Guerra ruso-japonesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guerra Ruso-Japonesa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra ruso-japonesa
RUSSOJAPANESEWARIMAGE.jpg
Fecha 8 de febrero de 19045 de septiembre de 1905
Lugar Corea, Manchuria y Mar Amarillo
Causas Rivalidad político-militar entre Japón y Rusia.
Resultado Victoria japonesa; Tratado de Portsmouth.
Consecuencias
Beligerantes
Bandera de Rusia Imperio ruso
Bandera de Montenegro Principado de Montenegro[1]
Bandera de Japón Imperio del Japón
Comandantes
Bandera de Rusia Zar Nicolás II
Bandera de Rusia Alekséi Kuropatkin
Bandera de Rusia Stepán Makárov
Bandera de Rusia Zinovy Petrovich Rozhestvensky  Rendición
Bandera de Japón Emperador Meiji
Bandera de Japón Oyama Iwao
Bandera de Japón Heihachiro Togo
Bandera de Japón Nogi Maresuke
Fuerzas en combate
Ejército Imperial ruso
• 500.000 efectivos
Ejército Imperial japonés
• 300.000 efectivos
Bajas
• 34.000 – 52.623 muertos en combate
• 9.300 – 18.830 muertos por enfermedad
• 146.032 heridos
• 74.369 prisioneros
• 47.152 muertos en combate
• 21.802 – 27.200 muertos por enfermedad

La Guerra ruso-japonesa (Русско-японская война en ruso, 日露戦争, Nichirosensō en japonés) (8 de febrero de 19045 de septiembre de 1905) fue un conflicto surgido por las ambiciones imperialistas rivales de la Rusia Imperial y el Japón en Manchuria y Corea. Los principales escenarios del conflicto fueron el área alrededor de la península de Liaodong y Mukden, los mares de Corea y Japón y el mar Amarillo.

Los rusos buscaban un puerto de aguas cálidas (que no se congelan en invierno)[2] en el océano Pacífico para uso de su Armada y para comercio marítimo, El puerto de Vladivostok solo podía funcionar durante el verano, pero Port Arthur (China) sería capaz de mantenerse funcionando todo el año.

Después de la Primera Guerra Sino-Japonesa (1894-1895), el tratado de Shimonoseki le concedió a Japón la isla de Taiwán, así como el protectorado sobre Corea y la península de Liaodong. Posteriormente Japón se vió obligado a entregar Port Arthur a Rusia. En 1903, las negociaciones entre Rusia y Japón resultaron ser inútiles, así que Japón decidió entrar en guerra para mantener su dominio exclusivo de Corea.

Las campañas resultantes, en las cuales el Ejército Imperial Japonés logró obtener varias victorias de manera consistente sobre sus oponentes rusos, fueron un hecho inesperado para muchos en el mundo, pues fue la primera vez que un pueblo no caucásico se enfrentaba y vencía a una potencia imperialista europea. Estas victorias transformarían drásticamente el balance de poder en el Este de Asia, lo que daría como resultado la consolidación de Japón como país importante en el escenario mundial. Las vergonzosas derrotas generaron insatisfacción en los rusos con su corrupto e ineficiente gobierno zarista, y fueron una de las principales causas de la Revolución Rusa de 1905.

Los orígenes de la guerra[editar]

En los últimos años del siglo XIX y principios del siglo XX, varios países occidentales compitieron por influencia, comercio y territorio en Asia Oriental. Mientras, Japón se esforzaba por convertirse en una gran potencia moderna.

La situación geográfica de Japón lo alentó a enfocarse en Corea y el norte de China, lo que chocaba con los intereses expansionistas rusos. El esfuerzo japonés por ocupar Corea condujo a la Primera Guerra Sino-Japonesa. La derrota china por parte del Japón condujo al Tratado de Shimonoseki (17 de abril de 1895), por el cual China renunciaba a sus reclamaciones sobre Corea, cediendo además Taiwán y Lüshunkou (a menudo llamado Port Arthur). Sin embargo, la presión occidental (por parte de Rusia, Alemania y Francia) obligó al Japón a devolver Port Arthur y Manchuria a China (Triple Intervención del 23 de abril de 1895).

