se venden productos como bebidas, snack, galletas, sándwich, café, sin que exista un vendedor de por medio. Ofrecen un entretenimiento más a los usuarios de la sala de espera.[2]

Televisión[editar]

También es un dispositivo muy importante en la sala de espera, porque aporta el mayor entretenimiento a los usuarios.

Móvil[editar]

El teléfono móvil actúa como elemento de comunicación con el exterior de la sala de espera, normalmente lo usan los acompañantes para comunicar a otros familiares el estado del enfermo. 9612796159

Tablón de anuncios[editar]

Es un elemento que al mismo tiempo que sirve de entretenimiento a los usuarios de la sala, sirve para transmitir información interesante relacionada con períodos de vacunaciones, donaciones de sangre, epidemias…

Sistema de climatización[editar]

El sistema de climatización aporta confort térmico a los usuarios de la sala de espera, permite que durante todo el año se consiga un mismo clima interior de la sala.

Iluminación artificial[editar]

La iluminación permite que la sala de espera pueda ser usada a lo largo de todo el día aportando luz cuando ya que no hay luz natural.

Usuarios[editar]

Enfermos[editar]

Son las personas que tienen alguna patología y acuden a urgencias para ser atendidos por un médico y conseguir un diagnóstico.

Acompañantes[editar]

Sólo pueden permanecer en la sala de espera y en la entrada de urgencias.

Indigentes[editar]

Son personas que no tienen vivienda propia e intentan encontrar un lugar donde pasar la noche, e incluso donde asearse. A determinadas horas de la noche podría aparecer un indigente en la sala de espera. En la Edad Media los conventos eran usados de hospitales, hospicios y escuelas al mismo tiempo, pero en la actualidad están separados estos tres usos, por lo que a la mayoría de los usuarios de urgencias le resulta extraño ver un indigente allí que no vaya a ser atendido por el médico.

Entrada[editar]

Se trata de un vestíbulo intermedio entre la sala de espera y las demás dependencias de urgencias por el que todos los usuarios tienen que pasar obligatoriamente para conseguir llegar a las demás zonas.

En esta zona debe existir una zona de paso libre en la que situarán a enfermos que vayan a urgencias en ambulancias y que no puedan estar sentados en los asientos de la sala de espera. Frente a la entrada se sitúa la recepción, que es el lugar donde se obtiene toda la información de la zona de urgencias que no es de libre acceso, junto con la información del historial clínico del paciente.

La recepcionista es la primera persona de urgencias que tiene contacto con los usuarios de la sala de espera. Maneja todos lo datos de los pacientes, que en la actualidad se encuentran recopilados en un ordenador, pero que hasta 1936 (apareción del primer computador) se encontraban recogidos en formato papel. A medida que la informática ha ido evolucionando tecnológicamente, se han ido usando programas más avanzados en la recepción de urgencias que facilita el trabajo de la recepcionista.

En la actualidad, cuando un paciente llega a urgencias, le da sus datos a la recepcionista, y automáticamente el ordenador obtiene el historial clínico del paciente. Seguidamente la recepcionista hace una serie de preguntas al paciente para elaborar un primer diagnóstico que será creado automáticamente por el ordenador y que servirá para situar al paciente en la línea de color que le corresponda según su patología. Este proceso es un protocolo inicial por el que todos los enfermos deben pasar para ser atendidos por un médico.

De la misma manera las tarjetas sanitarias de la Seguridad Social también han servido para facilitar el trabajo de las recepcionistas, ya que con introducir el código de la tarjeta de un paciente se puede acceder también a su historial clínico.

En determinadas epidemias, como actualmente la gripe A, es en la recepción en la que se determina en primer lugar si debido a unas determinadas características de la patología el enfermo es sospechoso de tener esa enfermedad y se le da una mascarilla para prevenir el contagio a los demás usuarios.

