Voseo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El voseo es un fenómeno lingüístico dentro de la lengua española en el que se emplea el pronombre «vos» junto a ciertas conjugaciones verbales particulares para dirigirse al interlocutor en lugar de emplear el pronombre «tú» en situaciones de familiaridad.

Por extensión, se puede referir al mero uso del pronombre «vos» o, por el contrario, al mero uso de sus conjugaciones verbales junto al pronombre «tú».

Se distinguen dos tipos de voseo:[1]

  • El voseo reverencial,[1] que consiste en usar el pronombre «vos» para dirigirse reverencialmente a la segunda persona gramatical —tanto singular como plural—, implicando la conjugación verbal de segunda persona de plural: «lo que vos digáis», «vos me mirasteis».
  • El voseo dialectal americano,[1] que procede gramaticalmente de igual manera, aunque la morfología de su conjugación ha sufrido diferentes evoluciones a través del continente; semánticamente, tiene valor de trato familiar y se dirige a la segunda persona de singular.

Morfológicamente, puede afectar a todos los tiempos y modos, sin embargo, suele restringirse al presente de indicativo.

En el habla de América, salvo en el oriente de Cuba,[2] el voseo no tiene en cuenta sus dos correlatos clásicos —vigentes en el español peninsular— de «os» (pronombre objeto de segunda persona de plural) y el posesivo «vuestro», asimismo referido a la segunda persona del plural. El primero es reemplazado por «a vos» / «te», en tanto que el posesivo es reemplazado por «tu» / «tuyo/-a/-s».

En zonas donde «vos» es de uso vulgar, suele ocurrir el intercambio de las formales pronominales y verbales del tuteo y el voseo: «tú querés», «vos tienes».

El origen del voseo se remonta a la voz latina «vos», que generalmente era la forma plural de la segunda persona gramatical, a excepción del caso de los súbditos con su soberano y el de los esclavos con su amo, en el que su uso era para indicar su superioridad, uso que se mantuvo en el castellano antiguo.

El estudio sistemático del fenómeno del voseo en América inicia en 1921 con Observaciones sobre el español en América del filólogo dominicano Pedro Henríquez Ureña, que es la primera obra en la que se estudia y expone las variaciones y características dialectales de la lengua española en América.[3] [4] Henríquez Ureña destaca la presencia del voseo en el Río de la Plata, en el sudeste de México, en el sudoeste de los Estados Unidos, en Centroamérica (salvo Panamá), y en regiones de Colombia; calificando como generalizaciones infundadas la creencia española de que en toda la América hispana se hacía uso del pronombre vos y formas verbales correspondientes.[5] [4]

Historia[editar]

Hay que remontar el inicio del voseo español al siglo IV. En ese entonces, el empleo de vos en lugar de tiene un valor social de sumo respeto. Se ciñe su uso al trato con el emperador. La expansión del uso de vos se habría vuelto más compleja y extensa durante los siglos VI y VII, según lo prueban distintos documentos que marcan la extensión de vos para una sola persona. En esta evolución del voseo, Páez Urdaneta cree ver dos variantes sociolingüísticas que quiebran la estratificación original de [+ poder] o [+ autoridad]. Son estas variables la pragmaticidad y el sentimentalismo.

En España, el empleo de vos fue modificándose a lo largo de los siglos. Fue pasando de ser un eje vertical asimétrico de [+ autoridad] o [+ poder], en que vos se empleaba desde el estatus social inferior hacia el superior, a la dirección contraria: de superior a inferior, es decir, para aquellos colocutores que tienen [- autoridad] o [- poder] y, asimismo, del polo de la distancia al de la cercanía. Posteriormente el voseo también se empleó de manera recíproca en personas de igual estatus. Así, tenemos que en los ss. XI-XII el voseo se emplea por rango social, pragmaticidad y virtud caballeresca, mientras el tuteo se reservaba al ámbito familiar. En los ss. XIII-XIV avanza la Reconquista y se consolidan los grupos sociales (nobleza, clero y pueblo llano, compuesto de labradores, artesanos y mercaderes), de modo que el vos cobró fuerza extragrupal, empleándose también de superior a inferior. Sigue existiendo el vos pragmático (cuando se espera un favor o beneficio del colocutor), pero pierde vigencia la virtud caballeresca. A finales del siglo XV, el fin de la Reconquista modifica nuevamente las fórmulas de tratamiento. El vos se utiliza también para quienes tienen igual rango, lo que lleva a un desgaste que hace necesario la introducción de una nueva fórmula, vuestra merced con el verbo en tercera persona. Entonces, el volvió a recuperar su primitivo valor de segunda persona del singular para la confianza. Este fenómeno está recogido en los clásicos del Siglo de Oro, con Don Quijote de la Mancha a la cabeza, y en obras modernas ambientadas en la época como la serie del Capitán Alatriste. El voseo acaba desapareciendo del español peninsular y filipino ya en el siglo XIX; quedando usted como el pronombre de cortesía, que expresa respeto de un hablante hacia otro mientras que "tú" representa el trato de familiaridad (entre familiares o hacia amigos cercanos) o de inferioridad (un empleador hacia su empleado).

Las colonias más ricas de la América Española, que eran las que estaban más vinculadas económicamente con España, quedaron influenciadas por el cambio en la norma peninsular, el pronombre vos es reemplazado por usted en situación reverencial, y el voseo desaparece: la Nueva España (gran parte de México y Estados Unidos), las Antillas y los actuales Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú. Mientas tanto, en las colonias más pobres y aisladas del Imperio español se conservó el voseo y se desconoce o evita el trato de de forma total o parcial: Centroamérica, el Cono Sur y la zona marabina y andina de Venezuela.