Tras la revuelta de los bóxers chinos de 1898, e incumpliendo la promesa hecha al Japón, los rusos negociaron con China un arrendamiento de 25 años de la base naval, un puerto libre de hielos para su flota de Extremo Oriente. Mientras tanto, soldados rusos ocupaban Manchuria y el norte de Corea, amenazando la influencia japonesa en Corea (cuyo gobierno seguía siendo controlado en la sombra por China, pese a la independencia que le otorgara Japón). El gobierno coreano concedió a Rusia una base naval próxima a las costas japonesas, en un intento de ofrecer una doble amenaza a Japón, la de Rusia y la de China.

Rusia aprovechó la desestabilización de la zona y en 1896 se firmó un acuerdo con China para el uso de Port Arthur como base ubicada al extremo de la península de Liaodong, ahora perteneciente a Manchuria, así como el libre acceso ruso a todos los puertos chinos. Más adelante, en 1898, los rusos impidieron el uso de Port Arthur a los mismos chinos, y se empezó a ejercer el control que el Japón había deseado cuatro años atrás. Esto fue un desafío para el Imperio del Japón y provocó la desaprobación del Reino Unido, quien vio al gigante ruso como una amenaza a sus posesiones británicas y su provechoso comercio asiático.

Reino Unido, en una hábil maniobra diplomático-estratégica, consiguió la cesión de Wei-Hai-Wei, un emplazamiento portuario a sólo 40 km de Port Arthur, y de este modo se buscó la neutralización de las pretensiones rusas. Sin embargo, los rusos unían este puerto con el Transiberiano mediante la construcción de una vía de ferrocarril. Esto hizo pensar a Inglaterra que Rusia deseaba consolidarse militarmente en la región y buscó la alianza con Japón.

En 1902, Reino Unido firmó una alianza con Japón, y entre las cláusulas de dicho tratado figuraba la construcción de unidades navales para Japón que se puso de inmediato en marcha, así como la aceleración en la entrega de las unidades ya encargadas. Inmediatamente se aprobó un plan de rearme naval de 200.000 toneladas denominado «Esperanza y determinación» [cita requerida] y se encargaron al Reino Unido 6 acorazados, 4 cruceros armados, 2 cruceros ligeros, 16 destructores y 10 torpederos. Otras unidades fueron encargadas a Francia, Italia e incluso Alemania y Estados Unidos. En Japón se empezó la construcción acelerada de 10 torpederos y 8 destructores. Se comenzó un programa de adiestramiento del personal de la Armada Imperial Japonesa de 15.100 hombres hasta incrementarse a 40.800 marineros y oficiales.

Al considerar que la penetración rusa en Corea y Manchuria suponía un riesgo para su seguridad nacional, Japón exigió a Rusia que abandonase Manchuria, en cumplimiento de los acuerdos de 1900. Rusia dilató las conversaciones diplomáticas durante dos años y Japón, harto de esperar en vano una respuesta, rompió las relaciones diplomáticas el 6 de febrero de 1904.

El recién modernizado Ejército Imperial Japonés se hallaba más que preparado para enfrentarse a las fuerzas que Rusia había estacionado en Asia al inicio de la contienda, que representaban sólo una pequeña parte de las tropas del zar. Se calcula que los rusos movilizaron durante el conflicto hasta 2.000.000 de soldados mientras que los efectivos japoneses nunca llegaron a los 900.000 hombres.[3]

Campaña de 1904[editar]

Soldados japoneses cerca de Chemulpo, Corea, en agosto-septiembre de 1904.

