Anexo:Miembros del Cartel de Medellín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta es una lista de los miembros del Cartel de Medellín, una organización delictiva dedicada al tráfico de cocaína el nombre responde al lugar en donde se creó. Los integrantes se encuentran clasificados en "socios" y "sicarios, pistoleros a sueldo y lugartenientes" según el rol que hayan desempeñado..

Socios del Cartel[editar]

Gonzalo Rodríguez Gacha, el líder militar del Cartel de Medellín.
  • Gonzalo Rodríguez Gacha El Mexicano: nacido en Pacho se convirtió en el principal aliado y sostén de Escobar durante la guerra emprendida contra el Estado colombiano. Fue el "Ministro de Guerra" del cártel de Medellín y hacia 1989 tenía 1000 hombres en armas en el centro del país. controlaba una organización autónoma asociada a Escobar. Sus sicarios, alrededor de 70 fueron los encargados de matar a Luis Carlos Galán. Tras el cruento atentado al edificio del DAS en Bogotá, que dejó 70 muertos y 500 heridos, se convirtió en el criminal más buscado del país. Traicionado por un lugarteniente suyo, murió el 15 de diciembre de 1989 en Tolú durante la Operación Apocalipsis junto a su hijo y 5 de sus hombres. Se le acusa de al menos 2000 homicidios.
  • Carlos Lehder El Loco: oriundo de Armenia (Quindío) y reconocido por sus excentricidades, abrió varias rutas de tráfico de narcóticos en el Caribe. Capturado en febrero de 1987, fue inmediatamente extraditado a Estados Unidos donde recibió condena a cadena perpetua pero su pena fue reducida por declarar contra Manuel Antonio Noriega. Es el miembro de más alto rango del Cártel de Medellín preso en Norteamérica.
  • Gustavo Gaviria León: primo de Escobar y su mano derecha, acompañó su carrera delictiva desde el principio. Encargado de las finanzas del cártel, pasó a ser el segundo hombre del ente narcoterrorista tras la muerte de Rodríguez Gacha. Murió en Medellín durante un operativo, al enfrentarse a tiros con la policía el 12 de agosto de 1990.
  • Jorge Luis Ochoa: perteneciente al clan de los Ochoa, fue el más importante de sus hermanos dentro de la organización criminal. Reconocido criador de caballos se convirtió en el número 2 a la muerte de Gaviria Rivero. Se rindió el 15 de enero de 1991 como parte de la política de sometimiento a la justicia del gobierno de César Gaviria.
  • Mario Henao Vallejo Paco: cuñado de Pablo Escobar. Pedido en extradición, era quien controlaba los negocios de El Patrón en el Magdalena Medio junto a su primo Hernan Darío Henao HH. Dada su relación familiar con el capo, era bastante cercano a la cúpula del Cartel de Medellín. Murió en un operativo realizado el 23 de noviembre de 1989 en la finca El oro del municipio de Puerto Triunfo, cuando se pretendía capturar a Escobar y a uno de los hermanos Ochoa.
  • Juan David Ochoa: el mayor de los hermanos Ochoa. Se sometió a la justicia el 16 de febrero de 1991. Murió el 25 de julio de 2013 en Medellín víctima de un infarto.
  • Juan Matta-Ballesteros El Negro: nacido en Tegucigalpa, Honduras, fue uno de los pocos miembros extranjeros del cartel de Medellín. Era el contacto de los narcotraficantes colombianos con los mexicanos. Fue arrestado en 1988 y más tarde extraditado. Cumple una condena a cadena Perpetua.
  • Fabio Ochoa Vásquez: el menor del clan, fue el primero en someterse a los decretos de rebaja de penas el 18 de diciembre de 1990. Posteriormente sería extraditado en 2001, al incumplir sus acuerdos con el Gobierno colombiano.
  • Luis Fernando Gaviria Abraham: primo hermano de Escobar, también conocido dentro de la organización como César. Tenía la función de enviar cocaína al exterior y coordinar las acciones de tipo militar, desde la muerte del también primo de el capo, Gustavo Gaviria. Muerto el 23 de octubre de 1990 en Guarne (Antioquia), en medio de la Operación Apocalipsis III.
