Partido de la Revolución Democrática

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido de la Revolución Democrática
PRD Party (Mexico).svg
Presidente Jesús Zambrano Grijalva
Secretario/a general Alejandro Sánchez Camacho
Líder Jesús Zambrano Grijalva
Fundación 5 de mayo de 1989 por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo
Ideología política Keynesianismo, Liberalismo social, Socialdemocracia, anteriormente socialismo autogestionario
Posición en el espectro Centroizquierda
Partidos creadores

Partido Mexicano Socialista (PMS)
Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT)
Partido Socialista Unificado de México (PSUM)
Partido Patriotico Revolucionario (PPR)
Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP)

Partido Socialista de los Trabajadores (PST)
Sede Av. Benjamín Franklin #84
Col. Escandón
Delegación Miguel Hidalgo
México, D. F.
Organización juvenil Juventudes de Izquierda
Afiliación internacional Internacional Socialista
Afiliación regional Foro de São Paulo
Coordinación Socialista Latinoamericana
Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Cámara de Diputados
101 / 500
Cámara de Senadores
22 / 128
Gobernadores¹
5 / 32
Publicación La Fuerza del Sol
Sitio web Página Oficial

El Partido de la Revolución Democrática o PRD es un partido político mexicano, fundado el 5 de mayo de 1989, con una ideología política de izquierda, luego de las elecciones de 2012, es considerada la segunda fuerza política de México encabezando al Movimiento Progresista, gobierna actualmente en cuatro estados (D.F, Morelos, Guerrero y Tabasco) y otros cuatro en Coalición (Sinaloa, Puebla, Baja California y Oaxaca). Los militantes de este partido se conocen popularmente como perredistas. Su lema es "Democracia ya, Patria para todos".[1] El partido es miembro de la Internacional Socialista.[2]

Introducción[editar]

El PRD nace como una coalición de diversos partidos políticos de izquierda si bien sus fundadores pertenecían al PRI pero al ser rechazados por su propio partido fundan el PRD, antes de ser bautizado como PRD, su origen es el Partido Mexicano Socialista (PMS) que nace de la fusión de 6 fuerzas políticas de Izquierda a nivel Nacional: Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), Partido Socialista Unificado de México (PSUM), Partido Patriotico Revolucionario (PPR), Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), Unión de la Izquierda Comunista (UIC; más adelante se unen a la fusión una parte de la militancia del Partido Socialista de los Trabajadores (PST). Su principal líder fue el Ingeniero Heberto Castillo Martínez

El naciente Partido Mexicano Socialista cede su registro en alianza con ex miembros del PRI y organizaciones civiles que se opusieron al partido gobernante y pugnaron por elecciones democráticas, y nace el Partido de la Revolución Democrática.

Actualmente, el PRD se dice partidario de una economía de libre mercado, pero defiende la participación del estado en los sectores que considera estratégicos, principalmente recursos energéticos y comunicaciones. Asimismo, le da al estado un papel preponderante en lo que se refiere a política social: se pronuncia por una educación laica y gratuita en todos los niveles y que cumpla con la demanda nacional, por la ayuda económica a los sectores más desfavorecidos (ancianos, estudiantes y discapacitados pobres), y por el otorgamiento de subsidios a productos de primera necesidad. Se ha pronunciado también por un desarrollo del sector agrícola que satisfaga las demandas de los campesinos.

EL PRD como partido izquierdista en México y su influencia en la sociedad mexicana. El partido político PRD la segunda fuerza electoral a lo largo de su historia ha tenido grandes cambios y se ha consolidado como uno de los partidos más influyentes en la sociedad mexicana. El partido izquierdista se ha colocado en los últimos dos sexenios en el segundo lugar con su candidato para ocupar la presidencia de México. Dentro del sistema político mexicano por los grandes cambios que ha tenido en su historia, ha sido objeto de innumerables críticas en su contra, tales como las de introducir políticos jóvenes sin sensibilidad social ni política, y dispuestos a poner en práctica sus teorías económicas utilizando al país, pero cabe destacar que aun a pesar de dichas críticas en la actualidad son un partido político preferente para la mayoría de la población mexicana. Los principales fundamentos del Partido de la Revolución Democrática son: 1.La promoción y defensa de la paz. 2. El reparto igualitario (o al menos más equilibrado) de la riqueza. 3. La cooperación y ayuda solidaria entre los pueblos del mundo (sobre todo ante situaciones de desgracia económica, catástrofes naturales, crisis políticas o enfrentamientos sociales). 4. La ampliación, promoción y defensa de los derechos fundamentales de las personas (todos los derechos para todos) y los pueblos (incluidos la preservación de sus identidades históricas y culturales, la soberanía sobre sus territorios y su libre auto-determinación). 5. La defensa de la democracia y su evolución hacia un esquema más participativo. 6. La horizontalidad y transparencia en el ejercicio del poder político. 7. La laicidad del Estado y en la política. 8. La preservación y restauración del equilibrio ecológico (e implícitamente la erradicación de los modelos depredadores de producción y consumo). 9. La soberanía de la nación sobre los bienes y recursos estratégicos. 10. El control legal del poder económico. 11. Y el impulso de modelos colectivos de propiedad de los medios de producción y el comercio justo.

Estos ideales del Partido Revolucionario han causado efecto en la sociedad, pero el que ha tenido mayor peso ha sido el del “Reparto igualitario(o al menos más equilibrado) de la riqueza” este ha sido muy importante para la población mexicana debido a que en el país es algo que se sufre día a día, la pobreza extrema. Por esta razón la población ha tenido cierta preferencia hacia este partido por lo que se le atribuye el adjetivo de partido populista.

