Constitución de Venezuela de 1830

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Constitución Política del Estado de Venezuela
Coat of arms of Venezuela (1830-1836).svg

Idioma Castellano
Función

Independencia de Venezuela de la Gran Colombia.[1]

Establecer un Estado centro federal bajo un sistema de gobierno de carácter republicano, popular, representativo, responsable y alternativo.[2]
Ratificación 22 de septiembre de 1830
Promulgación 24 de septiembre de 1830
Autor(es) Diputados del Congreso de Valencia
Signatarios 48 Diputados
[editar datos en Wikidata]

La Constitución de Venezuela de 1830 (de nombre oficial: Constitución del Estado de Venezuela) fué la cuarta Carta Magna vigente en Venezuela desde 1830 hasta 1857, siendo la segunda ley fundamental venezolana de mayor vigencia.[3]​ Aprobada por el Congreso Constituyente de Valencia, el 22 de septiembre de 1830 y promulgada por el General José Antonio Páez dos días después. El Congreso Constituyente de 1830 que la sancionó había iniciado sus sesiones en la ciudad de Valencia el 6 de mayo de 1830, con la asistencia de 33 diputados de los 48 que se habían elegido en representación de las provincias de Cumaná, Barcelona, Margarita, Caracas, Carabobo, Coro, Mérida, Barinas, Apure, Lara, Guayana y Maracaibo. En marzo de 1857 este texto quedaría derogado al ser aprobado y promulgada la Constitución de 1857.

El fin de la vigencia del texto constitucional de 1830 marcó el inicio de un período a través del cual se promulgarán muchos textos constitucionales con la sola intención de perpetuar al caudillo venezolano en la presidencia de la República. La Revolución de las Reformas de 1836, las revueltas sociales promovidas por Antonio Leocadio Guzmán en 1842, el sectarismo del Partido Conservador, el asalto al Congreso Nacional en 1848, el primer gobierno de José Tadeo Monagas y la posterior elección de su hermano José Gregorio Monagas, representan el contexto político de la Venezuela post independencia.

El Congreso de Valencia diseñó la organización nacional mediante los tres poderes públicos clásicos, a saber: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Composición y características[editar]

Se compone de un Preámbulo y 228 artículos distribuidos en 28 Títulos.

Preámbulo[editar]

Formada por los diputados de las Provincias de Cumana, Barcelona, Margarita, Caracas, Carabobo, Coro, Maracaibo, Mérida, Barinas, Apure y Guayana.

En el nombre de Dios todo poderoso, autor y supremo legislador del universo.

Nosotros los Representantes del Pueblo de Venezuela reunidos en Congreso, a fin de formar la más perfecta unión, establecer la justicia, asegurar la tranquilidad doméstica, proveer a la defensa común, promover la felicidad general, y asegurar el don precioso de la libertad, para nosotros y para nuestros descendientes, ordenamos y establecemos la presente Constitución:

Constitución del Estado de Venezuela 1830

Título Primero: De la Nación venezolana y de su territorio[editar]

El primer título comprende los artículos primero hasta el quinto, y establecen los principios de soberanía e independencia y la comprensión geográfica bajo el principio del Uti possidetis iuris y la organización territorial de la Nación, como reza el Artículo 5:

El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de la transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Venezuela. Para su mejor administración se dividirá en Provincias, Cantones y Parroquias, cuyos límites fijará la ley.

Título Segundo: Del Gobierno de Venezuela[editar]

El segundo título comprende los artículos sexto hasta el octavo, y establecen la forma de gobierno que adopta la Nación, el ejercicio de la soberanía por parte del pueblo y la composición del poder nacional, denominado en la referida Constitución como Poder Supremo; como lo son Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Título Tercero: De los venezolanos[editar]

El tercer título comprende los artículos noveno hasta el 11, y establecen los principios de la nacionalidad, sea por nacimiento o por naturalización. Destacando el Artículo 11 referido a la naturalización, donde cualquier hombre puede adoptar la nacionalidad si hubiere participado en la causa independentista.

