Estado comunista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa de países que se declararon o declararon como estados comunistas bajo la definición marxista-leninista o maoísta en algún momento de su historia (nótese que no todos estos países eran marxistas-leninistas o maoístas al mismo tiempo)

Un estado comunista (a veces denominado estado obrero) es un estado administrado y gobernado por un solo partido, guiado por la filosofía marxista-leninista, con el objetivo de lograr el comunismo.

Ha habido varias instancias de estados comunistas con procesos de participación política que involucran a varias otras organizaciones no partidarias, como sindicatos, comités de fábrica y participación democrática directa.[1][2][3][4][5]​ El término "estado comunista" es usado por historiadores occidentales, politólogos y medios de comunicación para referirse a estos países. Sin embargo, al contrario del uso occidental, estos estados no se describen a sí mismos como "comunistas" ni pretenden haber logrado el comunismo; se refieren a sí mismos como estados socialistas o de los trabajadores que están en el proceso de construir el socialismo.[6][7][8][9]

Los estados comunistas pueden ser administrados por un solo aparato de partido centralizado, aunque países como China tienen varios partidos.[10][11][12]​ Estos partidos suelen ser marxistas-leninistas o alguna variación de los mismos (incluido el maoísmo en China y Juche en Corea del Norte), con el objetivo oficial de lograr el socialismo y progresar hacia una sociedad comunista. Estos estados suelen ser calificados por los marxistas como dictaduras del proletariado o dictaduras de la clase trabajadora, según las cuales la clase trabajadora es la clase dominante del país en contraste con el capitalismo, donde la burguesía es la clase dominante.

Partido comunista como el líder del estado[editar]

En las teorías del filósofo alemán Karl Marx, un estado en cualquier sociedad es un instrumento de opresión de una clase social sobre otra, históricamente una minoría clase explotadora que gobierna sobre una clase explotada mayoritariamente. Marx vio que, en su época contemporánea, los nuevos estados nación se caracterizaban por una contradicción de clases cada vez más intensa entre la clase capitalista y la clase trabajadora a la que gobernaba. Predijo que si las contradicciones de clase del sistema capitalista continúan intensificándose, la clase trabajadora finalmente se volverá consciente de sí misma como un colectivo explotado y derrocará a los capitalistas y establecerá una propiedad colectiva sobre los medios de producción, llegando así a una nueva fase del desarrollo llamado socialismo (en el entendimiento marxista).

El estado gobernado por la clase trabajadora durante la transición a una sociedad sin clases se llama la "dictadura del proletariado". Vladimir Lenin creó la teoría revolucionaria de vanguardia en un intento de ampliar el concepto. Lenin vio que la ciencia es inicialmente practicable solo por una minoría de la sociedad que está en una posición libre de distracción para que puedan contemplarla y crean que el socialismo científico no fue la excepción. Por lo tanto, defendió que el Partido Comunista debería estar estructurado como una vanguardia de aquellos que han logrado una conciencia de clase completa para estar a la vanguardia de la lucha de clases y conducir a los trabajadores a expandir la conciencia de clase y reemplazar a la clase capitalista como la clase dominante estableciendo un estado proletario.

Desarrollo de estados comunistas[editar]

Durante el siglo XX, el primer estado constitucionalmente socialista del mundo estuvo en Rusia en 1917. En 1922, se unió a otros antiguos territorios del imperio para convertirse en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Después de la Segunda Guerra Mundial, el ejército soviético ocupó gran parte de Europa del Este y ayudó a establecer estados comunistas en estos países. La mayoría de los estados comunistas en Europa del Este se aliaron con la Unión Soviética, a excepción de Yugoslavia, que se declaró no alineada. En 1949, después de una guerra contra la ocupación japonesa y una guerra civil que resultó en una victoria comunista, se estableció la República Popular China (RPC). Los estados comunistas también se establecieron en Camboya, Cuba, Laos y Vietnam. Se estableció un estado comunista en Corea del Norte, aunque luego adoptó su propia ideología llamada Juche. En 1989, los estados comunistas de Europa del Este colapsaron bajo la presión pública durante una ola de movimientos no violentos que condujeron a la disolución de la Unión Soviética en 1991. Hoy en día, los estados comunistas existentes en el mundo están en China, Cuba, Laos y Vietnam.