Situación naval de Japón al comienzo de la guerra[editar]

Para 1904, Japón ya contaba con una serie de bases logísticas distribuidas en el mar Amarillo y además con unidades navales de primera mano, a diferencia de Rusia que tan sólo tenía dos bases muy distantes y estratégicamente desubicadas: Port Arthur y Vladivostok, así como unidades navales ya anticuadas. La batalla de Chemulpo fue una batalla naval que se libró el 9 de febrero de 1904 en el puerto del mismo nombre, en Corea.

A finales de ese año Japón contaba con:

  • 7 acorazados: Asahi, Mikasa, Yashima, Fuji, Shikishima, Hatsuse, Chin'en
  • 8 cruceros acorazados: Asama, Tokiwa, Iwate, Izumo, Azuma, Yakumo, Nisshin y Kasuga
  • 5 acorazados costeros: Fuso, Heien, Chiyoda, Hiyei, Kongo (el primero)
  • 17 cruceros protegidos
  • 12 destructores
  • 100 torpederos

Uno de esos acorazados, el Mikasa, era el más avanzado buque de guerra de su tipo en su tiempo y había sido entregado en 1902, directo desde los astilleros británicos de Vickers Shipyard al Japón. El Chitose, fue entregado desde San Francisco (EE. UU.). Todas estas unidades estaban al mando del almirante Heihachiro Togo.

Situación naval de Rusia al comienzo de la guerra[editar]

Por el lado ruso, la situación era bastante diferente. En primer lugar, el adiestramiento era muy deficiente y la oficialidad era muy mediocre. Las unidades navales se dividían en tres flotas:

Unidades rusas en Extremo Oriente, al comienzo de la guerra

  • 7 acorazados: Petropávlosk, Pobieda, Poltava, Retvizan, Peresviet, Tsessariévitch, Sevastópol
  • 4 cruceros acorazados: Bayán, Rossía, Gromoboy, Riúrik (estos tres ultimos en Vladivostock)
  • 7 cruceros protegidos: Askold, Bogatyr (en Vladivostock), Diana, Pallada, Nóvik, Varyag (en Chemulpo), Boyarin
  • 25 cazatorpederos.

Unidades rusas en el mar Báltico:

  • 5 acorazados en construcción: Suvórov, Borodinó, Imperátor Aleksandr III, Orel, Slava
  • 4 acorazados en servicio: Sissoy, Veliki, Navarín, Imperátor Aleksandr II, Imperátor Nikolái I
  • 8 acorazados costeros
  • 6 cruceros acorazados
  • 9 cruceros protegidos
  • 200 cazatorpederos y torpederos
  • 14 cañoneros
  • 12 submarinos

Bloqueo de Port Arthur[editar]

El objetivo japonés era Port Arthur (hoy Lüshunkou, China), situado en la península de Liaotung, al sur de Manchuria, que había sido fortificado para convertirlo en una base naval mayor por los rusos. Los japoneses necesitaban controlar el mar para enfrentarse a una hipotética guerra en el continente asiático. De este modo, su primer objetivo militar fue neutralizar a la flota rusa anclada en Port Arthur. La noche del 8 de febrero, la flota japonesa, bajo el mando del almirante Heihachiro Togo, abrió fuego torpedeando sin previo aviso a los barcos rusos en Port Arthur, dañando seriamente a dos acorazados rusos. Los combates de la batalla de Port Arthur se desarrollaron a la mañana siguiente. Siguieron una serie de acciones navales indecisas, en las cuales los japoneses fueron incapaces de atacar con éxito a la flota rusa protegida por los cañones terrestres de la bahía, y los rusos declinaban abandonar la bahía hacia mar abierto, descabezados por la muerte del almirante Stepán Makárov el 13 de abril. Estas acciones proporcionaron cobertura para un desembarco japonés cerca de Incheon en Corea. Tras el desembarco, invadieron Seúl y ocuparon rápidamente el resto de la península. Para finales de abril, el ejército japonés al mando de Kuroki Itei se preparaba para cruzar el río Yalu, en el interior de la Manchuria ocupada por los rusos.