Paso intermedio[editar]

Es la zona intermedia entre la recepción y la zona de pruebas y consultas, aparece aquí la figura del celador. El celador es la persona que ayuda, o que directamente mueve mediante sillas de ruedas o camas, a enfermos que no pueden hacerlo por si mismos. El celador dispone de sillas de ruedas y camillas con ruedas.[3]

Estos dos dispositivos han facilitado, con su evolución técnica, enormemente el trabajo del celador. En el paso intermedio también aparece la figura del guardia de seguridad, que se encarga de evitar o disolver los conflictos que puedan aparecer en urgencias, habitualmente entre accidentados de tráfico que se encuentran en urgencias.[4]

Triage[editar]

En esta zona, un enfermero realiza pruebas iniciales a la mayoría de los enfermos que van a urgencias. Consisten en tomar la temperatura, la tensión arterial, frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno, etcétera. Se realiza una exploración rápida, se recogen antecedentes, alergias, toma de medicamentos y se tipifica el motivo de consulta. El paciente es clasificado según su gravedad y derivado al servicio correspondiente (trauma, cuarto de paradas, cortinas o boxes, etcétera).

Termómetro[editar]

El termómetro de mercurio fue inventado por Daniel Gabriel Fahrenheit en 1714. Es un tubo de vidrio sellado que contiene un líquido, generalmente mercurio o alcohol coloreado, cuyo volumen cambia con la temperatura de manera uniforme. Este cambio de volumen se visualiza en una escala graduada. Por los problemas de toxicidad del mercurio, se han ido sustituyendo los termómetros de mercurio por termómetros digitales. Los termómetros digitales funcionan mediante sensores térmicos.

Tensiómetro[editar]

El primer registro histórico de una medición de la presión arterial fue descrito en 1733 por el veterinario y fisiólogo británico Stephen Hales. Ante la especulación de que existía una presión arterial, Hales describe con precisión su decisivo experimento que lleva a cabo con una yegua viva, en la que mide con un tubo elevador la presión sanguínea pulsante de la arteria femoral. De vez en cuando deja salir un poco de sangre y determina la presión sanguínea, hasta que el animal muere. La pérdida progresiva de sangre tiene su reflejo directo en el correspondiente descenso de la presión sanguínea. La medición de la presión arterial en un ser humano se realizó en 1847, cuando Carl Ludwig inserta un catéter en una persona.

Ante la necesidad de encontrar un método no invasivo para medir la presión arterial muchos científicos se dieron a esta tarea, que dio sus primeros frutos en 1855; Kart Vierordt descubre que el pulso arterial puede ser obliterado ejerciendo cierta presión sobre ella. Él utiliza un mango inflable para producir estos resultados. Para 1881, Samuel Siegfried Karl Ritter von Basch inventa el tensiómetro, una bolsa llena de agua conectada a un manómetro, que tuvo poco éxito en su época. En 1896, Scipione Riva-Rocci desarrolla el primer tensiómetro de mercurio, que fue ampliamente aceptado y mejorado por los médicos de la época, aunque solo se utilizaba para determinar la presión sistólica, por palpación. En 1905, Nikolai Korotkoff fue el primero en observar los sonidos en ciertos puntos donde el mango se inflaba y desinflaba; los ahora llamados ruidos de Korotkoff se utilizan para la medición de la presión sistólica y diastólica.

En los años 90 aparece el tensiómetro digital, que puede ser de muñeca o de brazo, pero que tienen el mismo funcionamiento. El tensiómetro digital tiene el mismo proceso de medición que el tensiómetro normal, solo que el proceso es mecanizado y no se precisa del estetoscopio.

Todos la información que se recoge en la zona de triaje se recoge en un ordenador que, según un protocolo de actuación envía al paciente a una línea de color distinta según su gravedad. Además, al paciente se le pone una pulsera en la que aparecen los datos tomados que puede necesitar el médico para dar su diagnóstico.