Estos estados comunistas a menudo no afirman haber logrado el socialismo o el comunismo en sus países, sino que afirman estar construyendo y trabajando para el establecimiento del socialismo en sus países. Por ejemplo, el preámbulo de la Constitución de la República Socialista de Vietnam establece que Vietnam entró en una etapa de transición entre el capitalismo y el socialismo después de que el país se unificó bajo el Partido Comunista en 1976 y la Constitución de la República de Cuba de 1992 establece que el papel del Partido Comunista es "guiar el esfuerzo común hacia los objetivos y la construcción del socialismo".[13][14]

Instituciones estatales en estados comunistas[editar]

Los estados comunistas comparten instituciones similares, que se organizan bajo la premisa de que el Partido Comunista es una vanguardia del proletariado y representa los intereses a largo plazo del pueblo. La doctrina del centralismo democrático, que fue desarrollada por Vladimir Lenin como un conjunto de principios para ser usados en los asuntos internos del Partido Comunista, se extiende a la sociedad en general.[15]

Según el centralismo democrático, todos los líderes deben ser elegidos por el pueblo y todas las propuestas deben debatirse abiertamente, pero una vez que se ha llegado a una decisión, todas las personas tienen el deber de obedecer esa decisión y todo debate debe terminar. Cuando se usa dentro de un partido político, el centralismo democrático está destinado a evitar el fraccionamiento y las divisiones. Cuando se aplica a todo un estado, el centralismo democrático crea un sistema de partido único.

Las constituciones de la mayoría de los estados comunistas describen su sistema político como una forma de democracia.[16]​ Por lo tanto, reconocen la soberanía de las personas tal como figura en una serie de instituciones parlamentarias representativas. Tales estados no tienen una separación de poderes y en cambio tienen un cuerpo legislativo nacional (como el Sóviet Supremo en la Unión Soviética) que se considera el órgano supremo del poder estatal y que es legalmente superior a los poderes ejecutivo y judicial del gobierno.[17]

Dichas políticas legislativas nacionales en los estados comunistas a menudo tienen una estructura similar a los parlamentos que existen en las repúblicas liberales, con dos diferencias significativas: primero, no se espera que los diputados electos a estos cuerpos legislativos nacionales representen los intereses de ningún distrito electoral particular, pero el intereses a largo plazo del pueblo como un todo; y segundo, contra el consejo de Marx, los cuerpos legislativos de los estados comunistas no están en sesión permanente. Por el contrario, se reúnen una o varias veces al año en sesiones que generalmente duran solo unos pocos días.[18]

Cuando el cuerpo legislativo nacional no está en sesión, sus poderes se transfieren a un consejo más pequeño (a menudo llamado presídium) que combina el poder legislativo y ejecutivo y en algunos estados comunistas (como la Unión Soviética antes de 1990) actúa como un jefe colectivo de Estado. En algunos sistemas, el presidium está compuesto por miembros importantes del partido comunista que votan las resoluciones del partido comunista a la ley.

Instituciones sociales estatales[editar]

Una característica de los estados comunistas es la existencia de numerosas organizaciones sociales patrocinadas por el estado (sindicatos, organizaciones juveniles, organizaciones de mujeres, asociaciones de docentes, escritores, periodistas y otros profesionales, cooperativas de consumidores, clubes deportivos, etc.) que están integradas en el sistema político.

En los estados comunistas, se espera que las organizaciones sociales promuevan la unidad y la cohesión social, sirvan de enlace entre el gobierno y la sociedad y proporcionen un foro para el reclutamiento de nuevos miembros del partido comunista.[19]

Poder político[editar]

Históricamente, la organización política de muchos estados socialistas ha estado dominada por un monopolio de partido único. Algunos gobiernos comunistas, como Corea del Norte, Alemania Oriental o Checoslovaquia, tienen o han tenido más de un partido político, pero todos los partidos menores están o deben seguir el liderazgo del Partido Comunista. En los estados comunistas, el gobierno puede no tolerar las críticas a las políticas que ya se implementaron en el pasado o se están implementando en el presente.[20]

Sin embargo, los partidos comunistas han ganado elecciones y se han gobernado en el contexto de democracias multipartidistas sin intentar establecer un estado de partido único y, por lo tanto, estas entidades no entran dentro de la definición de estado comunista. Los ejemplos incluyen San Marino, Nicaragua (1979-1990), Moldavia, Nepal (actualmente), Chipre[21]​ y los estados indios de Kerala, Bengala Occidental y Tripura.[22][23]

