Teatro africano de la Primera Guerra Mundial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colonias europeas y principales campañas aliadas contra los territorios alemanes (turquesa).

El Frente africano de la Primera Guerra Mundial comprende varias campañas geográficamente distintas contra las colonias alemanas repartidas por África: Kamerun, Togolandia, África del Sudoeste Alemana y África Oriental Alemana.

Antecedentes[editar]

El Imperio británico, con casi completo control de los océanos del mundo, tenía la capacidad y los recursos para conquistar las colonias alemanas cuando estalló la guerra. La mayoría de las colonias alemanas en África no contaban con buenas defensas y estaban casi rodeadas por colonias de sus enemigos, Reino Unido, Francia , Bélgica y, más tarde en la guerra, Portugal.

África Occidental[editar]

Campaña de Togolandia

La pequeña colonia de Togolandia (actual Togo y parte de Ghana), que no tenía fuerzas militares sino de policía, fue casi inmediatamente conquistada (26 de agosto de 1914) por fuerzas británicas procedentes de la Costa de Oro británica (actual Ghana) y una pequeña fuerza francesa de Dahomey.

La campaña de Kamerun 1915

Las tropas alemanas en Kamerun (actual Camerún y parte del nordeste de Nigeria) (unos 1.000 soldados alemanes y 3.000 africanos) lucharon fieramente contra los invasores británicos procedentes de Nigeria (que tuvieron poco éxito), franceses desde Chad, y belga-franceses desde el Congo, que en septiembre conquistaron Limbe en la costa, y, con la ayuda de cruceros británicos y franceses conquistaron la capital colonial, Duala, en septiembre de 1914. El centro de la resistencia alemana fue entonces Yaundé, que fue atacada por los franco-belgas y capturada, pero el gobernador y muchos soldados se retiraron a la neutral Guinea Española). La lucha terminó con la rendición de las últimas fuerzas alemanas (Schutztruppe) en febrero de 1916 .

África Suroccidental[editar]

Campaña del Suroeste de África en 1915.

África del Sudoeste Alemana (actual Namibia) era un árido territorio tras la desolada costa del desierto de Namib, la única población alemana de importancia estaba alrededor de la capital Windhoek en el interior. Alemania tenía 3.000 soldados y podía contar con el apoyo de la mayoría de los 7.000 colonos varones adultos. Además, los alemanes tenían relaciones amistosas con los bóeres de la Unión Sudafricana, que habían luchado en una sangrienta guerra con Reino Unido 12 años antes.

El primer ministro sudafricano Louis Botha informó a Londres que la Unión Sudafricana podía defenderse sola y que las fuerzas británicas podían partir para Francia; ambos gobiernos acordaron que los sudafricanos invadirían el África del Sudoeste Alemana. Mientras los líderes bóeres Jan Smuts y Louis Botha se ponían del lado británico y en contra de Christiaan Beyers y Christiaan De Wet, y se movilizaban las tropas en septiembre de 1914, unos 12.000 irritados bóeres se rebelaron (rebelión Maritz). En dos batallas en octubre, los rebeldes fueron derrotados y hacia el fin de 1914 terminó la rebelión.

Cañón sudafricano en el desierto arenoso

Un primer intento de invadir la colonia alemana fracasó en Sandfontein, cerca de la frontera con la colonia del Cabo, cuando el 25 de septiembre de 1914 los alemanes derrotaron a los invasores.

En marzo de 1915, suprimida la rebelión de Maritz, el general Smuts prosiguió entonces sus operaciones militares en el África del Sudoeste. Las tropas sudafricanas (unos 67.000 hombres) eran veteranas en combates y estaban acostumbradas a vivir en ese tipo de terreno. Cruzaron a caballo cientos de kilómetros de territorio vacío en cuatro columnas. El propio Botha mandaba la fuerza que ocupó Walvis Bay y Swakopmund Los alemanes trataron, sin éxito de detener el avance y Windhoek fue capturada el 12 de mayo de 1915. Las fuerzas alemanas quedaron arrinconadas en el norte, y tras la batalla de Otavi el 1 de julio, se rindieron en Khorab el 9 de julio de 1915. Sudáfrica gobernaría el Sudoeste Africano durante los siguientes 75 años.

África Oriental Alemana[editar]

La guerra en el África Oriental Alemana

En el África Oriental Alemana (las actuales Tanzania, Burundi y Ruanda) los británicos fueron incapaces de someter a los defensores de la colonia a pesar de cuatro años de esfuerzos y decenas de miles de heridos.

