El lago de los cisnes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El lago de los cisnes
Лебединое Озеро / Lebedínoye óziero
Wilfride Piollet danse dans "le Lac des Cygnes" (à l'Opéra de Paris, 1977).jpg
Wilfride Piollet en un montaje del ballet en París, 1977.
Ubicación Alemania
Tiempos de cuento de hadas[1]
Basado en el cuento alemán Der geraubte Schleier (El velo robado) de Johann Karl August Musäus
Música
Compositor Piotr Ilich Chaikovski
Coreógrafo Julius Reisinger
Puesta en escena
Lugar de estreno Teatro Bolshoi
Moscú
Fecha de estreno 4 de marzo de 1877
Personajes Odette
Príncipe Sigfrido
Reina madre
Rothbart
Odile
Bailarines Ballet Bolshoi
Libretista Vladimir Petrovich Begitchev
Vasily Geltzer
Diseñador Karl Valts (Actos 2 & 4)
Ivan Shangin (Acto 1)
Karl Groppius (Acto 3)[2]

El lago de los cisnes (en ruso Лебединое Озеро / Lebedínoye óziero) es un cuento de hadas-ballet estructurado en cuatro actos, que fue encargado por el Teatro Bolshói en 1875 y se estrenó en 1877. La música fue compuesta por Piotr Ilich Chaikovski; se trata de su op. 20 y es el primero de sus ballets. En la producción original la coreografía fue creada por Julius Reisinger. El libreto se cree que fue escrito por Vladimir Petrovich Begichev y Vasily Geltser, basándose en el cuento alemán Der geraubte Schleier (El velo robado) de Johann Karl August Musäus.[3]

La primera representación tuvo lugar el 4 de marzo de 1877 en el Teatro Bolshói de Moscú.[4] Contrario a su gran reconocimiento actual, esta obra estuvo rodeada de reveses desde su estreno; además de su pobre producción inicial, de la cual se han perdido algunos registros, las creaciones de la música y la original coreografía no fueron paralelas debido a desacuerdos técnicos entre las partes, pues Chaikovski (poco familiarizado con la composición de ballets) trabajó de forma rápida, innovadora y despreocupada en una partitura que terminaría desconcertando a Reisinger. Todo ello hizo que la obra no fuese bien aceptada ni por el público ni por la crítica la cual se expresó con palabras como “difícilmente se convertirá en un ballet de repertorio y nadie lo va a lamentar”[5] Sin embargo, el 15 de enero de 1895 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo esta misma obra logra su primer gran éxito con una nueva coreografía a cargo de Marius Petipa y Lev Ivanov.

Desde ese entonces, numerosas revisiones y puestas en escenas mantuvieron fresca esta subestimada obra de modo que para mediados de los años 40 del siglo XX empezó a ser ampliamente reconocida como paradigma del ballet. El lago de los cines bailado con la música de Chaikovski es, actualmente, uno de los más reputados títulos del ballet mundial y una de las mayores exportaciones artísticas de la Rusia imperial, así como una de las obras emblema del compositor. Bailarines tan geniales como Anna Pávlova y Rudolf Nuréyev han dejando su huella en esta duradera obra maestra.

Historia[editar]

Composición[editar]

Los orígenes del ballet El lago de los cisnes son bastante oscuros y, como hay muy pocos registros concernientes a la primera producción de la obra que hayan sobrevivido, solamente cabe especular sobre quién fue el autor del libreto original. La teoría más autorizada atribuye su autoría a Vladimir Petrovich Begichev, director del Teatros Imperiales de Moscú durante el tiempo en que el ballet fue producido originalmente, y Vasily Geltser, bailarín del Teatro Imperial Bolshoi de Moscú.[6] Pero muy probablemente Geltser solo fue la primera persona en copiar el escenario para su publicación, puesto que una copia conservada lleva su nombre. El primer libreto publicado del ballet y la música compuesta por Chaikovski no se corresponden en muchas partes. De ello se puede inferir que el auténtico primer libreto publicado posiblemente fue elaborado a mano por un escritor del periódico quien había visto los ensayos iniciales. Las nuevas producciones de óperas y ballets siempre se publicaban en los periódicos de la Rusia Imperial, junto con sus respectivos escenarios.

Según dos de los parientes de Chaikovski, su sobrino Yuri Lvóvich Davydov y su sobrina Anna Meck-Davydova, el compositor había creado anteriormente un pequeño ballet llamado El lago de los cisnes en su casa en 1871. Este ballet incluía el célebre leitmotiv conocido como el tema del cisne o canción de los cisnes.[4] [7] Begichev encargó la partitura de El lago de los cisnes a Chaikovski en 1875 por un precio bastante modesto de 800 rublos. Begichev pronto comenzó a elegir artistas que participarían en la creación del ballet. El coreógrafo asignado a la producción fue el checo Julius Reisinger, que había sido contratado desde 1873 como maestro de ballet en el Ballet Imperial del Teatro Bolshoi de Moscú (hoy conocido como el Ballet Bolshoi). Se desconoce qué tipo de procesos de colaboración hubo entre Chaikovski y Reisinger. Parece que en un principio Chaikovski trabajaba sin pleno conocimiento de los requisitos específicos de Reisinger.[8] Chaikovski probablemente tenía algún tipo de instrucción al componer El lago de los cisnes, ya que tenía que saber qué tipo de danzas se requerirían. Pero, a diferencia de las instrucciones que el compositor recibió para las partituras de La bella durmiente y El cascanueces, en esta ocasión no hay instrucciones por escrito que se hayan conservado. Cuando Reisinger comenzó la coreografía una vez terminada la partitura, exigió algunos cambios a Chaikovski. Al exigir la adición o eliminación de una danza, Reisinger dejaba claro que él iba a ser una parte muy importante en la creación de esta pieza. Aunque se pidió a los dos artistas que colaborasen, cada uno pareció preferir trabajar tan independiente del otro como fuera posible.[8]

