Rafael Urdaneta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rafael Urdaneta
Rafael urdaneta.jpg

6° Presidente de la Gran Colombia
4 de septiembre de 1830-2 de mayo de 1831
Predecesor Joaquín Mosquera
Sucesor Domingo Caycedo

General del Ejército Nacional de Colombia
1821-1822
Predecesor General Simón Bolívar
Sucesor General José Hilario López

Diputado del Congreso de Angostura
15 de febrero de 1819-31 de julio de 1821

Información personal
Nombre completo Rafael José Remigio Urdaneta Farías
Nombre de nacimiento Rafael José Urdaneta Farías Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 24 de octubre de 1788
Bandera de Venezuela La Cañada de Urdaneta, Capitanía General de Venezuela, Imperio español
Fallecimiento 23 de agosto de 1845 (56 años)
Bandera de Francia París, Francia
Causa de muerte calculo renal
Sepultura Panteón Nacional de Venezuela Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Venezolana
Familia
Cónyuge Dolores Vargas París
(1822-1845)
Hijos Rafael Guillermo Urdaneta Vargas
Luciano Urdaneta Vargas
Octaviano Urdaneta Vargas
Amenodoro Urdaneta Vargas
Rosa Urdaneta Vargas
Dolores Urdaneta Vargas
Susana Urdaneta Vargas
José Urdaneta Vargas
Neftalí Urdaneta Vargas
Rodolfo Urdaneta Vargas
Alejandrina Urdaneta Vargas
Eugenio Urdaneta Vargas
Educación
Educado en Colegio Mayor de San Bartolomé Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar, político
Rango militar General Ver y modificar los datos en Wikidata

Rafael José Remigio Urdaneta Farías (La Cañada de Urdaneta - Capitanía General de Venezuela, Imperio español) , 24 de octubre de 1788–París, 23 de agosto de 1845) fue un militar y político venezolano, prócer de la Independencia de Venezuela, el «más leal de todos los leales a Simón Bolívar»[1]​ y sexto presidente de la Gran Colombia.[2][3]

Biografía[editar]

Inicios[editar]

Partida de bautismo del General Urdaneta.

Rafael Urdaneta fue hijo del matrimonio conformado por Miguel Jerónimo de Urdaneta Barrenechea y Troconis y María Alejandrina de Farías y Jiménez-Cedeño de Cisneros, ambos de connotada ascendencia española.

Estudió sus primeras letras en su tierra natal; luego ingresó al Seminario de Caracas donde cursó Latinidad. Regresó a su ciudad natal en 1799, donde estudió Filosofía en el convento franciscano. Con el fin de ampliar su formación intelectual, viajó a Bogotá en 1804, llamado por su tío Martín de Urdaneta y Troconis, quien desempeñaba el empleo de contador mayor del Tribunal de Cuentas de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá.

En Bogotá estudió en el Colegio de San Bartolomé y fue nombrado oficial tercero del Tribunal, responsable por los pagos a las tropas del Virreinato de Nueva Granada. Allí también adquirió experiencia en la administración de personal militar. Por su desempeño recibió las felicitaciones de la Junta de la Real de Hacienda del Virreinato de Nueva Granada.

Carrera militar[editar]

El 20 de julio de 1810, Urdaneta se incorporó al movimiento revolucionario que estalló en Bogotá y tres días más tarde, pasó a las filas del batallón de Voluntarios de la Guardia Nacional creado por la Junta Suprema de Santafé. El 1 de noviembre de 1810 fue creado el primer batallón de la Nueva Granada, en el que Urdaneta se incorporó con el grado de teniente. En ese batallón también se iniciaron militarmente otros notables protagonistas de la guerra de independencia como Atanasio Girardot, Francisco de Paula Santander, Antonio Ricaurte y José D'Elhuyar.

Urdaneta participó en varias acciones durante la Campaña Admirable liderada por Simón Bolívar, destacándose bajo las órdenes del Coronel José Félix Ribas el [2 de julio] de 1813 en la Batalla de Niquitao y siendo decisivo en el triunfo de la Batalla de Taguanes contra las fuerzas realistas del Coronel Julián Izquierdo. En el informe al Congreso de la Unión en Tunja, Bolívar describió a Urdaneta como "digno de recomendación y acreedor de todas las consideraciones del gobierno por el valor e inteligencia con que se distinguió en la acción".

Después fue protagonista en numerosas acciones militares, entre las cuales destacan la batalla de Bárbula en 1813, la retirada hacia Oriente en 1814, el Asedio de Santafé de Bogotá en 1814, la toma de Maracaibo en 1821 y la marcha hacia San Carlos, previa a la batalla de Carabobo, en la cual no pudo participar por órdenes de Bolívar, dado el grado de agotamiento de sus tropas. Sin embargo, por los servicios prestados, Bolívar pidió su ascenso a General en Jefe.

Posteriormente quiso acompañar al ejército libertador en las Campañas del Sur, pero Bolívar consideraba que su presencia era más importante en Colombia, y por lo tanto permaneció ahí. En 1824 fue nombrado Intendente del Zulia.