Título Cuarto. De los deberes de los venezolano[editar]

El cuarto título solamente comprendía de un único artículo, el 12, y establecía los deberes ciudadanos. El mismo rezaba lo siguiente:

Artículo 12.- Son deberes de cada venezolano: vivir sometido a la constitución y a las leyes, respetar a las autoridades que son sus órganos: contribuir a los gastos públicos; y estar pronto en todo tiempo a servir y defender a la patria, haciéndole el sacrificio de sus bienes y de su vida si fuere necesario.

Título Quinto. De los derechos políticos de los venezolanos[editar]

El quinto título comprende los artículos 13 hasta el 16, y establecen las garantías constitucionales para los habitantes de la Nación, el cual existía una clasificación sobre las personas que podían gozar o no las referidas garantías o en las personas a las cuales se le podían suspender el ejercicio de los derechos. El Artículo 14 reza que solamente poseen derechos:

Artículo 14.- Para gozar de los derechos de ciudadano se necesita:

  • 1. Ser venezolano;
  • 2. Ser casado, o mayor de 21 años;
  • 3. Saber leer y escribir; pero esta condición no será obligatoria hasta el tiempo que designe la ley;
  • 4. Ser dueño de una propiedad raíz cuya renta anual sea cincuenta pesos, o tener una profesión, oficio, o industria útil que produzca cien pesos anuales, sin dependencia de otro en clase de sirviente doméstico, o gozar de un sueldo anual de ciento cincuenta pesos.

Al tiempo que el artículo siguiente enuncia a los ciudadanos que pierden dichos derechos:

Artículo 15.- Los derechos de ciudadano se pierden:

  • 1. Por naturalizarse en país extranjero;
  • 2. Por admitir empleo de otro gobierno sin permiso del Congreso teniendo alguno de honor o de confianza en la República;
  • 3. Por comprometerse a servir contra Venezuela;
  • 4. Por condenación a pena corporal o infamatoria, mientras no se obtenga rehabilitación.

Dicha composición articular no enuncia una declaración sobre derechos fundamentales como otras disposiciones constituciones, el presente título de la referida Constitución trata únicamente los ciudadanos facultados asumir cargos públicos y/o el ejercicio del sufragio.

Sistema electoral[editar]

Constituían los títulos sexto al noveno de la Constitución. El sistema electoral era de carácter indirecto y se procedía ded la siguiente forma:

Título Sexto: De las elecciones en general[editar]

La disposición inicial para los comicios rezaba lo siguiente:

Artículo 17.- Los ciudadanos tendrán siempre presente que del interés que todos tomen en las elecciones, nace el espíritu nacional, que sofocando los partidos asegura la manifestación de la voluntad general; y que del acierto de las elecciones en la asambleas primarias y electorales, es que principalmente dependen la duración, la conservación y el bien de la República.

El título sexto comprende de los artículos 17 hasta el 19, y establecen el marco jurídico por el cual se constituyen las instancias colegiadas con fines electorales, denominadas como Asambleas Parroquiales cuyas competencias eran la de elegir un Elector o Electores de acuerdo a la demografía de la parroquia (de acuerdo con lo enunciado en el Artículo 23 constitucional), dichas Asambleas eran organizadas previamente por la autoridad civil de cada parroquia y dos vecinos nobles designados por el Consejo Municipal del Cantón, quienes debían formar una lista de individuos que poseyeran el derecho de sufragio parroquial (tal cual como aparece enunciado en el título quinto constitucional), dicha lista que era el registro de la masa electoral habida por parroquia, debían exhibirse al público.

Al tiempo que se organizaba otra lista que consistía en los candidatos que reunían las cualidades (enunciadas en el Artículo 27 constitucional) para ser Elector o Electores, y se remitían a la primera autoridad civil del Cantón y al Consejo Municipal quien verificaba su contenido para así habilitar a los candidatos evaluados.

