Ritmo cardíaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Ritmo[editar]

Según la Real Academia Española el ritmo es "el orden acompasado en la sucesión o acaecimiento de las cosas". Según la Wikipedia (citando la Compact Edition of the Oxford English Dictionary vol. II. Oxford University Press, 1971, p. 2537. ) es un “movimiento marcado por la sucesión regular de elementos débiles y fuertes, o bien de condiciones opuestas o diferentes”-

El corazón cumple un ciclo que alterna “condiciones opuestas o diferentes” la sístole (contracción) y la diástole (relajación). Ambas etapas están dentro de un mismo ciclo o latido. Podemos decir entonces que el orden acompañado en la sucesión de latidos define el ritmo cardíaco.

Historia[editar]

El estudio del ritmo cardíaco reconoce antecedentes milenarios (Inglis B. Primeras Civilizaciones. En: Inglis B, ed. Historia de la Medicina. Barcelona: Grijalbo; 1968:21-32.). En 1628 William Harvey, en su fundacional descripción de la circulación sanguínea (Harvey W. Estudio anatómico del movimiento del corazón y de la sangre en los animales. Buenos Aires: Emecé Editores; 1628.) habla del “pulso del corazón” y describe las fases de contracción y relajación ventriculares. En el siglo XVIII Spthen Hales hizo la primera descripción de los cambios cíclicos de la actividad cardíaca y la presión arterial.

Ritmo, intervalo y frecuencia[editar]

A los efectos de medir la duración del ciclo, es útil la analogía entre el corazón y un oscilador ya sea electrónico o mecánico. En este último caso (por ejemplo un péndulo) el ciclo se mide por el tiempo que demora el péndulo en volver a la posición inicial luego de un recorrido completo. Del mismo modo, el ciclo cardíaco se mide por el tiempo que transcurre entre un punto dado del ciclo (por ejemplo inicio de la sístole) y el mismo punto del ciclo siguiente. El tiempo transcurrido para que se complete un ciclo se conoce también como intervalo, la inversa del intervalo es la frecuencia. Así corazones que tienen un ritmo con intervalos largos son los que tienen frecuencia bajas (bradicardia) y los de intervalos cortos son los que muestran taquicardia (frecuencia alta).

En física y muchas otras disciplinas, el intervalo o período se mide en segundos por lo tanto las frecuencia se expresan en Hertz (Hz = 1/s). En el caso del corazón usualmente se usa el minuto, de donde, la frecuencia cardíaca es el número promedio de latidos cardíacos ocurridos en un minuto (latidos por minuto o lpm). El concepto de ritmo está a menudo asociado al de frecuencia. Sin embargo ambos no son lo mismo. La frecuencia de un proceso cualquiera, refiere al número de veces que se repite ese proceso en la unidad de tiempo, para este caso, la frecuencia cardíaca es el número de latidos cardíacos ocurridos en un determinado período (como ya se dijo es habitual usar el minuto). El ritmo cardíaco en cambio alude a las diferencias o similitudes que hay entre los intervalos. Así se habla de un ritmo regular cuando los intervalos son iguales entre sí o irregular en caso contrario. Los conceptos de ritmo y frecuencia se superponen solamente cuando, en lugar de usar frecuencias promedio, se usa el concepto de frecuencia instantánea (es decir la inversa de un intervalo en lugar del promedio). Pero esta no es la forma habitual de expresar la frecuencia cardíaca, salvo en los estudios de Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca (European Heart Journal (1996) 17, 354–381) que analizan diferencias entre intervalos y por lo tanto refieren al concepto de frecuencia instantánea. Dicho de otro modo, la frecuencia puede ser alta o baja, en cambio el ritmo se caracteriza por ser regular o irregular. En el ritmo cardíaco también se usa una nomenclatura relacionada a su origen, ritmo sinusal (originada en el nódo sinusal), auricular, ventricular etc. de uso frecuente en la clínica cardiológica.