República Popular de Mongolia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mongolian People's Republic.svg
Бугд Найрамдах Монгол Ард Улс
Bügd Nairamdakh Mongol Ard Uls

República Popular de Mongolia

Flag of the People's Republic of Mongolia (1921-1924).svg

1924-1992

Flag of Mongolia.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Himno nacional: Luvsanyamts Muryorj
Ubicación de Mongolia
Capital Ulan Bator
Idioma oficial Mongol
Otros idiomas Ruso y chino min
Religión Budismo tibetano, ateísmo
Gobierno Estado socialista
Presidente
 • 1924 Navaandorjiin Jadambaa
 • 1990-1992 Punsalmaagiin Ochirbat
Primer Ministro
 • 1923-1924 Balingiin Tserendorj
 • 1990-1992 Dashiin Byambasüren
Historia
 • Monarquía abolida 26 de noviembre de 1924
 • Reconocimiento de la China Nacionalista 5 de enero de 1946
 • Reconocimiento de la China Popular 6 de octubre de 1949
 • Ingreso en la ONU 25 de octubre de 1961
 • Revolución democrática 13 de febrero de 1992
Superficie
 • 1992 1,564,116 km²
Población
 • 1992 est. 2,318,000 
     Densidad 1,5 hab./km²
Moneda Tugrik
Miembro de: ONU, CAME

La República Popular de Mongolia (en mongol: Бугд Найрамдах Монгол Ард Улс) fue un Estado socialista de Asia Central, el cual existió entre 1924 y 1992 y antecedió a la actual República de Mongolia. A través de su historia, el Estado permaneció como aliado de la URSS y el Pacto de Varsovia.

Antecedentes[editar]

Entre 1691 y 1911 el territorio, conocido como Mongolia Exterior, estuvo gobernado por los reyes manchúes de la dinastía Qing, dentro del Imperio Chino. En la primera década del siglo XX el emperador Puyi comenzó a aplicar las llamadas Nuevas Políticas, con el objetivo de una integración de Mongolia Exterior en China. A causa del malestar producido por la posibilidad de una colonización china similar a la ocurrida en la Mongolia Interior durante el siglo XIX, la nobleza mongola buscó el apoyo del Imperio Ruso.

En agosto de 1911 una delegación mongola se dirigió a Petrogrado, donde consiguió la promesa de un apoyo limitado por parte de Rusia. A su retorno a Mongolia, había estallado la Revolución de Xinhai, la cual puso fin al Imperio Chino y dio origen a la República de China.

En diciembre de 1911, los mongoles depusieron al amban manchú Ikh Khuree, declarando la independencia bajo el liderazgo de Jebtsundamba Khutugtu VIII, que fue nombrado Bogd Khan de los mongoles. Los intentos de incluir a la Mongolia Interior en el nuevo Estado fracasaron, en parte debido a la intervención de Rusia (que tenía intereses en el área), y en parte por la falta de apoyo de la nobleza y el clero de la Mongolia Interior. En 1915 Rusia, China y Mongolia acordaron en la ciudad rusa de Kyakhta la creación de un Estado mongol bajo supervisión china.[1]

El nuevo régimen republicano chino aprovechó la inestabilidad provocada por la Revolución Rusa de 1917 y la subsiguiente guerra civil como pretexto para invadir Mongolia en 1919, obligando en al gobierno local a firmar un tratado que abolió la autonomía mongola. Durante la ocupación china se fundó el Partido Revolucionario del Pueblo de Mongolia (PRPM), el cual buscó ayuda en la naciente Unión Soviética para combatir a los chinos. Entre tanto, en medio de la Guerra Civil Rusa las tropas rusas blancas del general Román Ungern von Sternberg invadieron el país, expulsando a los chinos de la capital en marzo de 1921, declarando nuevamente la independencia del país, esta vez con Von Sternberg como dictador.

Sin embargo, tanto Von Sternberg como el resto de las tropas chinas fueron expulsados de Mongolia en los meses sucesivos, y el 6 de julio de 1921, las tropas del PRPM y del Ejército Rojo tomaron Khüree, la capital del país. El PRPM formó un nuevo gobierno, pero mantuvo nominalmente al Bogd Khan como jefe de Estado. Luego de la muerte del éste se proclamó oficialmente la República Popular de Mongolia el 26 de noviembre de 1924.

Historia[editar]

Consolidación del poder: 1924-1939[editar]

Entre 1925 y 1928 el nuevo Gobierno se convirtió en un régimen establecido, comenzando con los planes de colectivización de la ganadería, así como la expropiación de las tierras a la nobleza y al clero. Además se decretó la prohibición total de la empresa privada. A partir de 1932 se redujo la aplicación de una economía manejada por el Estado, pero en 1936 esta situación cambió, especialmente después de las invasiones japonesas, pues se incrementó la influencia soviética, desplegando tropas en Mongolia en 1937 en respuesta al expansionismo japonés.