“El PRD tiene influencia en algunas organizaciones sindicales y campesinas”, (así) “como” (en) “el organizaciones que forman el movimiento de reivindicaciones urbanas (paracaidistas, precaristas, de reivindicación de vivienda y servicios en las ciudades) y en el comercio informal. Es es gran medida un partido de organizaciones, aunque también acepta adhesiones de ciudadanos individuales. Está formado por corrientes que se disputan la dirección del partido.”

“El PRD ha sido el principal contendiente por la presidencia de la República en 1988 y en 2006 y ha ganado seis gobiernos de las entidades federativas, incluyendo al Distrito Federal cuyo gobierno ha sostenido por tres períodos sexenales. El PRD ha estado a punto de romperse o dividirse en por lo menos dos: los miembros de sus corrientes principales. El PRD aporta a la sociedad mexicana contemporánea, la organización del mayor partido de izquierda que ha existido en México.” (Tomado del artículo “La función de los partidos políticos en la sociedad” de Francisco José Paoli Bolio del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, publicado en el sitio http://www.paolibolio.com/noticias/o/la-funcion-de-los-partidos-politicos-en-la-sociedad el Viernes 13 de enero de 2012)

Historia[editar]

Fundación[editar]

El PRD se fundó en la Ciudad de México, el 5 de mayo de 1989 por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez entre otros y miembros históricos de la Izquierda como Heberto Castillo, Gilberto Rincón Gallardo, entre muchos otros políticos de la izquierda mexicana.

En el PRD confluyen dos corrientes de la izquierda histórica mexicana. Por un lado, una corriente que proviene de la tradicional "familia revolucionaria", representada por el ala izquierda del [[Partido Revolucionario Institucional|PRI]. La otra corriente que confluyó en el PRD es la izquierda comunista y socialista mexicana, cuyos orígenes están en el Partido Comunista Mexicano, el Partido Mexicano de los Trabajadores y organizaciones guerrilleras amnistiadas en 1977.

Antecedentes histórico-políticos[editar]

Mientras formó el gobierno, el PRI se proclamó representante auténtico y único de la herencia de la Revolución mexicana.

La ideología del PRI fue de corte nacionalista, se mantuvo con altibajos hasta el sexenio del presidente Luis Echeverría (1970-1976). A finales de dicho sexenio estalló la primera de una serie de crisis económicas que asolarían al pueblo de México. México cayó en el sexenio siguiente encabezado por José López Portillo (1976-1982) en una segunda crisis que arruinó a la nación, obligando por primera vez en su historia a la moratoria de pagos por parte de la nación. A consecuencia de esto, en el sexenio subsecuente, el presidente Miguel De La Madrid Hurtado (1982-1988) instituyó una serie de políticas y reformas económicas que cambiarían el rumbo y rostro de las políticas de gobierno del PRI.

Dentro del PRI, varios miembros se sintieron agraviados al ver una contradicción entre el discurso y las políticas reales del gobierno. Encabezados por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, este grupo de priistas disidentes formaron la Corriente Democrática del PRI. Desde esa instancia, criticaron insistentemente al gobierno, instándolo a que "regresara" al cauce tradicional nacionalista del partido, retomando las políticas sociales de; mejorar los salarios de la clase trabajadora, y solucionar los problemas de las clases sociales bajas.[3] Ante la inminencia de las elecciones presidenciales de 1988, Cárdenas y los demás líderes de la Corriente Democrática, al ser marginados por la lucha por la candidatura presidencial, rompieron con el partido a finales de 1987, después de que Carlos Salinas de Gortari fue escogido por el presidente en turno como candidato oficial. Para los inicios de 1988, los ex priistas formaron una alianza con otros partidos y movimientos de izquierda, agrupados en el Frente Democrático Nacional. Con Cárdenas encabezando la candidatura, se lanzaron a la lucha por la presidencia.

Por otra parte, la izquierda histórica mexicana, a cuya cabeza estaba el Partido Comunista Mexicano, había sido duramente reprimida durante muchos años. El mismo PCM había sido proscrito, especialmente durante los años más gélidos de la Guerra Fría.

Durante la administración del presidente José López Portillo, sin embargo, se inició una apertura hacia la oposición política, suavizando relativamente los términos de su participación política y electoral. El sistema político mexicano sentía la necesidad de legitimar un régimen que durante décadas había regido con mano dura ante cualquier forma de disidencia y oposición. No obstante la apertura aparente, todo el peso del estado estaba cargado hacia el PRI, por lo que, era poco lo que los partidos de oposición podían hacer ante esta maquinaria electoral.

El sectarismo y dogmatismo de gran parte de la izquierda mexicana había evitado siempre la formación de un frente unido para dar la batalla electoral por el poder. En un afán de lograrlo, el Partido Comunista Mexicano y otros partidos, notoriamente el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), encabezado por el ingeniero Heberto Castillo, se habían fusionado para dar lugar al Partido Socialista Unificado de México (PSUM), cuyo logotipo aún incluía la hoz y el martillo comunistas.

Para principios de 1988, el PSUM había devenido en el Partido Mexicano Socialista, y Castillo era postulado candidato a la presidencia de México.

La presencia de dos candidatos de izquierda fuertes derivó en una serie de ataques políticos entre ellos. Pero mientras que la candidatura de Castillo apenas mantenía el apoyo del voto "duro" de la izquierda tradicional, la candidatura cardenista iba en pleno ascenso. Conscientes de que la coyuntura política era propicia para un triunfo de la izquierda, Castillo decidió declinar su candidatura en favor de la de Cárdenas, el 6 de junio de 1988, apenas un mes antes de las elecciones, programadas para el 6 de julio.