Parada[editar]

A esta zona pasan los pacientes con parada cardiorrespiratoria, además de cualquier paciente que no esté estabilizado y tenga un cuadro muy grave. Cuando llega a urgencias un aviso de parada, se enciende una alarma con luz roja, y un médico, junto con un enfermero de cada zona, se prepara inmediatamente para cuando llegue el paciente al box. Este paciente pasa directamente de la ambulancia, por la entrada de urgencias y a la sala de parada. En el caso de una parada cardiorespiratoria, el paciente se conecta a un medidor de pulsaciones, se le suministra una inyección de adrenalina; en primer lugar se intenta reanimarlo a base de primeros auxilios, y si no reacciona se pasa a la reanimación con un desfibrilador.

Este tipo de paciente habitualmente llega al hospital en una ambulancia tipo SVA o SAMU, al necesitar ser tratado durante el camino.

Trauma[editar]

Los primeros ensayos terapéuticos sobre el sistema músculo-esquelético fueron probablemente gestos intuitivos impuestos por la necesidad: contener una hemorragia, curar una herida, inmovilizar una fractura.

En la actualidad se interesa por el estudio de la forma y la función de sistema músculoesquelético y su acción está encaminada contra aquellas afecciones que deforman la arquitectura del cuerpo humano alterando el equilibrio de sus mecanismos y contra aquellas enfermedades de los huesos o tejidos blandos que dan lugar a pérdida de forma o de función.

Valoración clínica: el diagnóstico[editar]

  • Estado de conciencia mediante la aplicación del ADVN (A alerta, D respuesta a estímulos dolorosos, V respuesta a estímulos verbales, N no respuesta)
  • Permeabilidad por vía aérea
  • Frecuencia y función respiratoria
  • Estado circulatorio
  • Tratamiento por medios quirúrgicos (y no quirúrgicos)
  • Rehabilitación

Dispositivos tecnológicos[editar]

Su función es la de ayudar al diagnóstico por parte del médico y la de dotar al paciente de mayor comodidad y menor sufrimiento o dolor.

Radiografía[editar]

Una radiografia es una imagen registrada en una placa o película fotográfica. La imagen se obtiene al exponer dicha placa o película a una fuente de radiación de alta energía, comúnmente rayos X.

Negatoscopio[editar]

Es un aparato para observar placas radiográficas mediante luz transmitida a través de un difusor.

Vendaje[editar]

Elementos de lienzo o de otros materiales utilizados como elástico para la sujeción de segmentos anatómicos.

Férula[editar]

De diversos materiales como polietileno, y las hay enyesados y de malla: Buscan dar soporte parcial a la extremidad y limitar sus movimientos.

Usuarios[editar]

Enfermo[editar]

Todo aquel que presenta una lesión por un agente externo violento, englobándose aquí desde una simple contusión hasta un politraumatismo.

Médico[editar]

Enfermero[editar]

Auxiliar de enfermería[editar]

Guardia de seguridad[editar]

A veces es necesario su intervención en esta área, ya que los pacientes pueden llegar a ella a consecuencia de un accidente de tráfico, una pelea u otra circunstancia que puede provocar enfrentamientos.

Segunda sala de espera[editar]

En esta segunda sala de espera solo se encuentran los enfermos que ya han pasado por triaje y que esperan los resultados de determinadas pruebas, para posteriormente pasar a consulta y ser atendidos por el médico. En esta sala de espera aparecen asientos de características similares a las de los asientos de la sala de espera inicial, y aparece una ventana a través de la que la zona de control de enfermería puede ver a los enfermos.

Control de enfermería[editar]

Zona intermedia de urgencias destinada a los enfermeros, está dotada de un mostrador y un armario archivador donde se encuentran ordenados los historiales. Desde este punto se producen las llamadas a los pacientes que se encuentran en la sala de espera y es aquí donde se les asigna la consulta o zona de urgencias a la que deben acudir.

Dispositivos tecnológicos[editar]

Es aquí donde las nuevas tecnologías más ayudan a la organización del hospital.

Armario historiales[editar]

En él se encuentran archivados los historiales más recientes de urgencias, dentro de los cuales se encuentran las placas o pruebas realizadas al paciente, la historia clínica, los ingresos. Se cuenta con un sistema neumático controlado por ordenador para entregar las drogas, los documentos y los especímenes a y desde laboratorios (análisis especiales que requieren firma expresa del técnico de laboratorio).