  • Griselda Blanco La Reina De La Coca: nacida en Santa Marta de donde se trasladaría posteriormente a Medellín, se convirtió en uno de los primeros grandes capos del tráfico de drogas en la década de los setenta. Asociada a Escobar se mudó a Miami, desde donde coordinó el envío de toneladas de cocaína. Fue arrestada por la Administración para el Control de Drogas (DEA) en febrero de 1985 y condenada a 16 años de cárcel. Asesinada por sicarios en septiembre de 2012 en Medellín.
  • José Abello El Mono Abello: el séptimo dentro del organigrama del Cartel y principal narco de la Región Caribe (Colombia). Capturado en un restaurante de Bogotá en octubre de 1989, fue posteriormente extraditado. Liberado en 2007.
  • Gilberto Rendón: el número 8 dentro del Cartel de Medellín. Socio y segundo hombre en la organización de Rodríguez Gacha. Murió con su jefe durante la Operación Apocalipsis. Heredó sus estructuras criminales a su hermano Alirio de Jesús Rendón El Cebollero.
  • Gilberto Molina: magnate boyacense de las esmeraldas, aliado de El mexicano que se hizo a su sombra. Entró más tarde en conflicto con Rodríguez Gacha por el control de varias rutas del narcotráfico y de la zona esmeraldífera del centro del país. Terminaría asesinado por sicarios de su ex-socio, en una finca de Sasaima en febrero de 1989.
  • Fernando Galeano El Negro: encargado de los negocios del Cartel de Medellín tras la entrega de Escobar y de sus principales lugartenientes del ala militar en 1991. Se convirtió en uno de los principales socios del capo controlando el área financiera de la organización. Pero terminó siendo asesinado por orden de El Patrón dentro de La catedral en julio de 1992.
  • George Jung: único socio norteamericano del Cartel. Traficante de marihuana en los años 70 y luego de cocaína a principios de los 80 gracias a su sociedad con Carlos Lehder. Capturado en Massachusetts en 1987 fue liberado posteriormente, para luego ser recapturado al intentar volver al tráfico de estuperfacientes. En ese momento al declarar contra Lehder a la sazón recién extraditado es liberado nuevamente. Finalmente fue apresado en México en 1994 con cocaína en su poder. Trató de salir bajo fianza, pero fue sentenciado a 30 años de prisión. Salió libre el 2 de junio de 2014.
  • Gerardo y William Moncada: junto a los Galeano se convirtieron en los principales socios del Cartel tras la entrega de Escobar, que les confió el manejo del ala económica de su organización. Compartieron la suerte de sus aliados en julio de 1992.
  • Roberto Escobar El Osito: hermano de El Patrón, ingresó desde temprano en las actividades delictivas de este, pero manejó un perfil más bien bajo durante este periodo. Se entregó el 7 de octubre de 1992 a las autoridades. Mientras estaba en prisión, fue víctima de una explosión de una carta bomba enviada por Los Pepes que lo dejó parcialmente ciego y sordo.
  • Evaristo Porras: vendedor de pasta de cocaína, fue el jefe del Cartel del Amazonas. Fue capturado en San Andrés Islas el 15 de diciembre de 1987. Falleció en marzo de 2010 en Bogotá víctima de un paro cardíaco.
  • Jaime Gaviria: Primo, confidente y relacionista público de Escobar.

Paramilitares al servicio del Cartel[editar]

  • Fidel Castaño Rambo: comandante de los grupos paramilitares de Antioquia y Córdoba, entró en contacto con Escobar a través de Rodríguez Gacha, conocido por su anticomunismo. Responsable de varias masacres y atentados contra la Unión Patriótica y miembros de los partidos de izquierda, se alió con el Cartel de Medellín a cambio de ayuda financiera para su organización. Tras la muerte de los Galeano y Moncada (sus socios) entró en conflicto con Pablo Escobar, creando Los Pepes junto a su hermano Carlos y al Cartel de Cali. Murió en 1994 en circunstancias no esclarecidas.
  • Carlos Castaño: hermano de Fidel y Vicente participó activamente primero en la campaña de exterminio contra la izquierda y luego en Los Pepes. A la muerte de Rambo, quedó al frente de la autodefensas. Fue asesinado en 2004 por órdenes su hermano Vicente Castaño.