La "Caída del Sistema" y el fraude de 1988[editar]

En 1988 Carlos Salinas ascendió a la presidencia en una de las elecciones más polémicas de la historia reciente de México. La elección se llevó a cabo el 6 de julio de 1988. La agregación del conteo distrital de votos se realizaría mediante un sistema de cómputo, operado por la Comisión Federal Electoral, encabezada por el Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz. Sin embargo, durante la velada del día electoral, el sistema repentinamente se "cayó". Hasta entonces, el conteo de votos favorecía a la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas.[4]

Al conocer de las interrupciones, el representante del PAN en ese órgano Diego Fernández de Cevallos declararía lo siguiente:

Se nos informa que en el Comité Técnico de Vigilancia del Registro Nacional de Electores, que se calló la computadora, afortunadamente no del verbo caerse, sino del verbo callar.

A las 8 pm del mismo día, se presentaron en la sede de la Secretaría de Gobernación los candidatos Manuel Clouthier, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Rosario Ibarra denunciando la ilegalidad del proceso. En los días posteriores a la elección se realizaron diversas manifestaciones expresando el descontento por la manera en que se llevó cabo la elección. El resultado oficial fue 50 por ciento para Carlos Salinas, 31 por ciento para Cuauthémoc Cárdenas y 17 por ciento para Manuel J. Clouthier. Años después el ex-presidente De la Madrid admitió que esas cifras no eran las reales[5]

El miércoles 13 de julio de 1988, el Secretario de Gobernación declararía que el triunfador de las elecciones era el candidato del PRI. En México, hubo una fuerte dosis de esceptisimo y la creencia generalizada es que Carlos Salinas de Gortari no ganó la elección de manera limpia.

Posteriormente a las elecciones, hubo muchas movilizaciones políticas, encabezadas principalmente por el mismo candidato del Frente Democrático Nacional, así como por los candidatos del Partido Acción Nacional Manuel Clouthier y del Partido Revolucionario de los Trabajadores, Rosario Ibarra de Piedra. No obstante, el Colegio Electoral, declaró electo a Carlos Salinas de Gortari, con poco más del 50% de la votación oficialmente reconocida.

Las boletas de votación, que el Frente Democrático Nacional exigía se hicieran públicas para aclarar las anomalías y en definitiva desenmascarar el fraude electoral, fueron destruidas por el PRI y el PAN, siendo Diego Fernández de Cevallos actor principal en la negociación. Declaraciones en décadas posteriores de políticos del PRI corroborarían detalles sobre como se gestó el fraude electoral de 1988.[6]

En la actividad postelectoral, se decidió la formación de un nuevo partido, cuya base sería el FDN, incluyendo al PMS. No obstante, para el 18 de marzo de 1989 se notaba ya la fractura en el frente producto, por un lado, de las riñas tradicionales de la izquierda mexicana, así como por la presión oficial hacia los partidos que tradicionalmente habían jugado al lado del partido oficial en la simulación democrática de tiempos anteriores. De tal manera, para el 5 de mayo de 1989, el PRD fue conformado principalmente por la disidencia ex-priista y lo remanente del PMS. El registro oficial del partido ante la Comisión Federal Electoral se hizo mediante el cambio del nombre del PMS, por lo que este último partido pasó a ser el antecedente partidista del PRD. Actualmente el antecesor de Salinas acepto que el candidato del PRD ganó los comicios electorales.[7]

Primeras experiencias electorales[editar]

La enemistad entre el PRD y el gobierno del PRI se hizo patente durante todo el sexenio Salinista, de manera violenta. Por un lado, los miembros del PRD constantemente aludían a la supuesta ilegitimidad del gobierno encabezado por el presidente Salinas. El PRI fue acusado por diversos sectores de estar relacionado con la desparicion o posible muerte de más de 500 personas sin que este fehacientemente comprobado.

A partir de las sistemática represión y el brutal asedio por parte del PRI-gobierno, las elecciones federales de 1991 resultaron ser una prueba dura para el PRD. Las elecciones intermedias pusieron a prueba tanto su capacidad de convocatoria, bajo el manto de la figura de Cárdenas, como la capacidad política para la negociación hacia el mismo interior del partido. El gobierno en turno se abocó a la creación de una base clientelista bajo la manta del combate a la pobreza. Para muchos militantes del PRD, el programa oficial denominado "Solidaridad" no era más que un apoyo encubierto hacia el PRI. Los resultados de estas elecciones, mucho menos cuestionadas que las de 1988, pero aun así puestas en entredicho por el PRD, favorecieron claramente al PRI. El PRD obtuvo poco menos del 20% de la votación.

Para 1992, se pondría a prueba otra vez la viabilidad del PRD para obtener el poder. Las elecciones gubernatorias de Michoacán, estado natal de la familia Cárdenas (aunque Cuauhtémoc había nacido en el Distrito Federal), y de Baja California estaban en juego. En ambos estados la votación para la candidatura Cardenista había sido importante en las elecciones presidenciales de 1988.

En Michoacán, el candidato Cristóbal Arias Solís mostraba mucha fuerza. De extracción príista, Arias Solís era un hábil político y joven. Senador del PRD por Michoacán (rompiendo con el club príista en esa cámara), le había ganado la candidatura a su compañero Senador, el más experimentado Robles Garnica. Por otro lado, el nombramiento del candidato del PRI, Eduardo Villaseñor parecía ser una confirmación de que el gobierno en el poder concedía el campo a la facción perredista. La historia demostraría lo contrario.

En un momento histórico, el presidente del PRI, Luis Donaldo Colosio anunció la pérdida de las elecciones para gobernador de Baja California, concediendo la victoria al candidato del PAN, Ernesto Ruffo Appel. Al mismo tiempo, niega que las elecciones en Michoacán le han sido adversos. Para muchos perredistas, este anuncio público sella una alianza secreta entre ambos partidos, PAN y PRI, marginando al PRD y negándole el acceso al gobierno de Michoacán. Las protestas postelectorales del PRD no se hacen esperar, pero sin fructificar gracias a la alianza en lo absoluto. Eduardo Villaseñor asume la gobernatura del estado en un ambiente político enrarecido.