Crítica[editar]

Países como la Unión Soviética y China fueron criticados por autores y organizaciones occidentales sobre la base de la falta de democracia occidental multipartidaria, además de varias otras áreas donde la sociedad socialista y las sociedades occidentales diferían.[24][25]​ Por ejemplo, las sociedades socialistas se caracterizaban comúnmente por la propiedad estatal o la propiedad social de los medios de producción ya sea a través de las organizaciones partidarias, los consejos y las comunas elegidos democráticamente y las estructuras cooperativas, en oposición al paradigma capitalista liberal de mercado liberal de gestión, propiedad y control por parte de corporaciones y personas privadas.[26]​ Los estados comunistas también han sido criticados por la influencia y el alcance de sus respectivos partidos gobernantes en la sociedad, además de la falta de reconocimiento de algunos derechos y libertades legales occidentales, como el derecho a la propiedad privada y la restricción del derecho a la libertad de expresión.[27]

Los defensores soviéticos y los socialistas respondieron a estas críticas destacando las diferencias ideológicas en el concepto de "libertad". McFarland y Ageyev señalaron que "las normas marxista-leninistas menospreciaban el individualismo de laissez-faire (como cuando la vivienda está determinada por la capacidad de pago), y también [condenaban] amplias variaciones en la riqueza personal como Occidente. En cambio, los ideales soviéticos hicieron hincapié en igualdad - educación gratuita y atención médica, poca disparidad en la vivienda o los salarios, y así sucesivamente".[28]​ Cuando se les pide comentar sobre la afirmación de que los antiguos ciudadanos de los estados comunistas disfrutan de mayores libertades, Heinz Kessler, ex ministro de Defensa Nacional de Alemania Oriental, respondió: "Millones de personas en Europa del Este están ahora libres en empleo, libres en calles seguras, libres en atención médica, libres en seguridad social".[29]​ Las políticas de desarrollo económicas tempranas de estados Comunistas han sido criticadas para centrar principalmente en el desarrollo de industria pesada.

En su crítica de los estados bajo la ideología marxista-leninista, el economista Michael Ellman de la Universidad de Ámsterdam señala que dichos estados se compararon favorablemente con los estados occidentales en algunos indicadores de salud, como la mortalidad infantil y la esperanza de vida.[30]​ De manera similar, el propio análisis de Amartya Sen de las comparaciones internacionales de la esperanza de vida encontró que varios estados marxista-leninistas lograron avances significativos y comentaron que "un pensamiento que seguramente ocurrirá es que el comunismo es bueno para la eliminación de la pobreza".[31]​ La disolución de la Unión Soviética fue seguida por un rápido aumento de la pobreza, la delincuencia, la corrupción, el desempleo, la falta de vivienda, las tasas de enfermedad y la desigualdad de ingresos, junto con la disminución del consumo de calorías, esperanza de vida, alfabetización de adultos e ingresos.[32][33][34][35][36][37][38][39][40][41][42][43][44][45][46]

Lista de estados comunistas actuales[editar]

Un mapa de estados comunistas (1993-presente)

Los siguientes países son estados de partido único en los que las instituciones del partido comunista gobernante y el estado se han entrelazado. Generalmente son partidarios del marxismo-leninismo en particular. Se enumeran aquí junto con el año de su fundación y sus respectivos partidos gobernantes:[47]

País Nombre local Desde entonces Partido gobernante
 Bandera de la República Popular China China En chino: 中华人民共和国 En Pinyin: Zhōnghuá Rénmín Gònghéguó

1 octubre 1949 Partido Comunista de China
 Bandera de Cuba Cuba En español: República de Cuba 1 julio 1961 Partido comunista de Cuba
 Bandera de Laos Laos En lao: Sathalanalat Paxathipatai Paxaxon 2 diciembre 1975 Partido Popular Revolucionario de Laos
 Bandera de Vietnam Vietnam En vietnamita: Cộng hòa xã hội chủ nghĩun Việt Nam 2 septiembre 1945 (en el del norte) 30 abril 1975 (en el sur) 2 julio 1976 (unificado)

Partido Comunista de Vietnam
Bandera de Corea del Norte Corea del Norte En coreano: 조선민주주의인민공화국En romanización revisada: Chosŏn Minjujuŭi Inmin Konghwaguk

9 septiembre 1948 Partido del Trabajo de Corea

Estados multipartidistas con partidos comunistas gobernantes[editar]

Hay estados multipartidistas con partidos comunistas dirigiendo al gobierno. Dichos estados no se consideran estados comunistas ya que los mismos países permiten múltiples partidos y no proporcionan un rol constitucional para sus partidos comunistas.