Evolución del tratamiento respetuoso[editar]

En América, se dan tres posibilidades de fórmulas de tratamiento:

  1. La propia de la América tuteante, donde hallamos para la segunda persona singular de confianza y usted para la segunda de respeto; (México, Perú, Panamá)
  2. La propia de la América solo voseante, donde la forma de confianza vos coexiste con la de respeto usted, y, por último, (Argentina, Costa Rica, Paraguay)
  3. La de la América tuteante-voseante, donde el vos se restringe al ámbito sumamente íntimo; el , para la confianza intermedia; y el usted, como forma de respeto. (Guatemala, Honduras, Chile, El Salvador)

Clases de voseo[editar]

Voseo reverencial[editar]

En el voseo reverencial se utilizaba el pronombre vos para el sujeto ("vos miráis"), tornándose en os en los casos en que el pronombre cumple la función gramatical de complemento ("os miro"). Sin embargo, cuando el pronombre es preposicional se mantiene el pronombre vos ("a vos oigo", "con vos caminaré"). El posesivo, al igual que la inflexión verbal, se limitaba al plural incluso ante un solo interlocutor. Las formas verbales se conjugan siempre en segunda persona plural ("vos conocéis mi dolor", "mirad a vuestros hijos", "camináis sin prisa").

El uso del voseo reverencial es muy raro en la actualidad, salvo en Huánuco (Perú),[6] ciñéndose a textos que intentan reflejar el habla de otras épocas o para referirse a algunos grados o títulos en actos solemnes.

Voseo dialectal americano[editar]

Indicativo Presente
Desinencia Peninsular
plural
Voseo tipo I
singular
Voseo tipo III
singular
Voseo tipo II
singular
Estándar
singular
-ar vosotros cantáis vos cantáis vos cantás tú cantái tú cantas
-er vosotros corréis vos corréis vos corrés tú corrís tú corres
-ir vosotros partís vos partís tú partís tú partes
-ar (alternante) vosotros colgáis vos colgáis vos colgás tú colgái tú cuelgas
-er (alternante) vosotros perdéis vos perdéis vos perdés tú perdís tú pierdes
-ir (alternante) vosotros decís vos decís tú decís tú dices
(imperativo) ¡Vosotros, mirad! ¡Vos, mirad! ¡Vos, mirá! ¡Tú, mira!

En los otros modos, la diferencia es similar.
El imperativo es similar al de segunda persona plural, pero pierde la -d final (hablad -> hablá); la forma en -r típica de los dialectos del centro y norte de la Península Ibérica es desconocida.
Para el subjuntivo, existe variación social.
En el español rioplatense, la forma considerada estándar y empleada en los medios escritos y por las capas medias y altas de la sociedad, es idéntica a la que se emplea para ; en algunos casos, principalmente en los estratos sociales más bajos y de menor instrucción, el acento se desplaza a la última sílaba por asimilación a la forma de indicativo (comas -> comás, digas -> digás), perdiéndose también la alternancia vocálica (pierdas -> perdás). En algún caso, la forma resultante no es idéntica a la del indicativo del verbo (duermas -> durmás, no dormás).
En los dialectos voseantes fuera del rioplatense, la conjugación de vos en el subjuntivo (durmás, perdás, empecés, etc.) pertenece al uso normal y no tiene nada que ver con la capa social o la educación de una persona (voseante).

El voseo dialectal americano, o simplemente voseo, tiene un uso diferente al voseo antiguo: no es reverencial, sino que denota familiaridad con el interlocutor en las regiones en las que se practica. Existen dos tipos de voseo que se dan simultáneamente o independientemente dependiendo de la región: el voseo pronominal y el voseo verbal.

Subjuntivo Presente
Desinencia Tipo 1 Tipo 2 Tipo 3 Tipo 4
-ar cantéis cantís cantés cantes
-er corráis corrái corrás corras
-ir partáis partái partás partas
-ar (alternante) colguéis colguís colgués cuelgues
-er (alternante) perdáis perdái perdás pierdas
-ir (alternante) durmáis durmái durmás duermas
Tipo 1: vosotros peninsular y vos zuliano.
Tipo 2: (rara vez vos) chileno.
Tipo 3: vos general (excepto rioplatense).
Tipo 4: vos rioplatense y estándar.

Voseo pronominal[editar]

El voseo pronominal es el uso del pronombre vos como sujeto ("vos comés"), vocativo ("¡Vos, ayudame!"), como complemento con preposición ("Te vi a vos"), y como término comparativo ("Es tan alto como vos"). En los casos de complementos sin preposición y los pronombres átonos se utiliza "te" y "tu" ("Te está mirando a vos", "¿Vos viste como quedó tu auto?"), y en el caso del posesivo, se utiliza "tuyo" ("Vos dijiste que era tuyo.")

Voseo verbal[editar]

Se llama voseo verbal a la variación en las desinencias verbales de la segunda persona del plural para referirse a la segunda persona del singular. Existen distintos cambios en la desinencia verbal según razones geográficas y culturales.

Otras variaciones[editar]

El empleo de «vos» en lugar de «tú» es uno de los fenómenos más característicos del español rioplatense. En el dialecto rioplatense, el dialecto paraguayo y en los países de Centro América (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua) la conjugación de voseo normalmente difiere de la tuteante tan solo en presente del modo indicativo, en el imperativo, el presente de subjuntivo y, en algunos casos, al pretérito de indicativo: «tú cantas/vos cantás», «canta tú/cantá vos», «tú eres/vos sos», «tú mueves/vos movés», «que tú cantes/que vos cantés», «tú cantaste/vos cantaste».
En el vernacular rioplatense el voseo verbal también se extiende al pretérito indefinido y al presente de subjuntivo («quiero que vos cantés», «dijistes que era tarde»), pero no son bien vistas en el registro culto y se prefieren las formas del tuteo: «que vos cantes», «dijiste que era tarde»).

