Alvéolo pulmonar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alvéolo pulmonar
Alveolus diagram es.svg
Latín alveolus pulmonis
TH H3.05.02.0.00026

Los alvéolos pulmonares son los divertículos terminales del árbol bronquial, en los que tiene lugar el intercambio gaseoso entre el aire inspirado y la sangre.

Cada pulmón adulto suman unos 150 millones de alvéolos. Si los estirásemos ocuparían alrededor de unos 75 metros cuadrados.

Definición[editar]

Los alveólos son sacos recubiertos en su pared interna por líquido blanco y pegajoso, pueden tener más de un milímetro de diámetro y agente tensoactivo, hay aproximadamente 300 millones de ellos en todo el aparato respiratorio, ubicados en las terminaciones de los parpados pulmonares. En ellos se produce el intercambio de gases entre el O2 y el CO2. Este intercambio permite al organismo obtener el gas principal para el mismo(Oxígeno).

Son evaginaciones del epitelio de los conductos aéreos con una sola abertura para que salgan y entren los gases, controlada por la acción de un esfínter de músculo liso. Sus paredes, llamadas septos alveolares, proporcionan un gran aumento de la superficie de intercambio. Los alvéolos se sitúan unos junto a los otros separados por septos interalveolares, que son muy delgados ya que están formados por el epitelio plano simple de un alvéolo, su lámina basal, tejido conectivo con una abundante red de capilares sanguíneos, lámina basal, y el epitelio plano simple del alvéolo vecino. Además, las paredes de los alvéolos contienen el esfínter de músculo liso, fibras elásticas y colágeno III (reticulina). Si fallan las fibras elásticas, los alvéolos se distienden provocando la desaparición de las divisiones del saco alveolar y la incapacidad de hacer el intercambio. En algunos alvéolos hay un poro que comunica con la luz del alvéolo adyacente. Estos poros se denominan poros de Kohn.

Detalle de la anatomía bronquial de los alvéolos y la circulación pulmonar

Revestimiento epitelial alveolar:

  • Neumocitos tipo I: Llevan a cabo el intercambio gaseoso. Ocupan un 95% de la superficie del alvéolo gracias a sus prolongaciones citoplasmáticas. Son células planas en epitelio plano monoestratificado muy delgado. Núcleo con protusión hacia la luz alveolar, pocos orgánulos y con uniones estrechas entre neumocitos vecinos. Tienen lámina basal.
  • Neumocitos tipo II: Son células cúbicas con microvellosidades apicales, abundante RER y Golgi. Son el 60% en número, pero ocupan sólo el 5% del espacio porque son pequeñas. No hacen el intercambio gaseoso sino que intervienen en la distensión y la recuperación del tamaño de los alvéolos mediante la síntesis y secreción de surfactante, un agente tensoactivo formado por fosfatidilcolina-fosfatidilglicerol y componentes proteicos (reduce la tensión superficial). Los neumocitos tipo II también degradan el agente tensioactivo, ya que debe haber un recambio continuado. El surfactante en el citoplasma se encuentra dentro de los cuerpos mielínicos o laminares y se secretan por exocitosis a la luz del alvéolo formando una película líquida sobre la superficie del epitelio. Tienen lámina basal.
  • Fibroblastos del tejido conectivo: Glándulas cebadas y macrófagos también hay en el epitelio de los septos. Los macrófagos alveolares se encuentran en los septos interalveolars o flotando en la luz de los alvéolos. Capturan y fagocitan partículas nocivas que puedan entrar y salen del alvéolo por vía linfática o por moco de las vías respiratorias (los fumadores pueden presentar muchos macrófagos).

En la zona alveolar donde se da el intercambio de masa alevolar, la pared es más delgada y se llama barrera respiratoria. Está formada por:

  1. Surfactante, en la superficie alveolar.
  2. Neumocitos tipo I, del epitelio alveolar.
  3. Láminas basales del neumocito y endotelio fusionadas.
  4. Célula endotelial de la pared capilar.

Véase también[editar]

Referencias[editar]