Revolución de Xinhai

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Revolución de Xinhai
Xinhai Revolution in Shanghai.jpg
Fecha 10 de octubre de 1911-12 de febrero de 1912
Lugar Bandera de la Dinastía Qing Imperio del Gran Qing
Casus belli Levantamiento de Wuchang
Resultado Derrota de la dinastía Qing y establecimiento de la República de China
Consecuencias Caída del Imperio chino
Abdicación del emperador Xuantong
Beligerantes
Bandera de la Dinastía Qing Imperio del Gran Qing Bandera de la República Popular China Gobierno provisional
Comandantes
Bandera de la Dinastía Qing Emperador Xuantong
Bandera de la Dinastía Qing Segundo Príncipe Chun
Bandera de la Dinastía Qing Yuan Shikai
Flag of China (1862–1889).svg Feng Guozhang
Flag of China (1862–1889).svg Ma Anliang
Flag of China (1862–1889).svg Duan Qirui
Flag of China (1862–1889).svg Yang Zengxin
Flag of China (1862–1889).svg Ma Qi.
Sun Yat-sen
Chinese-army Wuhan flag (1911-1928) 19 dots.svg Huang Xing
Chinese-army Wuhan flag (1911-1928) 19 dots.svg Song Jiaoren
Chinese-army Wuhan flag (1911-1928) 19 dots.svg Chen Qimei
Chinese-army Wuhan flag (1911-1928) 19 dots.svg Li Yuanhong
Fuerzas en combate
Bandera de la Dinastía Qing 200.000 tropas Flag of the Republic of China.svg 100.000 tropas
Bajas
Bandera de la Dinastía Qing 170.000 Flag of the Republic of China.svg 50.000
1. La guerra del Opio (1839-1842) evidencia la debilidad del Imperio chino. 2. Se fundan los partidos políticos Kuo Min Tang (partido nacionalista chino fundado por Sun Yat Sen) y el Kun Chang Tang (partido comunista chino fundado por Li Ta Chao y Chou En Lay).

La Revolución de Xinhai o Revolución de Hsinhai (chino: 辛亥革命, pinyin: Xīnhài Gémìng), también conocida como Revolución china de 1911, fue una revolución que derrocó a la última dinastía imperial de China (la dinastía Qing) y estableció la República de China. La revolución se llamó Xinhai (Hsin-hai) porque ocurrió en 1911, el año de la rama madre de Xinhai (en chino, 辛亥, "cerdo de metal") en el ciclo sexagenario del calendario chino.[1]

La revolución consistió en muchas revueltas y alzamientos. El punto de inflexión fue el levantamiento de Wuchang el 10 de octubre de 1911, que fue el resultado del mal manejo del Movimiento de Protección Ferroviaria. La revolución terminó con la abdicación del último emperador de seis años, Puyi, el 12 de febrero de 1912, que marcó el fin de los 2000 años de gobierno imperial y el comienzo de la era republicana de China.[2]

La revolución surgió principalmente en respuesta al declive del estado Qing, que había demostrado ser ineficaz en sus esfuerzos por modernizar a China y enfrentar la agresión extranjera. Muchos grupos clandestinos anti-Qing, con el apoyo de los revolucionarios chinos en el exilio, intentaron derrocar a los Qing. La breve guerra civil que siguió se terminó a través de un compromiso político entre Yuan Shikai, el difunto hombre fuerte militar de Qing, y Sun Yat-sen, el líder de Tongmenghui (Liga Unida). Después de que la corte Qing transfirió el poder a la república recién fundada, se creó un gobierno de coalición provisional junto con la Asamblea Nacional. Sin embargo, el poder político del nuevo gobierno nacional en Beijing pronto fue monopolizado por Yuan y llevó a décadas de división política y caudillismo, incluidos varios intentos de restauración imperial.

