Delito de lesiones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Litografía de 1856 de la paliza de Charles Sumner

El delito de lesiones, en Derecho penal, es un delito que consiste en causar una o varias lesiones a una persona de forma que se menoscabe su integridad corporal, su salud física o incluso su salud mental.[1]​ Es uno de los delitos más habituales, puesto que protege uno de los bienes jurídicos más reconocidos, como es la integridad corporal de las personas.

Es un delito cuya pena está relacionada directamente con el daño causado a la víctima. A mayor gravedad del daño la pena es mayor. Si la gravedad de la lesión produce la muerte a la víctima entonces el delito deja de ser de lesiones, y se convierte en homicidio.

El delito de lesiones puede causarse tanto por dolo como por culpa (normalmente por culpa grave), si bien la pena que se impone a cada uno de estos dos casos es distinta.

Tradicionalmente, los sistemas legales de derecho consuetudinario tenían definiciones separadas para asalto y agresión. Cuando se observa esta distinción, agresión se refiere al contacto corporal real, mientras que asalto se refiere a una amenaza creíble o intento de causar agresión. Algunas jurisdicciones combinaron los dos delitos en asalto y agresión, que luego se denominó "asalto". El resultado es que en muchas de estas jurisdicciones, asalto ha adquirido una definición que está más en línea con la definición tradicional de agresión. Los sistemas legales del derecho civil y la ley escocesa nunca han distinguido el asalto de la agresión.

Los sistemas legales generalmente reconocen que las agresiones pueden variar mucho en severidad. En los Estados Unidos, un asalto se puede acusar como un delito menor o un delito mayor. En Inglaterra, Gales y Australia , se puede acusar como agresión común, agresión que ocasiona daño corporal real (ABH) o daño corporal grave (GBH). Canadá también tiene un sistema de tres niveles: asalto, asalto que causa daño corporal y asalto agravado . Por lo general, existen cargos separados por agresión sexual, riña y agresión a un oficial de policía. El asalto puede superponerse con un intento de delito; por ejemplo, un asalto puede ser acusado como intento de asesinato si se hizo con la intención de matar.

Definiciones relacionadas[editar]

Asalto[editar]

En las jurisdicciones que hacen una distinción entre los dos; el asalto generalmente acompaña a la agresión si el agresor amenaza con hacer contacto no deseado y luego lleva a cabo esta amenaza. Los elementos de la agresión son que es un acto voluntario,[2]​ hecho con el propósito de causar un contacto dañino u ofensivo con otra persona o bajo circunstancias que hacen que dicho contacto ocurra de manera sustancialmente segura y que causa dicho contacto.[3]

Asalto agravado[editar]

El asalto agravado es, en algunas jurisdicciones, una forma más fuerte de asalto, generalmente usando un arma mortal.[4]​ Una persona ha cometido un asalto agravado cuando esa persona intenta:

  • causar lesiones corporales graves a otra persona con un arma mortal.[5]
  • tener relaciones sexuales con una persona menor de edad
  • causar daños corporales al operar imprudentemente un vehículo motorizado durante una ira al volante; a menudo referido como asalto vehicular o asalto agravado con un vehículo de motor.

El asalto agravado también puede ser imputado en casos de intento de daño contra policías u otros servidores públicos.

Defensa[editar]

Aunque el alcance y la aplicación precisa de las defensas varía entre jurisdicciones, lo siguiente representa una lista de las defensas que pueden aplicarse a todos los niveles de agresión:

Consentimiento[editar]

Existen excepciones para cubrir el contacto físico no solicitado que equivale a un comportamiento social normal conocido como daño de minimis. La agresión también se puede considerar en casos que involucren escupir o exposición no deseada de fluidos corporales a otros.