Primeros Triunfos[editar]

Cuauhtémoc Cárdenas.
Porfirio Muñoz Ledo.
Amalia García.
Andrés Manuel López Obrador.
Leonel Cota.
Ricardo Monreal.
Alfonso Sánchez Anaya.

El primer triunfo del PRD en una elección para el gobierno de una entidad federativa fue en 1997, en el Distrito Federal. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano había sido designado el candidato del partido a ocupar el gobierno del Distrito federal. En la Ciudad de México se contaba con el mayor respaldo al partido en todo el país, como había sido demostrado en la elección federal de 1988. El PRD superó el 40 por ciento de los votos, muy arriba de sus oponentes del PRI, Alfredo del Mazo, y del PAN, Carlos Castillo Peraza, y Cárdenas fue el primer jefe de gobierno de la ciudad electo democráticamente. Ese mismo año tuvieron lugar las elecciones para el Congreso de la Unión, donde el PRD se colocó como la segunda fuerza política, sólo por detrás del PRI, quien por cierto perdió entonces el control absoluto del Congreso.

En el siguiente año (1998), el PRD contendió en las elecciones locales de Zacatecas, en alianza con el Partido del Trabajo, postulando al ex-priísta Ricardo Monreal. Zacatecas era un estado donde el PRD no tenía presencia política, pero la fortaleza de la candidatura de Monreal y el apoyo del PT (en ese entonces con más fuerza en Zacatecas que el PRD) fueron determinantes en el triunfo. Ese mismo año se logró ganar el gobierno de Tlaxcala y a principios de 1999 el de Baja California Sur; ambos considerados bastiones priístas; donde se postularon candidaturas fuertes de nuevos adherentes del partido.

El fracaso de 2000[editar]

El incremento de fuerza que tuvo el partido a finales de la década de 1990 se vio empañado en 2000, cuando cayó abruptamente en las preferencias electorales. En 1999, Cuauhtémoc Cárdenas, la candidatura más fuerte del partido, deja el gobierno del Distrito Federal para contender por la presidencia de la República. Porfirio Muñoz Ledo, una de las figuras más prominentes del PRD, abandonó el partido cuando Cárdenas buscó la postulación, Pues Muñoz Ledo también ambicionaba el poder, deplorando el papel predominante de éste en el partido. Muñoz Ledo buscó la candidatura por otro partido, y posteriormente al ver perdida su aspiración apoyó al candidato de la Alianza por el Cambio.

La candidatura de Vicente Fox, tan exitosa mediáticamente, logró el apoyo de las masas, que vieron en él al candidato más fuerte para derrotar al PRI, en detrimento de Cárdenas. Fox ganó la elección y Cárdenas logró apenas el 16 por ciento de los votos, quedando el PRD muy relegado con respecto al PRI y al PAN. En el Congreso, el PRD vio caer sus escaños a casi una tercera parte de lo que tenía en 1997. Ese mismo día, el 6 de julio de 2000, el PRD obtuvo un único triunfo, el de Andrés Manuel López Obrador en el Distrito Federal, que se vio opacado por el triunfo de la Alianza por el Cambio y la pérdida de la presidencia por parte del PRI.

Andrés Manuel López Obrador había sido presidente del partido durante los triunfos del PRD. Tradicionalmente se lo había asociado con la lucha social y el combate frontal al PRI en Tabasco, su tierra natal y falsamente con la quema de pozos petroleros de Pemex. Como candidato oficialista era favorito para ganar la elección del Distrito Federal, y aunque la ventaja se redujo significativamente, después de que el propio Fox, candidato a la presidencia, apoyaba al candidato del PAN, Santiago Creel el PRD terminó ganando contundentemente las votaciones.

En 2001, el PRD sumó un nuevo triunfo. Lázaro Cárdenas Batel, hijo de Cuauhtémoc Cárdenas, se convertía en el nuevo gobernador de Michoacán, el estado natal de los Cárdenas.

En 2004, el partido logró conservar el gobierno de Zacatecas, al presentar a Amalia García como candidata. El gobierno de Ricardo Monreal había fortalecido al PRD en ese estado. Sin embargo, no se conservó el gobierno de Tlaxcala, al presentarse la esposa del gobernador como candidata.

En 2005, se mantuvo el PRD en el gobierno de Baja California Sur, al ganar la elección estatal. Un nuevo triunfo representó Guerrero, estado sureño de gran pobreza.

En 2006, en lo que respecta a los gobiernos Municipales el triunfo del sol azteca en Ecatepec, represento una victoria en el Municipio más grande de Latinoamérica (numéricamente hablando). Gobierno encabezado por José Luis Gutiérrez Cureño, que conformo un Cabildo democrático, compuesto por las distintas expresiones y fuerzas de dicho municipio. Actores sobresalientes de este gobierno podemos mencionar al Primer Sindico Municipal el C. José Pascual Soto Cruz que fungió como representante legal en el Municipio. Jugando un papel trascendental en el desarrollo, político, económico y social de dicha región, así mismo, destaco el primer regidor Lic. Javier Ribera Escalona, por su más alto desempeño en el proceso democratizador de Ecatepec.

Los Videoescándalos[editar]

A principios de 2004, el PRD sufrió una nueva debacle. En unos videos se involucraba a personajes del partido y funcionarios del gobierno de López Obrador en actos de corrupción, que resultaron un escándalo en el país. La presidenta del partido, Rosario Robles, tuvo que dejar su cargo tras acusaciones de desfalcos y vinculación con personajes corruptos.

