Triyodotironina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Triyodotironina
(S)-Triiodthyronine Structural Formulae.png
Fórmula estructural
T3-3D-balls.png
Modelo de bolas y barras
Nombre (IUPAC) sistemático
(2S)-2-amino-3- [4-(4-hidroxi-3-iodo-fenoxi)- 3,5-diiodo-fenil] ácido propanoico
General
Otros nombres triyodotironina, T3, 3,3',5-triyodo-L-tironina
Fórmula estructural Imagen de la estructura
Fórmula molecular C15H12I3NO4
Identificadores
Número CAS 6893-02-3[1]
Número RTECS AY6750000
ChEBI 18258
ChemSpider 5707
DrugBank DB00279
PubChem 5920
UNII 06LU7C9H1V
Propiedades físicas
Masa molar 650.9776 g/mol
Valores en el SI y en condiciones estándar
(25 °C y 1 atm), salvo que se indique lo contrario.

La triyodotironina, también conocida como T3, es una hormona tiroidea. Afecta a casi todos los procesos fisiológicos en el cuerpo, incluyendo crecimiento y desarrollo, metabolismo, temperatura corporal y ritmo cardíaco.[2] Su función es estimular el metabolismo de los hidratos de carbono y grasas, activando el consumo de oxígeno, así como la degradación de proteínas dentro de las células.

La producción de T3 y la de su prohormona tiroxina (T4) es activada por la tirotropina (o TSH), la cual es secretada por la glándula pituitaria en respuesta a la Hormona liberadora de tirotropina (o TRH) hipotalámica. Esta vía se regula a través de un proceso de retroalimentación de bucle cerrado: las concentraciones elevadas de T3 y T4 en el plasma sanguíneo inhiben la producción de TSH en la pituitaria y de TRH en el hipotálamo. Cuando las concentraciones de dichas hormonas disminuyen, la pituitaria incrementa la producción de TSH, y por estos procesos, se crea un sistema de control de retroalimentación negativa para regular la cantidad de hormonas tiroideas que hay en el torrente sanguíneo.

Los efectos de la T3 en los tejidos son alrededor de cuatro veces más potente que la de su prohormona T4 ya que esta se une con mayor afinidad a los receptores.[3] De las hormonas tiroidicas producidas por el cuerpo humano, solo un 20% es T3, mientras que el 80% es T4. Aproximadamente el 85% de la T3 circulante es formada a través de la eliminación del átomo yodo unido al átomo carbono número cinco de la T4. La concentración de T3 en el plasma sanguíneo humano es aproximadamente una cuadragésima que la de T4. Esto se observa, de hecho, debido a la corta vida media de la T3, que es sólo 2,5 días.[4] En comparación, la de la T4 es 6,5 días.

Producción de Hormonas tiroideas[editar]

Síntesis de las hormonas tiroideas, con el producto triyodotironina vista en la parte inferior derecha.[5]

La T3 es una hormona metabolicamente activa producida en la glándula tiroides o por la desyodación de la T4. Ésta es desyodada por dos enzimas desyodinasas para producir triyodotironina:

  1. Tipo I presente dentro del hígado y representa el 80% de la desyodación de la T4
  2. Tipo II presente dentro de la glándula pituitaria.

Las hormonas tiroideas son sintetizadas en las células foliculares de la glándula tiroidea de la siguiente manera:

  1. El transportador activo secundario de Na+/I- transporta dos iones de sodio a través de la membrana de la célula folicular junto con un ion de yodo. Se utiliza el gradiente de concentración del Na+ para mover al I- en contra del suyo.
  2. La peroxidasa tiroidea oxida dos I- para formar I2, la forma activa. El poder reductor viene en última instancia de la glucosa-6-fosfato
  3. Simultáneamente se sintetiza la proteína tiroglobulina en el retículo endoplasmático de la célula folicular, esta se procesa en el aparato de golgi y es finalmente yodada por la misma enzima en la posición 3 (formando Monoyodotirosina o MIT) o en las posiciones 3 y 5 (formando Diyodotirosina o DIT).
  4. Una vez yodada es transportada a la zona externa de lumen coloidal donde dimeriza por acción de la Peroxidasa tiroidea con otras tiroglobulinas MIT o DIT, formando las hormonas triyodotironina y tetrayodotironina o T4 además de otras combinaciones que no parecen ser funcionales. Todas están todavía unidas a la tiroglobulina.
  5. La tirotropina liberada por la glándula pituitaria se une a sus receptores en la membrana basolateral de las células foliculares (receptores acoplados a proteínas G) y estimula la endocitosis de vesículas del coloide a través de pseudópodos de las mismas.
    También estimula la captación de yodo.
  6. Las vesículas endocitadas que contienen las tiroglobulinas yodadas se fusionan con los lisosomas de las células foliculares donde la actividad proteasa separa de la tiroglobulina tanto las tironinas T3 y T4 como las tirosinas MIT y DIT.
  7. Las hormonas T3 y T4 son liberadas a la sangre por exocitosis en la membrana apical mientras que la tiroglobulina, MIT y DIT son desyodadas en la célula folicular y recicladas.
Síntesis


Mecanismo de acción[editar]

La T3 (y T4) se encajan a receptores nucleares, receptores de hormona tiroidea. La T3 (y T4) son bastante lipofílicas y son capaces de atravesar las bicapas de fosfolípidos de las células objetivo. La lipofilia de la T3 (y T4) requieren su encaje a una proteína transportadora llamada globulina fijadora de tiroxina (TBG) para su transporte en la sangre. La sensibilidad del tejido a la T3 es modulada a través del receptor tiroidea.

Transporte de triyodotironina[editar]

El sistema de hormona tiroideas T3 y T4.[6]

La T3 y T4 son transportadas en la sangre, adheridas a proteínas plasmáticas. Esto tiene el efecto de incrementar la semivida de la hormona y disminuir la rapidez en que esta es tomada por los tejidos periféricos. Las dos hormonas se adhieren a tres proteínas principales:

  • La globulina fijadora de tiroxina (TBG) es una glicoproteína que tiene una mayor afinidad para la T4 que para la T3.
  • La transtiretina también es una glicoproteína, pero con una afinidad mayor para la T3 que para la T4.
  • La albúmina. Ambas proteínas se adhieren con una baja afinidad a la albúmina, pero, debido a la gran disponibilidad de la albúmina, esta tiene una gran capacidad.

La triyodotironina incrementa el metabolismo basal incrementando el uso de oxígeno y energía por el cuerpo. Actúa en la mayoría de los tejidos dentro del cuerpo, con algunas excepciones incluyendo el bazo y los testículos.

Proteínas
T3 estimula la producción de ARN Polimerasa I y II, así incrementando la tasa de síntesis proteica. Este también incrementa la tasa de degradación proteica, y, en exceso, la tasa de degradación proteica sobrepasaría la síntesis proteica.

Glucosa
T3 potencia los efectos de los receptores adrenérgicos en el metabolismo de la glucosa. Por lo tanto, incrementa la tasa de desglose del glucógeno y la gluconeogénesis. También potencia el efecto de la insulina.

Lípidos
T3 estimula el desglose del colesterol y incrementa el número de receptores LDL, así incrementando la tasa de lipolisis.

Corazón
T3 incrementa el ritmo cardíaco y la fuerza de contracción, incrementando así la producción cardíaca, al incrementar los niveles de receptores β-adrenérgicos en el miocardio.[7] Esto resulta en el incremento de presión sistólica y disminución de la presión diastólica.

Desarrollo
T3 tiene un efecto profundo en el desarrollo del embrión y en los niños. La T3 afecta los pulmones e influencia el crecimiento postnatal del sistema nervioso central. Estimula la producción de la mielina, neurotransmisores, y crecimiento de axónes. La T3 también es importante en el crecimiento lineal de los huesos.