Influencias de Chaikovski[editar]

Desde comienzos del siglo XIX hasta principios de la década de 1890, las partituras para ballets casi siempre eran escritas por compositores conocidos como "especialistas": compositores que eran muy hábiles en anotar la música ligera, decorativa, melodiosa y rítmicamente clara que estaba en ese momento en boga para el ballet. Chaikovski estudió la música de estos "especialistas", como el italiano Cesare Pugni y el austríaco Leon Minkus, antes de ponerse a trabajar en El lago de los cisnes. Chaikovski tenía una opinión bastante negativa de la música de ballet "especialista" hasta que la estudió en detalle, quedando impresionado por la variedad casi ilimitada de contagiosas melodías contenidas en sus partituras. Chaikovski admiraba más que ninguna la música de ballet de compositores como Léo Delibes, Adolphe Adam y Riccardo Drigo. Más tarde escribiría a su protegido, el compositor Sergei Taneyev, "Escuché el ballet Sylvia de Delibes... qué encanto, qué elegancia, qué riqueza de melodía, ritmo y armonía. Me avergoncé, porque si hubiera sabido de esta música entonces, yo no habría escrito El lago de los cisnes". Chaikovski admirada enormemente la partitura de Adam para Giselle de 1844, que presentaba la utilización de la técnica conocida como leitmotiv: asociando determinados temas con ciertos personajes o estados de ánimo, una técnica que utilizaría en El lago de los cisnes, y más adelante, en La bella durmiente.

Chaikovski se basó en composiciones anteriores por la partitura de El lago de los cisnes. Hizo uso de material de El voivoda, una ópera que había abandonado en 1868. El Gran adagio (también conocido como el Dúo de amor) de la segunda escena de El lago de los cisnes fue modelado a partir de un aria de esa ópera, igual que el Valse des fiancées de la tercera escena. Otro número que incluía un tema de El voivoda fue el Entr'acte de la cuarta escena. En abril de 1876 la partitura estaba completa y comenzaron los ensayos. Pronto Reisinger empezó a dejar de lado ciertos números que él calificó como "no aptos para el ballet". Reisinger incluso inició la coreografía de las danzas con música de otros compositores, pero Chaikovski protestó y sus piezas fueron restituidas.

Proceso compositivo[editar]

El entusiasmo de Chaikovski con El lago de los cisnes es evidente por la rapidez con la que compuso. Encargado en la primavera de 1875, la pieza se creó en un año completo. Sus cartas a Sergei Taneyev a partir de agosto 1875 indican sin embargo, que no sólo era su emoción lo que le obligó a crear tan rápidamente, sino su deseo de terminarlo lo más pronto posible a fin de permitirle empezar a trabajar en una ópera. En primer lugar, creó partituras de los tres primeros números del ballet, luego la orquestación durante el otoño e invierno y todavía estaba luchando con la instrumentación en la primavera. El 10 abril de 1876 el trabajo estaba completo.[4] La mención de Chaikovski de un borrador sugiere la presencia de algún tipo de resumen, pero no se conoce la existencia de borrador alguno. Chaikovski escribió varias cartas a sus amigos expresando su deseo de muchos años de trabajar con este tipo de música, así como su entusiasmo acerca de su estimulante, aunque laboriosa tarea actual.[8]

Representaciones[editar]

Adelaide Giuri (Odette) y Mikhail Mordkin (Sigfrido), 1901.
  • El estreno fue 4 de marzo de 1877, Teatro Bolshoi de Moscú; coreografía de Julius Reisinger; dirigido por Stepan Ryabov; escenografía de Karl Valts (Actos 2 & 4), Ivan Shangin (Acto 1), Karl Groppius (Acto 3).
  • 1880 y 1882, Teatro Bolshoi de Moscú; coreografía de Joseph Hansen, mismo director y diseñadores que en el estreno.
  • 1895, Teatro Mariinski de San Petersburgo; con coreografía de Marius Petipa (Actos 1 & 3), Lev Ivanov (Actos 2 & 4); dirigido por Riccardo Drigo; escenografía de Ivan Andreyev, Mikhail Bocharov, Henrich Levogt; diseño de vestuario de Yevgeni Ponomaryov[9]
  • 1901, Teatro Bolshoi de Moscú; con coreografía de Aleksandr Gorsky; dirigido por Andrey Arends; escenografía de Aleksandr Golovin (Acto 1), Konstantín Korovin (Actos 2 & 4) y N. Klodt (Acto 3).
  • 1911, producción de los Ballets Rusos de Sergei Diaghilev en Londres; con coreografía de Michel Fokine siguiendo a Petipa-Ivanov; escenografía de Golovin y Korovin.

Estreno mundial en Moscú[editar]

El estreno de El lago de los cisnes tuvo lugar el 04 de marzo de 1877. La función fue a beneficio de la bailarina Pelageya Karpakova, también conocida como Polina Karpakova. Ella misma interpretó el papel de Odette junto con el primer bailarín del Teatro Bolshoi Victor Gillert como príncipe Sigfrido. Karpakova probable también bailó la parte de Odile, aunque no se sabe con certeza. La bailarina rusa Anna Sobeshchanskaya, para la que estaba programado originalmente (1877) el papel de Odette, fue retirada del estreno cuando un funcionario del gobierno de Moscú se quejó de ella, afirmando que había aceptado varias piezas de joyería cara de él, sólo para luego casarse con un compañero bailarín y vender las piezas por dinero en efectivo. Sobeshchanskaya fue sustituida por Pelageya Karpakova que bailó el papel de la reina cisne.