El primer vídeo exhibido en televisión abierta mostraba a Gustavo Ponce, secretario de finanzas del Distrito Federal, apostando en un casino de Las Vegas, Estados Unidos. Ponce escapó esa misma noche. Posteriormente, la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal reveló que el ex funcionario era investigado por lavado de dinero.

Unos días después, en el programa noticioso El Mañanero, conducido por el payaso Brozo una caracterización de Rosario Robles la hizo responsable de financiar las campañas políticas con dinero de Carlos Ahumada, además de que se le intentó relacionar sentimentalmente con el empresario.

En otros videos se mostró al delegado de Tlalpan (una demarcación dentro del Distrito Federal), Carlos Imaz, también recibiendo dinero de manos de Carlos Ahumada. Rosario Robles también fue señalada como responsable. Posteriormente, nuevamente René Bejarano salió en otro video, negociando con Ahumada.

Los escándalos repercutieron en la precipitada renuncia de Robles al partido. René Bejarano y otros funcionarios involucrados hubieron de enfrentarse a la expulsión del partido, a procesos legales, y a los vergonzosos Juicios de Desafuero, instaurados por el Congreso de la Unión, en contra de René Bejarano. El presidente sustituto del partido, Leonel Godoy Rangel, tuvo que pedir disculpas públicamente a la ciudadanía.

El gobierno del Distrito Federal se vio inmerso en el escándalo. El gobernante de la ciudad, Andrés Manuel López Obrador, condenó los hechos y los relacionó con una embestida política en su contra, orquestada por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari (quien según Andres Manuel López Obrador continúa con el control del PRI), Diego Fernández de Cevallos y la propia presidencia de la República, con el objetivo de reducir su popularidad. A su detención en Cuba, Carlos Ahumada validará las afirmaciones de López Obrador.

La candidatura de López Obrador[editar]

En la carrera hacia 2006, López Obrador se enfrentó a Felipe Calderón Hinojosa, cuyo gobierno solicitó al Congreso la remoción de la inmunidad del gobernante de la ciudad para que éste respondiera ante un juzgado por haber violado la suspensión de construir una calle en un terreno expropiado por el gobierno de la ciudad. Al ser sujeto a proceso, López Obrador no podría participar en la elección presidencial de 2006. Finalmente, ante la presión social, que logró reunir más de 1,000,000 de personas en las calles de la Ciudad de México (significando la movilización más numerosa en la historia del país), el gobierno de Fox dio marcha atrás en el proceso y López Obrador pudo registrarse como candidato ante el Instituto Federal Electoral en enero de 2006.

La candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador no se contó con el apoyo del líder histórico del partido, Cuauhtémoc Cárdenas, que en un principio consideró participar por cuarta ocasión. Sin embargo, el apoyo de la mayoría del partido en favor de López Obrador hizo que Cárdenas declinara. López Obrador logrará un amplio apoyo social sin precedentes para la izquierda, ubicándose durante la mayor parte de la campaña como puntero absoluto, sin embargo el día de la elección reflejará otra realidad y con una diferencia de 0.56%, se otorgará el triunfo a Felipe Calderón del derechista PAN, todo ello bajo multiples pruebas y acusaciones de fraude por parte de amplios sectores sociales, organizaciones de izquierda y de los partidos que conformarón el Frente Amplio Progresista (PRD, PT Y Convergencia), quienes se negarón a reconocer el triunfo, aludiendo a la alianza entre el PRI, el PAN, los grandes empresarios y el alto clero católico para impedir la llegada de López Obrador y la izquierda a la presidencia de México, haciendo uso de la llamada Guerra Sucia (a través de los medios de comunicación masiva, principalmente la televisión) y del mismo IFE, para modificar las tendencias favorables a la coalición de izquierda.

Las corrientes en el PRD[editar]

Desde los inicios del PRD han existido corrientes en el partido con ideología distinta. Pero con el paso del tiempo, y en especial en las zonas donde el partido ha cobrado fuerza, las diferentes facciones se han enfrentado enconadamente por los cargos de elección popular. A estas corrientes se les conoce popularmente como tribus. Las principales confrontaciones se atribuyen a la presencia en el partido de actores políticos, que tejen redes corporativistas en las que se apoyan para alcanzar un cargo público y generan grupos de poder desde la burocracia. Los enfrentamientos entre distintas corrientes en múltiples ocasiones ha hecho recurrido al fraude en las elecciones internas, por lo que es común las denuncias por prácticas de corrupción. Destacados miembros del partido han expuesto su inconformidad ante esta situación, pero hasta el momento ningún actor político del PRD ha pretendido poner fin a estos enfrentamientos, que han debilitado al partido, bajo el argumento de que es una forma de manifestar la democracia interna del partido

Separación de grupos del PRD[editar]

El 17 de septiembre del año 2012, en una entrevista que sostuvo Marcelo Ebrard Casaubón, ex jefe de gobierno del Distrito Federal y ex presidente de la Red Global de ciudades seguras de la ONU, con el director editorial del periódico Excelsior, Pascal Beltrán Río, señaló que el conflicto perenne o faccionalismo extremo, es un factor que daña al partido político del cuál es miembro activo, el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A raíz de la conformación de un nuevo partido político denominado “MORENA” (Movimiento de Regeneración Nacional), el día 20 de noviembre de 2012, que iniciara como asociación civil y grupo de apoyo a la candidatura a la Presidencia de la República de Andrés Manuel López Obrador, que creado por el ex líder institucional del PRD, debido a las constantes disputas con las distintas facciones del partido, se evidencia la necesidad de una reforma estructural del PRD para la reconstrucción del mismo.