Título Séptimo: De las Asambleas Parroquiales[editar]

Comprende de los artículos 20 hasta el 31, y establecen la estructura de las Asambleas Parroquiales. Acorde con los procedimientos antes señalados, solo podían ser Electores aquellos Ciudadanos que:

Artículo 27.- Para ser elector se requiere:

  • 1. Ser sufragante parroquial no suspenso;
  • 2. Haber cumplido veintiún años, y saber leer y escribir;
  • 3. Ser vecino residente en cualquiera de las Parroquias del Cantón.
  • 4. Ser propietario de una propiedad raíz, cuya renta anual sea doscientos pesos; o tener una profesión, oficio, o industria útil que produzca trescientos pesos anuales; o gozar de un sueldo anual cuatrocientos pesos.

De acuerdo con lo establecido en el Título constitucional anterior se procedía a la organización de las referidas Asambleas Parroquiales mediante lo estipulado en el siguiente artículo:

Artículo 21.- La Asamblea Parroquial se compondrá de los sufragantes parroquiales en ejercicio de los derechos ciudadanos, vecinos de cada parroquia; y será presidida por el primer juez de ella con asistencia de cuatro conjueces, en quienes concurran las cualidades de sufragantes parroquiales nombrado conforme a la ley.

Una vez que cada miembro de la Asamblea hubiere sufragado se consideraba concluidas las elecciones parroquiales, el Juez que haya presidido la Asamblea; procedía a enviar a la autoridad civil del Cantón (designado con arreglo de las Leyes), el registro de sesiones en su Parroquia un pliego cerrado y sellado, para luego en conjunto con las autoridades del consejo Municipal aperturar el citado sobre e iniciar el proceso de escrutinio, los resultados finalmente se hacían públicos. Se consideraba electo el candidato a Elector que tuviere mayoría de votos afirmativos, si hubiere igualdad de votos, el Artículo 30 enunciaba que la suerte decidía.

Título Octavo: De las Asambleas, o Colegios Electorales[editar]

Comprende de los artículos 32 hasta el 43, y establecen las funciones y estructuras de este tipo de instancias.

De acuerdo a los procedimientos antes referidos, las Asambleas o Colegios Electorales eran integradas por:

Artículo 32.- Las Asambleas o Colegios Electorales se componen de los electores nombrados por los Cantones.

Dichas Asambleas una vez que sus integrantes se reunían tenían por objeto lo siguiente:

Artículo 36.- Reunidos los Colegios Electorales con los requisitos que prescribe esta Constitución, procederán en sus respectivos periodos a las elecciones correspondientes, a saber:

  • 1. De Presidente del Estado;
  • 2. De Vicepresidente;
  • 3. De Senadores de la Provincia y suplentes;
  • 4. De Representante o Representantes de la misma y de otros tantos para suplir sus faltas;
  • 5. De miembros para las Diputaciones Provinciales, y de igual número de individuos en clase de suplentes.


Título Noveno: Disposiciones comunes a las Asambleas Parroquiales y Colegios Electorales[editar]

Comprende de los artículos 44 hasta el 47, y establecen los principios rectores sobre la funcionalidad de las referidas Asambleas en las sesiones que celebren.

Del Cuerpo Legislativo[editar]

Título Decimo: Del Poder Legislativo[editar]

Comprende de los artículos 48 y 49, y establecen la instancia que asume las funciones legislativas; como lo es el Congreso, compuesto por la Cámara de Representantes y la Cámara del Senado. Debían reunirse cada año, a partir del 20 de enero, en la capital de la República, por 30 días más, cuando fuera necesario.

Del Poder Judicial[editar]

La primera magistratura judicial reside en la Corte Suprema de Justicia, en las Cortes Superiores de justicia que se instalan en 3 distritos judiciales; y en los tribunales y juzgados de lugares importantes de la República.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Reseña del Ministerio de Comunicación e Información del Gobierno venezolano sobre la Constitución de 1830». Consultado el 13 de noviembre de 2017. 
  2. «Constitución de 1830, Artículo 6». Consultado el 13 de noviembre de 2017. 
  3. «Artículo de Rafael Caldera sobre las Constituciones venezolanas hasta la recién promulgada Constitución de 1961». Consultado el 13 de noviembre de 2017.