El consentimiento puede ser una defensa total o parcial al asalto. En algunas jurisdicciones, sobre todo en Inglaterra, no es una defensa cuando el grado de lesión es grave, siempre que no exista una buena razón legalmente reconocida para la agresión.[6]​ Esto puede tener consecuencias importantes cuando se trata de temas como la actividad sexual sadomasoquista consensuada, siendo el caso más notable el caso de la Operation Spanner. Las buenas razones legalmente reconocidas para el consentimiento incluyen cirugía, actividades dentro de las reglas de un juego como artes marciales, lucha libre, boxeo o deportes de contacto, adornos corporales ( R v Wilson[1996] Crim LR 573), o payasadas ( R v Jones [1987] Crim LR 123). Sin embargo, cualquier actividad fuera de las reglas del juego no se reconoce legalmente como una defensa del consentimiento. En la ley escocesa, el consentimiento no es una defensa por agresión.[7]

Detención y otros actos oficiales[editar]

Los agentes de policía y los funcionarios judiciales tienen la facultad general de utilizar la fuerza con el fin de realizar una detención o, en general, de desempeñar sus funciones oficiales. Por lo tanto, un funcionario judicial que tome posesión de bienes en virtud de una orden judicial puede usar la fuerza si es razonablemente necesario.

Castigo[editar]

En algunas jurisdicciones como Singapur, el castigo corporal judicial es parte del sistema legal. Los oficiales que administran el castigo tienen inmunidad procesal por agresión.

En los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Canadá, el castigo corporal administrado a los niños por sus padres o tutores legales no se considera legalmente agresión a menos que se considere excesivo o irrazonable. Lo que constituye "razonable" varía tanto en el derecho escrito como en la jurisprudencia . El castigo físico irrazonable puede cargarse como agresión o bajo un estatuto separado por abuso infantil .

Muchos países, incluidos algunos estados de EE. UU., también permiten el uso de castigos corporales para los niños en la escuela. En derecho inglés , art. 58 Ley de menores de 2004 limita la disponibilidad de la defensa de corrección legal a agresión común bajo s. 39 Ley de justicia penal de 1988 .

Prevención de crimen[editar]

Esto puede implicar o no la autodefensa en el sentido de que usar un grado razonable de fuerza para evitar que otro cometa un delito podría implicar la prevención de una agresión, pero podría ser la prevención de un delito que no involucre el uso de violencia personal.

Defensa propia[editar]

Algunas jurisdicciones permiten el uso de la fuerza en «defensa de la propiedad», para evitar daños ya sea por derecho propio, o bajo una o ambas de las clases de defensa anteriores en las que una amenaza o intento de dañar la propiedad puede considerarse un delito (en la ley inglesa , bajo s5 Criminal Damage Act 1971 se puede argumentar que el acusado tiene una excusa legal para dañar la propiedad durante la defensa y una defensa bajo s3 Criminal Law Act 1967 ) sujeto a la necesidad de disuadir a los vigilantesy excesiva autoayuda. Además, algunas jurisdicciones, como Ohio, permiten que los residentes en sus hogares usen la fuerza para expulsar a un intruso. El residente simplemente necesita afirmar ante el tribunal que se sintió amenazado por la presencia del intruso.

Esta defensa no es universal: en Inglaterra (por ejemplo) los propietarios de viviendas han sido condenados por asalto por atacar a ladrones.[8]

Datos por regiones[editar]

Los siguientes son los países con más casos de agresión según las Naciones Unidas en 2018:[9]

País Cantidad Porcentaje
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos 807 400 246.84
Bandera de Brasil Brasil 574 614 274.32
Bandera de Reino Unido Reino Unido 547 060 925.40
Bandera de Colombia Colombia 171 881 346.11
Bandera de Alemania Alemania 136 727 164.48

Australia[editar]

El término «agresión», cuando se usa en la legislación, comúnmente se refiere tanto a la agresión común como a la agresión, aunque los dos delitos siguen siendo distintos. El asalto común implica intencionalmente o imprudentemente hacer que una persona aprehenda la imposición inminente de fuerza ilícita, mientras que la agresión se refiere a la imposición real de fuerza.[10]