Carrito medicinas[editar]

En él se disponen ya preparadas las dosis de medicamentos que los enfermeros deben suministrar a los pacientes a alojados en cortinas (corta estancia).

Piza[editar]

Utilizada para dejar reflejados los casos de los pacientes que se encuentran ingresados en cortinas o pasillos, así como el médico encargado de ellos y las pruebas realizadas.

Ordenador[editar]

En este punto del hospital su función principal es la de ayudar a encontrar la localización de un historial, y la de recibir información de laboratorio (resultados de pruebas que no necesitan firma expresa)

Usureros[editar]

Enfermeros y auxiliares de enfermería[editar]

Es el lugar del hospital desde el que el personal de enfermería recibe las instrucciones del trabajo que debe realizar. Desde allí se encargan desde el suministro de medicamentos hasta de la llamada de pacientes.

Médicos[editar]

Acuden al control de enfermería los médicos de medicina interna que se encuentran en las consultas de urgencias, allí se les asigna el historial del paciente al que deben atender, por orden de urgencia y llegada.

Consulta médica interna[editar]

En ellas se lleva a cabo la revisión al paciente por parte del médico, están en su conocimiento los síntomas descritos por este al llegar a urgencias y los datos aportados por los protocolos seguidos en triaje.

Dispositivos tecnológicos[editar]

En este espacio los dispositivos tecnológicos son escasos ya que la actividad se centra en la observación al paciente y en las decisiones del médico a adoptar en cada caso.

Fonendoscopio[editar]

Aparato acústico usado en medicina y enfermería para la auscultación o para oír los sonidos internos del cuerpo humano. Generalmente se usa en la auscultación de los ruidos cardíacos o los ruidos respiratorios, aunque algunas veces también se usa para objetivar ruidos intestinales o soplos por flujos anómalos sanguíneos en arterias y venas.

Otoscopio[editar]

El otoscopio es una pequeña linterna con un auricular especial. El doctor utiliza el otoscopio para mirar en los oídos o en el interior de la boca.[5]

Armario material[editar]

En él se encuentra almacenado todo el material que pueda ser necesario para el médico así como pequeñas cantidades de medicamentos para que puedan ser suministrados al paciente en un primer momento.

Usuarios[editar]

Médicos[editar]

Pacientes[editar]

Aquellos que no presentan una especial gravedad y que no necesitan una atención urgente.

Pasillo[editar]

Como su nombre indica debería ser sólo una zona de paso en urgencias, pero debido a la gran masificación de esta área del hospital en los pasillos de urgencias es posible encontrar a pacientes en camillas o en sillas de ruedas, esperando a ser atendidos o esperando a que quede una habitación libre y ser subidos a planta. [13] [14] [15] [16]

Farmacia[editar]

Atiende a necesidades de atención farmacéutica y de gestión de medicamentos dentro del hospital. Se encarga de la adquisición de medicamentos, de establecer un sistema seguro y eficaz de dispensación e información a pacientes y personal sanitario. Establece también un sistema de farmacogilancia dentro del hospital que permite la detección de efectos secundarios o reaccines adversas.[6]

Dispositivos tecnológicos[editar]

Ordenador[editar]

Mediante el ordenador se llevan a cabo los recuentos de medicamentos y las existencias de éstos, así como la relación de pacientes y los medicamentos a dispensar a cada uno de ellos.

Código entrada[editar]

Es un lugar del hospital de gran seguridad debido a la presencia en él de sustancias que no deben estar al alcance de personas sin conocimientos médicos y farmacológicos, por lo que para entrar a esta estancia es necesario marcar un código de seguridad.

Usuarios[editar]

Farmacéutico[editar]

Con especialidad en farmacia hospitalaria.

Enfermero[editar]

Encargado de reponer los carritos de medicinas ya preparados de los pasillos y del control de enfermería, así como de suministrar los medicamentos controlados.