En el sureste de México (Chiapas, Tabasco),[7] y el centro y occidente de Colombia se suele usar el voseo verbal para el presente de: el indicativo, de imperativo y también para de modo subjuntivo.

En cambio, en el dialecto chileno el voseo ocurre para el presente, pretérito imperfecto y condicional del modo indicativo y para el presente y pretérito imperfecto del modo subjuntivo. Prácticamente ha desaparecido la forma en futuro simple, por su reemplazo por la paráfrasis formada por ir en presente y un verbo en infinitivo, excepto en algunos lugares como el español chilote, donde por lo demás tradicionalmente solo se usa el tuteo en los otros tiempos.

La razón es que la conjugación proviene del voseo reverencial y en sus orígenes era totalmente independiente de «tú». La segunda persona del singular podía entonces tomar dos formas: la de trato normal («tú») y la reverencial («vos»). Hoy también existe ustedeo, que viene del trato reverencial «vuestra merced». El plural se tomó tanto de «vos», como de «usted», y hoy se usa en España «vosotros», mientras en el resto del mundo de habla española se utiliza «ustedes». Así, «vos sos» proviene de «vos sois», «vos movés» de «vos movéis» y «pensá vos» de «pensad vos». Esta coincidencia no existe en países como Chile, donde se dice «vos/tú soi/erís», «vos/tú movís», con monoptongación de -éis en -ís, y «piensa vos/tú». El voseo usado en el estado venezolano de Zulia concuerda con la conjugación del voseo reverencial; en Zulia se dice «vos sois», «vos movéis».

Desinencias en Indicativo Presente
Tipo (nombres alternativos) −ar −er −ir
Voseo tipo 1 (Voseo clásico) −áis −éis −ís
Voseo tipo 2 −áis* −ís −ís
Voseo tipo 3 (Voseo argentino) −ás −és −ís
Voseo tipo 4 −ás −és −és

TIPO 1 Voseo ortodoxo, corresponde con el voseo reverencial antiguo. Se escucha en Venezuela (Zulia), Colombia (La Guajira y Cesar, limítrofes con el Zulia venezolano), en el noroeste de Bolivia, en el centro de Panamá (Península de Azuero), y en una pequeña franja al oriente de Cuba.
TIPO 2 Se escucha en la sierra de Ecuador, la zona meridional del Perú, en Chile, noroeste de Argentina y el suroeste de Bolivia.
TIPO 3 Ocurre en el sureste de México, en Centroamérica (excepto Panamá), la costa pacífica y zona andina de Colombia, zona andina de Venezuela, la costa de Ecuador, el este de Bolivia, Paraguay, Argentina (excepto en el noroeste) y Uruguay. Es aceptado como parte de la norma culta en Argentina, Paraguay y Uruguay.
TIPO 4 Ocurre en Argentina (Santiago del Estero).
* En Chile nunca se pronuncia ni se escribe la «s» en las formas terminadas en -áis. Ejemplo de esto sería el "pensái", "querái", etc.

En general, el voseo en Argentina, Paraguay, Uruguay, Centroamérica, el oriente de Bolivia, el sur de la Guajira y el norte del Cesar de Colombia elimina la «i» de la conjugación verbal de segunda persona original. En cambio, el voseo en Chile monoptonga -éis en -ís y aspira la «s» final en su pronunciación (hecho que ocurre con todas las eses finales en el español chileno), mientras que el de Zulia es fiel a la forma original.

En la Argentina, Paraguay y Uruguay el voseo es aceptado universalmente, tanto por las diferentes clases sociales, como en la lengua escrita y oral. La Real Academia Española incluye en su diccionario en línea exclusivamente las conjugaciones de voseo consideradas prestigiosas en Argentina, Paraguay o Uruguay.[8] [9] Estas conjugaciones son las utilizadas en las ciudades de Buenos Aires, Asunción y Montevideo por las capas bajas, medias y altas de la sociedad y excluyen -en general- al modo subjuntivo.

La correspondencia verbal en Uruguay se alterna con la de «tú»: «tú tenés, vos tenés»; «tú sos, vos sos». Algo similar a lo que ocurre en Argentina con la correspondencia del presente subjuntivos: «vos sepas, vos sepás»; «vos puedas, vos podás»; y en Chile con 《tú tenís, vos tenís》; 《tú soi/erís, vos soi/erís》; 《tú podái, vos podái》.

Distribución geográfica[editar]

En España, el voseo ha resistido en algunas zonas aisladas. Por ejemplo, en Andalucía aún se empleaba en el siglo XIX, según surge de documentos literarios, por ejemplo, las novelas de Fernán Caballero. Se diferencia del voseo americano en que se registra para la confianza intermedia. Es decir, el tuteo es en dirección hacia abajo (hijos o criados) o igualitario, en la suma intimidad (entre hermanos o cónyuges), en tanto que el voseo se emplea para una distancia intermedia, en dirección de abajo hacia arriba (hijos a padres, por ejemplo), o en forma simétrica, cuando no existe suma confianza (por ejemplo, entre vecinos). Persiste todavía mezclado con el uso del tú en la zona oriental de la provincia de Lugo, probablemente por influencia del arcaizante idioma gallego, que también ha reemplazado en su forma más habitual el pronombre «vos» por «ti» (que es el equivalente del «tú» español).