  • Henry Pérez: al mando de los paramilitares del Magdalena Medio, se alió con Rodríguez Gacha en la década de los ochenta a cambio de financiación y armas. Participó en la campaña que emprendió El Mexicano contra la Unión Patriótica. A la muerte de este, se enemistó con Pablo Escobar y entró en guerra con el Cartel de Medellín al lado de Henry Pabón. Cientos de sicarios, paramilitares y civiles murieron en los continuos ataques de lado y lado. Finalmente fue asesinado a mediados de 1991 durante la fiesta de la Virgen del Carmen en Puerto Boyacá.[1]

Lugartenientes y asesinos (lista no exhaustiva)[editar]

  • John Jairo Arias Pinina: a los 29 años, era jefe de 2000 sicarios en Medellín. Hombre de confianza de El Patrón, Pinina tenía una larga amistad con él, llegando a ser uno de los principales en la jerarquía de la organización, con el ala militar del cartel bajo su mando. Fue asesinado por la policía en junio de 1990.
  • Mario Castaño El Chopo: a la muerte de Pinina y Tyson se convirtió en el último jefe militar del Cartel. Castaño servía de enlace entre Escobar y el ala militar y financiera de la organización. Era comandante, además, de numerosas bandas de sicarios y coordinó varias de ellas para asesinar a decenas de policías en Medellín. Responsable también de la purga al interior de la cúpula que le costó la vida a los Hermanos Galeano y Moncada. Encabezó la última ofensiva terrorista del cartel entre agosto de 1992 y marzo de 1993, en la que murieron más de 200 civiles y uniformados. Delatado por Juan Carlos Londoño Juan Caca luego de ser capturado, fue abatido por la Policía en marzo de 1993.
  • Brances Muñoz Tyson: un afrocolombiano cuyo aspecto físico, similar al del boxeador estadounidense Mike Tyson, le valió su apodo. Pasó a ser hombre de confianza de Escobar en 1988 a través de varios enlaces de la organización, entre ellos su hermano La Quica. Muñoz es señalado como uno de los terroristas que dirigió el atentado al edificio del DAS en diciembre de 1989, instaló carros-bomba en los barrios Quirigua y Niza, y voló un avión de Avianca. A su organización se le sindica, además, del asesinato de cuarenta policías en Medellín en 1990 y de haber dirigido personalmente la matanza de la hacienda Los Cocos, en Candelaria (Valle del Cauca), en septiembre del mismo año. Murió en octubre de 1992 a manos de la Policía.
  • Dandeny Muñoz La Quica: el primero de su familia en entrar al servicio de Escobar, como guardaespaldas de Chiruza. Hermano de Tyson, era señalado por la Policía como jefe del ala terrorista del Cartel en conjunto con éste. Había protagonizado en agosto de 1988, una espectacular fuga de la cárcel de Bellavista, en Bello (Antioquia). Manejaba un grupo de sicarios y estaba sindicado por las autoridades de dirigir el asesinato de medio centenar de policías y la colocación de una decena de carros-bomba. Es capturado por el Ejército en la zona rural del municipio de San Rafael (Antioquia) en enero de 1991. Se fugó de la cárcel La Modelo en abril del mismo año y posteriormente viajaría a EE.UU., donde la DEA lo arrestó en septiembre de 1991. Está condenado a 10 diez cadenas perpetuas.[2]
  • Jhon Jairo Velásquez Popeye: se enroló desde 1986 en el cartel como conductor y guardaespaldas del capo. Participó en el secuestro de Andrés Pastrana y el asesinato del Procurador Carlos Mauro Hoyos en enero de 1988. Acusado además de otros 250 asesinatos. Tras participar en la muerte de los Galeano y los Moncada, se fugó de la cárcel La Catedral, para finalmente entregarse a las autoridades en octubre de 1992. Fue liberado en agosto de 2014.
  • Álvaro Agudelo El Limón: hombre de confianza de Roberto Escobar. Luego de la entrega de este, paso al servicio de El Patrón, convirtiéndose en su guardaespaldas personal durante los últimos 8 meses de vida del narcotraficante. Murió junto al capo en diciembre de 1993.
  • Fabián Tamayo Chiruza: mano derecha de John Jairo Arias Pinina. Controlaba el barrio Guayabal en el suroriente de Medellín y era el pagador de los soldados y policías al servicio del cartel. Cercano además a los capos de Cali, manejaba su seguridad cuando éstos se desplazaban a la capital antioqueña. No obstante, cuando empezó la guerra de carteles, se cambió de bando y sólo reconoció como su jefe a Pablo Escobar. Fue muerto en represalia por pistoleros del cartel de Cali en 1988.
