Hipotiroidismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hipotiroidismo
Thyroxine-2D-skeletal.png
La tiroxina (T4) normalmente se produce en proporción de 20 a 1 respecto a la triyodotironina (T3)
Clasificación y recursos externos
CIE-10 E03.9
CIE-9 244.9
DiseasesDB 6558
MedlinePlus 000353
eMedicine med/1145
MeSH D007037
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El hipotiroidismo es la disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo y consecuentemente en el cuerpo humano, que puede ser asintomática u ocasionar múltiples síntomas y signos de diversa intensidad en todo el organismo. Lo padece el 3 % de la población.[1] Los pacientes en ocasiones, por su presentación larvada, pueden recibir tratamiento psiquiátrico o psicológico cuando en realidad lo que necesitan es tratamiento hormonal sustitutorio. No es fácil de diagnosticar en sus estados iniciales.

El hipotiroidismo congénito, que puede ser de causa genética o ambiental se manifiesta ya en el momento del nacimiento del bebé. Es importante su detección precoz mediante análisis clínicos pues los niños pueden no presentar signo aparente tras el nacimiento. Las hormonas tiroideas son necesarias para el normal desarrollo del crecimiento y de importantes órganos como el cerebro, el corazón y el aparato respiratorio. Si no se trata adecuadamente de forma precoz puede provocar discapacidad física y mental. En Cuba, Ecuador, España, Portugal, Turquía, Argentina, México, Chile, Colombia[2] y Costa Rica existe un protocolo de detección precoz, diagnosis y tratamiento que se realiza a todos los neonatos, es la llamada prueba del talón , Pesquisa Neonatal o Detección de Errores Congénitos.

En 2006, el 1 % de la población de Reino Unido recibía T4 (tiroxina) terapia de reemplazo del hipotiroidismo.[3]

Algunos síntomas son el cansancio y el agotamiento o la debilidad muscular, la sensación de frío, aumento o disminución de peso inexplicable, ansiedad o depresión, entre otros, además de agravarse dependiendo de la psicología del paciente, sobre todo en esta última característica.

Etiología del hipotiroidismo[editar]

Las causas del hipotiroidismo son múltiples, distinguiéndose principalmente el hipotiroidismo primario del secundario. Los cuadros de hipotiroidismo de causa genética poseen una frecuencia de entre 1:4000 y 1:9000 nacidos vivos, mientras que aquellos debidos a causas ambientales se encuentran entre 1% y 3% de la población.[4]

También se llama hipotiroidismo tiroideo, pues su causa se debe a una insuficiencia de la propia glándula tiroidea. Constituye el 95% aproximadamente de todas las formas de hipotiroidismo.[5] A su vez puede cursar con bocio o sin o no ser.

La gente que padece de esta enfermedad se les denomina hipotiroidistas

Tratamiento[editar]

El hipotiroidismo se trata con Levotiroxina

Hipotiroidismo sin bocio[editar]

También se llama hipotiroidismo mironio. Se debe a una pérdida del tejido tiroideo con síntesis inadecuada de hormona tiroidea a pesar de la estimulación máxima con hormona tirotropa (TSH). La destrucción o pérdida de función del tiroides puede deberse a múltiples causas como:

  • Congénito.
  • Adquirido.
    • Hipotiroidismo iatrógeno: supone un tercio de todos los casos de hipotiroidismo. La falta de glándula tiroides puede ser por tiroidectomía, como por ejemplo la practicada en el cáncer de tiroides, por ablación radiactiva con yodo 131 ante una tirotoxicosis o por radioterapia de tumores de cabeza y cuello.
    • Hipotiroidismo idiopático o primario: suele ser producido en la mayoría de los casos por un hipotiroidismo autoinmune debido a que se asocia a menudo con anticuerpos antitiroideos circulantes y en algunos casos es consecuencia del efecto de anticuerpos que bloquean el receptor de la TSH. Puede asociarse a otros trastornos como diabetes mellitus, anemia perniciosa, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, síndrome de Sjögren y hepatitis crónica. También puede estar asociado a insuficiencia suprarrenal, paratiroidea o gonadal. Es el llamado síndrome endocrino poliglandular. El hipotiroidismo crónico autoinmune es la causa más frecuente de hipotiroidismo primario en los países desarrollados y puede ocurrir también por la interacción de los metales en la boca (amalgamas y coronas metálicas).
    • Hipotiroidismo transitorio: suele ser un hipotiroidismo de resolución espontánea autolimitado, asociado a tiroiditis subaguda, silente, postparto tras una fase de hiperfunción.

Hipotiroidismo supratiroideo o hipofisiario[editar]

También se llama hipotiroidismo secundario. Supone menos del 5% de todos los hipotiroidismos.