En América, el voseo ha persistido en gran parte de su territorio con distinta suerte. Se instala en la norma culta, en el Río de la Plata, pero es rural o subestándar en muchos países. En otros, como en Venezuela, se trata de una norma regional (es decir, que, en determinadas zonas, hay un orgullo localista por su empleo).[10] En América Central el voseo de tipo rioplatense es aceptado solo en el contexto familiar. El tuteo es la norma de prestigio, ocurre en un contexto no familiar, en la expresión escrita y predomina en los medios de comunicación. Solo en el habla de Nicaragua y Costa Rica, el tuteo es casi o prácticamente inexistente.[1]

Actualmente, el voseo se distribuye en distintas partes del mundo hispano, pero predomina en América Central, con excepción de Panamá, donde es parcial; y en Sudamérica, en Argentina, Uruguay y Paraguay. El tuteo y el voseo se alternan en el centro de Chile, oriente de Bolivia (departamentos de Tarija, Santa Cruz de la Sierra, Beni y Pando), sierra norte y centro de Ecuador, en el occidente y nororiente de Colombia (departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Quindío, Risaralda, Caldas, Antioquia, Norte de Santander (Ocaña), La Guajira y Cesar), occidente de Venezuela (estados Zulia y Falcon), centro de Panamá y sur de México (estados de Chiapas y Tabasco).[7] En España, Guinea Ecuatorial, República Dominicana y Puerto Rico, el uso de vos ha desaparecido por completo en el habla. En Cuba y Perú el voseo se encuentra en vías de desaparición, solo se percibe en una pequeña franja de la zona oriental de Cuba y en las fronteras norte y sur de Perú.

Países con voseo generalizado oral y escrito[editar]

     Voseo generalizado de forma oral y escrita     Voseo oral generalizado     Voseo coexistente con el tuteo o voseo regional desprestigiado     Sin voseo
  • Argentina (voseo pronominal y verbal, el pronombre es inexistente)
Su empleo es universal y aceptado en todos los niveles sociales, es la norma de uso oral y escrita a nivel familiar, a nivel de prensa, a nivel académico, etc.[1]
El trato de vos está también muy extendido, y ocurre especialmente entre familiares, amigos y personas cercanas al locutor.[1] [15] Generalmente se prefiere dar trato de usted tanto a conocidos y amigos no muy cercanos, como a personas desconocidas. El tuteo es generalmente mal visto y connota pedantería.[1] El voseo es mayoritario en Cartago, San José y Heredia Centro. En algunas zonas, el trato de vos coexiste con el de usted: en Heredia, Alajuela y zonas rurales, y en las provincias costeras (Limón y Puntarenas) se emplean ambos.
  • Paraguay (voseo pronominal y verbal, el pronombre es inexistente)
Su empleo es universal y aceptado en todos los niveles sociales, es la norma de uso oral y escrita a nivel familiar, a nivel de prensa, a nivel académico, etc.[1]
El empleo de la forma pronominal de 'tú' es minoritario y persiste en algunas zonas del país, con particularidad en Concepción.[2]
  • Uruguay (voseo pronominal y verbal)
Las formas de voseo son aceptadas sin reserva por todas las clases sociales. No obstante en Montevideo es más prestigioso el uso de con las formas verbales de vos.[1]
El empleo de la forma pronominal de es minoritario y persiste en dos regiones: la una en la zona ultraserrana, y la otra en la cuenca del río Tacuarembó, cerca de la frontera con Brasil.[2]

Voseo generalizado; prestigio en ambientes formales varía según regiones[editar]

  • Bolivia (Oriente: voseo pronominal y verbal; Occidente: voseo verbal; Sur: voseo y tuteo pronominal, voseo verbal)
En el oeste (la zona andina: La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba) predomina el voseo de tipo clásico, se caracteriza por la confusión de los formas pronominales y verbales de voseo y tuteo;[1] en la escritura y en el registro culto se preserva el uso de 'tú'.[16] En el este del país (la zona llana: Santa Cruz, Tarija, Beni, norte de La Paz y Pando) es más común el voseo de tipo rioplatense;[1] siendo la norma en el registro culto: obras literarias, televisión y prensa escrita.[16] En el sur (Tarija) es aceptado en forma oral el voseo verbal de tipo 2 y 3, además de el imperativo que si es usado en escrito junto con la alternancia de los pronombres 'vos' y 'tú'; el voseo pronominal está restringido al registro informal, siendo el tuteo pronominal la forma de prestigio.[16]

Voseo generalizado; tuteo prestigioso en ambientes formales[editar]