En 1936, Stalin ordenó la eliminación de las instituciones budistas en Mongolia, convirtiendo al país en parte de lo que se denominó Gran Purga, realizada por Stalin en la década de 1930. Las purgas llevaron a la erradicación casi completa del budismo tibetano en el país, y costaron unas 30.000-35.000 vidas,[2]​ equivalente a aproximadamente el cinco por ciento de la población total de Mongolia.

Segunda Guerra Mundial: 1939-1945[editar]

Durante la Segunda Guerra Mundial, debido a una creciente amenaza japonesa sobre la frontera entre Mongolia y Manchuria, la Unión Soviética invirtió el curso del socialismo mongol en favor de una nueva política de gradualismo económico y construcción de la defensa nacional. Los ejércitos soviético y mongol derrotaron a las fuerzas japonesas que invadieron el este de Mongolia en el verano de 1939 en la batalla de Khalkhin Gol y se firmó una tregua para establecer una comisión para definir la frontera entre Mongolia y Manchuria en otoño de ese año.

Después de 1941, la economía de Mongolia fue reajustada para apoyar a la Unión Soviética en todas las formas posibles, incluyendo la provisión de fondos para varias unidades militares soviéticas. El historiador ruso V. Suvorov escribió que la ayuda de Mongolia durante la guerra soviético-alemana era tan importante como la ayuda de Estados Unidos porque las ropas calientes fueron a menudo decisivas para la victoria en batallas en el frío frente del este.[3][4][5]​ Además, voluntarios mongoles lucharon en el Ejército Rojo contra las Potencias del Eje en Europa.[6]

En 1944, Mongolia perdió a uno de sus vecinos cuando la Unión Soviética se anexó la República Popular de Tannu Tuvá.

En el verano de 1945, la Unión Soviética utilizó a Mongolia como base para lanzar la Operación Ofensiva Estratégica de Manchuria, un ataque exitoso contra los japoneses. La acumulación precedente trajo a 650.000 soldados soviéticos a Mongolia, junto con cantidades masivas de equipo. El ejército mongol desempeñó un papel de apoyo limitado en el conflicto, pero su participación dio a Stalin los medios para obligar a la parte china a aceptar finalmente la independencia de Mongolia.

Reconocimiento internacional de 1945[editar]

La Conferencia de Yalta de febrero de 1945 preveía la participación de la Unión Soviética en la Guerra del Pacífico. Una de las condiciones soviéticas para su participación, presentada en Yalta, fue que después de la guerra Mongolia Exterior mantendría su "status quo". El significado preciso de este "statu quo" se convirtió en un punto de discusión en las conversaciones chino-soviéticas en Moscú en el verano de 1945 entre Stalin y el enviado de Chiang Kai-shek, TV Soong.

Stalin insistió en el reconocimiento por parte de la República de China de la independencia de Mongolia Exterior, algo de lo que ya gozaba de facto incluso mientras seguía siendo parte de China de jure. Chiang Kai-shek se resistió a la idea, pero finalmente cedió. Sin embargo, Chiang extrajo de Stalin la promesa de abstenerse de apoyar al Partido Comunista de China, en parte como una contrapartida por renunciar a Mongolia Exterior.

Así, el Tratado Sino-Soviético garantizó la independencia de Mongolia Exterior, pero también terminó las esperanzas de Khorloogiin Choibalsan de unir Mongolia Exterior con Mongolia Interior, que permaneció en manos de China. Choibalsan esperaba inicialmente que Stalin apoyara su visión de la Gran Mongolia, pero el líder soviético fácilmente sacrificó la visión de Choibalsan por los logros soviéticos, garantizados por el Tratado Sino-Soviético y legitimados por los acuerdos de Yalta. En este sentido, el Tratado Sino-Soviético marcó la división permanente de Mongolia en una República Popular de Mongolia independiente y una Mongolia Interior de la República de China.[7]

Política durante la Guerra Fría: 1945-1985[editar]

Yumjaagiin Tsedenbal, líder de Mongolia entre 1952 y 1984.

Seguro en sus relaciones con Moscú, el gobierno mongol pasó al desarrollo de la posguerra, centrándose en la empresa civil. Mongolia era en este momento uno de los países más aislados del mundo, no teniendo casi ningún contacto con ninguna nación fuera de la Unión Soviética. Después de la guerra, los lazos internacionales se ampliaron y Mongolia estableció relaciones con Corea del Norte y los nuevos estados comunistas en Europa del Este. Mongolia y la nueva República Popular China (RPC) se reconocieron entre sí en 1949, y la República Popular China renunció a todas las reclamaciones en Mongolia Exterior. Sin embargo, Mao Zedong esperaba en privado la reintegración de Mongolia a China. Él planteó esta cuestión ante los dirigentes soviéticos ya en 1949 (en reunión con Anastas Mikoyan en Xibaipo), y luego, después de haber sido rechazado firmemente por Stalin, en 1954, un año después de su muerte. En 1956, después de la denuncia de Stalin por Nikita Khrushchev, los líderes chinos intentaron presentar la independencia de Mongolia como uno de los errores de Stalin en las reuniones con Mikoyan. La respuesta soviética era que los mongoles eran libres para decidir su propio destino.[8]