Cada estado tiene legislación relacionada con el acto de agresión, y los delitos contra el acto que constituyen agresión se escuchan en el Tribunal de Magistrados de ese estado o los delitos procesables se escuchan en un Tribunal de Distrito o Supremo de ese Estado. La legislación que define la agresión de cada estado describe cuáles son los elementos que componen la agresión, dónde se encuentra tipificada la agresión en la legislación o códigos penales, y las sanciones que se aplican por el delito de agresión.[11]

En Nueva Gales del Sur, la Ley de Delitos de 1900[12]​ define una serie de delitos de agresión que se consideran más graves que la agresión común y que conllevan penas más severas. Éstas incluyen:

Asalto con intención específica adicional[editar]

  • Actos realizados a la persona con la intención de asesinar.[13]
  • Heridas o daños corporales graves.[14]
  • Uso o posesión de un arma para resistir el arresto.[15]

Agresión causando ciertas lesiones[editar]

  • Daños corporales reales:[16]​ el término no está definido en la Ley de delitos , pero la jurisprudencia indica que los daños corporales reales pueden incluir lesiones como contusiones y rasguños,[17]​ así como lesiones psicológicas[18]​ si la lesión infligida es más que meramente transitoria (la lesión no necesariamente tiene que ser permanente)[19]
  • Herida[20]​ – donde hay ruptura de la piel;[17]
  • Daño corporal grave[21]​ que incluye la destrucción de un feto, la desfiguración permanente o grave y la transmisión de una enfermedad corporal grave.[22]

Agresión con resultado de muerte[editar]

  • Muerte.[23]
  • Muerte en estado de ebriedad (respecto al delincuente).[23]

Canadá[editar]

La agresión es un delito contemplado en el artículo 265 del Código Penal canadiense.[24]​ Hay una amplia gama de tipos de agresión que pueden ocurrir. En general, una agresión se produce cuando una persona aplica directa o indirectamente la fuerza de forma intencionada a otra persona sin su consentimiento. También puede ocurrir cuando una persona intenta aplicar dicha fuerza, o amenaza con hacerlo, sin el consentimiento de la otra persona. No es necesario que se produzca una lesión para que se cometa una agresión, pero la fuerza utilizada en la agresión debe ser de naturaleza ofensiva con la intención de aplicar la fuerza. Puede ser una agresión "golpear", "pellizcar", "empujar" o dirigir otra acción menor hacia otra persona, pero una aplicación accidental de la fuerza no es una agresión.

El castigo potencial por una agresión en Canadá varía según la forma en que la acusación proceda en el sistema judicial y el tipo de agresión que se cometa. El Código Penal define la agresión como un doble delito (procesable o sumario). Los agentes de policía pueden detener a alguien sin una orden judicial por una agresión si es de interés público hacerlo, a pesar de lo dispuesto en el artículo 495(2)(d) del Código.[24]​ Este interés público suele satisfacerse impidiendo la continuación o repetición del delito en la misma víctima.

Algunas variantes del delito ordinario de agresión son:

  • Agresión: El delito se define en el artículo 265 del Código.[24]
  • Agresión con arma: Artículo 267(a) del Código.
  • Agresión que causa daños corporales: Véase agresión que causa lesiones corporales Sección 267(b) del Código.[24]
  • Agresión agravada: Sección 268 del Código.[24]
  • Agresión a un agente de la paz, etc.: Sección 270 del Código.
  • Agresión sexual: Sección 271 del Código.[24]
  • Agresión sexual con arma o amenazas o causando daños corporales: Sección 272 del Código.[24]
  • Agresión sexual agravada: Véase agresión sexual agravada.

Una persona no puede consentir una agresión con arma, una agresión que cause daños corporales, una agresión agravada o cualquier agresión sexual. El consentimiento también estará viciado si dos personas consienten en pelear pero se pretende y se causa un daño corporal grave (R v Paice; R v Jobidon). Una persona no puede consentir un daño corporal grave.