Tras la derrota de la Coalición Movimiento Progresista en los comicios del 1 de julio de 2012, el 9 de septiembre de 2012, el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador anunció oficialmente su separación de los partidos del Movimiento Progresista conformada por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, con el objetivo de trabajar en la formación de una nueva agrupación política de izquierda basada en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), estructura que creó en 2006.

Durante su discurso, Andrés Manuel López Obrador detalló que su salida del Partido de la Revolución Democrática, no significa una ruptura, sostuvo que su decisión ayudará a fortalecer y renovar al Movimiento Progresista, sin embargo, el PRD vive un conflicto interno entre corrientes de izquierda que no coinciden con la ideología del lopez-obradorismo.

Esta separación dejó debilitado al PRD en su fuerza política y ahora se encuentra en manos de dos grupos: la “Izquierda Democrática Nacional” (IDN), corriente liderada por René Bejarano y Dolores Padierna; y la corriente “Nueva Izquierda”, liderada por Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano Grijalva, actual dirigente nacional del partido.

Lista de Corrientes del PRD[editar]

(Enunciadas en orden alfabético)

  • Alternativa Democrática Nacional (ADN).- Corriente interna del PRD, de políticos del Estado de México, y es liderada por el senador Héctor Miguel Bautista López. Segunda en importancia en el partido, según su número de consejeros que ostenta.[8]
  • Democracia Social.- Expresión Política Nacional que impulsa recuperar causas, principios y valores fundacionales del PRD. Por el Rescate del Proyecto original, liderada por el ex Senador Carlos Sotelo García. A esta corriete pertenece la actual Senadora Iris Vianey Mendoza. Esta corriente pertenece a el Frente Patria Digna (frente de diversas corrientes del PRD con ideas y principios en comun)
  • Demócratas de Izquierda.
  • Foro Nuevo Sol.- Corriente socialdemócrata, liderada por la exgobernadora de Zacatecas Amalia García. Algún tiempo fue la corriente mayoritaria, conocidos coloquialmente como Los Amalios.[8] Se especula que el actual coordinador del Partido en la Camara de Diputos, silvano Aureoles pertenece a esta corriente
  • Frente Patria Digna. No es una corriente, sino una unión de distintas expresiones dentro del PRD que tienen un fin e ideas en común, entre las que se encuentran RUNI (Red por la Unidad Nacional de las Izquierda) Izquierda Social y Democracia Social, sus lideres son Gilberto Ensatiga, Lucio Borreguin y Carlos Sotelo
  • Fuerza Democrática. Expresión política creada en el Distrito Federal, con un amplio crecimiento dentro de la capital de la República y con ideología progresista y de izquierda moderna, procura incluir a la juventud en la toma de decisiones y evitar el corporativismo dentro del Partido. Fundada por Víctor Hugo Lobo Román, Mauricio Toledo, Nora Arias y Jonathan Jardines.
  • Izquierda Democrática Nacional (IDN).- Corriente liderada por René Bejarano, dirigencia que dejó en 2004 tras hacerse públicos unos videos en que se ve recibiendo dinero de un empresario para utilizarlo ilegalmente en campañas electorales, por lo que fue apresado. Posteriormente, quedó al frente de esta corriente el diputado Agustín Guerrero y Dolores Padierna, esposa de Bejarano y secretaria general del Partido. Al no comprobársele delitos a René Bejarano, quedó libre y se mantuvo al margen de la política, hasta su regreso en 2011. A los miembros de esta corriente se le conocen coloquialmente como Los Bejaranos. Tercera en importancia en el partido, según su número de consejeros que ostenta.[8]
  • Izquierda Social (IS).- Escisión de IDN, corriente encabezada por Lucio Borreguin y conformada básicamente por miembros del Distrito Federal, Esta corriente pertenece a el Frente Patria Digna (frente de diversas corrientes del PRD con ideas y principios en comun)
  • Movimiento Cívico.- Esta expresión política nacional del PRD, fue la primera que se incorporó como tal desde la fundación del partido. Una de las organizaciones más añejas del PRD y de la izquierda en México. Mantiene posturas de izquierda revolucionara, socialista y anticapitalista. A sus miembros se les conocen como Los Cívicos, por la vertiente que provienen de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR). Sus principales dirigentes son: Mario Saucedo Pérez y Jesús Humberto Zazueta Aguilar.
  • Movimiento por la Democracia.- Esta corriente está formada por cuadros de la izquierda histórica: exmilitantes del Partido Socialista Unificado de México y de la corriente "Punto Crítico", ex dirigentes del 68, algunos cuadros intelectuales y destacados líderes sociales. Creada por Pablo Gómez Álvarez en 2007.
  • Vanguardia Progresista.- Expresión partidista integrada por integrantes del Gabinente del actual Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera Espinosa, confluyendo en su grupo político. La dirigencia es colegiada y en ella destacan Héctor Serrano Cortés (Secretario de Gobierno del DF), Alfredo Hernández Raigosa, Dione Anguiano Flores, Eduardo Venadero Medinilla, entre otros integrantes del Gobierno del DF. En la Asamblea Legislativa del DF integran un bloque de 22 diputados, aglutinando también a diputados de Nueva Izquierda.
  • Movimiento Progresista.- Corriente liderara por el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, con la que buscará la dirigencia del partido y posicionarse en el debate nacional sobre las reformas energética y fiscal.[9]
  • Nueva Izquierda.- Corriente que es liderada por Jesús Ortega, Jesús Zambrano Grijalva y a ella pertenece el senador Luis Miguel Barboa, líder del partido en el Senado. Conocidos coloquialmente como Los Chuchos. Ocupa la mayoría de los puestos de elección interna y de la estructura burocrática del partido.[8]
  • Red de Izquierda Revolucionaria.- Corriente liderada por José Antonio Rueda y Pablo Franco tiene como miembros a exmilitantes del Partido Comunista Mexicano e incluso de antiguos partidos clandestinos de izquierda. Esta corriente edita la revista La Izquierda a Debate.
  • Red por la Unidad Nacional de las Izquierdas (RUNI).- Corriente fundada en diciembre de 2009 por Alejandra Barrales. Liderada por el ex Diputado y ex Jefe Delegacional en Tláhuac, Gilberto Ensastiga Santiago. Esta corriente pertenece a el Frente Patria Digna (frente de diversas corrientes del PRD con ideas y principios en común) A esta corriente pertenece la actual senadora Alejandra Barrales (Se especula un rompimiento entre Ensastiga y Barrales)
  • Unidad y Renovación (UNyR).- Corriente liderada por Armando Quintero Martínez, formada por exsindicalistas universitarios, taxistas y solicitantes de vivienda.
  • Unión de Colonias Populares (UCP).- Grupo perteneciente a RUNI, liderada por Erasto Ensástiga Santiago, fuerte presencia en las delegaciones del Sudeste del DF Tláhuac Iztapalapa Xochimilco Milpa Alta Iztacalco

