Castañuelas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castañuelas.
Bailarina española de la escuela bolera, con castañuelas, hacia el año 1850. Daguerrotipo, Fototeca del IPCE.

Las castañuelas o palillos,[1] son un instrumento musical de percusión, de madera, conocido por los fenicios hace tres mil años.[2] Otros pueblos, como los egipcios, utilizaron los crótalos, que son un instrumento de percusión similar. Gracias al comercio, se expandieron por los países del Mediterráneo, como la actual Croacia, o la Italia meridional; aunque España es el país que mejor ha conservado las castañuelas, desarrollando su uso, siendo uno de los instrumentos nacionales, como también la guitarra española, clásica o flamenca.

Castañuelas en la música clásica[editar]

El guitarrista y compositor español Santiago de Murcia, de la época barroca, compuso variaciones para castañuelas en sus jácaras, que eran entreactos satíricos. Las variaciones son una técnica compositiva en que un tema se repite con cambios a lo largo de una pieza. Además compuso fandangos para guitarra y castañuelas,[3] hacia el año 1730.[4]

Hacia 1798, Luigi Boccherini, compositor y violonchelista italiano establecido en España, creó una obra en la que se incluyen las castañuelas, tal como suenan nítidamente en uno de los movimientos del quinteto para guitarra, número 4, 'Fandango' G.448, en Re mayor, interpretado originalmente por el autor ante su mecenas el infante Luis de Borbón y Farnesio, hijo de Felipe V de España.

Wagner, en 1845, incluyó -brevemente- castañuelas en la música de Venusberg de su ópera Tannhauser.

En el siglo XX, el maestro Joaquín Rodrigo compuso dos piezas para castañuelas, para Lucero Tena. Dos Danzas Españolas, para castañuelas y orquesta, se estrenó en 1966 en el Teatro Pérez Galdós, de Las Palmas de Gran Canaria.

Bailarinas boleras del siglo XIX[editar]

La escuela bolera de baile se ha distinguido por el empleo de castañuelas y el movimiento de brazos. A mediados del siglo XIX, las mejores bailarinas boleras triunfaban en los teatros españoles y viajaban a París.[5] Entre esas boleras legendarias se encontraban las bailarinas Amparo Álvarez la Campanera, y Josefa Vargas. Según José Blas Vega, investigador del arte flamenco, una de estas dos bailarinas pudo ser retratada al daguerrotipo hacia el año 1850. Ese daguerrotipo está considerado una obra maestra, y se conserva en la Fototeca del IPCE. La bailarina fue retratada con peineta y castañuelas.

Castañuelas en el cine[editar]

Tras la etapa inicial del cine mudo (1895-1929), el sonido de las castañuelas pudo escucharse en los años 30, del siglo XX. Carmen Amaya, la bailaora flamenca más universal, apareció tocando las castañuelas en una memorable secuencia de la película La hija de Juan Simón,[6] del año 1935. Bailando durante tres minutos, sobre una mesa de madera, en un extraño local con arcos góticos, Carmen Amaya interpretaba el papel de una malévola bailarina,[7] que se cruza en el camino del protagonista Angelillo.

En 1936, Carmen Amaya fue la protagonista del largometraje español María de la O;[8] bailando con castañuelas en una de las secuencias destacadas,[9] inmediatamente antes de escuchar la famosa copla: María de la O, que desgraciadita gitana tu eres teniéndolo todo. Te quieres reír y hasta los ojitos los tienes morados de tanto sufrir. Maldito parné...

En el cortometraje cubano El embrujo del fandango,[10] del año 1939, Carmen Amaya bailó con gran energía. Con un traje de estilo torero, se puso a zapatear briosamente y tocar las castañuelas. Al final un rótulo indicaba que era una película española rodada en Cuba. En 1945, repitió su actuación del embrujo del fandango, con otro traje de luces, en la película Los amores de un torero,[11] en México. En un momento del baile, Carmen Amaya se acerca a la cámara con los brazos en alto, al estilo de un banderillero, pero con castañuelas.[12]

En la actualidad[editar]

Dibujo didáctico.

Las castañuelas se utilizan tanto para flamenco como para bailes tradicionales del folclore español. En muchos países de Iberoamérica, y en Portugal, también son utilizadas en su folclore.

Existen variantes locales de las castañuelas en Asturias, Galicia, Cantabria (Tarrañuilas), Aragón, Ibiza (Baleares) y en La Gomera y El Hierro (Canarias), recibiendo en estos dos últimos casos el nombre de chácaras. En la Región de Murcia las castañuelas se denominan "postizas" y son utilizadas para el baile folclórico de la zona: la jota.

José de Udaeta (1919-2009) fue un concertista barcelonés conocido internacionalmente, así como su discípulo José Luis Landry. Otros nombres destacables son Lucero Tena, Emma Maleras, Carmen de Vicente, Inma González, Consol Grau Melet, Montserrat Carles, Belén Cabanes, Teresa Laiz, Mar Bezana, Amparo de Triana, Gaby Herzog y Nina Corti.

Técnica de Aprendizaje[editar]

En la actualidad hay muchos concertistas profesionales de castañuelas. Pueden ser necesarios seis cursos para conseguir el dominio de este instrumento[13] y practicar diariamente un promedio de 7 a 8 horas la rítmica y el tacto sensible.