  • Carlos Alzate El Arete: hijo de la esposa de Roberto Escobar, estaba sindicado de terrorismo y sicariato. Vinculado por la inteligencia policial al atentado al edificio del DAS y al atentado del teatro Lioli, dirigido a una patrulla del Cuerpo Élite. Se convirtió en una prioridad del Bloque de Búsqueda a raíz del carro bomba que estalló 21 de enero de 1993 en la carrera séptima con Avenida Chile (Bogotá), hecho que fue adjudicado a la banda que él dirigía. Se entregó a las autoridades en febrero de 1993. Declaró ser el autor material del atentado al avión de Avianca, ocurrido en noviembre de 1989. También es investigado por otro proceso del crimen de Rodrigo Lara Bonilla Ministro de Justicia.[3]​ Estuvo preso de 1993 a 2001.
  • Luis Aguilar El Mugre: guardaespalda personal de Pablo Escobar, junto a Otto y Popeye. Sindicado del delito de narcotráfico, de participar en el homicidio del procurador Carlos Mauro Hoyos y de los crímenes de decenas de policías en el Valle de Aburra. Se entregó junto al capo en 1991 y participó en la fuga de la cárcel La Catedral en julio de 1992. Se acogió a la justicia el 15 de octubre del mismo año.
  • Alfonso Puerta El Angelito: se convirtió a la muerte de los principales lugartenientes de Pablo Escobar entre octubre de 1992 y marzo de 1993, en su jefe de seguridad y hombre de confianza. Logró esquivar la persecución de las autoridades por 6 meses, ocultando el paradero del capo. Responsable del bombazo del parque la 93, fue abatido por la Policía el 6 octubre de 1993 junto a su hermano.
  • Jhon Jairo Posada El Tití: responsable del asesinato del coronel Valdemar Franklin Quintero en agosto de 1989, y de la oleada terrorista de noviembre-diciembre de 1992 que dejó 70 policías y 9 civiles muertos en Medellín. Detenido el 30 de diciembre de 1992 cuando se encontraba en compañía de sus familiares en El Poblado.[4]​. Fue asesinado cuando cumplía pena de prisión en la cárcel La Picota (Bogotá) en noviembre de 1997
  • Otoniel González Otto: se sometió por primera vez a la justicia colombiana en junio de 1991, junto con Pablo Escobar. Fue, además, uno de los ocho hombres que acompañaron al capo en su fuga de La Catedral, el 22 de julio de 1992. El 9 de octubre de 1992 se sometió a la justicia por segunda vez, en compañía de Roberto Escobar Osito y de Jhon Jairo Velásquez Popeye. Liberado en 2001 tras pagar 8 años de prisión, fue asesinado junto con su hermano Orlando en febrero de 2002 en La Estrella (Antioquia).
  • Hernán Henao HH: jefe de seguridad del cartel, se encargó de financiar con dineros del narcotráfico entre 1984 y 1988, las autodefensas del Magdalena medio, y puso esas organizaciones al servicio de su patrón y de Gonzalo Rodríguez Gacha. Ingresó a la organización como testaferro, para controlar laboratorios que el Cartel tenía establecidos en esa zona del país junto con su primo Mario Henao. En 1990, en desarrollo de la Operación Cocorná II, de la que escaparon Escobar y Jorge Luis Ochoa, Henao fue capturado siendo trasladado a la Cárcel La Modelo de Bogotá, y puesto en libertad posteriormente por un despacho judicial. Luego de la muerte de Brances Muñoz en octubre de 1992, Henao intentó reconstruir el ala militar que dirigía el terrorista. Fue abatido por la Fuerza Pública en marzo de 1993 en Medellín.[5]
  • Johny Rivera El Palomo: uno de los comandantes del ala terrorista del Cartel. En julio de 1992, escapó de La Catedral en compañía de El Patrón. Fue localizado por los efectivos del Bloque de Búsqueda en noviembre de 1992. Al final de un intenso intercambio de balas, Rivera y los 2 sicarios que le servían de escoltas resultaron muertos. Se le acusaba de haber pagado a grupos de pistoleros más de 100 millones de pesos por el asesinato de 38 agentes de la Policía en Medellín. Además había sido responsabilizado del ataque con carro-bomba en las cercanías de la plaza de toros La Macarena en febrero de 1991.