Se debe a un déficit de hormona TSH generalmente debida a un adenoma, más frecuentemente, o a un tumor hipofisario, lo cual puede confirmarse o descartarse, generalmente, mediante una simple radiografía de cráneo para visualizar la silla turca.

Ante un cuadro de hipotiroidismo con síntomas añadidos que no le son propios y más si son de origen hormonal, hay que pensar en un hipotiroidismo secundario lo que supone una evolución y terapéutica muy diferentes.

Así con hipotiroidismo y gigantismo simultáneos habría que descartar la presencia de un adenoma de hipófisis productor de hormona del crecimiento en exceso, provocando así el gigantismo, que al crecer está destruyendo las células de la hipófisis que estimulan la tiroides provocando así un hipotiroidismo pese a estar la tiroides completamente sana.

También por necrosis, hipofisaria, postparto, (Síndrome de Sheehan) puede producirse hipotiroidismo secundario.

Hipotiroidismo hipotalámico[editar]

También se llama hipotiroidismo terciario. Es menos frecuente aún y se debe a un déficit o secreción inadecuada del factor hipotalámico liberador de tirotropina (TRH).

Hipotiroidismo periférico[editar]

También se llama hipotiroidismo cuaternario. Se debe a la resistencia periférica a las hormonas tiroideas, a anticuerpos circulantes contra hormonas tiroideas.

Hipotiroidismo subclínico[editar]

Es una clase de hipotiroidismo hipofisario. Es la alteración en que la hormona TSH se encuentra ALTO, en tanto que las hormonas tiroideas se encuentran dentro de los valores normales. Puede cursar con o sin síntomas. Hay diferentes posturas médicas acerca de dar tratamiento o no.Hay médicos que apoyan la postura de tratar con levotiroxina para evitar síntomas más marcados y con malestar del paciente.

Epidemiología[editar]

  • La prevalencia del hipotiroidismo varía según el lugar geográfico y las poblaciones, admitiéndose que entre el 1 y el 3 % de la población general presenta indicios de hipotiroidismo más o menos intenso, con niveles de TSH o tiroiditis autoinmune.
  • La prevalencia del hipotiroidismo congénito es de uno cada 5000 recién nacidos vivos.
  • El hipotiroidismo espontáneo ocurre en una de cada 1000 mujeres año, siendo más frecuente en la mujer que en el hombre en una proporción 4/1.

Sintomatología del hipotiroidismo[editar]

Los síntomas precoces del hipotiroidismo en el adulto son inespecíficos y de inicio insidioso. Entre ellos se encuentra la letargia, el estreñimiento, la intolerancia al frío, rigidez y contractura muscular, el síndrome del túnel carpiano y la menorragia.

Facies hipotiroidea[editar]

En la exploración de la cara es donde se aprecian más datos clínicos y entre ellos destaca:

  • Amimia: se le llama cara empastada o cara de payaso, debido a tumefacción palpebral, palidez cérea en la que resalta el enrojecimiento malar (chapetas malares), con inexpresividad manifiesta, aspecto tosco, bobalicón. Cuando es exagerado puede que se desarrolle un coma mixedematoso. También hay que diferenciarlo de un síndrome parkinsoniano.
  • Blefaroptosis: es la caída del párpado superior por parálisis (ptosis palpebral)
  • Edema palpebral o periorbitario, con bolsas en los párpados inferiores.
  • Labios gruesos
  • Macroglosia: puede provocar la mordedura de la lengua con frecuencia y provocar un síndrome de apnea obstructiva del sueño. Hay que distinguirlo de la acromegalia
  • Voz ronca: a veces apagada, lenta, gutural, profunda y áspera
  • Alopecia: suele ser de tipo androide, con pelo fino, muy seco, estropajoso, deslustrado, debilitado
  • Caída del pelo, de la cola de las cejas: es debido a procesos autoinmunes con anticuerpos contra el pelo. Hay que diferenciarlo de la lepra
  • Piel engrosada: la piel aparece casi como piel de naranja, en la que se marcan mucho los surcos nasogenianos y los pliegues

Aparato respiratorio[editar]

Existe una hipoventilación, debido a la disminución de fuerza de los músculos respiratorios que provoca una insuficiencia respiratoria de distintos grados manifestada por:

  • Disminución de la capacidad vital forzada en la espirometría.
  • Atelectasia, que suelen ser laminares debido a la disminución de la ventilación.
  • Derrame pleural, secundario también a la hipoventilación.
  • Retención de anhídrido carbónico, que puede provocar una acidosis respiratoria y conducir a un coma mixedematoso.