En contrapunto a la estrategia japonesa de lograr victorias rápidas para controlar Manchuria, la estrategia rusa se enfocó en acciones defensivas destinadas a ganar tiempo para que los refuerzos llegaran vía Ferrocarril Transiberiano. El 1 de mayo estalla la batalla del río Yalu, en la cual las tropas japonesas toman por asalto una posición rusa después de cruzar el río sin oposición. Fue la primera batalla terrestre de la guerra. Las tropas japonesas procedieron a desembarcar en varios puntos de la costa manchuriana, obligando a los rusos a retroceder a Port Arthur. Estas batallas, incluida la batalla de Nanshan el 25 de mayo, estuvieron marcadas por las grandes pérdidas japonesas al atacar posiciones rusas atrincheradas, pero los rusos permanecieron pasivos y no fueron capaces de contraatacar.

Japón comenzó un largo asedio de Port Arthur, fuertemente fortificado por los rusos. En agosto parte de la flota rusa intentó escapar de Port Arthur en dirección a Vladivostok, pero fue interceptada y derrotada en la batalla del Mar Amarillo. Los restos de la flota rusa que regresaron a Port Arthur, fueron desmantelados en personal y material para colaborar en la defensa del puerto y fueron hundidos lentamente por la artillería japonesa. Los intentos por socorrer a la ciudad desde el continente también fracasaron, y después de la batalla de Liaoyang (24 de agosto5 de septiembre de 1904), los rusos se retiraron a Shenyang. El ejército japonés infligió una nueva derrota a los rusos en el río Cha-ho (5 de octubre18 de octubre de 1904).

Campaña de 1905[editar]

Port Arthur cayó finalmente el 2 de enero de 1905, después de una serie de asaltos brutales y gran cantidad de bajas en ambos bandos. Con las espaldas cubiertas, el ejército japonés presionó hacia el norte de Manchuria. Tras la batalla de Mukden (21 de febrero10 de marzo de 1905), expulsan a los rusos de Shenyang.

Batalla de Tsushima[editar]

Mientras tanto, en octubre de 1904 Rusia envió una nueva flota a extremo oriente con unidades pertenecientes a sus flotas del Báltico y del Mar Negro, al mando del almirante Rozhdestvenski. En su camino hacia Asia,se realizó por todos los caminos imaginables bordeando el Cabo de Buena Esperanza, atravesando el Mediterráneo por Gibraltar y por el Bósforo, sus puntos de reunión fueron Madagascar y Saigón.

El 21 de octubre de 1904, mientras navegaba en aguas británicas (un aliado del Japón pero neutral en esta guerra), el llamado segundo escuadrón del Pacífico, provocó el incidente de Dogger Bank al disparar sobre botes pesqueros a los que los rusos confundieron con lanchas torpederas.

El viaje se demoró tanto que el almirante Togo hizo planes para interceptar a la flota del Báltico antes de que pudiera recalar en Vladivostok. Las escuadras se encontraron en la batalla de Tsushima, en el estrecho del mismo nombre entre Corea y Japón, el 27 de mayo de 1905. Durante la batalla, que duró hasta el 29 de mayo, la flota japonesa, numéricamente inferior en acorazados, pero más moderna y con mayor velocidad y alcance de fuego, bombardeó a la flota rusa sin piedad, destruyendo sus ocho acorazados. La flota japonesa contaba entre otros con dos cruceros acorazados de Clase Giuseppe Garibaldi comprados a Argentina: el Mariano Moreno (renombrado Nisshin) y el Bernardino Rivadavia (renombrado Kasuga), así como un crucero comprado a Chile: el Esmeralda (rebautizado Izumi).

Conclusión y consecuencias de la guerra[editar]

Tratado de Portsmouth[editar]

El mando ruso en Extremo Oriente, formado por el almirante Yevgeni Alekséyev y el general Alekséi Kuropatkin, era incompetente y sus tropas, insuficientes. Los refuerzos llegaban desde la Rusia europea en el ferrocarril Transiberiano de vía única, muy lento e interrumpido a la altura del lago Baikal. Éstas y otras razones, como el ataque por sorpresa del Japón, implicaron que la guerra resultara en una sorprendente victoria japonesa, lo que le convirtió en una potencia mundial a tener en cuenta.