  • Juan Carlos Ospina El Enchufe: responsable de la activación de numerosos carros bomba en la capital antioqueña y del ataque a miembros de los organismos de seguridad. Vinculado por las autoridades al secuestro del entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá, Andrés Pastrana en 1988, de haber participado en la muerte del jefe de inteligencia de la Policía en Medellín, capitán Fernando Posada Hoyos en diciembre de 1992, y en la muerte del periodista Jorge Enrique Pulido. Muerto en enero de 1993 en un operativo del Bloque de Búsqueda.
  • Víctor Granada El Zarco: segundo hombre en la organización de Arete. Las autoridades lo sindicaban de ser uno de los pistoleros que junto con Brances Muñoz, Mario Castaño y Sergio Ramírez, secuestraron y asesinaron a varios jefes del cartel por orden de Pablo Escobar, entre ellos algunos miembros de las familias Moncada y Galeano y a Walter Elkin Estrada, guardaespaldas de los segundos. Fue abatido por la Policía el en enero de 1993, cuando se enfrentó a 20 uniformados en Medellín.
  • Los Priscos:
    • David Prisco Richard: sindicado de participar en varios de los magnicidios que sacudieron a Colombia durante los años ochenta. Fue alcanzado por el brazo de la Policía Elite en enero de 1991, al ser sorprendido en una mansión del barrio Conquistadores al occidente de la capital antioqueña.[6]
    • Armando Prisco: hermano de Richard y su segundo al mando dentro de la organización delincuencial. Juntos asumieron el manejo del ala terrorista del Cartel de Medellín después de la muerte de John Jairo Arias, Pinina, de Gustavo Gaviria y Abraham, otro primo de Escobar. Cayó el mismo día que su hermano en un operativo del Cuerpo Élite en Rionegro (Antioquia).[6]
    • José Prisco: fue el segundo cabecilla de Los Priscos, luego de la muerte de su hermano y primer jefe de la banda delicuencial, Eneas Prisco, El Negro, abatido en Medellín en 1986. Eliminado en julio de 1987, por el DAS en Bogotá.[6]
  • Jaime Rueda: natural de Yacopí, militó primero en la guerrilla de las FARC, antes de desertar para convertirse en jefe de un grupo de sicarios. En 1989 fue encargado por Gonzalo Rodríguez Gacha para dirigir el primer atentado contra el General Maza Márquez en mayo del mismo año y de protagonizar el asesinato del líder liberal Luis Carlos Galán. En 1992, en medio de un tiroteo Rueda cayó abatido.[7]
  • José Rueda: medio hermano de Jaime Rueda. Fue sindicado como uno de los presuntos autores del asesinato de Galán. También existían acusaciones de haber participado en el atentado contra el general Maza Márquez; además aparecía comprometido como presunto miembro del grupo criminal que asesinó al dirigente sindical Teófilo Forero, y figuraba en la lista de implicados en el atentado contra las instalaciones de El Espectador. Detenido junto a su hermano, permaneció en prisión y fue asesinado en junio de 1992 en la cárcel La Modelo de Bogotá.
  • Jorge Enrique Velásquez El Navegante: natural de Buenaventura y propietario de una compañía naviera en Cartagena. Fue un informante infiltrado desde el Cartel de Cali al cartel de Medellín. Reveló a la Policía el paradero de Rodríguez Gacha, permaneciendo junto a él durante las horas antes de su abatimiento en Tolú.
  • Luis Fernando Zabala: ingeniero eléctrico, convertido en explosivista del Cartel de Medellín y encargado de armar las bombas.
  • Leonardo Rivera Leo: muerto el 4 de febrero de 1993 durante una acción del Cuerpo Élite. Sicario del Cartel y enlace de Carlos Alzate Arete, con Escobar. Leo controlaba una organización de veinte pistoleros a sueldo que operaba en el barrio Buenos Aires de Medellín. Pertenecía al grupo de bandas de sicarios que manejaba El Zarco.
  • Irán Lopera Pasarela: siendo uno de los principales lugarteniente de Pablo Escobar, estuvo recluido casi nueve años en la cárcel de máxima seguridad de Itaguí acusado de participar en el secuestro de la exministra de Educación Maruja Pachón. Había recuperado su libertad en agosto de 2001 siendo asesinado en mayo de 2002.