El estreno no fue bien recibido, obteniendo una crítica casi unánime acerca de los bailarines, orquesta y escenografía. Por desgracia la magistral partitura de Chaikovski se perdió en la debacle de la pobre producción. Aunque hubo algunos que reconocieron sus virtudes, la mayoría consideró que era demasiado complicado para el ballet. Los propios críticos en general no estaban familiarizados con el ballet o la música, sino más bien con el melodrama hablado. La música de Chaikovski les pareció "demasiado ruidosa, demasiado wagneriana y demasiado sinfónica".[10] Los críticos también arremetieron contra la coreografía de Reisinger que pensaron que era "poco imaginativa y en conjunto poco memorable".[10] La producción no triunfó debido a varias razones. Los orígenes alemanes de la historia de El lago de los cisnes fueron "tratados con desconfianza mientras que la historia en sí fue considerada "estúpida" con apellidos impronunciables para sus personajes".[10] La bailarina de Odette (y probablemente Odile aunque esto nunca ha sido demostrado con certeza) fue una solista secundaria y "no especialmente convincente" [10]

"La pobreza de la producción, es decir, la escenografía y el vestuario, la ausencia de destacados intérpretes, la debilidad imaginativa del coreógrafo, y, por último, la orquesta ... todo esto junto permitió (a Chaikovski) con buena razón  echar la culpa del fracaso a los demás".

Modest Chaikovski, hermano del compositor

A pesar de este recibimiento negativo, con el público y los críticos alegando que la música era demasiado compleja para ser una pieza de ballet, en la actualidad la obra se considera una de las más valiosas de Chaikovski, y lo elevó a la esfera de los más importantes compositores de ballet.

Pas de deux de Chaikovski de 1877[editar]

Anna Sobeshchanskaya (Odette), 1877

A pesar de la pobre reacción ante el estreno, el ballet no obstante se siguió representando. El 26 de abril de 1877 la primera bailarina del Bolshoi de Moscú, Anna Sobeshchanskaya, debutó como Odette/Odile en El lago de los cisnes. Desde el principio estuvo descontenta con la producción del ballet, pero sobre todo con la coreografía de Reisinger y con la música de Chaikovski. Sobeshchanskaya viajó a San Petersburgo para que Marius Petipa, el premier maître de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo, coreografiase para ella un nuevo pas de deux para sustituir el pas de six que funcionaba como Grand pas del tercer acto. En el ballet del siglo XIX era una práctica habitual que una bailarina solicitase un pas o variación suplementarios y a menudo estas danzas "hechas a medida" se convertían literalmente en propiedad legal de la bailarina para la que fueron compuestas.[11] Petipa coreografió el pas de deux de Sobeshchanskaya con música compuesta por Leon Minkus, quien ocupaba el cargo de compositor de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo. La pieza era un pas de deux classique estándar que consistía en una breve entrée, el gran adage, una variación para el bailarín, otra variación para la bailarina y una coda.

Las noticias de este cambio pronto llegaron a Chaikovski que se enfadó mucho, afirmando que, si el ballet es bueno o malo, él solo será responsable de su música. Luego aceptó escribir un nuevo pas de deux para la bailarina, pero pronto surgió un problema: Sobeshchanskaya no tenía reservas en cuanto a interpretar un pas con la nueva música de Chaikovski, pero quería conservar la coreografía de Petipa, y no tenía ningún deseo de viajar a San Petersburgo de nuevo para que el Maestro de ballet arreglase un nuevo pas para ella. A la luz de esto, Chaikovski aceptó componer un pas que se correspondería con la música Minkus hasta tal punto que ni siquiera requeriría que la bailarina lo ensayase. Sobeshchanskaya estaba tan satisfecha con la nueva versión de Chaikovski de la música de Minkus que le pidió que compusiera para ella una variación adicional, lo cual hizo.[11] Hasta 1953 se creía que este pas de deux se había perdido. Pero accidentalmente se descubrió un repetiteur en los archivos del Teatro Bolshoi de Moscú. Estaba entre las partes orquestales utilizadas en la recuperación de El corsario de Alexander Gorsky, que había incluido la pieza en su versión de El corsario de 1912. En 1960 George Balanchine coreografió un pas de deux con esta música para la bailarina Violette Verdy y el bailarín Conrad Ludlow bajo el título Pas de deux de Chaikovski, que aún es conocido y se interpreta hoy en día.[12]

Producciones entre 1879 y 1894[editar]

Julius Reisinger dejó Moscú en 1879 y su sucesor como coreógrafo fue Joseph Peter Hansen, que hizo considerables esfuerzos desde principios de la década de 1870 y durante la década de 1880 para rescatar El lago de los cisnes. El 13 de enero de 1880 presentó un nuevo montaje con la estudiante de la Escuela Imperial del Ballet de Moscú Evdokia Kalmykova en el papel de Odette / Odile y Alfred Bekefi en el de Sigfrido. Tuvo una acogida bastante mejor que el original, aunque no llegó a ser un gran éxito. El 28 de octubre de 1882 Hansen presentó otra versión de este ballet de nuevo con Kalmykova como Odette/Odile. Para la escena del baile arregló un Grand pas titulado La cosmopolitana, que fue tomado de la sección europea del Gran pas d'action conocido como La alegoría de los continentes a partir de 1875 el ballet Los bandidos montado por Petipa con música de Leon Minkus. La versión de Hansen de El lago de los cisnes fue representada sólo cuatro veces, siendo su representación final el 2 de enero de 1883 y pronto el ballet se eliminó del repertorio.

En total El lago de los cisnes tuvo un total de cuarenta y una representaciones entre su estreno y la final de 1883, lo cual era un plazo bastante largo para un ballet tan mal recibido en su estreno. Hansen llegó a convertirse en coreógrafo del Alhambra Theatre en Londres. El 1 de diciembre de 1884 presentó allí un ballet de un solo acto titulado Los cisnes, inspirado en la segunda escena de El lago de los cisnes. La música fue compuesta por Georges Jacoby, el director de orquesta del Alhambra Theatre. La segunda escena de  El lago de los cisnes fue presentada el 21 de febrero en Praga por el Ballet del Teatro Nacional en una versión montada por el coreógrafo August Berger. El ballet se presentó durante dos conciertos dirigidos por Chaikovski. El compositor anotó en su diario que experimentó "un momento de felicidad absoluta" cuando se representó el ballet. La producción de Berger siguió el libreto de 1877, aunque los nombres de Sigfrido y Benno fueron cambiados a Jaroslav y Zdenĕk, con el papel de Benno interpretado por una bailarina travestida. El papel de Sigfrido lo interpretó el propio Berger con la bailarina Giulietta Paltriniera-Bergrova como Odette. La producción de Berger se extendió durante ocho presentaciones, e incluso se planeó una producción en el Jardín Fantasía en Moscú en 1893, pero nunca se materializó.