Aparato cardiovascular[editar]

Aparato urinario[editar]

Existe un aumento de urea, creatinina, hiponatremia, hipoalbuminemia, albuminuria, que conduce a oliguria por retención de líquidos y edemas

Sistema nervioso[editar]

La gran mayoría de los síntomas neurológicos son característicos del hipotiroidismo congénito en niños menores de 2 años por defecto en la maduración del sistema nervioso central.

  • Letargia: enlentecimiento de la función intelectual, bradipsiquia, bradilalia, pérdida de iniciativa (abulia) y memoria (amnesia), somnolencia, apatía. Hay que distinguirlo de la demencia
  • Trastornos psiquiátricos: ocurren raras veces y se caracteriza por psicosis paranoica o depresión (locura mixedematosa) y retraso mental
  • Cefalea: se produce por déficit de hormonas tiroideas y también por agrandamiento de la silla turca porque tiene que producir mucha TSH en casos de hipotiroidismo primario. Hay que distinguirlo de un adenoma hipofisario
  • Disminución y enlentecimiento de los reflejos osteotendinosos.
  • Neuralgias y parestesias, como el síndrome del túnel carpiano por compresión del nervio mediano
  • Anosmia y ageusia (disminución sentido del olfato y del gusto)
  • Hipoacusia (pérdida audición)
  • Coma mixedematosos: en casos de hipotiroidismo grave de larga evolución

Aparato locomotor[editar]

Aparece rigidez por contracturas musculares, cansancio fácil, calambres musculares, a veces hipotonía muscular generalizada que empeora con el frío, engrosamiento muscular en pantorrillas y brazos, relajación de reflejos osteotendinosos. Además podemos encontrar al examen físico el reflejo miotónico que se puede evocar al hacer presión en el tercio superior del brazo en el bíceps, y se suelta presionando hacia el examinador. Es también muy importante al examen físico el reflejo de Walkman que es el regreso lento a la posición neutra luego de evocar el reflejo aquíleo, y que sugiere fuertemente la presencia de hipotiroidismo.

Piel[editar]

  • La piel aparece pálida, gruesa, reseca, escamosa, sin sudor, pastosa y fría
  • Queratodermia palmoplantar. A veces existe un tinte carotinémico por metabolismo insuficiente de carotenos
  • Cloasma, que es una pigmentación de frente y pómulos como en las embarazadas
  • Uñas gruesas, estriadas, quebradizas y de lento crecimiento
  • Alopecia, no solo del cuero cabelludo sino del resto del cuerpo. La resequedad de la piel y cabellos se debe a vasoconstricción periférica
  • Mixedema: en hipotiroidismos graves existe una acumulación de mucopolisacáridos hidrófilos en la sustancia fundamental de la piel y otros tejidos, que se rodean de agua y producen engrosamiento de la piel, rasgos faciales e induración pastosa de la piel que da al enfermo un aspecto edematoso generalizado que a diferencia del edema de la insuficiencia cardíaca no deja fóvea

Aparato genital[editar]

El hipotiroídismo es una causa frecuente de esterilidad.

  • En mujeres existen ciclos anovulatorios con hipermenorrea, abortos, y en algunos casos amenorrea por hiperprolactinemia asociada por aumento de TRH
  • En los hombres produce impotencia, disminución de la libido, alteraciones en la espermatogénesis, hidrocele.

Glándulas suprarrenales[editar]

En el hipotiroidismo puede existir una insuficiencia suprarrenal asociada que no desaparece con facilidad con tratamiento de tiroxina, por lo que al principio del tratamiento del hipotiroidismo hay que administrar corticoides.

También existe una complicación que se debe a una insuficiencia a nivel del hipotálamo llamada hipotiroidismo hipofisario.

Alteración del metabolismo[editar]

  • Existe una disminución del metabolismo energético con la disminución de producción de calor.
  • Disminución del metabolismo basal.
  • Intolerancia al frío y baja temperatura basal.

Alteraciones en los análisis de sangre[editar]

Nódulo tiroideo[editar]

Es una neoplasia (protuberancia) en la glándula tiroides, la cual está localizada en la base del cuello.

Causas[editar]

Los nódulos tiroideos son neoplasias de células en la glándula tiroidea y pueden:

  • No ser cáncer (benignos) o ser cáncer de tiroides.
  • Estar llenos de líquidos (quistes) o componerse de células de la glándula tiroidea.
  • Ser un nódulo o un grupo de nódulos pequeños.

Los nódulos tiroideos son más comunes en las mujeres que en los hombres y las posibilidades de desarrollarlos se incrementan con la edad.