  • Sergio Ramírez El Pájaro: jefe de un grupo de sicarios que operaban en el centro del país. Encargado de los secuestros de Maruja Pachón de Villamizar y Beatriz Villamizar de Guerrero, y del asesinato de Marina Montoya, hermana del exsecretario general de Presidencia Germán Montoya. Capturado el 30 de septiembre de 1992 en una acción que culminó con la muerte de un sargento de la Policía en Medellín.
  • Hugo Jaramillo Mantequillo: encargado de las finanzas del Cartel de Medellín en Antioquia, miembro de la organización de HH y presuntamente correlacionado el tráfico de estupefacientes. Capturado en Cúcuta el 3 de marzo de 1993, cuando intentaba abandonar el país.
  • Juan Arcila El Tomate: sicario del Cartel, se sometió a la justicia en 1993 y tras recuperar su libertad en 2002 fue asesinado en Venezuela en abril de 2007.
  • Alejandro Arrieta Boliqueso: Sucesor de Tyson luego de su muerte, fue capturado en noviembre de 1992 en Medellín.
  • Carlos Ossa El Canoso: se encargaba del manejo de la infraestructura financiera del cartel. Muerto por hombres de Los Pepes el 17 de febrero de 1993 en Medellín lo que precipitó la entrega de Luis Alzate Arete.
  • Luis Henao El Misil: terrorista y sicario desconocido hasta su entrega. Se evadió de la Cárcel de Bellavista en noviembre de 1988, cuando cumplía una pena de 31 meses por hurto y lesiones personales. Se entregó el 14 de octubre de 1992. En su contra se cursaron en su momento procesos por narcotráfico y fuga de presos
  • Luis Londoño : hermano de Diego Londoño, primer gerente del Metro de Medellín. Con su hermano coordinaron los secuestros de Álvaro Montoya, hijo de Germán Montoya secretario privado de la Presidencia, y de otras personas a finales de 1989. Fue secuestrado y asesinado la noche del 28 de febrero de 1993 a manos de Los Pepes.
  • William Cárdenas Lenguas: está sindicado de la instalación de carrosbomba en Bogotá principalmente en Centro 93. se entregó el 1 de marzo de 1993 en la Fiscalía.
  • José Ospina El Pasquín: sicario implicado en el secuestro de Andrés Pastrana y el muerte de Carlos Mauro Hoyos. Asesinado el 24 de febrero de 1993 en Bello.
  • Guillermo de Jesús Díaz Bolis: colaborador del Chopo, las autoridades lo señalan como uno de los presuntos autores de la detonación del carro-bomba el 14 de febrero de 1993 en el centro de Bogotá y encargado directo de canalizar los contactos con Pablo Escobar, por el pago de la muerte de Policías y crear caletas para los carros-bomba. Se sometió a la Justicia en Pereira en febrero de 1993.
  • José Posada: Jefe financiero del Cartel de Medellín. está señalado como el encargado de pagar los pistoleros del cartel. Se entregó el 28 de febrero de 1993.
  • Gustavo González Tavo: tiene medida de aseguramiento por la fuga de La Catedral. Se sometió nuevamente a la Justicia el 13 de octubre de 1992. Asesinado en la cárcel de Bellavista en Medellín, el 9 de abril de 1993.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Escobar: 17 años de historia del criminal». El Tiempo. 2 de diciembre de 1993. Consultado el 16 de agosto de 2012. 
  2. «La Quica tiene sólo dos órdenes de captura». El Tiempo. 17 de enero de 1991. Consultado el 24 de marzo de 2013. 
  3. «Arete se entregó sin consultar a Escobar». El Tiempo. Consultado el 24 de marzo de 2013. 
  4. «Capturado Titi, doble de escobar». El Tiempo. 31 de diciembre de 1992. 
  5. «Muerto HH, jefe de seguridad del Cartel». El Tiempo. 2 de marzo de 1993. Consultado el 24 de marzo de 2013. 
  6. a b c «Prisco: El que a hierro mata a...». El Tiempo. 23 de enero de 1991. Consultado el 24 de marzo de 2013. 
  7. «La azarosa vida del sicario que asesinó a Luis Carlos Galán, Jaime Eduardo Rueda Rocha». El Tiempo. 14 de agosto de 2009. Consultado el 24 de marzo de 2013.