Montaje de Petipa-Ivanov-Drigo de 1895[editar]

Pável Gerdt (Sigfrido), 1895

Entre finales de la década de 1880 y principios de 1890 Petipa y Vsevolozhsky consideraron recuperar El lago de los cisnes y estaban en conversaciones con Chaikovski sobre ello. Pero el compositor murió el 6 de noviembre de 1893, justo cuando los planes comenzaban a llegar a buen término. Aún no es seguro que Chaikovski fuese a revisar la música de este montaje. En cualquier caso, como consecuencia de su muerte Drigo fue quien revisó la partitura, no sin antes recibir la aprobación de Modest. Existen grandes diferencias entre la partitura de Drigo y la de Chaikovski. La revisión que Drigo hizo de la partitura de Chaikovski para el montaje de Petipa e Ivanov en 1895, y no la original de Chaikovski de 1877, es la que muchas compañías de ballet, aunque no todas, utilizan al montar este ballet en la actualidad. En febrero de 1894 se celebraron dos conciertos conmemorativos en honor de Chaikovski programados por Vsevolozhsky. La producción incluyó el segundo acto de El lago de los cisnes con coreografía de Lev Ivanov, segundo coreógrafo para del Ballet Imperial. Esta coreografía de Ivanov fue aclamada unánimemente como maravillosa.

La virtuosa italiana Pierina Legnani interpretó a Odette/Odile. Ella había debutado en diciembre de 1893 con el Ballet Imperial en Cenicienta, coreografiado por Petipa, Ivanov y Enrico Cecchetti con la música de Boris Fitinhof-Schell. Mostró su técnica fenomenal culminando su variación de la escena final durante el grand pas con treinta y dos fouettés en tournant, que era el máximo en aquel momento. El público gritó deslumbrado demandando un bis y la bailarina repitió su variación esta vez realizando veintiocho fouettés en tournant. No obstante, la muerte de zar Alejandro III de Rusia el 1 de noviembre 1894 y el período de luto oficial subsiguiente puso fin a todos los espectáculos y ensayos de ballet durante algún tiempo. En consecuencia, todos los esfuerzos se concentraron en la pre-producción del regreso de El lago de los cisnes. Ivanov y Petipa decidieron colaborar en para este montaje, encargándose Ivanov del segundo y cuarto actos, mientras que Petipa montaría el primero y el tercero. Se pidió al hermano menor de Chaikovski, Modest, que hiciese los cambios necesarios en el libreto del ballet, siendo el más destacado de su revisión el final de ballet. En lugar de los amantes simplemente se ahogasen por la mano del malvado Rothbart como en el original de 1877, Odette se suicida ahogándose y Sigfrido elegir morir también en lugar de vivir sin ella. Rápidamente los espíritus de los amantes se reencuentran en una apoteosis. Asimismo el ballet paso de tener cuatro actos a tres, el segundo acto se convirtió en la segunda escena de primer acto.

El ballet se estrenó el viernes 27 de enero de 1895 con Pierina Legnani como Odette/Odile, con Pavel Gerdt como el príncipe Sigfrido, Alexei Bulgakov como Rothbart y Alexander Oblakov como Benno. Esta representación tuvo lugar en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, con coreografía de Marius Petipa, Lev Ivanov, dirigido por Riccardo Drigo. La escenografía fue de Iván Andréyev, Mijaíl Bocharov, Henrich Levogt. El diseño de vestuario: Yevgueni Ponomaryov[9] El montaje fue todo un éxito, aunque no como lo ha sido en los tiempos modernos. La mayoría de las críticas en los periódicos de San Petersburgo fueron positivas. A diferencia del estreno de La bella durmiente, El lago de los cisnes no dominó el repertorio del Teatro Mariinski en su primera temporada. Sólo se dieron dieciséis representaciones entre el estreno y la temporada 1895-1896; y no se interpretó en 1897. Además el ballet sólo se representó cuatro veces en 1898 y 1899. El ballet pertenecía únicamente a Legnani hasta que se fue de San Petersburgo a su Italia natal en 1901. Tras su partida el ballet fue asumido por Mathilde Kschessinska, que fue tan celebrada en el papel como  su predecesora italiana.

Otras producciones notables[editar]

Zenaida Yanowsky (Odette) en la Royal Opera House, 2007.

A lo largo de la larga y compleja historia de las puestas en escena de El lago de los cisnes, la de 1895 ha servido de base para muchos montajes. Casi todos los coreógrafos han mantenido en gran medida la coreografía tradicional, que se considera prácticamente sagrada. El papel de Sigfrido con el tiempo ha ganado relevancia debido sobre todo a la evolución de la técnica del ballet. En 1940 el ballet de San Francisco fue la primera compañía americana en organizar un producción completa de El lago de los cisnes. El montaje logró un gran éxito protagonizado por Lew Christensen como Sigfrido, Jacqueline Martin como Odette y Janet Reed como Odile. Willam Christensen basó su coreografía en la de Petipa-Ivanov, apoyándose en la gran población de rusos emigrados en San Francisco, encabezados por la princesa y el príncipe Vasili Alexandrovich de Rusia, para que le ayudasen a asegurarse de que la producción tuviera éxito en su objetivo de preservar la cultura rusa en San Francisco.[13]

Diversas producciones notables se han ido distanciando de la original y la de 1895:

  • 1976: Ilusiones como El lago de los cisnes de John Neumeier con el Ballet de Hamburgo. Neumeier interpola la historia de Luis II de Baviera en la trama de El lago de los cisnes, a través de la fascinación de Luis con los cisnes. Se utilizó gran parte de la partitura original con material adicional de Chaikovski. La coreografía combinó el material de Petipa e Ivanov con nuevas danzas y escenas de Neumeier. El ballet termina con la muerte de Luis por ahogamiento mientras está confinado en un manicomio, con la música dramática para la conclusión el tercer acto. Con el tema del miembro de la realeza infeliz siendo forzado a contraer matrimonio heterosexual por razones de Estado y también la referencia a las vidas personales de la realeza actual, esta obra anticipó las interpretaciones de Bourne y Murphy. Ilusiones como El lago de los cisnes permanece en el repertorio de las principales compañías de ballet alemanas.
  • 1995: El lago de los cisnes de Matthew Bourne. Este ballet se apartaba del tradicional reemplazando el cuerpo de baile femenino por bailarines masculinos. Desde su creación en 1995, la producción de Bourne no ha estado fuera de escena más de unos pocos meses. Se ha representado en extensas giras en Grecia, Israel, Turquía, Australia, Italia, Japón, Corea, Rusia, Francia, Alemania, Países Bajos y Estados Unidos además del Reino Unido. Ha ganado más de 30 premios internacionales hasta la fecha.[14]
  • 2000: Versión del American Ballet Theatre, que fue grabada para televisión en 2005. En lugar de tener bajado el telón mientras suena la lenta introducción, utiliza esta música para acompañar un nuevo prólogo en el que se muestra a la audiencia cómo Rothbart transforma por primera vez a Odette en cisne. Este prólogo es similar, aunque con algunas diferencias, al montaje de Vladimir Burmeister de este mismo ballet estrenado en el Teatro Stanislavsky de Moscú en 1953. Rothbart en esta producción está interpretado por dos bailarines, uno aparece como un hombre joven y guapo que atrae fácilmente a Odette en el nuevo prólogo y el otro bailarín lleva un siniestro "maquillaje de monstruo" que revela el verdadero ser del brujo. En la película Cisne negro Natalie Portman, interpretando a Nina, sueña sobre esto en la escena inicial. Alrededor de media hora de la partitura completa se omite de esta producción.
Intérpretes en diversas producciones
Rol Moscú 1877 Moscú 1880 San Petersburgo 1895[9] Moscú 1901 Londres 1911
Reina Olga Nikolayeva Giuseppina Cecchetti
Sigfrido Victor Gillert Alfred Bekefi Pavel Gerdt Mikhail Mordkin Vaslav Nijinsky
Benno Sergey Nikitin Aleksandr Oblakov
Wolfgang Wilhelm Wanner Gillert
Odette Pelageya Karpakova Yevdokiya Kalmїkova Pierina Legnani Adelaide Giuri Mathilde Kschessinska
Rothbart Sergey Sokolov Aleksey Bulgakov K. Kubakin
Odile
***
Pierina Legnani Mathilde Kschessinska

Libreto[editar]

Muchos críticos han puesto en duda la fuente original de la historia El lago de los cisnes. El libreto se basa en un cuento Der geraubte Schleier (El velo robado),[16] del escritor alemán Johann Karl August Musäus, aunque esta historia sólo proporciona las líneas generales de la trama del ballet. El cuento popular ruso El pato blanco también tiene cierta semejanza con la historia del ballet y puede haber sido otra posible fuente. Los contemporáneos de Chaikovski recordaban que el compositor tenía gran interés en la historia de la vida del rey Luis II de Baviera, cuya trágica vida supuestamente había estado marcada por el signo del cisne y que conscientemente o no fue elegido como el prototipo del soñador príncipe Sigfrido.[17] El patriarca del ballet ruso Fyodor Lopukhov ha calificado El lago de los cisnes como un "ballet nacional" debido a sus cisnes, que argumenta tienen su origen en fuentes lírico románticas rusas, aunque muchos de los movimientos del cuerpo de baile provienen de danzas circulares eslavas. Según Lopukhov, "tanto la trama de El lago de los cisnes como la imagen del cisne y la idea misma de un amor fiel son esencialmente de Rusia".[17]

Personajes[editar]

  • Odette (La reina de los cisnes), la heroína de la historia, una hermosa princesa, que se ha transformado en un cisne.
  • El príncipe Sigfrido, el héroe de la historia, un apuesto príncipe que se enamora de Odette.
  • Rothbart, el antagonista de la historia, un malvado brujo, que ha encantado a Odette para que se convierta en cisne durante el día pero que recupere su forma verdadera y humana durante la noche.
  • Odile (El cisne negro), la malvada bruja e hija de Rothbart, el antagonista secundario, se transforma en Odette para que Sigfrido caiga en una trampa suya y lo engañe por completo.
  • Benno von Sommerstern, un amigo del príncipe.
  • La reina soberana, madre de Sigfrido.
  • Wolfgang, su tutor.
  • Barón von Stein.
  • La baronesa, su esposa.
  • Freiherr von Schwarzfels.
  • Su esposa.
  • Un heraldo.
  • Un lacayo.
  • Caballeros y damas de la corte, los amigos del príncipe, heraldos, invitados, pajes, aldeanos, sirvientes, cisnes, pollos del cisne.

En 1895 Benno von Sommerstern se había convertido simplemente "Benno" y Odette en "Reina de los Cisnes". Asimismo el Barón von Stein y su esposa, así como Freiherr von Schwarzfels y su esposa ya no aparecían identificados en el programa. La princesa soberana o gobernante a menudo se sustituye por "Reina madre". Rothbart (Redbeard, Barbarroja) también puede escribirse "Rotbart".