India[editar]

El Código Penal de la India recoge las penas y tipos de agresión en el capítulo 16,[25]

Irlanda[editar]

El artículo 2 de la Ley de delitos no mortales contra la persona de 1997 crea el delito de agresión, y el artículo 3 de esa ley crea el delito de agresión que causa daño.

Sudáfrica[editar]

La ley sudafricana no establece la distinción entre asalto y agresión. La agresión es un delito de derecho consuetudinario definido como "aplicar fuerza ilegal e intencionalmente a la persona de otro, o inspirar la creencia en ese otro de que la fuerza debe aplicarse inmediatamente a él". La ley también reconoce el delito de agresión con la intención de causar lesiones corporales graves , donde las lesiones corporales graves se definen como "daños que en sí mismos son tales que interfieren gravemente en la salud". El delito de derecho consuetudinario de agresión al pudor fue derogado por la Ley de enmienda del derecho penal (delitos sexuales y asuntos relacionados) de 2007 , y reemplazado por un delito legal deagresión sexual

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Véase la definición del artículo 147 del Código Penal de España.
  2. Un acto es volitivo si es intencional y deliberado en contraposición a reflexivo o involuntario (ver Dennis J. Baker, Glanville Williams, Textbook of Criminal Law (Londres, Sweet & Maxwell 2012) en p 901). Por ejemplo, una persona que tiene el síndrome de las piernas inquietas da una patada a su mujer mientras duerme. El contacto, aunque, perjudicial, no constituiría una agresión porque el acto no fue intencionado,
  3. También se puede cometer un delito de lesiones si el contacto dañino u ofensivo se debe a la negligencia criminal del acusado.
  4. «Crime in the United States 2010: Aggravated Assault». Federal Bureau of Investigation. 
  5. Baker, Dennis; William, Glanville (2012). «9». Textbook of Criminal Law. London, Sweet & Maxwell. 
  6. (RvG ref 6. 1980): see «R v Brown (1993) 2 All ER 75». LawTeacher. Archivado desde el original el 16 October 2007. Consultado el 17 de septiembre de 2009. 
  7. «Smart v. H. M. Advocate, [1975] ScotHC HCJ_1, 1975 SLT 65, 1975 JC 30.». bailii.org. Consultado el 23 July 2018. 
  8. «What are your rights in tackling burglars?». BBC News (en inglés británico). 6 de abril de 2018. Consultado el 11 de febrero de 2021. 
  9. «Serious assault | dataUNODC». Archivado desde el original el 24 de mayo de 2020. 
  10. AustLII.  Texto «431» ignorado (ayuda); Texto «2004» ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |courtname= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |litigants= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |parallelcite= ignorado (ayuda); Texto «NSWCA» ignorado (ayuda).
  11. «Assault Laws in Australia: Definitions and Defences». findlaw.com.au. Consultado el 12 de marzo de 2016. 
  12. Referencia vacía (ayuda) .
  13. Plantilla:Cite Legislation AU
  14. Plantilla:Cite Legislation AU
  15. Plantilla:Cite Legislation AU
  16. Plantilla:Cite Legislation AU
  17. a b Plantilla:Cite AustLII.
  18. Plantilla:Cite AustLII.
  19. R v Donovan [1934] 2 KB 498; (1934) 5 New Zealand Police Law Reports 247.
  20. Plantilla:Cite Legislation AU(4).
  21. Plantilla:Cite Legislation AU(2)
  22. Plantilla:Cite Legislation AU.
  23. a b Legislation AU et al., Crimes Act 1900.
  24. a b c d e f g «CanLII - Código Penal, RSC 1985, c C-46». Canlii. Archivado desde html el original el 30 de abril de 2015. Consultado el 10 de mayo de 2015. 
  25. Capítulo XVI del Código Penal de la India.