La República de China en Taiwán y la República Popular de China en China continental se consideran sucesores legítimos de la Revolución Xinhai y honran los ideales de la revolución, incluidos el nacionalismo, el republicanismo, la modernización de China y la unidad nacional. El 10 de octubre se conmemora en Taiwán como «Día de los Diez Diez», el día nacional de la República de China. En China continental, Hong Kong y Macao, el día se celebra como el Aniversario de la Revolución de Xinhai.

Contexto histórico[editar]

La emperatriz viuda Cixi (1835–1908), que personificó la corte conservadora Qing y la política de la corte controlada durante 47 años, detuvo el intento de su sobrino, el emperador Guangxu (1871–1908), el penúltimo emperador Qing, para instituir reformas en 1898.

Después de sufrir su primera derrota ante Occidente en la Primera Guerra del Opio en 1842, la corte imperial Qing luchó por contener las intrusiones extranjeras en China. Los esfuerzos para ajustar y reformar los métodos tradicionales de gobierno se vieron limitados por una cultura de corte profundamente conservadora que no quiso otorgar demasiada autoridad para reformar. Después de la derrota en la Segunda Guerra del Opio en 1860, los Qing intentaron modernizarse adoptando ciertas tecnologías occidentales a través del Movimiento de autofortalecimiento de 1861.[3]​ En las guerras de Taiping (1851–64), Nian (1851–68), los musulmanes de Yunnan (1856–68) y del noroeste (1862–77), las tropas imperiales tradicionales demostraron ser incompetentes y la corte llegó a confiar en los ejércitos locales.[4]​ En 1895, China sufrió otra derrota durante la Primera Guerra Sino-Japonesa.[5]​ Esto demostró que la sociedad feudal china tradicional también debía modernizarse para que los avances tecnológicos y comerciales tuvieran éxito.

En 1898, el emperador Guangxu fue guiado por reformadores como Kang Youwei y Liang Qichao para una reforma drástica en la educación, el ejército y la economía bajo la Reforma de los Cien Días.[5]​ La reforma fue cancelada abruptamente por un golpe conservador liderado por la emperatriz viuda Cixi.[6]​ El emperador Guangxu, que siempre había sido un títere dependiente de Cixi, fue puesto bajo arresto domiciliario en junio de 1898.[4]​ Los reformistas Kang y Liang serían exiliados. Mientras estaban en Canadá, en junio de 1899, intentaron formar la Sociedad de Protección del Emperador en un intento por restaurar al emperador.[4]​ La emperatriz viuda Cixi controló principalmente la dinastía Qing a partir de este momento. El Levantamiento de los bóxers provocó otra invasión extranjera de Beijing en 1900 y la imposición de términos de tratados desiguales, que cortaron territorios, crearon concesiones extraterritoriales y cedieron privilegios comerciales. Bajo presión interna y externa, el tribunal de Qing comenzó a adoptar algunas de las reformas. Los Qing lograron mantener su monopolio sobre el poder político al suprimir, a menudo con gran brutalidad, todas las rebeliones internas. Los disidentes podían operar solo en sociedades secretas y organizaciones clandestinas, en concesiones extranjeras o en el exilio en el extranjero.

Desarrollo[editar]

Calle de Wuhan, cuna de la revolución.

Levantamiento de Wuchang[editar]

La revolución se preparaba sigilosamente entre las filas del ejército de Wuchang y de no haber sido descubierta anticipadamente por la policía, alarmada por el estallido de una bomba en la ciudad de Hànkǒu el 9 de octubre de 1911, habría tardado un poco más en precipitarse. El descubrimiento de la policía llevó a investigar, mientras se rescataba a los supervivientes de la explosión, el porqué se mantenían bombas escondidas y lo que descubrieron fueron listas que vinculaban a los militares con actividades antimonárquicas. Se decidió tomar medidas drásticas con aquellos militares, quienes antes de ser apresados prefirieron, comenzando por el Octavo Batallón de Ingenieros, tomar las armas y sublevarse, expulsando al poder imperial que se encontraba en Wuchang. Esto se conoce como el levantamiento de Wuchang (chino tradicional: 武昌起義, chino simplificado: 武昌起义, pinyin: Wǔchāng Qǐyì) el 10 de octubre de 1911. Esta insurrección se considera el comienzo de la Revolución, desencadenando una oleada de adhesiones y de actos de rebeldía contra la corte Qing de Pekín.