Moldavia (2001-2009), Chipre (2001-2013) y Guyana (1992-2015) también han tenido recientemente partidos de gobierno oficialmente marxista-leninistas.

Lista de ex-estados comunistas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas

  1. Sloan, Pat (1937). «Soviet democracy».  Missing or empty |url= (help); |access-date= requires |url= (help)
  2. Farber, Samuel (1992). «Before Stalinism: The Rise and Fall of Soviet Democracy».  Missing or empty |url= (help); |access-date= requires |url= (help)
  3. Getzler, Israel (2002). «Kronstadt 1917-1921: The Fate of a Soviet Democracy». Cambridge University Press.  Missing or empty |url= (help); |access-date= requires |url= (help)
  4. Webb, Sidney; Beatrice Webb (1935). «Soviet communism: a new civilisation?».  Missing or empty |url= (help); |access-date= requires |url= (help)
  5. Busky, Donald F. (20 de julio de 2000). Democratic Socialism: A Global Survey. Praeger. p. 9. ISBN 978-0275968861. «In a modern sense of the word, communism refers to the ideology of Marxism-Leninism.» 
  6. Wilczynski, J. (2008). The Economics of Socialism after World War Two: 1945-1990. Aldine Transaction. p. 21. ISBN 978-0202362281. «Contrary to Western usage, these countries describe themselves as 'Socialist' (not 'Communist'). The second stage (Marx's 'higher phase'), or 'Communism' is to be marked by an age of plenty, distribution according to needs (not work), the absence of money and the market mechanism, the disappearance of the last vestiges of capitalism and the ultimate 'whithering away' of the State.» 
  7. Steele, David Ramsay (September 1999). From Marx to Mises: Post Capitalist Society and the Challenge of Economic Calculation. Open Court. p. 45. ISBN 978-0875484495. «Among Western journalists the term 'Communist' came to refer exclusively to regimes and movements associated with the Communist International and its offspring: regimes which insisted that they were not communist but socialist, and movements which were barely communist in any sense at all.» 
  8. Rosser, Mariana V. and J Barkley Jr. (23 de julio de 2003). Comparative Economics in a Transforming World Economy. MIT Press. p. 14. ISBN 978-0262182348. «Ironically, the ideological father of communism, Karl Marx, claimed that communism entailed the withering away of the state. The dictatorship of the proletariat was to be a strictly temporary phenomenon. Well aware of this, the Soviet Communists never claimed to have achieved communism, always labeling their own system socialist rather than communist and viewing their system as in transition to communism.» 
  9. Williams, Raymond (1983). «Socialism». Keywords: A vocabulary of culture and society, revised edition. Oxford University Press. p. 289. ISBN 0-19-520469-7. «The decisive distinction between socialist and communist, as in one sense these terms are now ordinarily used, came with the renaming, in 1918, of the Russian Social-Democratic Labour Party (Bolsheviks) as the All-Russian Communist Party (Bolsheviks). From that time on, a distinction of socialist from communist, often with supporting definitions such as social democrat or democratic socialist, became widely current, although it is significant that all communist parties, in line with earlier usage, continued to describe themselves as socialist and dedicated to socialism.» 
  10. http://bs.china-embassy.org/eng/sgxw/t992474.htm
  11. https://www.globalsecurity.org/military/world/china/political-parties-list.htm
  12. http://www.timesofelection.com/list-of-political-parties-in-china/
  13. "VN Embassy - Constitution of 1992". Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). Full Text. From the Preamble: "On 2 July 1976, the National Assembly of reunified Vietnam decided to change the country's name to the Socialist Republic of Vietnam; the country entered a period of transition to socialism, strove for national construction, and unyieldingly defended its frontiers while fulfilling its internationalist duty".