Argumento[editar]

El lago de los cisnes suele representarse en cuatro actos y cuatro escenas (sobre todo fuera de Rusia y Europa del Este), o bien en tres actos y cuatro escenas (sobre todo en Rusia y Europa del Este).

Prólogo

Un bosque oscuro.

Sólo se incluye en algunas versiones, esta escena, acompañada por la Obertura muestra la transformación real por la que la princesa Odette es convertida por primera vez en un cisne.

Acto I

Un magnífico parque ante un palacio.

El príncipe Sigfrido celebra su vigésimo primer cumpleaños con su tutor, amigos y campesinos en uno de los jardines de palacio. Las diversiones son interrumpidas por la reina madre de Sigfrido y sus damas de honor, que se preocupa por el estilo de vida despreocupado de su hijo. La reina recuerda a su hijo que la noche siguiente deberá escoger una esposa durante el baile real de celebración oficial de su cumpleaños. A la fiesta estarán invitadas jóvenes muchachas, entre las más hermosas de la comarca, y el príncipe deberá elegir a una de ellas como futura esposa. Esto causa una gran melancolía en Sigfrido ya que no puede casarse por amor. Su amigo Benno y el tutor tratan de levantar su estado de ánimo con problemas. Al caer la noche, Benno ve una bandada de cisnes volando por encima y sugiere una partida de caza. Sigfrido y sus amigos toman sus ballestas y parten en busca de los cisnes.

Acto II
Vals de los cisnes del Acto II.

Un claro junto al lago en un bosque junto a las ruinas de una capilla. Una noche iluminada por la luna.

Sigfrido se ha separado de sus amigos. Llega al claro junto al lago, mientras que una bandada de cisnes se posa cerca. Él apunta con su ballesta a los cisnes, pero se queda helado cuando uno de ellos se transforma en una hermosa doncella y princesa llamada Odette. Al principio ella está aterrorizada de Sigfrido, pero él promete no hacerle daño. Entonces ella le cuenta que es la reina cisne Odette, que ella y sus compañeras son víctimas de un terrible hechizo lanzado por Rothbart, el malvado brujo con forma de búho. Durante el día se convierten en cisnes y sólo vuelven a su forma humana por la noche a la orilla del lago encantado creado a partir de las lágrimas de la madre de Odette. El conjuro sólo puede romperse si alguien que nunca ha amado antes jura amar a Odette siempre. Aparece Rothbart y Sigfrido amenaza con matarlo, pero Odette intercede ya que si Rothbart muere antes de que se rompa el hechizo, nunca se podrá deshacer. Rothbart hace que las jóvenes vuelvan a convertirse en cisnes para evitar que el príncipe rompa el hechizo. Odette se aleja convertida en cisne.

Al desaparecer Rothbart, las doncellas cisne llenan el claro. Benno y sus compañeros también llegan y apuntan con sus ballestas a las doncellas. Sigfrido les detiene justo a tiempo y los despide. Ahora, a solas con Odette y las doncellas cisnes Sigfrido se dispone a ganar la confianza de Odette. Se enamoran mutuamente, pero a medida que llega el amanecer el hechizo arrastra a Odette y a sus compañeras de regreso al lago y hace que se transformen en cisnes de nuevo.

Acto III

Una sala opulenta en el palacio.

Se celebra la fiesta en el castillo donde Sigfrido deberá elegir esposa. Entra la reina madre junto a Sigfrido y el maestro de ceremonias da comienzo al festejo. Se presentan las jóvenes casaderas y la reina le pide a Sigfrido que baile con seis princesas y que elija una como una prometida. Sigfrido se queja de que él no ama a ninguna de ellas. Él piensa en Odette, se niega a escoger esposa y su madre se enfada con él. En ese momento el maestro de ceremonias anuncia la llegada de un noble desconocido y su hija. Es el barón Rothbart que llega disfrazado a la fiesta con su hija, la malvada bruja Odile. Ha transformado Odile para que sea casi idéntica a Odette en todos los aspectos, excepto que viste de negro en lugar de blanco. El príncipe, hechizado por el brujo, cree ver a Odette en Odile, convertida en Odette. Odette aparece como una visión y en vano trata de advertir a Sigfrido de que está siendo engañado. Pero Sigfrido permanece ajeno y proclama ante el tribunal que tiene la intención de hacer que su esposa Odile, convertida en Oodette. La reina madre acepta y Sigfrido le jura a Odile amor eterno. Rothbart se descubre y muestra a Sigfrido una visión mágica de Odette a lo lejos. Odile entonces deja de tener el aspecto de Odette y se transforma y recupera su verdadero rostro, contenta con haber engañado a Sigfrido habiéndole hecho creer que Odile era su amada Odette. Sigfrido se da cuenta de su terrible error y, abatido por el dolor, corre desesperado hacia el lago.

Acto IV

En la orilla del lago.

A las orillas del lago las jóvenes-cisnes esperan tristemente la llegada de Odette. Ella llega llorando desesperada por la traición de Sigfrido y les cuenta los tristes acontecimientos de la fiesta en el palacio. Las doncellas cisnes tratan de consolarla, pero ella se resigna a la muerte. Aparece Sigfrido implorando su perdón. Ella lo perdona y la pareja reafirma su amor. Rothbart aparece e insiste en que Sigfrido cumpla su promesa de casarse con Odile, después de lo cual Odette se transformará en un cisne para siempre. Sigfrido y Odette luchan contra él, pero todo es en vano, pues el maleficio no puede ser deshecho. Sigfrido elige morir junto a Odette, así que los dos enamorados se suicidan lanzándose al lago. Ese sacrificio de amor rompe el hechizo de Rothbart sobre las doncellas cisnes, haciéndole perder su poder sobre ellas y morir. Al amanecer se ve aparecer sobre el lago los espíritus de Odette y Sigfrido ya juntos para siempre subiendo al cielo celestial.

Finales alternativos

Existen muchos finales diferentes que van desde romántico a trágico.