El 11 de octubre cayó en poder de los revolucionarios la ciudad de Hànyáng y al día siguiente lo hizo Hànkǒu. De esta forma cayó la triple ciudad dividida por los ríos Yangtsé y Han y punto estratégico en el centro de China, Wuhan.

Organización de la Revolución[editar]

Rebelión de las provincias contra el Gobierno imperial durante la Revolución de Xinhai de 1911. Levantamientos por semanas:      12 de octubre 13-19 de octubre (ninguna)      20-26 de octubre      27 de octubre-2 de noviembre      3-9 de noviembre      10-16 de noviembre      17-23 de noviembre      Provincias leales al Gobierno imperial a finales de noviembre      Sin datos

En ese momento Sun Yat-sen se encontraba en Estados Unidos, lo que ayudó a que la revolución tuviese apoyo financiero desde el extranjero. Esto porque el Gobierno tenía sus detractores después de que en 1909 fueran asesinados muchos misioneros.

A pesar de todo, estas revoluciones eran frecuentes al sur de China y solían ser sofocadas por el Gobierno central. Pero éste tardó mucho en resolver el conflicto, lo que alentó cada vez más a los revolucionarios, a la vez que los ejércitos de las provincias vecinas se iban sumando, como fue el caso de las tropas del Nuevo Ejército en las provincias de Shaanxi y Hunan, que se amotinaron y se pusieron del lado de los rebeldes de Wuhan el día 22 de octubre. Todos participaban, estudiantes y trabajadores de las ciudades.

El Ejército del Norte[editar]

Para afrontar esta situación, la dinastía pidió a quien había sido nombrado Ministro de Beiyang el año 1902 por la emperatriz Cixi, Yuan Shikai, poderoso militar que había participado en la primera guerra sino-japonesa, comandar el prestigioso Ejército de Beiyang también conocido como el Ejército del Norte, para organizar la ofensiva contra los rebeldes del sur. El 30 de octubre tuvieron lugar sublevaciones en Kunming, provincia de Yunnan, que comenzaron a las nueve de la noche con una serie de disparos y que tres horas más tarde lograrían la posesión de la ciudad. Además, otras dos provincias, Shanxi y Jiangxi, se sumaron a la rebelión. El 1 de noviembre se fundó el gobierno militar de Yunnan. Asimismo, el 3 de noviembre la provincia de Jiangsu se adhirió a la rebelión mientras que el 22 de noviembre lo hizo Sichuan y el 12 de diciembre Shandong.

Un día después, el Ejército de Beiyang atacó Hànkǒu y tomó posesión de ella. Pero Yuan Shikai comenzó a negociar secretamente con los revolucionarios. Según iban pasando los días la rebelión avanzaba, y los comandantes del ejército exigieron a la corte que aceptase una serie de peticiones llamadas las "doce reclamaciones", que promovía el sistema parlamentario y la reducción del poder del emperador, reemplazando su figura de gobierno por la de un primer ministro. La corte manchú, sabiendo que era imposible negarse a tales demandas debido a su deteriorada situación militar, se vio obligada a aceptar aquellas condiciones. Yuan Shikai asumió el cargo de primer ministro del Imperio Qing.