  14. "Cubanet - Constitution of the Republic of Cuba, 1992". Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). Full Text. From Article 5: "The Communist Party of Cuba, a follower of Martí’s ideas and of Marxism-Leninism, and the organized vanguard of the Cuban nation, is the highest leading force of society and of the state, which organizes and guides the common effort toward the goals of the construction of socialism and the progress toward a communist society".
  15. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1986, pp. 8–9.
  16. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1986, p. 12.
  17. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1987, p. 13.
  18. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1986, p. 14.
  19. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1986, p. 16–17.
  20. Furtak, Robert K. The political systems of the socialist states, St. Martin's Press, New York, 1986, p. 18–19.
  21. "Cyprus elects its first communist president", The Guardian, 25 February 2008.
  22. Kinzer, Stephen (15 de enero de 1987). «NICARAGUA'S COMMUNIST PARTY SHIFTS TO OPPOSITION». The New York Times. 
  23. Kerala Assembly Elections-- 2006
  24. SP, Huntington (1970). Authoritarian politics in modern society: the dynamics of established one-party systems. Basic Books (AZ).  |access-date= requires |url= (help)
  25. Lowy, Michael (1986). «Mass organization, party, and state: Democracy in the transition to socialism». Transition and Development: Problems of Third World Socialism (94): 264. 
  26. Amandae, Sonja (2003). Rationalizing capitalist democracy: The cold war origins of rational choice liberalism. University of Chicago Press. 
  27. «Assemblée parlementaire du Conseil de l'Europe». coe.int. 
  28. McFarland, Sam; Ageyev, Vladimir; Abalakina-Paap, Marina (1992). «Authoritarianism in the former Soviet Union». Journal of Personality and Social Psychology. doi:10.1037/0022-3514.63.6.1004. 
  29. Parenti, Michael (1997). Blackshirts and reds : rational fascism and the overthrow of communism. San Francisco: City Lights Books. p. 118. ISBN 0-87286-330-1. 
  30. Michael Ellman. Socialist Planning. Cambridge University Press. 2014. ISBN 1107427320. p. 372.
  31. Richard G. Wilkinson. Unhealthy Societies: The Afflictions of Inequality. Routledge. November 1996. ISBN 0415092353. p. 122.
  32. McAaley, Alastair. Russia and the Baltics: Poverty and Poverty Research in a Changing World. Consultado el 18 de julio de 2016. 
  33. «An epidemic of street kids overwhelms Russian cities». The Globe and Mail. Consultado el 17 de julio de 2016. 
  34. Targ, Harry (2006). Challenging Late Capitalism, Neoliberal Globalization, & Militarism. 
  35. Theodore P. Gerber & Michael Hout, "More Shock than Therapy: Market Transition, Employment, and Income in Russia, 1991–1995", AJS Volume 104 Number 1 (July 1998): 1–50.
  36. Volkov, Vladimir. «The bitter legacy of Boris Yeltsin (1931-2007)». 
  37. «Cops for hire». Economist. 2010. Consultado el 4 de diciembre de 2015. 
  38. «Corruption Perceptions Index 2014». Transparency International. Consultado el 18 de julio de 2016. 
  39. Hardt, John (2003). Russia's Uncertain Economic Future: With a Comprehensive Subject Index. M. E Sharpe. p. 481. 
  40. Alexander, Catharine; Buchil, Victor; Humphrey, Caroline (12 de septiembre de 2007). Urban Life in Post-Soviet Asia. CRC Press. 
  41. Smorodinskaya. Encyclopaedia of Contemporary Russian. Routledge. 
  42. Galazkaa, Artur. «Implications of the Diphtheria Epidemic in the Former Soviet Union for Immunization Programs». Journal of Infectious Diseases 181: 244-248. doi:10.1086/315570. 
  43. Shubnikov, Eugene. «Non-communicable Diseases and Former Soviet Union countries». Consultado el 18 de julio de 2016. 
  44. Wharton, Melinda. «Diphtheria in the Former Soviet Union: Reemergence of a Pandemic Disease». CDC: Center for Disease Control and Prevention. Consultado el 18 de julio de 2016. 
  45. Hoepller, C (2011). Russian Demographics: The Role of the Collapse of the Soviet Union. 
  46. Poland, Marshall. «Russian Economy in the Aftermath of the Collapse of the Soviet Union». Consultado el 18 de julio de 2016. 
  47. The World Factbook: "FIELD LISTING :: GOVERNMENT TYPE".

Citas