Neurotransmisores
T3 puede incrementara los niveles de serotonina en el cerebro, particularmente en la corteza cerebral, y regular a la baja a los receptores 5HT-2, basado en estudios en donde la T3 revirtió la indefensión aprendida en las ratas y estudios fisiológico del cerebro de las ratas.[8]

T3 en el tratamiento de desordenes depresivos[editar]

La adición de triyodotironina a los tratamientos existentes tales como la ISRSs son una de las estrategias mas estudiadas para la depresión resistente a tratamientos,[9] sin embargo, el éxito depende en la dosis de T3. Un estudio sin control y de largo plazo por Kelly and Lieberman de 17 pacientes con depresión unipolar avanzada resistente a tratamientos encontró una mejoría en los síntomas de 14 pacientes en un periodo promedio de dos años, en algunos casos con dosis de T3 más altas que las tradicionales 50 mcg requeridas para alcanzar efectos terapeuticos, con dosis promedio de 80 mcg durante 24 meses; rango de dosis: 25mcg-150mcg.[9] Los mismo autores publicaron un estudio retrospectivo de 125 pacientes con tres categorías de trastorno bipolar (I, II, NOS) cuyo tratamiento había sido previamente resistente a un promedio de 14 otros tratamientos. Ellos encontraron que el 84% experimentó una mejora y el 33% experimentó una remisión total. Ninguno de los pacientes experimentó hipomanía mientras estaban con T3.[10]

Uso como suplemento para la pérdida de grasa[editar]

La 3,5-Diiodo-L-tironina y 3,3\'-Diiodo-L-Tironina son usadas como ingredientes en ciertos suplementos sin receta médica para la pérdida de grasa, diseñada para el fisicoculturismo. Varios estudios han demostrado que estos componentes incrementan la metabolización de ácidos grasos y el quemado del tejido adiposo en ratas.[11] [12]

Medicina alternativa[editar]

La triyodotironina ha sido ocupada para tratar el síndrome de Wilson, un diagnóstico médico alternativo no reconocido como una condición médica por la medicina corriente. Este diagnóstico involucra varios síntomas no-específicos que son atribuidos a la tiroides, a pesar de tener exámenes de tiroides normales. La Asociación Americana de la Tiroides ha despertado la preocupación que el tratamiento prescrito con triyodotironina es potencialmente dañino.[13]

Referencias[editar]

  1. Número CAS
  2. http://www.vivo.colostate.edu/hbooks/pathphys/endocrine/thyroid/physio.html
  3. http://www.endocrineweb.com/thyfunction.html
  4. "Drug Information: Uses, Side Effects, Drug Interactions and Warnings" RxList
  5. Walter F., PhD. Boron (2003). Medical Physiology: A Cellular And Molecular Approaoch. Elsevier/Saunders. p. 1300. ISBN 1-4160-2328-3. 
  6. References used in image are found in image article in Commons:Commons:File:Thyroid_system.png#References.
  7. «Thyroid physiology and tests of function».
  8. Martin P, Brochet D, Soubrie P, Simon P (September 1985). «Triiodothyronine-induced reversal of learned helplessness in rats». Biol. Psychiatry 20 (9):  pp. 1023–5. PMID 2992618. 
  9. a b Kelly TF, Lieberman DZ (2009). «Long term augmentation with T3 in refractory major depression.». J Affect Disord. 115 (1-2):  pp. 230–3. PMID 19108898. 
  10. Kelly TF, Lieberman DZ (2009). «The use of triiodothyronine as an augmentation agent in treatment-resistant bipolar II and bipolar disorder NOS.». J Affect Disord. 116 (3):  pp. 222–6. PMID 19215985. 
  11. A Lombardi, et al, "Effect of 3,5-di-iodo-L-thyronine on the mitochondrial energy-transduction apparatus", Biochem J. 1998 February 15; 330(Pt 1): 521–526.
  12. http://www.google.com/url?sa=t&source=web&cd=1&ved=0CBwQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.fasebj.org%2Fcontent%2F19%2F11%2F1552.full.pdf&rct=j&q=Diiodo-L-Thyronine&ei=Ybq7TbrIL42yhAeU5PXFBQ&usg=AFQjCNGXXFIRS8us6YWrQpq2UqO8lWns2g&cad=rja
  13. «ATA Statement on "Wilson’s Syndrome"». American Thyroid Association.

Enlaces externos[editar]