  • Chile (voseo verbal; el voseo pronominal es considerado vulgar o despectivo)
El voseo es fenómeno general que solo ocurre en el habla familiar y coloquial; afecta a todos los tiempos y modos verbales, pero es raramente usado en imperativo.[1] [17] Es común la aspiración de la 's' en las terminaciones verbales en −ís y su desaparición en las formas en −áis.[1] En las ciudades y en todo el centro del país, es comúnmente usado en situaciones informales. En el habla culta se usa el trato de . El trato de vos es considerado «vulgar».[1]
  • El Salvador (coexistencia de voseo y tuteo; el voseo es pronominal con formas verbales de vos y )
Predomina un sistema terniario, en el que vos es el tratamiento familiar o de confianza, el tratamiento de formalidad intermedia y usted el tratamiento más formal.[1] [18] [19] En el ámbito más informal, predomina el trato de vos con las formas verbales de , aunque está muy extendido el uso de las formas verbales de vos, especialmente en imperativo.[2]
Cabe destacar que el uso de usted y para el trato de confianza está muy extendido, sobre todo en personas mayores de 20 años, y supera al de vos en los 2 grupos de mayor edad (adultos y ancianos); mientras que en niños y adolescentes es universal el trato de vos.[2] En el ámbito laboral se prefiere usted o , mientras que en el escolar se prefiere usted en la relación alumno-maestro (y viceversa), y vos entre los alumnos.
Generalmente se considera que el voseo indica "familiaridad". También se le considera "vulgar" y que su uso "no tiene un prestigio manifiesto".[2]
El voseo ocurre principalmente entre personas de edad y género similar. El tuteo es formal y profesional pero no tan formal como el usted que se utiliza hacia las personas mayores o desconocidas. Entre las mujeres es frecuente el trato de , aunque emplean vos dependiendo del nivel de confianza; mientras que en los hombres el uso de es mal visto, porque se le percibe como una forma de afeminamiento e incluso de homosexualidad. Entre personas de distinto género no ocurre el trato de vos, se prefiere o usted.
Entre hermanos el trato de vos es generalmente recíproco. Las personas de mayor edad o autoridad suelen ser tratados de usted, mientras que estos tratan a los de menor edad o autoridad de o de vos.[2] [20] [21]
  • Honduras (voseo pronominal y verbal, coexistencia con el tuteo)
Predomina un sistema terniario, en el que vos es el tratamiento familiar o de confianza, el tratamiento de formalidad intermedia y usted el tratamiento más formal.[1] [18] [19]
El trato de es predominante en los medios de comunicación.[cita requerida] El uso del tuteo es mal visto entre hombres.[cita requerida]
  • Nicaragua (voseo pronominal y verbal, el tuteo es minoritario)[1]
El trato de vos entre familiares y amistades está generalizado en el país, no obstante el trato de existe de manera minoritaria. Generalmente en ambientes formales se prefiere tratar de a que de a vos.[1]
El voseo ocurre de forma común en el trato familiar y públicamente entre personas de la misma edad o entre amigos. Como cortesía o respeto a personas de importancia pública (ejecutivos, empleadores, profesionales), a adultos o personas de mayor edad se emplea usted.
El voseo, sin embargo, gana cada vez más importancia formal en el mercado comercial y literario de este país.[cita requerida]

Países con voseo no generalizado[editar]

Los siguientes países tienen el uso en determinadas partes de su geografía:

En el occidente del país (departamentos de Valle del Cauca, Cauca y Nariño), en la Región paisa (Departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío y norte del Valle del Cauca), y al nororiente del país, en el occidente de Norte de Santander (provincia de Ocaña), sur de Bolívar y sur del Cesar. En la Costa Caribe es usado el tuteo, en el resto de Colombia predomina el ustedeo. Solo en el sur de La Guajira y el norte del Cesar (Valledupar y sus alrededores) el voseo es prestigioso y ocurre en todas las clases sociales.
En el sur de Colombia el voseo se caracteriza porque se emplea para desdeñar a alguien considerado inferior.
Está en vías de desaparición su empleo, solo existe en un sector de la zona oriental comprendido por Camagüey, Bayamo y Manzanillo. Es más generalizado en las montañas y el campo, en las zonas urbanizadas, con la excepción de Camagüey, no se utiliza.
El uso del pronombre vos se escucha más en el habla de los adultos y ancianos, aunque también se utiliza en momentos de enojo para parle mayor fuerza a un insulto; el voseo verbal tiene un uso generalizado y se emplea como tratamiento familiar y de confianza.
A diferencia del resto de Hispanoamérica, los pronombres os y vuestro se siguen usando, aunque se pueden alternar por te y tuyo, respectivamente. El pronombre plural vosotros se sigue usando en el habla culta y discursos formales.
Por aspiración de la −s, el pronombre vos se pronuncia bo, así como sus complementos y formas verbales.[2]
En la sierra norte y central excepto Quito, y en la costa de Esmeraldas. En el resto de Ecuador predomina el tuteo.
En casi todo el estado de Chiapas, a excepción de las ciudades mayores,[22] y en regiones rurales de los estados de Tabasco,[23] Yucatán y Quintana Roo.[24] El voseo es de tipo verbal con tuteo pronominal.[25] [22] Ocurre principalmente entre la población indígena sin escolarizar, lo que incide en que su empleo sea considerado "vulgar" y característico de una persona "poco educacada".[24] Su empleo es generalizado en San Cristóbal de Las Casas,[2] así como en la ciudad de Chiapa de Corzo, en la región de La Frailesca, y en algunos poblados rurales, todos ellos en el estado de Chiapas.[cita requerida]
  • Panamá (algunas zonas de voseo y tuteo alternados)
En el extremo oeste (a lo largo de la frontera con Costa Rica), e interior de la Península de Azuero; las características del voseo panameño lo hacen similar al voseo zuliano, con la única excepción de que se alternan los pronombres y vos y que solo ocurre en el presente del indicativo y en el imperativo. Se le considera arcaico y rústico, y se encuentra en disminución.[2]
  • Perú (algunas zonas de voseo y tuteo alternados)
Ocurre en el norte y el sur, y es desconocido en el resto del país.[26] La característica del voseo en el norte del Perú es la combinación de voseo pronominal y tuteo verbal; en Huánuco, se emplea entre familiares cercanos, usted como trato intermedio, y vos como honorífico.[6] Las características del voseo en el sur son :[2]
  • Se alterna y vos con las formas verbales del voseo en imperativo y en los diferentes tiempos de indicativo, para los demás modos verbales se emplean las formas de .[2]
  • Monoptongación en su desinencia similar al voseo argentino o rioplatense, con la excepción de la terminación −éis que se reduce a −ís, como en el voseo chileno.[2]
Está en vías de desaparición tanto en el norte como en el sur del país, exceptuando en Arequipa, donde se vosea en las áreas urbanas.[1] Se emplea en: Arequipa; y se emplea en zonas de: Moquegua, Tacna, y en la zona meridional de Puno. Se emplea con menos vigor en: Áncash, el dep. de San Martín, en La Libertad, en Lambayeque y en Cajamarca, además de Huánuco.[2]
Aparece en el extremo oriental de la isla, en Fajardo, un voseo frecuente que no es compartido por los hablantes cultos.[27]
Ocurre en el noroccidente, en la zona del lago Maracaibo y en los Andes venezolanos. Existen dos modalidades: la zuliana y la andina. El voseo zuliano (Zulia, Falcón, parte de Trujillo y de Lara)[28] se caracteriza por el empleo de las formas verbales del voseo reverencial, que difieren de la norma argentina en que las terminaciones verbales son diptongadas. No obstante, se emplean las formas del paradigma para el acusativo y el posesivo; su uso es aceptado en el habla culta. En el voseo andino (Táchira, Mérida, sur de Lara, parte de Trujillo)[28] los verbos son similares al zuliano, sin embargo, el voseo es solo verbal.