Cortinas[editar]

Gran estancia provista de camas, en concreto en el Hospital de Elche hay 30 camas y se pueden formar hasta 25 pasillos (camillas dispuestas en espacios libres y que nos están dotadas de sueros, drenajes… y demás elementos que si encontramos en las camas). Las separaciones entre enfermos son unas simples cortinas, de ahí el nombre que se le da a esta zona de urgencias.

Dispositivos tecnológicos[editar]

Cada una de las camas está provista de dispositivos que ayudan a suministrar la medicación al paciente y a controlar sus constantes.

Goteros[editar]

Se utilizan para controlar la cantidad de fluido que necesita un paciente, ya sea de suero, de medicación.

Toma oxígeno[editar]

Luz/timbre/enchufes[editar]

Usuarios[editar]

Médicos[editar]

A esta zona de urgencias acuden además de los médicos de medicina interna que se encargan del paciente, los especialistas de planta solicitados en casos concretos.

Enfermer@s[editar]

Acuden a suministrar al paciente la medicación ordenada por el médico encargado. Además de las fuciones derivadas del tratamiento médico, realizan técnicas (canalización venosa, extracción de sangre, curas, sondajes, etcétera), controlan las constantes y prestan cuidados de enfermería de forma autónoma.

Auxiliares de enfermería[editar]

Colaboran y ayudan a l@s enfermer@ en los cuidados básicos del paciente.

Celadores[editar]

Son los encargados de trasladar al paciente a planta o a realizarse las pruebas que hayan sido requeridas por el médico.

Paciente[editar]

Se encuentran en cortinas aquellos pacientes que han sido ingresados para una estancia inferior a 24 horas, bien para realizarles distintas pruebas que completen su diagnósticos, bien para mantenerse en información. Podemos encontrar también a aquellos que están esperando que haya una habitación libre en planta para ser instalados.

UCI[editar]

La medicina intensiva es una especialidad médica dedicada al suministro de soporte vital o de soporte a los sistemas orgánicos en los pacientes que están críticamente enfermos, quienes generalmente también requieren supervisión y monitorización intensiva.

Dispositivos tecnológicos[editar]

Ventilación mecánica[editar]

Para asistir a la respiración mediante un tubo endotraqueal o una traqueotomía.[7]

Equipos de hemofiltración[editar]

Para fracaso renal agudo, es una técnica de depuración extracorpórea continua que utiliza el gradiente de presión existente entre la vena y la arteria del paciente (arteriovenosa) o el generado entre dos venas (venovenosa) para hacer pasar la sangre a través de un dializador de baja resistencia y extraer líquido, electrolitos y solutos, no ligados a proteínas.[8]

Monitor cardiovascular[editar]

El uso de monitores permite controlar las funciones vitales y complementan nuestra función. La monitorización no siempre implica gravedad sino la necesidad de un control exhaustivo de las funciones vitales. Como parámetros de la monitorización cardíaca, trataremos la F.C, F.R. y pulsioximetría.[9]

Vías endovenosas[editar]

Su función es administrar el fármaco directamente al torrente circulatorio, facilitando una absorción más rápida y la obtención de concentraciones plasmáticas altas y precisas.[10]

Tubos nasogástricos[editar]

Es una sonda introducidad desde uno de los orificios nasales hasta el estómago. Se utiliza para una nutrición enteral, aquella que se emplea en aquellos pacientes que conservan el persitaltismo intestinal pero que no son capaces de ingerir los alimentos por vía oral o para un lavado gástrico.[11]

Usuarios[editar]

Médico[editar]

Los médicos que ejercen en una unidad de cuidados intensivos, han sido históricamente los mismos médicos que cuidaban del paciente antes de transferirlo a la UCI. En muchos casos son los servicios de Anestesiología y Reanimación quienes se encargan del cuidado de los pacientes críticos, generalmente después de intervenciones quirúrgicas Éste sigue siendo el caso más común. En algunos hospitales hay un grupo especial de médicos que ejercen en la UCI, conocidos como intensivistas.

Enfermeros/as[editar]

Prestan cuidados de enfermería a los pacientes y controlan su estado.

Auxiliares de enfermería[editar]

Colaboran y ayudan a los enfermeros en la prestación de cuidados básicos.