  • En 1877 en el ballet original Sigfrido lucha con Rothbart y le arranca una de sus alas, destruyendo así sus poderes. Sigfrido ha roto el hechizo de las doncellas cisne y se casa con Odette. Una versión bailada por el Ballet Mariinski en 2006 sigue de cerca el final original: el verdadero amor de Sigfrido y Odette derrota a Rothbart y Odette vuelve a su forma humana para unirse felizmente con el príncipe. Esta versión ha sido a menudo utilizada por las compañías de ballet de Rusia y China. Un final similar se utilizó en La princesa cisne.
  • En 2006 en el montaje de Ballet de la Ciudad de Nueva York con coreografía de Peter Martins siguiendo a Lev Ivanov, Marius Petipa y George Balanchine), la declaración del príncipe que desea casarse con Odile constituye una traición que condena a Odette a seguir siendo un cisne para siempre. Odette adopta la forma de cisne, y Sigfrido se queda solo en el dolor mientras cae el telón.
  • En 2009 en un montaje del Ballet de San Francisco Sigfrido y Odette se lanzan al lago, como en la producción de 1895 y Rothbart es destruido. Entonces se ve a dos cisnes, que son los amantes, volar más allá de la luna.
  • En 2010 en una producción del Ballet Nacional de Canadá Odette perdona Sigfrido su traición y la promesa de la reconciliación brilla momentáneamente antes de que Rothbart convoque una violenta tormenta. Rothbart y Sigfrido luchan. Cuando la tormenta se calma Odette se queda sola para llorar la muerte de Sigfrido.

Análisis[editar]

Tema del cisne

Inicio del acto II

Instrumentación[editar]

Esta obra se escribió para la orquesta grande típica de finales del siglo XIX:

Estructura[editar]

La partitura de la que se extrae este esquema es la de Chaikovski,[18] que puede ser diferente de la de Drigo, que se representa con frecuencia en la actualidad. Los títulos para cada número están tomados de la partitura original publicada. Algunos de los números se titulan sencillamente como indicaciones musicales, aquellos que no se están traducidos de sus títulos franceses originales.

Introducción

Moderato assai — Allegro non troppo — Tempo I

Acto I
N.º 1 Scène: Allegro giusto
N.º 2 Waltz: Tempo di valse
N.º 3 Scène: Allegro moderato
N.º 4 Pas de trois
I. Intrada (o Entrée): Allegro
II. Andante sostenuto
III. Allegro semplice, Presto
IV. Moderato
V. Allegro
VI. Coda: Allegro vivace
N.º 5 Pas de deux para dos bufones (este número se transformó más tarde en el Pas de Deux del cisne negro)
I. Tempo di valse ma non troppo vivo, quasi moderato
II. Andante – Allegro
III. Tempo di valse
IV. Coda: Allegro molto vivace
N.º 6 Pas d'action: Andantino quasi moderato – Allegro
N.º 7 Sujet (Introducción a la Danza con Goblets)
N.º 8 Danza con Goblets: Tempo di polacca
N.º 9 Finale: Sujet, Andante
Acto II
N.º 10 Scène: Moderato
N.º 11 Scène: Allegro moderato, Moderato, Allegro vivo
N.º 12 Scène: Allegro, Moderato assai quasi andante
N.º 13 Danzas de los cisnes
I. Tempo di valse
II. Moderato assai
III. Tempo di valse
IV. Allegro moderato (este número más tarde se convirtió en la famosa Danza de los pequeños cisnes)
V. Pas d'action: Andante, Andante non troppo, Allegro (con material tomado de Undina)
VI. Tempo di valse
VII. Coda: Allegro vivo
N.º 14 Scène: Moderato
Acto III
N.º 15 Scène: March – Allegro giusto
N.º 16 Ballabile: Danza de los corps de ballet y los enanos: Moderato assai, Allegro vivo
N.º 17 Entrada de los invitados y Vals: Allegro, Tempo di valse
N.º 18 Scène: Allegro, Allegro giusto
N.º 19 Grand pas de six.
I. Intrada (o Entrée): Moderato assai
II. Variación 1: Allegro
III. Variación 2: Andante con moto
IV. Variación 3: Moderato
V. Variación 4: Allegro
VI. Variación 5: Moderato, Allegro semplice
VII. Grand coda: Allegro molto
Appendix I
Pas de deux para Mme. Anna Sobeshchanskaya (con la música de Léon Minkus, más tarde coreografiada por Balanchine como Pas de deux de Chaikovski)
N.º 20 Danza húngara: Czardas – Moderato assai, Allegro moderato, Vivace
Appendix II
N.º 20a Danza rusa para Mlle. Pelageya Karpakova: Moderato, Andante semplice, Allegro vivo, Presto
N.º 21 Danza española: Allegro non troppo (Tempo di bolero)
N.º 22 Danza napolitana / veneciana: Allegro moderato, Andantino quasi moderato, Presto
N.º 23 Mazurka: Tempo di mazurka
N.º 24 Scène: Allegro, Tempo di valse, Allegro vivo
Acto IV
N.º 25 Entr'acte: Moderato
N.º 26 Scène: Allegro non troppo
N.º 27 Danza de los pequeños cisnes: Moderato
N.º 28 Scène: Allegro agitato, Molto meno mosso, Allegro vivace
N.º 29 Scène finale: Andante, Allegro, Alla breve, Moderato e maestoso, Moderato

En la cultura popular[editar]

Esta pieza aparece en un gran número de bandas sonoras de películas, programas de televisión, videojuegos, etc.; así como versiones hechas por artistas musicales de todo el mundo.[19]

Literatura[editar]

  • 1989 Swan Lake: es una novela para niños escrita por Mark Helprin e ilustrada por Chris van Allsburg, que recrea la historia original como un cuento sobre las luchas políticas en un país sin nombre de Europa del Este. En él Odette se convierte en una princesa oculta desde su nacimiento por el que maneja los hilos (y eventualmente usurpador) detrás del trono, siendo la historia contada a su hija.
  • 1999 The Black Swan: es una novela de fantasía escrita por Mercedes Lackey que reimagina la historia original y se centra especialmente en Odile. La hija de Rothbart es una bruja por mérito propio que llega a simpatizar con Odette.
  • 2009 Amiri & Odette: es una narración en verso de Walter Dean Myers con ilustraciones de Javaka Steptoe.[20] Myers sitúa la historia en el proyectos de vivienda pública "El lago de los cisnes" de una gran ciudad. Amiri es un jugador de baloncesto, "Príncipe de la noche", un campeón de las pistas de asfalto del parque. Odette pertenece a Big Red, un traficante con poder en las calles.