Al comienzo de la guerra el gobernador alemán Heinrich Schnee y el gobernador británico del África Oriental, Sir Henry Conway Belfield, se manifestaron a favor del 'Acta del Congo' de 1885 que preveía la neutralidad en caso de guerra en Europa. Pero el 5 de agosto de 1914, tropas británicas desde Uganda atacaron puestos alemanes en el lago Victoria y el 8 de agosto comenzó un ataque naval británico que bombardeó Dar es Salaam desde el mar. En respuesta, el comandante de las fuerzas alemanas en el Este de África, teniente coronel Paul von Lettow-Vorbeck, comenzó a organizar sus tropas para el combate. Las Schutztruppe alemanas en África Oriental consistían en 260 alemanes y 2.472 askaris, parecidas a los dos batallones de los King's African Rifles británicos del África Oriental Británica. A mediados de agosto los 'askaris' alemanes iniciaron una serie de 'raids' sobre Kenia y Uganda

El 2 de noviembre de 1914 8.000 indo-británicos desembarcaron en Tanga mientras otros 4.000 atacaban por la región del Kilimanjaro para capturar el ferrocarril de Usambara (3 noviembre 1914) y acabar reuniéndose. Aunque superadas 8:1 en Tanga y 4:1 en Longido, las Schutztruppe de Lettow-Vorbeck prevalecieron.

El crucero Königsberg
Las Schutztruppe con un cañón del Königsberg

En 1915 barcos británicos (transportados por tierra) y belgas se hicieron con el control naval del lago Tanganica; también lograron el control del lago Victoria. Los alemanes tenían un buque de guerra importante en el Océano Índico cuando estalló la guerra el crucero ligero Königsberg que hundió al crucero británico Pegasus en Zanzíbar y se retiró al delta del río Rufiji, donde fue hundido por barcos británicos el 11 de julio de 1915. La tripulación y sus cañones de 10.5 cm fueron rescatados por las Schutztruppe.

En 1916 los británicos encargaron la tarea de derrotar a los alemanes al muy capacitado comandante bóer Jan Smuts con una amplia fuerza (unos 13.000 Sudafricanos y rhodesianos, incluyendo bóeres, así como 7.000 indios y africanos. Por su parte Lettow-Vorbeck había reunido un ejército de 1.800 alemanes y unos 12.000 askaris. Su conquista del África Oriental Alemana fue metódica y con moderado éxito. El principal ataque británico fue por el norte desde el África Oriental Británica, mientras otro contingente avanzaba por el sur desde el lago Malaui. Por su parte los belgas avanzaron por el oeste desde el Congo Belga. Hacia septiembre de 1916, las tropas británicas habían capturado la línea férrea alemana (de Dar es Salaam en el Índico a Ujiji en el lago Tanganica) y controlaban sólidamente el país al norte de dicha línea. Mientras la ‘Force Publique’ (tropas belgo–congolesas)comenzó su campaña el 18 de abril de 1916 al mando del general Charles Tombeur, marchó en tres columnas y, tras fuertes combates, conquistó la parte oeste de la colonia, incluyendo Ruanda, Burundi y la ciudad de Tabora. Sin embargo, el ejército de Lettow-Vorbeck no fue derrotado y permaneció activo mucho después de que Jan Smuts fuera sustituyendo sus tropas sudafricanas e indias por askaris del King's African Rifles, y partiera en enero de 1917 para incorporarse al ‘Gabinete Imperial de Guerra’ británico en Londres en 1917.

La rendición de Lettow a los británicos en Abercorn vista por un artista africano.

Una ofensiva dirigida por otro sudafricano, el general Jacob van Deventer, fue lanzada en julio de 1917; el ejército alemán venció en la batalla de Mahiwa (octubre de 1917), pero el 23 de noviembre de 1917 se introdujo en África Oriental Portuguesa para conseguir suministros capturando guarniciones portuguesas, y de nuevo en el África Oriental Alemana,terminando en Rodesia del Norte donde finalizó la guerra.

El pequeño ejército de Lettow-Vorbeck firmó el ‘alto el fuego’ en el río Chambeshi el 14 de noviembre de 1918, tras recibir un telegrama de que Alemania había dejado de luchar el 11 de noviembre. La rendición formal tuvo lugar el 23 de noviembre de 1918 en Abercorn. El ejército de Lettow-Vorbeck nunca fue vencido en batalla, y él fue recibido como héroe en Alemania.

Norte de África[editar]

En el norte del continente el Imperio otomano intentó mediante la 'guerra santa' alzar a los musulmanes contra los británicos, franceses e italianos. Para evitarlo en Egipto, los británicos depusieron al jedive Abbas II Hilmi (sustituyéndolo por su tío Hussein Kamil), pusieron fin a la 'soberanía' otomana y defendieron el canal de Suez contra el ataque turco-alemán a través del Sinaí en 1915; aunque agentes otomanos organizaron un levantamiento en Darfur (Sudán Anglo-Egipcio).

En Libia los senussíes, alzados en 1915, obligaron a los italianos a retirarse a la costa.

Otros agentes otomanos actuaron en Marruecos. Pero Francia no sólo controló la situación sino que sacó de su parte de África tropas nativas para luchar en Europa.

Tras la Guerra[editar]

La Guerra marcó el fin del breve Imperio alemán de ultramar. Reino Unido, Francia, Bélgica, Portugal y la Unión Sudafricana se repartieron las colonias alemanas de África.

Fuentes[editar]

Este artículo es casi todo él una traducción de artículos equivalentes de otras lenguas de Wikipedia, principalmente la inglesa.

Véase también[editar]

Imperio colonial alemán

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Maps of the war in Africa