Paciente[editar]

Los cuidados intensivos generalmente sólo se ofrecen a los pacientes cuya condición sea potencialmente reversible y que tengan posibilidad de sobrevivir con la ayuda de los cuidados intensivos. Puesto que los enfermos críticos están cerca de la muerte, el resultado de esta intervención es difícil de predecir. En consecuencia, mueren todavía muchos pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos. Un requisito previo a la admisión en una unidad de cuidados intensivos es que la condición subyacente pueda ser superada. Por lo tanto, el tratamiento intensivo sólo se utiliza para ganar tiempo con el fin de que la aflicción aguda pueda ser resuelta.

Ambulancias[editar]

Las primeras ambulancias tenían la función de transportar rápidamente a los enfermos hasta una zona en la que pudieran ser atendidos. Pero en la actualidad, determinados tipos de ambulancias poseen prácticamente las mismas prestaciones que la zona de urgencias de un hospital.

El diseño de las ambulancias continúa desarrollándose, en gran parte debido a los nuevos avances y al papel de los paramédicos y el resto del equipo de la ambulancia, que requiere un equipamiento especializado. Otras mejoras van destinadas a proteger al conductor y al equipo en caso de accidente, ya sean meras colisiones de tráfico u otros más catastróficos, como atentados terroristas.

Organismos voluntarios[editar]

DYA[editar]

Ambulancias detente y ayuda. Son ambulancias amarillas equipadas con los materiales más modernos. Recorren desde 1966 cientos de kilómetros al día para llegar en pocos minutos donde su presencia es necesaria. Además, a lo largo de su dilatada trayectoria, la DYA ha completado su labor de atención y traslado de pacientes de todo origen (accidentados y enfermos) con la organización de numerosos cursos y seminarios de educación vial; servicios de traslados para ancianos y discapacitados; la creación de un gabinete psicológico para la atención de víctimas de accidentes de tráfico y sus familiares que presenten alteraciones psicológicas postraumáticas; ayuda internacional.

Cruz Roja[editar]

Al igual que DYA, se trata de un organismo generalmente atendido por voluntarios. Disponen de ambulancias como apoyo a la red pública (o privada subcontratada) y para la cobertura de eventos especiales (deportivos, festivos, musicales, etcétera). Principalmente, al igual que DYA, sus ambulancias son de SVB, aunque en determinadas ocasiones pueden contar con ambulancias de SVA.

Ambulancias públicas y privadas[editar]

TNA[editar]

Ambulancias de transporte no asistido. Transportan a enfermos que no precisan de ayuda médica inmediata. Normalmente, sufren algún problema de movilidad.

SVB[editar]

Ambulancias de soporte vital básico, también denominadas unidades asistenciales. Normalmente funcionan como apoyo de las ambulancias SVA en caso de que éstas lo requirieran. Poseen menos material médico que estas últimas. No obstante, cuentan con los últimos avances en material de estricación e inmovilización de pacientes. El personal de las unidades asistenciales lo suelen componer dos técnicos en emergéncias médicas nivel avanzado.

UVI's móviles o SVA (soporte vital avanzado)[editar]

Ambulancias con sistema de asistencia médica de urgencias. Se transportan a pacientes no estables y de camino a urgencias del hospital se le van realizando todas las técnicas que necesite. Se presentan como una salida a la calle de urgencias. Poseen la mayoría de aparatos que se encuentran en la zona de urgencias de un hospital.[12] La dotación de estos recursos es de dos técnicos en transporte sanitario nivel avanzado, un/a enfermero/a y un médico, aunque en el caso del SAMUR tan sólo va un técnico, denominado OTS.

Hay diversos sistemas según la comunidad autónoma; por ejemplo, en la comunidad valenciana actúa el SAMU; en la Comunidad de Madrid, el SUMMA, y en su capital, el SAMUR y SUMMA, según el ámbito en que se sitúe el paciente: por ejemplo, SESCAM, en Castilla-la Mancha, y SEM, en Cataluña.[13]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]