Las pollopas son castañuelas económicas de plástico, pensadas para principiantes o niños. Las castañuelas de mejor calidad para conciertos se fabrican en exclusiva para cada cliente. Un dato importante es que existen diferentes tallas, adecuadas al tamaño de las manos de cada intérprete. Por ejemplo, un adulto de manos muy grandes necesitará castañuelas más grandes.

Lo primero que hay que comprobar es que, de las dos castañuelas, cada una tiene un sonido diferente (una más agudo y la otra más grave).

La castañuela aguda se coloca en la mano derecha y la grave en la mano izquierda (si no sabe diferenciar el sonido, se puede distinguir porque la castañuela derecha tiene una línea incorporada en la parte superior, donde se separan las castañuelas). Deben colocarse en los dedos pulgares de cada mano, primero el extremo que tiene el nudo y luego el otro. Es imprescindible que las castañuelas queden bien ajustadas a los dedos pulgares, pero sin apretar excesivamente la concha ya que si no las resonancias no se producirían.

Para poder manejar bien las castañuelas es muy importante colocar los dedos correctamente. La posición adecuada es con las puntas de los dedos enfrentados y las palmas vueltas hacia el cuerpo.

La castañuela de la mano derecha se toca con los dedos: meñique y anular, corazón e índice. La castañuela de la mano izquierda hay que presionarla con los dedos corazón, anular y meñique al mismo tiempo.

El ritmo debe iniciarse con la mano derecha, cortando la última nota con el sonido de la castañuela izquierda. Para conseguir un buen ritmo es conveniente saber que el tañido de castañuelas se basa en las diversas combinaciones de cinco elementos independientes:

  • CA-RRE-TI-LLA: Este elemento se emplea solo en la mano derecha. Intentando mover la muñeca lo menos posible, se empieza a tañer la CA-RRE-TI-LLA, que se compone de cuatro golpes: CA, con el dedo meñique; RRE, con el dedo anular; TI, con el dedo corazón; LLA, con el dedo índice.
  • TAN: le le llama al golpe que debe dar la mano izquierda a continuación de CA-RRE-TI-LLA. Se da con los dedos anular y corazón simultáneos, sin que se note espacio de tiempo distinto entre los cuatro golpes de la CA-RRE-TI-LLA, y el golpe de TAN, aunque este último se da un poco más fuerte.
  • TIN: Este sonido debe sonar después de la CA-RRE-TI-LLA-TAN. Se produce con los dedos anular y corazón de la mano derecha, simultáneamente.
  • TIAN: Se le llama cuando el sonido TIN y el sonido TAN suenan juntos.
  • POSTICEO: Este sonido consiste en el choque de las dos castañuelas. Para ello hay que llevar la mano derecha hacia la izquierda y entrechocar las dos castañuelas.

Referencias[editar]

  1. En Andalucía Occidental (España) se conoce a las castañuelas con el nombre de palillos. Véase la 15ª acepción del término palillo en el Diccionario de la Real Academia Española
  2. GUÍA DEL FLAMENCO, de Luis López Ruiz. Madrid, Ediciones Akal, 2007, pp. 102-103.
  3. Fandango del compositor barroco Santiago de Murcia, para guitarra y castañuelas. Códice Saldívar IV. Francisco Villegas, guitarra barroca, y Eli Magaña, castañuelas.
  4. El Códice Saldívar nº 4 es un libro redescubierto con parte de la música de Santiago de Murcia. Es un manuscrito de 94 páginas, que fue encontrado en 1943 en León, México, por Gabriel Saldívar y Silva, en un anticuario. Se estima que debe darse hacia el año 1730.
  5. Marcha de una bailarina. Ha partido para Francia la bolera Pepita Vargas. Noticia publicada en el periódico La España, de Madrid, el 9 de abril de 1850. Consultar la Hemeroteca Digital, de la Biblioteca Nacional de España.
  6. Película proyectada por la Filmoteca Española, en el Cine Doré, de Madrid, en septiembre de 2013. Largometraje (de 70 minutos) producido por la empresa Filmófono, en la que participaba Luis Buñuel. Película dirigida por José Luis Sáenz de Heredia, en 1935.
  7. Secuencia del baile sobre una mesa, en La hija de Juan Simón (versión de 1935). Carmen Amaya es la artista invitada.
  8. Película dirigida por Francisco Elías Riquelme. Basada en la obra y canción del mismo título (María de la O) de S. Valverde y R. de León. Música del Maestro Quiroga. Duración 94 minutos.
  9. Carmen Amaya bailando con castañuelas en "María de la O". Año 1936.
  10. Dirección: Jean Angelo. Duración 16 minutos. Formato 35 mm. Proyectado en la Filmoteca Española, en septiembre de 2013.
  11. O "Pasión gitana", largometraje dirigido por José Díaz Morales. Duración 86 minutos.
  12. El embrujo del fandango, en dos versiones. 1945 y 1939.
  13. Entrevista con Emma Maleras, en Cara a Cara del Diari de Sabadell, 21/ 03 / 1998. "Emma Maleras: castañuelas dignas: Las castañuelas son tan andaluzas como catalanas".

Enlaces externos[editar]