Algunos miembros del partido han adoptado recientemente nuevas posturas ideológicas, como son la defensa del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la eutanasia.

Sindicatos[editar]

Aunque ningún sindicato, de los que se muestra en la lista siguiente, ha manifestado pertenecer a el PRD, se identifican con las ideas de los partidos de Izquierda (PRD, PT, Movimiento Ciudadano, MORENA) y hay una reciprocidad de apoyo entre los partidos y los sindicatos, se pudo ver como ejemplo el apoyo que algunos sindicatos dieron a los partidos de Izquierda en las elecciones federales de 2012,[10] y estos últimos trataron de bloquear la Reforma Laboral del 2012.[11] El partido siempre ha estado apoyando a algunos sindicatos, aunque algunas corrientes como Nueva Izquierda, prefieren un apoyo institucional rechazando mitines, marchas y plantones.

  • UNT Es un frente de varios sindicatos con ideas y objetivos en común, ligadas a ideales de Izquierda, algunos de los sindicatos de la lista pertenecen a este frente.
  • Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico (STUNAM)
  • Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México

La Ciudad de México y el PRD[editar]

El Distrito Federal, la entidad donde se halla la Ciudad de México ha constituido la principal plaza del PRD en todo el país. El Distrito Federal es la entidad con mayor peso político de todo México, por ser la capital del país, donde residen los poderes de la Federación y por ser la ciudad más grande.

El PRD se ha mantenido en la ciudad con especial fuerza, pues controla el Congreso Local con mayoría absoluta, así como 14 de las 16 delegaciones a partir de 2012.

El PRD gobierna el D.F. desde 1997, año en que comenzó el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas. Posteriormente, el gobierno de Rosario Robles y la candidatura de Andrés Manuel López Obrador lograron que el partido fuese ratificado por la población.

López Obrador logró apuntalar al partido en la Ciudad de México, por la creación de grandes obras como distribuidores viales que mejoraron significativamente la rapidez de tránsito vehicular, apoyo económico a ancianos y madres solteras que posteriormente el gobierno panista puso en marcha con su programa "70 y Más", la creación de una nueva universidad la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y varios planteles de educación media superior, la remodelación del centro histórico de la ciudad, la primera línea de Metrobús corredor Insurgentes que ha sido premiado por varios países por ser amable con el ambiente y la construcción de viviendas de interés social, que lo convirtieron en un gobernante que rápidamente se ganó el apoyo de las masas populares. López Obrador se mantuvo en el gobierno de la ciudad con altos niveles de aprobación e incluso fue ganador como el mejor alcalde del mundo por mejorar la ciudad en 2004 y vuelto a ser candidato a ese puesto en 2005. Además, el gobernante de la ciudad tuvo una constante presencia en los medios de comunicación, al convocar a conferencias de prensa todos los días a las seis de la mañana, donde discutía temas de la ciudad y de la política nacional. Pronto se consideró a López Obrador el candidato natural del PRD a la presidencia de la república para el año 2006.

El propio partido le otorgó una importancia clave a la Ciudad de México para triunfar en las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2006. En las elecciones locales para jefe de gobierno celebradas el mismo día, Marcelo Ebrard se impuso con gran ventaja a sus opositores y el PRD gobierna por tercera vez consecutiva la ciudad. El Distrito Federal se mantuvo como una de las tres entidades con mayor participación en la jornada electoral (68 %). En 2009.

Presidentes del partido[editar]

El PRD ha tenido más de una docena de presidentes desde su creación, la lista de presidentes por período es la siguiente:

Período Presidentes del partido
(1989 - 1993) Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano
(1993) Roberto Robles Garnica (Interino)
(1993 - 1996) Porfirio Muñoz Ledo
(1996 - 1999) Andrés Manuel López Obrador
(1999) Pablo Gómez Álvarez (Interino)
(1999 - 2002) Amalia García
(2002 - 2003) Rosario Robles
(2003 - 2005) Leonel Godoy Rangel (Interino, concluyó el periodo de Robles)
(2005 - 2008) Leonel Cota Montaño
(2008) Graco Ramírez y Raymundo Cárdenas (Encargados de la representación del partido)
(2008) Guadalupe Acosta Naranjo (Interino)
(2008 - 2011) Jesús Ortega
(2011) Jesús Zambrano Grijalva

Elección nuevo Presidente 2008-2012[editar]

El PRD decidió que eligiría a su nuevo dirigente el 16 de marzo de 2008.[12] Del 21 al 22 de enero de 2008 es el registro de aspirantes, Ricardo Monreal Ávila anunció que se retiraría y mientras son los siguientes los registrados:.[13]