Una nueva era[editar]

La intención era lograr un consenso entre la gente. Pero los ánimos estaban caldeados y el apoyo popular que recibía la revolución hizo que ésta continuase sumando adhesiones. La ciudad de Nankín fue una de las últimas en caer, a principios de diciembre. Ese mismo mes, Sun Yat-sen volvía de su exilio, después de haber viajado por Estados Unidos y Europa para recabar apoyos para la causa republicana. Los revolucionarios, reunidos en Nankín proclamaron la República de China el 30 de diciembre de 1911, eligiendo a Sun Yat-sen, quien había arribado a China unos días antes, como presidente provisional. El 1 de enero de 1912 fue señalado como día primero de la nueva era republicana.

El inicio de la República marcó para China un cambio importante en el sistema de vida. Se comenzó a utilizar el calendario occidental dejando atrás el calendario lunar con semanas de diez días.

Mensaje de abdicación del emperador Puyi.

La revolución acabó el 12 de febrero de 1912, cuando el último emperador Qing, el niño Puyi (chino tradicional: 溥儀, chino simplificado: 溥仪, pinyin: Pǔyí), también conocido por su "nombre de época" como emperador Xuantong (tradicional: 宣統, simplificado: 宣统, pinyin: Xuāntǒng), abdicó bajo la presión del militar Yuan Shikai, que controlaba el poderoso Ejército de Beiyang, también conocido como Ejército del Norte. Tras negociar con los revolucionarios de Sun Yat-sen, Yuan Shikai aceptó forzar la abdicación del emperador a cambio de ocupar él mismo el cargo de presidente de la República, que ostentaba Sun Yat-sen.

Post Revolución[editar]

En marzo de 1912 se promulgó la Constitución, de carácter parlamentario, con elecciones parlamentarias y presidenciales; las primeras debían efectuarse en un plazo de diez meses. Sun Yat-sen, con la intención de poder participar en las elecciones, creó el partido político Guómíndǎng (國民黨 / 国民党), más conocido en occidente como "Kuomintang" (KMT). Una vez que se llevaron a cabo las elecciones el año 1913, Yuan Shikai se negó a dejar el poder. Se desataron guerras entre facciones del ejército leales a Yuan Shikai y al KMT. Sun Yat-sen fue enviado al exilio. Poco a poco el gobierno de Yuan se transformó en algo muy parecido a lo que era la dinastía Qing hasta que en 1915 restituyó el carácter de «imperial». El 1 de enero de 1916 ascendió al trono como emperador y aunque tan solo tres meses después, cediendo a las presiones, abolió nuevamente la monarquía. Falleció el 6 de junio abandonado por sus seguidores.

Referencias[editar]

  1. Li Xing. [2010] (2010). The Rise of China and the Capitalist World Order. Ashgate Publishing, Ltd. ISBN 0-7546-7913-6, ISBN 978-0-7546-7913-4. p. 91.
  2. Li, Xiaobing. [2007] (2007). A History of the Modern Chinese Army. University Press of Kentucky. ISBN 0-8131-2438-7, ISBN 978-0-8131-2438-4. pg 13. pg 26–27.
  3. Wang, Gabe T. [2006] (2006). China and the Taiwan Issue: Impending War at Taiwan Strait. University Press of America. ISBN 0-7618-3434-6, ISBN 978-0-7618-3434-2. pg 91.
  4. a b c Wang, Ke-wen. [1998] (1998). Modern China: An Encyclopedia of History, Culture, and Nationalism. Taylor & Francis publishing. ISBN 0-8153-0720-9, ISBN 978-0-8153-0720-4. pg 106. pg 344.
  5. a b Bevir, Mark. [2010] (2010). Encyclopedia of Political Theory. Sage Publishing. ISBN 1-4129-5865-2, ISBN 978-1-4129-5865-3. pg 168.
  6. Chang, Kang-i Sun, Owen, Stephen (2010). The Cambridge History of Chinese Literature, Volume 2. Cambridge University Press. ISBN 0-521-11677-5, ISBN 978-0-521-11677-0. pg 441.

Véase también[editar]