Países donde el voseo es inexistente[editar]

En los siguientes países, el uso de vos casi ha desaparecido por completo en el habla; solo se usa retóricamente y en escritos antiguos o litúrgicos:

Factores de expansión o restricción del voseo[editar]

  • Factor de los medios masivos de comunicación: hacen que unas zonas irradien sobre otras.[cita requerida]
Por ejemplo, en Montevideo, los programas de televisión de origen argentino como Videomatch, Showmatch, CQC, entre otros, que se retransmiten allí, incorporaron, entre los jóvenes, el voseo pronominal, dado el prestigio contestatario que estos programas conllevan, haciendo ambos voseos iguales, por la influencia televisiva y cultural.[cita requerida]

Durante el siglo XIX e inicios del siglo XX estuvo muy extendida la condena de académicos al voseo siendo los más destacados Andrés Bello, quien emprendió una campaña para su desaparición; Rufino José Cuervo, quien describió al voseo como una "inaguantable vulgaridad"; y Arturo Capdevila, quien la califica como "la viruela del idioma", "negra cosa", "verdadera mancha del lenguaje argentino" e "ignominiosa fealdad".[4]

El voseo en Chile era generalizado hasta que Andrés Bello, rector de la Universidad de Chile, condenó su empleo y llevó a cabo una campaña normativa en favor del tuteo; desde entonces, el sistema educativo lo ha ignorado y ha colaborado para su progresiva extinción.[29] Según Bello, no había razones para aceptar el voseo, puesto que «es un anacronismo la pluralidad imaginaria de segunda persona, que fue desconocida en la Antigüedad. Si personajes de nuestros días y de países en que la lengua nativa es la castellana, lo propio en el diálogo familiar sería usted ó ».[4] Sin embargo, el voseo continuó siendo norma rural o subestándar y parte del registro informal —o incluso vulgar con el empleo del voseo pronominal, considerado mucho más cargado, despectivo o marcado que el voseo verbal—, cuyo uso se ha extendido entre personas de todas las edades y en diversas capas sociales.

En Uruguay también ocurrió una disminución del voseo, en el sentido de que se cambió al tuteo pronominal, pero no fue tan fácil de desarraigar el voseo verbal. En la década de 1970, ya algunos estudiosos advertían una extensión del voseo tanto en las capas sociales inferiores como en las medias y superiores. Este fenómeno habría comenzado a producirse a fines de los años 1950 y principio de los años 1960. En las últimas décadas (1980 y 1990 en adelante) debido a la influencia de Argentina, principalmente por medios de comunicación y por proximidad a su capital se vuelve al voseo pronominal, casi idéntico al del país austral.[30]

En Colombia también ha habido una reducción en la extensión geográfica donde ocurre el voseo, con particularidad en Cundinamarca, desapareciendo por completo del habla en la capital, Bogotá.

En Paraguay, la situación ha sido peculiar: el guaraní ha sido históricamente el idioma más hablado en el país, mientras que el español antiguamente se limitaba a Asunción, y las clases más favorecidas en el resto del país. La instrucción pública ha servido tanto para expandir la lengua española en el interior paraguayo, como para expandir las zonas de voseo. Así, en la segunda mitad del siglo XX, la ocurrencia del voseo dependía casi siempre en si la profesora del colegio voseaba o no. La influencia argentina en la música, el cine y la literatura, además de los medios de comunicación masiva como la radio y la televisión, fueron determinantes en la regresión del tuteo en el país, quedando reducido a zonas como Concepción.[2]

Extensión diastrática y dialectos donde es culto[editar]

Los dialectos rioplatense, costarricense y paraguayo son los únicos en que el voseo forma parte de la norma culta. Prácticamente Argentina, Paraguay y Uruguay, junto con Costa Rica, son las únicas zonas que excluyeron el «tú» del paradigma. Pero en Costa Rica, así como en zonas de América del Sur, el voseo contiende con el «ustedeo», es decir, el empleo del «usted» para las situaciones de confianza; por ejemplo, en Costa Rica, los niños en la escuela se tratan entre sí de usted. En ciertas regiones de Argentina, como Cuyo, es mal visto que los jóvenes y adultos traten de vos a los ancianos y también de modo gracioso se suele tratar de usted a las mascotas.[31]