Cine[editar]

Videojuegos[editar]

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Robert, Grace: The Borzoi Book of Ballets. NY: Knopf, 1949, p. 305.
  2. Warrack, John: TChaikovski's "Swan Lake": True Drama in Dance Form in Swan Lake with Margot Fonteyn and Rudolf Nureyev. Notas del videocassette. Philips 070 201-3; 1966, p. 5.
  3. Warrack, John: TChaikovski's "Swan Lake": True Drama in Dance Form in Swan Lake with Margot Fonteyn and Rudolf Nureyev. Notas del videocassette. Philips 070 201-3; 1966, p. 4.
  4. a b c Warrack, John: Tchaikovsky Ballet Music. Seattle: University of Washington Press, 1979, pp. 15-16.
  5. Nugent, Ann: Swan Lake: Stories of the Ballets. Aurum Press, 1985, pp. 16-17.
  6. Beaumont, Cyril W.: The Ballet Called "Swan Lake". Alton: Dance Books, 2012, p. 8.
  7. Balanchine, George: 101 Stories of the Great Ballets. NY: Anchor Books, 1975, pp. 449-452.
  8. a b c Wiley, Roland John: Tchaikovsky's Ballets. Oxford y Nueva York: Oxford University Press, 1991.
  9. a b c «Swan Lake» en American Ballet Theatre. Consultado el 02-12-2013.
  10. a b c d Rosen, Gary: "Swan Lake: An Historical Appreciation". Swan Lake, programa. Cape Town: Cape Town City Ballet, 1998.
  11. a b Wiley, Roland John: Tchaikovsky's Ballets. Clarendon Press, 1985, pp. 58-59.
  12. «Tchaikovsky Pas de Deux» en Nycballet.com. Consultado el 06-12-2013.
  13. Steinberg, Cobbett: San Francisco Ballet: The First Fifty Years. San Francisco: Chronicle Books, 1983. ISBN 0-9611194-0-3
  14. «Reviews & Awards» en Swanlaketour.com. Consultado el 07-12-2013.
  15. «A "Swan Lake that everybody gets" (entrevista David McAllister y Graeme Murphy)» en Ballet.co.uk, julio de 2005. Consultado el 07-12-2013.
  16. «Der geraubte Schleier» en Zeno.org, consultado el 01-12-2013.
  17. a b Leimanis, Aivars: «Synopsis» en Latvian National Opera, 2002. Archivado del original el 21-08-2004. Consultado el 01-12-2013.
  18. «'Swan Lake': From Planning To Performance» en Rohedswanlake.org.uk (archivado del original). Consultado el 01-12-2013.
  19. a b c d e f g «Pyotr Ilyich Tchaikovsky» en IMDB. Consultado el 01-02-2014.
  20. «Amiri and Odette: A Love Story» en Javaka.com. Consultado el 07-12-2013.
  21. a b c Peirse, Alsion: After Dracula: The 1930s Horror Film. I.B.Tauris, 2013, pp. 115-116.
  22. Harper, Sue & Smith, Justin: British Film Culture in the 1970s. Edinburgh University Press, 2012, p. 57.
  23. «The Swan Princess (1994)» en IMDB.com. Consultado el 01-12-2013.
  24. Crompton, Sarah: Sadler's Wells: Dance House. Oberon Books, 2013, p. 66.
  25. Cavallaro, Dani: Japanese Aesthetics and Anime: The Influence of Tradition. McFarland, 2012, p. 99.

Bibliografía[editar]

  • Balanchine, George: 101 Stories of the Great Ballets. NY: Anchor Books, 1975. ISBN 0-385-03398-2
  • Beaumont, Cyril W.: The Ballet Called "Swan Lake". Alton: Dance Books, 2012. ISBN 978-1-85273-153-3
  • Brown, David: Tchaikovsky: The Final Years, 1885-1893. NY: W. W. Norton, 1991. ISBN 978-0-393-33757-0
  • Brown, David: Tchaikovsky: The Man and His Music. Nueva York: Pegasus Books, 2007. ISBN 0-571-23194-2
  • Hurley, Thérèse: «Opening the door to a fairy tale world: Tchaikovsky's ballet music» en The Cambridge Companion to Ballet. Cambridge University Press, 2007. (Google libros)
  • Nugent, Ann: Swan Lake: Stories of the Ballets. Aurum Press, 1985. ISBN 978-0-948-14902-3
  • Robert, Grace: The Borzoi Book of Ballets. NY: Knopf, 1949.
  • Warrack, John: Tchaikovsky's "Swan Lake": True Drama in Dance Form in Swan Lake with Margot Fonteyn and Rudolf Nureyev. Notas del videocassette. Philips 070 201-3; 1966.
  • Warrack, John: Tchaikovsky. NY: Charles Scribner's Sons, 1973.
  • Warrack, John: Tchaikovsky Ballet Music. Seattle: University of Washington Press, 1979.
  • Warrack, John: Tchaikovsky's Ballets. Oxford, UK: Oxford University Press, 1985.
  • Wiley, Roland John: Tchaikovsky's Ballets. Oxford y Nueva York: Oxford University Press, 1985. ISBN 0-19-816249-9

Discografía seleccionada[editar]

Audio
Video

Enlaces externos[editar]