Frente Electoral Patriótico Progresista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Frente Electoral Patriótico Progresista
Fundación 15 de enero de 2010
Ideología política Progresismo
Posición en el espectro Centro-izquierda
Partidos creadores Partido Acción Ciudadana
Alianza Patriótica
Partido Integración Nacional
[editar datos en Wikidata]

El Frente Electoral Patriótico Progresista fue una alianza electoral informal suscrita el 15 de enero de 2010 para las elecciones presidenciales de ese año entre los partidos Alianza Patriótica, Partido Acción Ciudadana y Partido Integración Nacional en torno a la candidatura del economista Ottón Solís, candidato oficial de Acción Ciudadana y principal figura de oposición en aquel entonces a la candidatura oficialista de Laura Chinchilla del Partido Liberación Nacional. Esto implicó que los candidatos Rolando Araya Monge de AP y Walter Muñoz Céspedes de PIN depusieran sus aspiraciones presidenciales informalmente. Los tres partidos habían estado en contra del TLC con Estados Unidos y a favor del voto al NO en el respectivo referéndum.

Las conversaciones para la conformación de una alianza política de partidos incluyeron a representantes de Alianza Patriótica, Accesibilidad sin Exclusión, Acción Ciudadana, Frente Amplio, Integración Nacional, Renovación Costarricense, Rescate Nacional, Unión Patriótica y Vanguardia Popular, y ha incluido la participación de figuras como Rolando Araya Monge, Rodrigo Carazo Odio, José Miguel Corrales Bolaños, José Merino del Río, Álvaro Montero Mejía, Walter Muñoz Céspedes, Justo Orozco Álvarez, Ottón Solís Fallas, Humberto Vargas Carbonell, etc.[1] [2] [3]

Según informes de la prensa finalmente no se lograron acuerdos entre el Frente Amplio y Alianza Patriótica para la alianza, en parte por la sugerencia de AP de realizar una convención abierta entre los partidos para designar al candidato presidencial común, propuesta que era rechazada por el FA por considerarle inviable y costosa (por lo que beneficaría solo a los precandidatos con recursos económicos). En su comunicado el Frente Amplio afirma que los partidos con representación parlamentaria Acción Ciudadana y Accesibilidad Sin Exclusión se retiraron de la negociación para impulsar sus propios candidatos presidenciales, mientras que los partidos sin representación parlamentaria Renovación Costarricense y Rescate Nacional también se retiraron,[4] en el caso de Renovación Costarricense para promover sus propia candidatura presidencial. Por cuanto de entre los partidos participantes de la negociación se impulsarán por separado las diferentes candidaturas presidenciales; Ottón Solís Fallas - Partido Acción Ciudadana, Rolando Araya Monge - Alianza Patriótica, Eugenio Trejos Benavides - Frente Amplio, Mayra González León - Renovación Costarricense.

Finalmente, tras intensas negociaciones las dirigencias de los partidos Acción Ciudadana, Integración Nacional y Alianza Patriótica, así como sectores sociales como la Coordinación Unida Sindical Magisterial (CUSIMA), la Iglesia Luterana (que lideró las negociaciones) y otros acordaron firmar un documento de diez compromisos políticos comunes de combate al neoliberalismo y respaldar la candidatura presidencial de Ottón Solís Fallas[5] [6] [7] [8]

El programa de diez puntos suscrito por los líderes de los partidos y organizaciones consiste en:[9]

1.Renegociar el TLC y revisar sus Leyes de Implementación para rescatar el Estado Social de Derecho, la soberanía política, territorial y alimentaria, y así refundar la nueva República democrática, inclusiva y solidaria, con justa distribución de la riqueza, fortalecimiento integral del régimen municipal y mejores organismos de control político.

2.Fortalecer las garantías sociales, las instituciones y las empresas públicas.

3.Impulsar y apoyar nuevas formas de organización y de participación ciudadana y a las organizaciones populares existentes.

4.Defender de manera auténtica el medio ambiente, en particular el agua.

5.Apoyar de manera auténtica la educación pública y la investigación científica y tecnológica estatales.

6.Rescatar y fortalecer la inversión pública y el mercado interno, incentivando la producción de las empresas nacionales, en especial de las de economía social y de las pequeñas y medianas empresas industriales, agropecuarias y campesinas (que fomenten la seguridad alimentaria).

7.Rescatar la democracia costarricense a través de un nuevo código electoral, del desarrollo de los organismos de control político, de la libertad de organización, de la autonomía política y administrativa de las empresas públicas y del desarrollo de empresas comunitarias.

8.Impulsar el desarrollo democrático de las comunicaciones: procurando el acceso equitativo de los grupos sociales y partidos políticos a los medios de comunicación existentes, fortaleciendo los medios de comunicación estatales, promoviendo el surgimiento de nuevos medios de carácter comunitario y garantizando la autonomía nacional en cuanto al control de las radiofrecuencias.

9.Modernizar y ordenar el transporte público en todas sus modalidades, sin recurrir a concesiones abusivas en la infraestructura del transporte y enfatizando el uso de energías alternativas.

10.Reformar las leyes tributarias a favor de la clase media y baja.

En el momento de la alianza Solís aparecía de tercero en los sondeos por debajo del candidato de derecha Otto Guevara, sin embargo finalmente en los resultados electorales permaneció como segundo candidato más votado (al igual que en el 2006) pero perdiendo frente a Chinchilla. Su partido obtuvo menos diputados (11 respecto a 17 en la ocasión anterior) y obtuvo 25% de los votos versus 40% que obtuvo en las elecciones anteriores. Los partidos Alianza Patriótica y Partido Integración Nacional no obtuvieron diputados.


Referencias[editar]