Bocio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bocio
Struma 001.jpg
Mujer con bocio.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 E01-E05
CIE-9 240.9
DiseasesDB 5332
MedlinePlus 001178
MeSH D006042
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
Struma 003.jpg

El bocio es el aumento de tamaño de la glándula tiroides. Se traduce externamente por una tumoración en la parte antero-inferior del cuello justo debajo de la laringe. Existen varios tipos desde el punto de vista morfológico: bocio difuso, uninodular o multinodular. Según su tamaño se divide en los siguientes estados:

  • Estado 1: detectable a la palpación.
  • Estado 2: bocio palpable y visible con el cuello en hiperextensión.
  • Estado 3: visible con el cuello en posición normal.
  • Estado 4: bocio visible a distancia.

El bocio puede asociarse a una función tiroidea normal (bocio normofuncionante)a una hipofunción o hiperfunción de la misma.

Etiología[editar]

La causa más común de bocio en el mundo es idiopática. La segunda causa es la deficiencia de yodoestado que se conoce habitualmente como bocio endémico. El tratamiento y curación consiste en un suplemento en la alimentación con yodo (en forma de yoduro o yodato). Hoy en día constituye un problema únicamente en los países más pobres que carecen de recursos económicos para reforzar los alimentos con esta sustancia como parte del programa de alimentación pública. En la actualidad el bocio se debe fundamentalmente a un factor hereditario o a un factor fisiológico (en la pubertad). Generalmente no da sintomatología y cuando se presenta la más frecuente es consecuencia de la compresión de la tráquea y de la ronquera.

Hay múltiples factores que intervienen en su desarrollo:

  • Pérdida de yodo.
  • Exceso de yodo.
  • Bociógenos: fármacos vegetales alimentarios, sustancias químicas en agua de bebida; alteración de la captación tiroidea de yodo, aumento de la excreción de tiroxina; yatrogenia (compensatorio tras tiroidectomia subtotal, administración de radioyodo).
  • Defectos congénitos enzimáticos en la biosíntesis de hormonas tiroideas.
  • Enfermedades: sarcoidosis, amiloidosis.
  • Tumores, benignos y malignos.
  • Tiroiditis.

La causa más frecuente de bocio endémico es el déficit de yodo (E01). Aunque hay otras causas como:

  • Tiroiditis de Hashimoto (E06.3)
  • Enfermedad de Graves-Basedow (E05.0)
  • Bocio juvenil, por hipotiroidismo congénito (E03.0)
  • Neoplasia de la tiroide
  • Tiroiditis (aguda, crónica) (E06)
  • Reacciones adversas a medicamentos por terapias farmacológicas (E03.2)

Clínica[editar]

Si la secreción hormonal es normal solo produce clínica local.

  • En la fase inicial es difuso, firme pero no duro, de palpación indolora y no produce otra clínica que la tumoración.

En la fase más avanzada es nodular con uno o más nódulos duros por transformación fibrosa o quística. A veces se producen compresiones en tráquea, esófago o intratorácicas, pudiendo aparecer dolor por hemorragias intraquísticas, obligando a descartar tiroiditis, o determinadas formas de carcinoma tiroideo. Un crecimiento rápido también sugiere hemorragia intranodular o malignidad.

  • Las compresiones intratorácicas causan síntomas de compresión de estructuras vecinas, los más frecuentes son disnea, estertores, tos, disfagia (menos frecuente), etc.
  • En el caso de neoplasia, los carcinomas tiroideos pueden incluso causar la compresión de la vena subclavia, yugular, o vena cava superior que se manifiesta por plétora facial y dilatación de las venas del cuello, la compresión de nervios recurrentes que ocasiona parálisis de las cuerdas vocales, que se manifiesta como disnea y voz ronca bitonal.
  • En el bocio simple la función tiroidea es normal durante muchos años o siempre. Puede aparecer hipotiroidismo o hipertiroidismo esporádicamente por transformación autonómica de algún nódulo (bocio multinodular tóxico).

Diagnóstico[editar]

  • Se solicitan los niveles de las hormonas tiroideas T3-T4 y de la Hormona estimulante de la tiroides (TSH)
  • La TSH es la prueba necesaria para la valoración funcional, su normalidad descarta prácticamente la alteración funcional tiroidea.

Si la TSH está por debajo de lo normal, se realiza la determinación de T4 libre para determinar si el paciente presenta un hipertiroidismo subclinico o clínico.

  • Con la TSH baja y T4 libre normal, está indicada la determinación de T3 para excluir T3 tiroxicosis.
  • Si la TSH esta elevada se realiza una determinación de T4 libre para saber si tiene un hipotiroidismo subclínico o clínico, estando también indicada la determinación de Anticuerpos antitiroideos para descartar una enfermedad autoinmune tiroidea.
  • La rara presencia de una TSH elevada y T4 libre elevada sugiere una secreción inadecuada de TSH desde la glandula hipófisis.
  • Se utilizan los Test morfológicos(clínica y anamnesis) sobre todo para decidir el tratamiento.
  • La Ecografía permite detectar nódulos, no la funcionalidad, ni la malignidad.
  • En presencia de una clínica compresiva estaría indicado realizar una RX cervical o torácica, y un TAC,o una RNM Torácica para detectar la compresión de estructuras vecinas.
  • La PAAF está indicada para descartar malignidad, sobre todo en nódulos de crecimiento rápido, nódulos predominantes, o nódulos únicos de consistencia dura a la palpación.

Diagnóstico diferencial[editar]

  • 1. Bocio difuso:

Si existen signos de hipertiroidismo es semejante al basedow, pero tiene distintos resultados funcionales.

  • Los anticuerpos tiroideos y la PAAF le diferencian del Hashimoto.
  • 2. Bocio multinodular:

Si aparece dolor se asemeja a la neoplasia y la tiroiditis subaguda. En caso de duda se recurre a la cirugía y anatomía patológica

Tratamiento[editar]

  • 1. Médico: el tratamiento es obligado si existe hipotiroidismo.

Se disminuye la secreción de TSH mediante administración de hormonas tiroideas (metimazol) en los estados iniciales. Cuando el tratamiento médico es eficaz no reincidirá con su retirada salvo que persista la causa.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]