Hiperprolactinemia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hiperprolactinemia
PRL structure.png
Prolactina
Clasificación y recursos externos
CIE-10 E22.1
CIE-9 253.1
DiseasesDB 6314
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La hiperprolactinemia es el aumento de los niveles de la hormona prolactina en sangre. La prolactina es una hormona sexual que cumple un papel fundamental durante la lactancia materna. Es liberada a la sangre por la hipófisis como consecuencia de diversos estímulos (estrógenos, estrés, lactancia materna, sueño, etc) y es inhibida por la dopamina. Algunos de los trastornos que provacan hiperprolactinemia son el déficit dopaminérgico en el SNC o un tumor hipofisiario.[1]

Síntomas[editar]

En la mujer[editar]

En el hombre[editar]

Trastornos ovulatorios e hiperprolactinemia[editar]

La hiperprolactinemia afecta al 15 % de las mujeres con amenorrea u oligomenorrea,y al 33 % de las pacientes con infertilidad. Hasta un 25 % de pacientes con síndrome de ovario poliquístico (SOP) presentan hiperprolactinemia. En estas mujeres, la hiperprolactinemia parece ser consecuencia del incremento de la secreción de estrógenos. Los niveles elevados de prolactina inhiben la actividad GnRH por interacción con el sistema dopaminérgico e hipotalámico con irregularidades menstruales o infertilidad debido a anovulación crónica o defectos en la fase lútea. El tratamiento más utilizado es la bromocriptina, un agonista dopaminérgico.

Enfermedad celíaca e hiperprolactinemia[editar]

En los últimos años, el papel de la prolactina (PRL) como modulador de la respuesta inmune, ha sido aclarado. La presencia de niveles elevados de prolactina (hiperprolactinemia) se ha encontrado presente en la fase activa de diversos procesos de naturaleza autoinmune, tanto órgano-específicos como inespecíficos. Su hallazgo es inespecífico y no tiene relación con la edad, ni con el sexo, por lo que puede encontrarse tanto en hombres como mujeres, a cualquier edad de la vida.

Existe una correlación significativa entre la presencia de niveles elevados de PRL y el número de linfocitos T CD4+ y de linfocitos B. Esta hormona además estimula la liberación de citoquinas y aumenta la producción de autoanticuerpos.

La relación entre la prolactina y las enfermedades autoinmunes podría explicarse parcialmente, debido a que el gen de la prolactina humana se encuentra situado a nivel del brazo corto del cromosoma 6, en estrecha relación con la región del HLA.[2] [3]

En la enfermedad celíaca (EC), se confirma que la hiperprolactinemia está presente fundamentalmente en algunos pacientes en fase activa, antes del diagnóstico cuando consumen una dieta normal, pero no en aquellos con EC inactiva, después de una dieta sin gluten.

Del mismo modo, también se encontró una buena correlación entre los niveles de PRL suero con el grado de atrofia de la biopsia duodenal y con las concentraciones séricas de esta hormona y los niveles séricos de transglutaminasa o de los anticuerpos antiendomisio.

Por esta razón, ha sido sugerido que el nivel de PRL puede servir como un marcador potencial para valorar el grado de actividad de la EC.[4] [5]

Véase: Protocolo Diagnóstico de la Enfermedad Celíaca

Etiología[editar]

Epónimos históricos[editar]

En 1932, los médicos argentinos Juan Carlos Ahumada y Enrique B. del Castillo publicaron en el Boletín de la Sociedad Argentina de Ginecología y Obstetricia el caso de una paciente con amenorrea y galactorrea, síntomas de insuficiencia estrogénica y ausencia de gonadotropinas urinarias. Casi veinte años después, en 1951, los médicos estadounidenses Anne Poppenheimer Forbes y Fuller Albright presentaron un caso prácticamente idéntico en una reunión de la Asociación Estadounidense para el Estudio de las Secreciones Internas; el resumen de esta ponencia se publicó en una revista de difusión mundial, The Journal of Clinical Endocrinology. Unos meses después, J. Argonz y Enrique B. del Castillo enviaban a esta misma revista una réplica en la que, además de señalar la primacía de Ahumada y Del Castillo, presentaban cuatro casos más, de entre los muchos ya estudiados en el servicio de endocrinología del Hospital Rivadavia.[6]

No son muy claras las diferencias entre el síndrome de Ahumada-Del Castillo y el síndrome de amenorrea y galactorrea que se manifiesta tras un parto, conocido como síndrome de Chiari-Frommel.[6]

Los siguientes tres síndromes de amenorrea-galactorrea se establecieron antes de que los niveles de prolactina se pudieran medir de manera confiable:

  • Síndrome de Ahumada-Del Castillo, que se refiere a la asociación de la galactorrea y la amenorrea no asociadas con el embarazo. Existe deficiencia de estrógenos y niveles de gonadotropina urinaria disminuidos.[7]
    • Síndrome de Del Castillo
    • Síndrome de Argonz-Del Castillo
    • Síndrome de Argonz-Ahumada-Del Castillo
    • Síndrome de Argonz-Del Castillo-Ahumada
    • Síndrome de Chiari II
    • Síndrome de Chiari-Frommel
    • Síndrome de Forbes-Albright
    • Síndrome de Forbes
    • Enfermedad de Frommel
  • Síndrome de Chiari-Frommel, que se refiere a la galactorrea y la amenorrea posparto persistentes.[8]
  • Síndrome de Forbes-Albright, que se refiere a la galactorrea y la amenorrea asociadas con un tumor de pituitaria.[9]

Referencias[editar]

  1. Mancini, T. (2008), «Hyperprolactinemia and prolactinomas», Endocrinology & Metabolism Clinics of North America 37: 67, doi:10.1016/j.ecl.2007.10.013, PMID 18226731 
  2. De Bellis, A.; Bizzarro, A.; Pivonello, R.; Lombardi, G.; Bellastella, A. (2005). «Prolactin and autoimmunity». Pituitary 8 (1):  p. 25-30. 
  3. Shelly, S.; Boaz, M.; Orbach, H. (2012). «Prolactin and autoimmunity». Autoimmunity Reviews 11 (6-7):  p. A465–A470. 
  4. Reifen, R.; Buskila, D.; Maislos, M.; Press, J.; Lerner, A. (1997). «Serum prolactin in coeliac disease: a marker for disease activity». Archives of Disease in Childhood 77 (2):  p. 155–157. 
  5. Kapur, G.; Patwari, A. K.; Narayan, S.; Anand, V.K. (2004). «Serum prolactin in celiac disease». Journal of Tropical Pediatrics 50 (1):  p. 37–40. 
  6. a b Fernando A. Navarro (2000). Diccionario crítico de dudas inglés-español de medicina. Madrid (España): McGraw-Hill-Interamericana (3.ª edición), 2006.
  7. «Ahumada-del Castillo syndrome», artículo en el sitio web Who Named It? A dictionary of medical eponyms. Consultado el 13 de octubre de 2013.
  8. «Chiari-Frommel syndrome», artículo en el sitio web Who Named It? A dictionary of medical eponyms. Consultado el 13 de octubre de 2013.
  9. «Forbes-Albright syndrome», artículo en el sitio web Who Named It? A dictionary of medical eponyms. Consultado el 13 de octubre de 2013.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]