Rusia se ve obligada a negociar. El resultado: la humillación de una nación occidental. Se concluyó un armisticio entre los dos gobiernos: aunque los rusos se encuentran muy debilitados por la Revolución de 1905, las finanzas japonesas están totalmente agotadas y el Imperio nipón ya no dispone de los medios para destruir completamente al grueso de las tropas rusas de Extremo Oriente. Se organiza una conferencia de paz en Portsmouth (EE. UU.) el 5 de septiembre de 1905, gracias a la mediación del presidente estadounidense Theodore Roosevelt. Las cláusulas contienen las siguientes estipulaciones: Rusia debe reconocer la preeminencia de los intereses del Japón en Corea; cede al vencedor su arrendamiento de la península de Liaodong, su base de Port Arthur, el ferrocarril meridional de Manchuria y la mitad sur de la isla de Sajalín. Ambos países, de común acuerdo, se comprometen a restituir Manchuria a China. A pesar de la insistencia del Japón, no se prevé ninguna indemnización.

La Revolución de 1905[editar]

El descontento popular en Rusia, seguido de la derrota, llevó a la Revolución de 1905. La guerra terminó gracias a la mediación de los EE. UU. El descontento japonés ante la ausencia de adquisiciones territoriales condujo a una erosión de los buenos sentimientos hacia Estados Unidos, constituyendo la semilla para el futuro conflicto con el país americano.

Influencias psicológicas[editar]

La derrota de Rusia fue recibida con conmoción en Occidente, especialmente a través de Asia. Que un país no occidental pudiera derrotar en un conflicto bélico a un poder establecido resultó particularmente inspirador para varios movimientos independentistas anticoloniales alrededor del mundo. Esta guerra ha sido llamada el «fin del mito del hombre blanco». Frente al racismo de la época, supuestamente por primera vez, una nación blanca era vencida por otra raza. Después de esta guerra, el Imperio nipón adquirió gracias a su Armada Imperial un prestigio nacional e internacional en lo naval y militar que duró hasta la Segunda Guerra Mundial.

Durante la contienda, el ejército japonés trató bien a los civiles y prisioneros de guerra, careciendo de la brutalidad y atrocidades que fueran muy difundidas durante la Segunda Guerra Mundial. Los historiadores japoneses piensan que esta guerra fue un punto decisivo para el Japón y una clave para entender por qué fallaron militar y políticamente.

Lista de las batallas de la guerra y su resultados[editar]

1904 Batalla de Port Arthur, 8 de febrero: Batalla naval: Indeterminado.
1904 Batalla de Chemulpo, 9 de febrero: Batalla naval: victoria japonesa.
1904 Batalla del Río Yalu, 30 de abril al 1 de mayo: victoria japonesa.
1904 Batalla de Nanshan, 25 al 26 de mayo: victoria japonesa.
1904 Batalla de Telissu, 14 al 15 de junio: victoria japonesa.
1904 Batalla del Paso Motien, 17 de julio: victoria japonesa.
1904 Batalla de Tashihchiao, 24 de julio: victoria japonesa.
1904 Batalla de Hsimucheng, 31 de julio: victoria japonesa.
1904 Batalla naval del Mar Amarillo, 10 de agosto: victoria japonesa.
1904 Batalla naval de Ulsan, 14 de agosto: victoria japonesa.
1904–1905 Sitio de Port Arthur, 19 de agosto al 2 de enero: victoria japonesa.
1904 Batalla de Liaoyang, 25 de agosto al 3 de septiembre: indeterminado, con retirada rusa.
1904 Batalla del Río Sha-ho, 5 al 17 de octubre: indeterminado, con retirada rusa.
1905 Batalla de Sandepu, 26 al 27 de enero: indeterminado.
1905 Batalla de Mukden, 21 de febrero al 10 de marzo: victoria japonesa.
1905 Batalla de Tsushima (naval), 27 al 28 de mayo: victoria japonesa.