Fue uno de los jefes más leales a Bolívar. En 1828 ocupaba la Secretaría de Guerra, pero para el 29 de septiembre de 1828 por órdenes de Bolívar que disolvió por su propia voluntad el tribunal que trataba todos los supuestos acusados de la conspiración septembrina y en su reemplazó nombró al general Urdaneta como juez único que revisara todos los casos faltantes y las condenas que no fueron satisfechas para Bolívar, afirmando que "no quería absoluciones",[4]​ Urdaneta actúo sumariamente con el apoyo de Tomás Barriga[5]​ y se limitó a firmar condenas sin juicio alguno, se presentaron solo audiencias en casos excepcionales, lo que ocasionó que menores de edad e incluso personajes como Francisco de Paula Santander o Jose Prudencio Padilla, a pesar de que la evidencia era poco concluyente, fueran condenados a muerte por darle satisfacción a Bolívar.[6]​ Sin embargo Santander era un personaje muy influyente en la sociedad y para el 10 de noviembre de 1828 por recomendación del Consejo de ministros, siete días después de la condena de Urdaneta se conmutó la pena de muerte por la de destierro de por vida.[6]

El día 5 de septiembre de 1830 Urdaneta se proclamó dictador afirmando que lo hacía en nombre de Bolívar hasta que este regresara al cargo como gobernante, encargándose de la presidencia al derrocar a Joaquin Mosquera, convirtiéndose en dictador.[7]​ Famosa es la frase que, en una carta íntima, le transmitió Bolívar desde Barranquilla en 1830, poco antes de su muerte: "El no habernos compuesto con Santander nos ha perdido a todos". Muerto Bolívar, Urdaneta propuso se convocase al pueblo para decidir sobre el Gobierno. El 28 de abril de 1831 se celebró en Apulo "El Convenio de Juntas de Apulo" [1] con el vicepresidente Domingo Caycedo, bajo el cual Urdaneta cedería el mando hasta el 30 de abril de 1831.[7]​ Allí mismo pidió Urdaneta pasaporte. Escaparía al asesinato milagrosamente y se trasladó a Santa Marta.

También se le acredita la frase de valor y de fiel a la causa Bolivariana cuando en una carta dice que si no entregan a Bolívar prendería en fuego a Colombia por los cuarto costados.

Acciones en Nueva Granada[editar]

Monumento de Rafael Urdaneta en el Panteón Nacional de Venezuela

En Tunja, el presidente de la Unión, Camilo Torres Tenorio, le dio apoyo a Urdaneta y sus tropas para continuar la lucha en Venezuela, pero el Congreso de las Provincias Unidas primero le encomendó a Bolívar someter a Manuel de Bernardo Álvarez, quien gobernaba la provincia de Cundinamarca, la cual no formaba parte de la federación. Urdaneta sirvió con Bolívar, quien se tomó a Santa Fe el 12 de diciembre de 1814; con este triunfo consolidó la Unión granadina. Por su actuación en Nueva Granada, Urdaneta fue ascendido a general de división el 5 de enero de 1815, cuando apenas contaba con 26 años de edad.

En octubre de 1815, el brigadier realista Sebastián de la Calzada al mando de 1600 infantes de la quinta división marchaba desde Guasdualito, Venezuela, hacia la Nueva Granada con el encargo de asediar a Santa Fe de Bogotá, en apoyo a la operación que ejecutaba el jefe de las fuerzas expedicionarias Pablo Morillo contra Cartagena de Indias. Urdaneta y Joaquín París Ricaurte trataron de impedir la ofensiva realista por los llanos de Casanare y la cordillera de los Andes. Urdaneta al mando de unos 1000 infantes sufrió un grave revés en la batalla de Bálaga el 25 de noviembre de 1815. El encuentro ocurrió en el río Chitagá, cuyo paso Urdaneta inmediatamente trató de impedir, pero debido al bajo nivel del río, tal acción fue imposible y entraron en combate. La batalla comenzó a las cinco de la mañana y terminó a las cuatro y media de la tarde con una derrota avasallante para Urdaneta, que apenas pudo escapar con unos 200 hombres a Cácota de Velasco.

Por la pérdida de esta batalla, Urdaneta fue relevado por Custodio García Rovira y llevado a Consejo de Guerra para justificar su actuación frente al Congreso de la Nueva Granada, pero fue absuelto a principios de 1816. El general Pablo Morillo aplicó el "Régimen del terror" que comenzó en Cartagena de Indias y ejecutó a los líderes patriotas a quienes pudo echar mano. Sebastián de la Calzada entró con Morillo en Santa Fe de Bogotá el 6 de mayo de 1816.

Etapa final[editar]

Estatua de Rafael Urdaneta. En lado derecho del pedestal se observa la inscripción: "COMO CIUDADANO DESEO LA PAZ PARA QUE NO NOS MATEMOS. PERO COMO HOMBRE Y SOLDADO VIEJO MI MEJOR TUMBA ES UN CAMPO DE BATALLA"
Estatua del General Rafael Urdaneta en Caracas, Ven.