En 1952, Choibalsan murió en Moscú donde había estado bajo tratamiento para el cáncer. Fue sucedido como primer ministro por Yumjaagiin Tsedenbal. A diferencia de su predecesor, Tsedenbal estaba entusiasmado con la incorporación de Mongolia como una república constituyente de la Unión Soviética. La idea se encontró con la oposición vigorosa de otros miembros del MPRP y fue abandonada.

En la década de 1950, las relaciones entre la República Popular de Mongolia y la República Popular China mejoraron considerablemente. China proporcionó ayuda económica muy necesaria, la construcción de industrias enteras en Ulaanbaatar, así como bloques de apartamentos. Miles de trabajadores chinos participaron en estos proyectos hasta que China los retiró después de 1962 en un intento por presionar a Mongolia para que rompiera con Moscú en el momento de empeorar las relaciones sino-soviéticas.

Tras el comienzo de la disputa chino-soviética, Mongolia vaciló brevemente, pero pronto tomó una posición pro-soviética, siendo uno de los primeros países socialistas en aprobar la posición soviética en la pelea con China. La acumulación militar en la frontera entre China y Mongolia comenzó ya en 1963; En diciembre de 1965 el Politburó mongol solicitó a la Unión Soviética que colocara sus fuerzas militares en Mongolia. En enero de 1966, con la visita de Leonid Brézhnev a Mongolia, los dos países firmaron un tratado de asistencia mutua, allanando el camino a la presencia militar soviética en el país. En febrero de 1967, después de semanas de empeoramiento de las tensiones chino-soviéticas, Moscú aprobó oficialmente el 39º estacionamiento del ejército soviético reorganizado en Mongolia.

Con el estímulo soviético, Mongolia aumentó su participación en conferencias patrocinadas por los comunistas y organizaciones internacionales. En 1955, Mongolia intentó unirse a las Naciones Unidas, pero la solicitud fue vetada por la República de China (ahora refugiada en Taiwán), que mantuvo su reclamación renovada sobre Mongolia. Mongolia se convirtió en miembro de la ONU en 1961 después de que la Unión Soviética amenazara con vetar la admisión de todos los nuevos estados descolonizados de África si la República de China volvía a usar su veto. Las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos no se establecieron hasta el final de la Guerra Fría. Mongolia se convirtió en un hueso de discordia entre la Unión Soviética y China después de la ruptura chino-soviética debido a la presencia de armas nucleares soviéticas en el país.

A principios de los años ochenta, Tsedenbal se volvió cada vez más autoritario y errático. Después de una serie de purgas innecesarias dentro partido, fue expulsado de su cargo en agosto de 1984 con el pretexto de "vejez e incapacidad mental". La retirada de Tsedenbal tuvo pleno respaldo soviético y se retiró a Moscú donde vivió hasta su muerte por cáncer en 1991. Jambyn Batmönkh asumió el cargo de Secretario General y se sumergió con entusiasmo en las reformas implementadas en la Unión Soviética por Mijaíl Gorbachov.

Colapso: 1985-1992[editar]

Debido a la inmensa influencia soviética en Mongolia, las reformas de Gorbachov de la Perestroika y Glásnost también repercutieron enormemente en el país. Entre 1987 y 1991 fueron retiradas progresivamente las tropas soviéticas, con el fin de restaurar la soberanía política de Mongolia.[9]​ Con la caída del comunismo en Europa, en 1989, se desataron inmediatamente una serie de manifestaciones en todo el país. Las protestas aumentaron durante el invierno de 1990, provocando que el gobierno aceptara el abandono del sistema de partido único (a pesar de sus intentos iniciales de instaurar reformas de libre mercado similares a las de China, Vietnam y Laos, pero manteniendo el sistema político inmovilista) y realizara elecciones legislativas con varios partidos políticos. Debido a su monopolio sobre los medios de comunicación, el MPRP obtuvo un triunfo aplastante, pero de todas formas la liberalización del país estaba casi completa.

Posteriormente, la política exterior y de defensa de Mongolia cambió profundamente: "Mantener relaciones amistosas con la Federación Rusa y la República Popular China será una prioridad de la política exterior de Mongolia y no adoptará la línea de ninguno de los dos países, sino que mantendrá en principio una relación equilibrada con ambos y promoverá una cooperación de buena vecindad general". La democracia se consolidó con la victoria opositora en las elecciones legislativas de 1996.[10]​ Una nueva constitución, que convertía al Presidente de la República en un cargo electo y garantizaba la democracia y el derecho a la propiedad privada fue aprobada en 1992.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]