Agente de policía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Agente de policía de la Scotland Yard.

Un agente de policía es un funcionario perteneciente a la policía. La denominación «oficial de policía» resulta errónea por imprecisa, ya que especifica un rango en particular y no contempla la función pretendida.

Los agentes de policía se encargan de la detención de sospechosos y de la prevención, detección y denuncia de delitos, la protección y asistencia del público en general y el mantenimiento del orden público. Prestan juramento público y el Estado les confiere algunos deberes y poderes, como los de arrestar a las personas y detenerlas por un tiempo limitado, destinados al ideal ejercicio de su función.[1]

Ciertos agentes están entrenados en deberes especiales, tales como: vigilancia, investigación criminal, lucha contra el tráfico de drogas, el adiestramiento de perros, respuesta a la toma de rehenes, policía montada y la policía antidisturbios. Un agente encubierto tiene como función hacerse pasar por civil, ergo no llevará uniforme.

Las obligaciones y restricciones legales de un agente de policía, están supeditadas al ordenamiento jurídico de su país. Pero existen ciertos principios universales, como la de actuar ante un delito flagrante o portar un arma de fuego corta a fin de neutralizar un eventual delincuente que atente mortalmente contra las personas.

Policía montada de Polonia.

Etimología[editar]

La palabra «policía» proviene del griego antiguo politeia, que significa gobierno y llegó a significar su administración civil.[2]​ El término más general para la función es oficial de aplicación de la ley u oficial de paz. Un sheriff es el oficial de policía superior de un condado en los Estados Unidos, el término es ajeno al griego y significa rey del condado.

Formación[editar]

Agentes de policía argentinas.

En la mayoría de los países, los candidatos a la fuerza policial deben haber completado alguna educación formal. [7] Números cada vez mayores de gente se están uniendo a la fuerza del policía que poseen la educación terciaria.

Dependiente de cada agencia, pero generalmente el curso tiene una duración de dos años; en los que ya existen horas de servicio. Los cadetes son instruidos en derechos humanos, práctica policial, servicio a la comunidad, tiro y sociología.

Salario[editar]

Perros policías de Brasil.

En algunas sociedades se paga a los agentes de policía relativamente bien, comparados a otras ocupaciones. El salario depende del rango que tengan dentro de su fuerza policial, de cuántos años hayan servido y la economía del Estado. Así, el Reino Unido es famoso por pagar bien a sus agentes de policía y en América Latina es mundialmente conocido que los sueldos son bajos.

Equipamiento y uniforme[editar]

Históricamente se asocia el color azul a la policía y actualmente prevalece. Otros países usan tonos de marrón o completamente el negro y Reino Unido implementó el verde fosforescente, para ser visto más rápidamente.

Generalmente visten botas o zapatos cómodos, casco de custodia o gorro protector, un cinturón sujetador del arma y las esposas. Legalmente es un delito vestirse como policía sin serlo, en la mayoría de los países.

Riesgos de la integridad psicofísica[editar]

Hay numerosos problemas que afectan a la seguridad y la salud de los agentes, incluidas las muertes en el cumplimiento del deber y el estrés laboral. Tanto es así, que en agosto de 2019 Nueva Jersey anunció la creación del primer programa estatal de los Estados Unidos para apoyar la salud mental de los agentes de policía. El objetivo del programa sería capacitar a los oficiales en resiliencia emocional y ayudar a desestigmatizar los problemas de salud mental.

Agentes de policía célebres[editar]

De la cultura popular[editar]

Referencias[editar]