En abril de 1831, el general Juan Nepomuceno Moreno, se puso en marcha desde Pore, acompañado por trescientos soldados de caballería y cuatrocientos de infantería, para forzar la salida del país del General Urdaneta, tras la Batalla de Cerinza y con esta acción y respetando los acuerdos de Apulo, se garantizó el regreso del General Santander, el cual se encontraba exilado en Europa.

Al salir desterrado de Colombia en 1831, el General Paez le cerraría las puertas a Urdaneta en Venezuela ya que había sido uno de los más fieles seguidores de Simón Bolívar, y por lo tanto adversario de la idelogia de Paez. En 1832, después de haber perdido su fortuna en el exilio, se le permitiría vivir en la provincia de Coro. Allí tuvo la satisfacción de que se le eligiese representante al Congreso. Fue ministro en el gabinete del presidente Carlos Soublette. Cumpliría comisión en Angostura a la muerte de Tomás de Heres. Su última actuación como político la realizó en 1845, cuando fue nombrado ministro plenipotenciario y enviado extraordinario de Venezuela ante el gobierno de España para entregar las ratificaciones del Tratado de Reconocimiento, de Paz y Amistad, celebrado en Madrid el 30 de marzo de ese año y aprobado por las cámaras del Congreso de Venezuela. Durante el viaje cayó enfermo y se sometió a un examen médico durante una escala en Londres. Los médicos recomendaron una intervención quirúrgica que Urdaneta aplazó para terminar su misión, pero a su llegada a París se agravó, y después de varios días en cama falleció el 23 de agosto de 1845.

La integridad moral de Urdaneta llegó al punto de que al morir, a pesar de que como él mismo decía, dejaba como testamento una viuda y once hijos en la mayor miseria; pidió a uno de sus hijos que le acompañaba que devolviera al Tesoro Público los viáticos que no habría de utilizar si fallecía antes de concluir el viaje.

Familia[editar]

Dolores Vargas París, esposa del General Urdaneta.

El general Urdaneta contrajo matrimonio en la Catedral de Bogotá el 31 de agosto de 1822 con Dolores Vargas París, heroína de la independencia de la Nueva Granada, hija del mártir Ignacio de Vargas Tavera y sobrina de los próceres José Ignacio París Ricaurte, Manuel París Ricaurte, Mariano París Ricaurte, Antonio París Ricaurte y Joaquín París Ricaurte.

Fueron hijos de este matrimonio Rafael Guillermo, Luciano, Octaviano, Amenodoro, Adolfo, Rosa, Dolores, Susana, Eleazar, Nephtalí y Rodolfo Urdaneta Vargas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Copia archivada». Archivado desde el original el 1 de noviembre de 2015. Consultado el 5 de noviembre de 2015. 
  2. https://books.google.co.ve/books?id=4CzVAAAAMAAJ&pg=PA484&lpg=PA484&dq=convenio+de+juntas+de+apulo&source=bl&ots=goeqEqM-th&sig=txOj-r-FFIQF01cgIAMBFnMOaFQ&hl=en&sa=X&ved=2ahUKEwjokIy0zqzdAhUHbK0KHYUaD1kQ6AEwAXoECDMQAQ#v=onepage&q=convenio%20de%20juntas%20de%20apulo&f=false]
  3. https://books.google.co.ve/books?id=39tbFhtFDwgC&pg=PA169&lpg=PA169&dq=acuerdo+de+apulo+urdaneta&source=bl&ots=6hGJ-b4WZk&sig=rkmzU9PayfYOXM2WatdKMpJJI7M&hl=en&sa=X&ved=2ahUKEwjXxcnx8KvdAhUFEawKHRMuA8EQ6AEwCXoECGEQAQ#v=onepage&q=acuerdo%20de%20apulo%20urdaneta&f=false
  4. Posada, Eduardo; Ibáñez, Pedro María (1969). Biblioteca de historia nacional. Colombia: Imprenta Nacional. p. 110-111. 
  5. Bastidas Padilla, Carlos (23 de septiembre de 2014). «¿Cómo actuó Santander frente al atentado a Simón Bolívar?». El Tiempo (Colombia). p. https://www.eltiempo.com. Consultado el 20 de agosto de 2020. 
  6. a b Causas y memorias de los conjurados del 25 de septiembre de 1828. Vol 3. Colombia: Fundación para la Conmemoración del Bicentenario del Natalicio y el Sesquicentenario de la Muerte del General Francisco de Paula Santander. 1990. p. 73-74, 313. 
  7. a b Madiedo, Manuel María; Melo, Jorge Orlando (1978). Orígenes de los partidos políticos en Colombia. Colombia: Instituto Colombiano de Cultura. p. 240. 
  • Mis Mejores Amigos - 110 Biografías de Venezolanos Ilustres. Vinicio Romero Martínez. Editorial Larense. Caracas. 1987.

Enlaces externos[editar]