Bibliografía[editar]

  • Corbett, Sir Julian. Maritime Operations In The Russo-Japanese War 1904–1905. (1994) Originalmente clasificado y en dos volúmenes, ISBN 1-55750-129-7.
  • Hough, Richard A. The Fleet That Had To Die. Ballantine Books. (1960).
  • Jentschura, Hansgeorg; Dieter Jung, Peter Mickel. Warships of the Imperial Japanese Navy, 1869–1945. United States Naval Institute, Annapolis, Maryland, 1977. Originalmente publicado en alemán como Die Japanischen Kreigschiffe 1869–1945 en 1970, traducido al inglés por David Brown y Antony Preston. ISBN 0-87021-893-X.
  • Jukes, Geoffry. The Russo-Japanese War 1904–1905. Osprey Essential Histories. (2002). ISBN 978-1-84176-446-7.
  • Kowner, Rotem (2006). Historical Dictionary of the Russo-Japanese War. Scarecrow. ISBN 0-8108-4927-5.
  • Matsumura Masayoshi, Ian Ruxton (trans.), Baron Kaneko and the Russo-Japanese War (1904–05), Lulu Press 2009 ISBN 978-0-557-11751-2
  • Morris, Edmund (2002). Theodore Rex, Books.Gooble.com. Nueva York: Random House. 10-ISBN 0-8129-6600-7; 13-ISBN 978-0-8129-6600-8
  • Novikov-Priboy, Aleksei. Tsushima. (Relato de un marino a bordo del acorazado Orel que fue capturado en Tsushima). Londres: George Allen & Unwin Ltd. (1936).
  • Nish, Ian Hill. (1985). The Origins of the Russo-Japanese War. London: Longman. 10-ISBN 0-582-49114-2; 13-ISBN 978-0-582-49114-4
  • Okamoto, Shumpei (1970). The Japanese Oligarchy and the Russo-Japanese War. Columbia University Press.
  • Pleshakov, Constantine. The Tsar's Last Armada: The Epic Voyage to the Battle of Tsushima. ISBN 0-465-05792-6. (2002).
  • Saaler, Sven und Inaba Chiharu (Hg.). Der Russisch-Japanische Krieg 1904/05 im Spiegel deutscher Bilderbogen, Deutsches Institut für Japanstudien Tokyo, (2005).
  • Seager, Robert. Alfred Thayer Mahan: The Man And His Letters. (1977) ISBN 0-87021-359-8.
  • Semenov, Vladimir, Capt. The Battle of Tsushima. E.P. Dutton & Co. (1912).
  • Semenov, Vladimir, Capt. Rasplata (The Reckoning). John Murray, (1910).
  • Tomitch, V. M. Warships of the Imperial Russian Navy. Volumen 1, Battleships. (1968).
  • Warner, Denis & Peggy. The Tide at Sunrise, A History of the Russo-Japanese War 1904–1905. (1975). ISBN 0-7146-5256-3.
  • Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón (1904). Correspondencia relativa a las negociaciones entre Japón y Rusia (1903–1904), presentada a la Dieta Imperial en marzo de 1904. Tokio.

Notas[editar]

  1. Montenegro declaró la guerra a Japón para dar un apoyo moral a Rusia, como agradecimiento por el apoyo ruso a los esfuerzos de Montenegro contra el Imperio otomano. De todas formas, por razones logísticas, y, debido a la distancia, la contribución de Montenegro en el conflicto fue limitada a aquellos montenegrinos que sirvieron en las fuerzas armadas rusas. [cita requerida]
  2. Forczyk, p. 22 "Tsar's diary entry"
  3. Las grandes guerras del milenio, págs. 316 y 317.

Enlaces externos[editar]