Por todo lo esgrimido, el voseo es expansivo en ciertas zonas, por ejemplo, en el Cono Sur y en el Sur de Centroamérica.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t Real Academia Española. «Dicccionario panhispánico de dudas - Voseo». www.rae.es. Consultado el 12 de enero de 2012.
  2. a b c d e f g h i j k l m n ñ Ortiz, Martha D., 'El voseo en El Salvador' (2000). Master's Theses. Paper 2060. Consultado el 30 de diciembre de 2013.
  3. María Beatriz Fontanella de Weinberg (1982). «Spanish outside Spain». Language and Philology in Romance (en inglés). Berlín: Mouton Publishers. p. 344. ISBN 90-279-7906-5. Consultado el 30 de diciembre de 2013. 
  4. a b c d González, Horacio; Oviedo, Gerardo (capítulo) (2008). «Apostillas a la Historia del Voseo Argentino (1828-2006)». Beligerancia de los idiomas: un siglo y medio de discusión sobre la lengua latinoamericana. Buenos Aires: Ediciones Colihue. pp. 122–184. ISBN 978-950-563-409-5. Consultado el 30 de diciembre de 2013. 
  5. Pedro Henríquez Ureña, Observaciones sobre el español en América. Págs. 379-390. Buenos Aires: Academia Argentina de Letras, 1921.
  6. a b Daniel Jorques Jiménez, Interpelación y espacios comunicativos.
  7. a b Acerca de dónde y cómo se emplea el voseo en Hispanoamérica ... En los dos estados sureños de Chiapas y Tabasco, ambos en la frontera con Guatemala, el voseo sobrevive en el habla coloquial en zonas rurales... Este empleo del voseo afecta los tiempos verbales del presente de indicativo, el pretérito agregando una /s/ al final de su terminación, el futuro de indicativo utilizando la terminación de –és en vez –ás del tuteo y el imperativo.
  8. Conjugación del verbo ser
  9. Conjugación del verbo haber
  10. «español - La Página del Idioma Español = El español - Etimología - Lengua española».
  11. http://www.revistapaquidermo.com/archives/5165
  12. http://dycon.nacion.com/blogs/blog15.php/el-uso-del-tu-en-la-farandula-la-televis
  13. http://www.revistacienciassociales.ucr.ac.cr/el-uso-de-los-pronombres-vos-y-usted-en-costa-rica/
  14. http://www.nacion.com/archivo/voseo-costarricense-emNueva-gramaticaem_0_1128287203.html
  15. Miguel Ángel Quesada Pacheco (13-03-2010). «De tú y vos... y de usted». ANCORA - La Nación (Costa Rica). Consultado el 22-07-2010. 
  16. a b c José Mendoza Quiroga (12 de noviembre de 2012). «Antecedentes ling üísticos para una fisonomía del castellano de Bolivia» págs. 15–17. Academia Boliviana de la Lengua. Consultado el 17 de julio de 2014.
  17. Kapović, Marko (2007). «Fórmulas de tratamiento en dialectos de español; fenómenos de voseo y ustedeo». Hieronymus (1):  pp. 65-87. 
  18. a b http://www.lingref.com/cpp/hls/13/paper2478.pdf
  19. a b http://www.personal.psu.edu/jml34/salvador.pdf
  20. Toursinov, Antón. «Fromas pronominales de tratamiento en el español actual de Guatemala». Consultado el 17 de octubre de 2011.
  21. Acevedo-Halvick, Ana. «Identidad y cortesía verbal en dos grupos de habla: comportamiento social y actividades lingüísticas». Consultado el 17 de octubre de 2011.
  22. a b Contreras García, Irma (2001). Universidad Autónoma de México, UNAM, ed. Las etnias del Estado de Chiapas. Ciudad de México, México. pp. 69–70. ISBN 9683690890. ISBN 978-968-36-9089-0. Consultado el 28 de julio de 2011. «EL ESTADO DE CHIAPAS PERMANECIÓ AISLADO del país, motivo por el cual su evolución ha sido diferente y, por eso, también, en el habla común se conservan voces y formas casi desaparecidas en otros lugares o a punto de desaparecer. (...) A propósito de los arcaísmos, en el habla cotidiana actual de los chiapanecos acostumbran a acentuar los verbos, a conjugarlos, como si fueran palabras agudas; sobrte todo la segunda persona tanto del singular como del plural; esta forma de expresión propia de todo el estado la encontramos en el Cuaderno de lengua tzendal hecho en el año de 1798, de autor anónimo; entre las preguntas sobre los mandamientos de la ley de Dios dice: ¿Havés dejado de oír misa los domingos o en otros días de fiesta?; explicá bien tu pecado, no tengás vergüenza; llamá a tu compañero, no sós vos a quien llamo; ¿tenés algún impedimento con esa mujer con quien te vas a casar?; ¿te arrepentís, porque no havés amado a Dios por algunos pecados que havés hecho?; aunque ya no podés confesar vocalmente, no te desconsolés porque Dios es misericordioso; pedí misericordia, arrepentíte de tus pecados, para que yo te dé la absolución; entendés lo que te digo?; ¿sós mudo?; tené la candela, etcétera. En el Confesionario para confesar a los yndios por su ydioma. Sacado en lengua chanabal por Marcial Camposeca en 1819, entre "Algunos bocablos mui (sic) necesarios" [f7 v.], dice: Hazé por la señal; traé fuego; batí chocolate; andá que toquen a misa; andá dexá la ropa; andá comprá pan; andá ensillá el caballo; andá llamá a fulano, vení a ver lo que estoy haciendo, formas de expresión que escuchamos todavía en la actualidad.
    (...) El uso del voseo se presenta en gran parte del Estado; aparece en todos los países de habla española del Continente; sin embargo nadie se ha preocupado por hacer un estudio al respecto. El voseo en Chiapas puede trabajarse a partir del infinitivo en los verbos, ya que para señalar el imperativo, basta con quitar la r final del infinitivo y nos da el imperativo de segunda persona singular, que a pesar de ser tan frecuente en el Continente, ningún libro de texto lo menciona, ej.: ¿que querés vos?»
     