Solo unos pocos nódulos tiroideos se deben a cáncer de tiroides. Un nódulo tiroideo tiene más probabilidades de ser canceroso si usted:

  • Tiene un nódulo duro.
  • Tiene un nódulo adherido a estructuras cercanas.
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de tiroides.
  • Tiene voz ronca.
  • Es menor de 20 años o mayor de 70.
  • Tiene antecedentes de exposición a la radiación en cabeza y cuello.
  • Es de género masculino.

No siempre se encuentran las causas de los nódulos tiroideos, pero pueden abarcar:

  • Enfermedad de Hashimoto
  • Deficiencia de hierro en la alimentación 

Síntomas[editar]

La mayoría de los nódulos tiroideos son asintomáticos.

Los nódulos grandes pueden ejercer presión contra otras estructuras en el cuello, provocando síntomas como: 

  • Bocio o una glándula tiroides agrandada o tumoraciones en el cuello
  • Ronquera o cambio de la voz
  • Dolor en el cuello
  • Dificultad respiratoria
  • Dificultad para deglutir

Los nódulos que producen hormonas tiroideas probablemente provocarán síntomas de hipertiroidismo, como:

  • Piel pegajosa y fría
  • Pulso acelerado
  • Aumento del apetito
  • Nerviosismo
  • Inquietud
  • Rubor o sofoco de la piel
  • Pérdida de peso

Los nódulos tiroideos se encuentran algunas veces en personas que padecen la enfermedad de Hashimoto, la cual puede causar síntomas de hipotiroidismo como:

  • Piel seca
  • Hinchazón facial
  • Fatiga
  • Pérdida del cabello
  • Intolerancia al frío
  • Aumento de peso involuntario

Pruebas y exámenes[editar]

Con mucha frecuencia, los nódulos son asintomáticos. Los médicos encontrarán nódulos tiroideos solo durante un examen físico de rutina o exámenes imagenológicos que se realizan por otra razón. Sin embargo, los nódulos tiroideos que son tan grandes que se sienten durante un examen físico ocurren en pocas personas.

Si el médico encuentra un nódulo o usted tiene síntomas de tener uno, se pueden hacer los siguientes exámenes:

  • Nivel de la hormona estimulante de la tiroides (HET) y otros exámenes de sangre para la tiroides
  • Ecografía de tiroides
  • Gammagrafía de la tiroides
  • Biopsia por aspiración con aguja fina

Tratamiento[editar]

El médico puede recomendar la cirugía para extraer parte o toda la glándula tiroides si el nódulo:

  • Se cree que está produciendo demasiada hormona tiroidea.
  • Está causando síntomas como problemas para deglutir o respirar.
  • Se debe a un cáncer de tiroides.
  • No se puede diagnosticar como cáncer o no cáncer.

Los pacientes con nódulos que estén produciendo demasiada hormona tiroidea se pueden tratar con yodo radiactivo, lo cual reduce su tamaño y actividad. A las mujeres embarazadas no se les debe administrar este tratamiento.

Tanto la cirugía para extirpar el tejido de la glándula tiroides como el tratamiento con yodo radiactivo conllevan riesgos de problemas de tiroides a largo plazo.

 Para los nódulos benignos que no causan síntomas y no están creciendo, el mejor tratamiento puede ser:

  •  Control cuidadoso con un examen físico y ecografía.
  •  Una biopsia de la tiroides repetida de 6 a 12 meses después del diagnóstico, especialmente si el nódulo ha crecido.

 Otro posible tratamiento es una inyección de etanol (alcohol) en el nódulo para reducirlo de tamaño.

Pronóstico[editar]

Los nódulos tiroideos no cancerosos no son potencialmente mortales y muchos de ellos no requieren tratamiento. Los exámenes de control son suficientes. 

El pronóstico para el cáncer de tiroides depende del tipo de cáncer.

Diagnóstico[editar]

La única prueba validada para diagnosticar el hipotiroidismo primario es la medida de la hormona estimulante del tiroides (TSH) y de la tiroxina libre (T4-L). Sin embargo, sus niveles pueden verse afectados por enfermedades no tiroideas.

Referencias[editar]

  1. Jack DeRuiter (2002). Thyroid Pathology (PDF). p. 30. 
  2. Ministerio de Salud de Colombia. . Norma técnica para la atención al recién nacido, resolución 412 de 2000.
  3. Grozinsky-Glasberg S, Fraser A, Nahshoni E, Weizman A, Leibovici L (July 2006). «Thyroxine-triiodothyronine combination therapy versus thyroxine monotherapy for clinical hypothyroidism: meta-analysis of randomized controlled trials». J. Clin. Endocrinol. Metab. 91 (7):  pp. 2592-9. doi:10.1210/jc.2006-0448. PMID 16670166. 
  4. Tiroides.net [1]
  5. Fisterra.com [2]

Enlaces externos[editar]