Ustedeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El ustedeo puede referirse al uso formal del pronombre usted para dirigirse a algún interlocutor frente a los familiares o vos. Por otra parte, existe un ustedeo informal que consiste en dirigirse a cualquier interlocutor de usted, independientemente del grado de formalidad de la situación, como ocurre en zonas de Colombia y Costa Rica (donde convive con el voseo). En países como Guatemala el ustedeo convive con el voseo y el tuteo, pero éste se utiliza sólo para situaciones formales como el trato a desconocidos o a adultos, aunque entre desconocidos de la misma edad se puede utilizar el voseo (masculino) o el tuteo (femenino) e incluso se pueden usar estos para dirigirse a adultos conocidos, dependiendo de la relación que se tenga con esa persona.

Ustedeo y tuteo[editar]

Con los matices que pueden darse según los diversos usos hispánicos, el pronombre usted se usa en español normativo para mantener una distancia en el trato, bien por desconocimiento del interlocutor o por respeto de edad o estatus (jefe, policía, político). En cambio, se usa o vos cuando existe familiaridad con él o como muestra de igualdad o proximidad personal: en el trato con familiares, amigos, incluso con desconocidos que tienen nuestra edad o con los cuales tenemos algún vínculo social o profesional (entre profesores, médicos, políticos, etc.).

En algunas zonas de Hispanoamérica, como casi todo el interior de Colombia, en Costa Rica y algunas zona de Ecuador y Panamá, el uso descrito anteriormente se ve modificado por lo que hemos denominado ustedeo informal. En muchos hablantes de las regiones anteriormente citadas, no se usa ni vos y los interlocutores se tratan de usted en cualquier situación, sea formal o informal; se habla de usted a los amigos, los padres a los hijos, incluso a los animales y los propios hablantes hablando consigo mismos. En estas zonas, la formalidad ya no viene expresada por usted y han surgido nuevas fórmulas para expresar respeto o formalidad hacia el interlocutor, como por ejemplo el empleo del vocativo señor/a al inicio de la oración: Señor, ¿le pongo dos o tres?.

Contrariamente a lo que sucede con el ustedeo informal colombiano o costarricense, en el español caribeño y entre las nuevas generaciones de España (quizá en otras regiones también) ha surgido un uso extensivo del en situaciones que anteriormente exigían usted. Por este motivo, hoy es normal en estos países que los hijos se dirijan de a sus padres, a sus abuelos, tíos, incluso a sus maestros y frecuentemente a los desconocidos, aun sin haber complicidad generacional o social aparente. En España, por ejemplo, es común que la conversación empiece con un usted que se resuelve en un a las pocas frases. Para estos hablantes, el tuteo está desprovisto de las connotaciones negativas que actualmente se asocian al pronombre usted: +edad avanzada, +distancia, excesiva formalidad e incluso desigualdad (ya que se emplea de abajo hacia arriba, pero no siempre es recíproco). Por otro lado, al menos en la Península, el ha llegado a simbolizar el habla de las generaciones jóvenes y ha adquirido un matiz de igualdad y modernidad que contribuye a desplazar una gran parte de los usos tradicionales de usted. En Costa Rica el tuteo es mal visto y amonestado socialmente, su uso es exclusivo para extranjeros en esa nación centroamericana.

Ustedeo en plural[editar]

En toda Hispanoamérica "ustedes" es el pronombre de segunda persona plural, mientras que en España peninsular esta forma se reserva solamente para el trato cortés y en el habla informal se emplea el pronombre "vosotros", excepto en Andalucía, donde "ustedes" es también informal.[1]

Normalmente se conjuga como si fuese 3ª persona del plural (ustedes aman), excepto raras ocasiones en el sur de España y en la islas Canarias. En ciertas zonas rurales de La Palma y La Gomera, en Canarias, sobreviven dos tipos de formas arcaicas, conjugadas con 2ª persona del plural pese a usar ustedes (ustedes amáis) y el vaivos, que equivale a ustedes se o vosotros os (Vaivos van a correr; Ustedes se van a correr). De cualquier modo, ambas formas son incomunes en el hablar común.

Queda, por tanto limitado el uso del pronombre personal de 2ª persona del plural os. En su lugar se usa el les (3ª p. pl.). Ejemplo: Les quiero decir = Os quiero decir. También se restringe el posesivo vuestro / vuestra; es más usual el uso del su (de ustedes o ellos). Ejemplo: "¿Es ésta su casa (la de ustedes)?".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. JM.Persanch (2006). «Morfosintaxis». Consultado el 12 de enero de 2012.