  23. Acerca de dónde y cómo se emplea el voseo en Hispanoamérica (...) En los dos estados sureños de Chiapas y Tabasco, ambos en la frontera con Guatemala, el voseo sobrevive en el habla coloquial en zonas rurales (...) Este empleo del voseo afecta los tiempos verbales del presente de indicativo, el pretérito agregando una /s/ al final de su terminación, el futuro de indicativo utilizando la terminación de −és en vez −ás del tuteo y el imperativo.
  24. a b El español en América.
  25. Acerca de dónde y cómo se emplea el voseo en Hispanoamérica
  26. Kapovic, Marko. «Formas de tratamiento en dialectos del español; fenómenos de voseo y ustedeo». Consultado el 27 de mayo de 2008.
  27. El español en América.
  28. a b http://books.google.com/books?id=dK_GPakJy74C&pg=PA227&dq=Voseo+Venezuela+Zulia+Trujillo&f=false
  29. Moreno de Alba, José G. (2001). «VI. La gramática - El voseo». El español en América (3.ª edición). México, D. F.: Fondo de Cultura Económica. pp. 224–236. ISBN 968-16-6393-4. 
  30. «Español - La página del idioma español = El español - Etimología - Lengua española».
  31. «Español - La Página del Idioma Español: El español - Etimología - Lengua española» (HTM). www.elespañol.org.

Bibliografía[editar]

  • Diccionario panhispánico de dudas, R.A.E y Asociación de Academias de la Lengua Española, Ed. Santillana, 2005.
  • Breve historia del habla cruceña y su mestizaje, Luis Alberto Roca, Ed. El País, 2007.
  • Acevedo-Halvick, Ana. "Cortesía verbal (introducción)" Voces 1 (2006): 21-72.
  • Almasov, Alexey. "'Vos' and 'Vosotros' as Formal Address in Modern Spanish." Hispania: A Journal Devoted to the Teaching of Spanish and Portuguese 57.2 (1974): 304-310.
  • Alvar, Manuel. Manual de Dialectología Hispánica: El Español de América. Barcelona: Editorial Ariel, 1996.
  • Arrizabalaga, Carlos. "Noticias de la desaparición del voseo en la costa norte del Perú." Lingüística Española Actual 23.2 (2001): 257-274.
  • Baumel-Schreffler, Sandra. "The Voseo: Second Person Singular Pronouns in Guatemalan Speech." The Language Quarterly 33.1-2 (1995): 33-44.
  • Benavides, Carlos. "La distribución del voseo en Hispanoamérica." Hispania: A Journal Devoted to the Teaching of Spanish and Portuguese 86.3 (2003): 612-623.
  • Blanco Botta, Ivonne. "El voseo en Cuba: Estudio sociolingüístico de una zona de la isla." Beitrage zur Romanischen Philologie 21.2 (1982): 291-304.
  • Chart, Ira E. "The voseo and tuteo in America." Modern Language Forum 28.(1944): 17-24.
  • Fontanella de Weinberg, Maria Beatriz. "La constitución del paradigma pronominal de voseo." Thesaurus: Boletin del Instituto Caro y Cuervo 32.(1977): 227-241.
  • King, Jeremy. "Societal Change and Language History in Cervantes' Entremeses: The Status of the Golden Age Vos." Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America 29.1 (2009): 167-195.
  • Lapesa, Rafael. "Las formas verbales de segunda persona y los orígenes del 'voseo'." Actas del Tercer Congreso Internacional de Hispanistas. 519-531. Mexico: El Colegio de México por la Asociación Internacional de Hispanistas, 1970.
  • Lapesa, Rafael. Historia de la lengua española. Madrid: Gredos, 1981.
  • Leon-Luporsi, Ana Emilia. Dinámica sociolingüística e histórica de 'vos' en el español peninsular. Diss. The University of Texas at Austin, 1994.
  • Lipski, John. Latin American Spanish. New York: Longman, 1994.
  • Lipski, John. El español de América. Madrid: Cátedra, 2006. (Edición 3.ª).
  • Ortiz, Martha D. "Voseo" in El Salvador. Diss. San Jose State University, 2000.
  • Pierris, Marta de. "El preludio del voseo en el español medieval." Romance Philology 31.(1977): 235-243.
  • Pinkerton, Anne. "Observations on the Tú/Vos Option in Guatemalan Ladino Spanish." Hispania: A Journal Devoted to the Teaching of Spanish and Portuguese 69.3 (1986): 690-698.
  • Primorac, Karen Johnson. "Tú, vos, and vuestra merced: Social and Stylistic Variation in Medieval Spanish." Dissertation Abstracts International, Section A: The Humanities and Social Sciences 57.11 (1997): 4720-4721.
  • Quilis, Antonio, and Matilde Graell Stanziola. "El voseo en Panamá". Revista de Filología Española 69.1-2 (1989): 173-178.
  • Rey, Alberto. "Social Correlates of the Voseo of Managua, Nicaragua: Workplace, Street, and Party Domains." Hispanic Journal 18.1 (1997): 109-126.
  • Rey, Alberto. "Social Correlates of the Voseo of Managua, Nicaragua: Workplace, Street, and Party Domains." Hispanic Journal 17.1 (1996): 113-127.
  • Rey, Alberto. "Social Correlates of the Voseo of Managua: Family and Neighborhood Domains." Hispanic Journal 16.1 (1995): 39-53.
  • Stevenson, Jeffrey Lee. "The Sociolinguistic Variables of Chilean Voseo." Dissertation Abstracts International, Section A: The Humanities and Social Sciences 68.5 (2007): 1914-1915.
  • Toursinov, Antón. "Stylistic variability of pronoun addresses in modern Spanish of Guatemala." Language and Literature 17(3). Tyumen State University (2002): 68-78.
  • Villegas, Francisco. "The Voseo in Costa Rican Spanish." Hispania: A Journal Devoted to the Teaching of Spanish and Portuguese 46.3 (1963): 612-615.
  • Weeks, Patricia C.. El voseo en Chile: Factores histórico-morfológicos que explican su aparición y mantenimiento. Diss. State University of New York at Albany, 2005.

Enlaces externos[editar]

Wikilibros