El día de la elección, el proceso tuvo irregularidades, entre ellas quema de casillas, robo de urnas, equivocaciones en envío de paquetería. Al final del día Arturo Núñez Jiménez, árbitro de la elección anunció dos encuestas donde Alejandro Encinas llevaba la delantera, las cuales Jesús Ortega descalificó, ambos se declararon ganadores.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró que se computara el total de las casillas instaladas y Jesús Ortega lleva la delantera con un aproximado de 16,000 votos. Alejandro Encinas anunció que impugnaría la elección.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ha llamado a anularla por los actos ilegales durante la elección.[14] Ante la falta de presidente se eligió a Guadalupe Acosta Naranjo como presidente interino mientras la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia valida la elección. El sábado 19 de julio de 2008, la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia anunció que la elección de Presidente Nacional y Secretario General fueron anuladas por irregularidades en el proceso y ordenó al Consejo Nacional del PRD convocar en 30 días a nuevas elecciones.[15]

El 12 de noviembre de 2008 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió por unanimidad dar por ganador de la contienda a Jesús Ortega Martínez nuevo dirigente del Partido de la Revolución Democrática.[16] Ortega tomaría protesta como líder nacional el 30 de noviembre de 2008 junto con Hortensia Aragón como Secretaria General ante el hecho que Alejandro Encinas se negara a ocupar la Secretaría General.[17]

Estructura del PRD[editar]

El máximo órgano de dirección es el Congreso Nacional integrado por 1,300 delegados, los cuales son electos por períodos de tres años. Entre los órganos principales del partido están:

  • El Consejo Nacional es el órgano integrado para sesionar entre Congreso y Congreso, lo integran 350 Consejeros Nacionales electos por períodos de tres años.
  • La Comisión Política integrada por trece Comisionados propuestos por el Consejo más el Presidente y Secretario General, son electos por períodos de tres años.
  • El Secretariado Nacional está integrado por 15 carteras más el Presidente y Secretario General y durán en su encargo períodos de tres años.

El PRD en su estructura cuenta con órganos autonómos como lo son:

  • La Comisión Nacional Electoral.
  • La Comisión Nacional de Garantías.
  • La Comisión de Afiliación.
  • La Comisión de la Diversidad Sexual.
  • El Instituto de Formación Política.

En todos los cargos del PRD, se debe haber la paridad de hombres y mujeres.[18]

Gobiernos Estatales emanados del PRD[editar]

Candidatos a la Presidencia de México[editar]

Si bien en la elección de 2006 Andrés Manuel López Obrador desconoció los resultados electorales oficiales y se proclamó "Presidente legítimo de México", los resultados de los candidatos del PRD a la presidencia de la República son los siguientes:

Año Resultado Candidato Imagen Votación  % Lugar Comentario
1988 Pierde Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano Cuauhtemoc Cardenas Solorzano.jpg 5,956,988 31.12% 2.º Elecciones irregulares, "Caída del Sistema" electoral.
1994 Pierde Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano Cuauhtemoc Cardenas Solorzano.jpg 5,852,134 16.59% 3.er
2000 Pierde Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano Cuauhtemoc Cardenas Solorzano.jpg 6,256,780 16.64% 3.er
2006 Pierde Andrés Manuel López Obrador Andres Manuel Lopez Obrador.jpg 14,756,350 35.33% 2.º Irregularidades reconocidas por parte de la autoridad electoral, denuncias y acusaciones de inflación de votos, desaparición de votos y margen de error (0.56) de diferencia en el resultado electoral.
2012 Pierde Andrés Manuel López Obrador Andres manuel lopez obrador oct05.jpg 15,896,999 31.60% 2.º Petición de nulidad o invalidez de la elección descalificada por el TEPJF.

Referencias[editar]

  1. http://www.prd.org.mx/portal/documentos/estatuto2011.pdf
  2. http://www.lainternacionalsocialista.org/viewArticle.cfm?ArticlePageID=931
  3. [1]
  4. "De la Madrid me ordenó no informar que Cárdenas iba ganando, asegura Bartlett" La Jornada 03/07/2008
  5. "Una verdad largamente esperada", El País, 11/07/2004
  6. "De la Madrid me ordenó no informar que Cárdenas iba ganando, asegura Bartlett" La Jornada 03/07/2008
  7. Entrevista a Miguel de la Madrid (Televisa, 2005)
  8. a b c d Padilla, Liliana (18 feb. 2012). Se imponen ‘Chuchos’ en Consejo Nacional del PRD. México: Milenio. http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/e20b3f03d115db8b6dbe7311d750a62f. Consultado el 18 feb. 2012. 
  9. García, Carina (13 oct. 2013). «Ciudadanos deben decidir dirigencia del PRD: Ebrard». El Universal. Consultado el 13 oct. 2013.
  10. http://hidalgo.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/294b17236398d639f14d749da945f897
  11. http://www.intoleranciadiario.com/detalle_noticia.php?n=78086
  12. Elegirá PRD dirigencia el 16 de marzo de 2008 El Universal, 17 de noviembre de 2007.
  13. Comienza registro de candidatos en el PRD; cuatro acudieron el primer día La Jornada, 22 de enero de 2008.
  14. Cronología: lucha por la dirigencia del PRD El Universal, México, DF, Lunes 24 de marzo de 2008.
  15. Anulan elección de presidente y secretario general del PRD La Jornada, México, DF, Domingo 19 de julio de 2008.
  16. Da TEPJF triunfo a Jesús Ortega en el PRD El Universal, 12 de noviembre de 2008.
  17. Jesús Ortega rinde protesta como presidente del PRD El Universal, 30 de noviembre de 2008.
  18. [http://www.prd.org.mx.

Enlaces externos[editar]