Monasterios mendicantes de Hidalgo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Templo y exconvento de San Nicolás Tolentino en Actopan. Es uno de los monumentos históricos más importantes, desde el punto de vista arquitectónico y pictórico, constituye uno de los mayores ejemplos de arte novohispano del siglo XVI.[1] [2] [3] [4]

Los monasterios mendicantes del Hidalgo fueron una de las soluciones arquitectónicas ideadas por los frailes de las órdenes mendicantes en el siglo XVI para la Evangelización en la Nueva España. Los edificios conventuales y las pequeñas capillas de enlace levantadas por ambas órdenes religiosas, se localizan en una amplia porción del territorio hidalguense, ya sea la Sierra Alta, el Valle del Mezquital, la Huasteca y la región de Los Llanos.[2]

Los monumentos coloniales de orden religioso, como los ex conventos de los siglos XVI al XVIII constituyen una parte importante del patrimonio cultural del pueblo hidalguense.

Historia[editar]

Templo exconvento de San Miguel Arcángel, Ixmiquilpan, se edificó entre 1550 y 1560 por fray Andrés de Mata.[5]

En 1524 arribaron doce franciscanos, en 1526 el mismo número de dominicos y en 1533 siete agustinos.[6]

A partir de 1528 los frailes de la orden de San Francisco enviaron misiones desde Texcoco hacia las poblaciones situadas al norte: Tepeapulco, Tulancingo y Zempoala, y luego llegaron a Tula y a parte del Valle del Mezquital. Los agustinos fundaron su primer convento en Atotonilco el Grande en 1556 y a partir de ahí se fueron expandiendo hacia las planicies habitadas por los otomíes; más tarde incursionaron por la sierra y arribaron a la Huasteca.[7]

Los franciscanos llegaron a la región de Tepeapulco en 1527 y después a Tula. Las fundaciones franciscanas incluyeron Apan, Tlanalapa, Zempoala y Tulancingo en la parte oriental del estado, así como Tula, Tlahuelilpan, Atotonilco de Tula, Mixquiahuala, Tecozautla, Huichapan, y Alfajayucan en el poniente.[8] [3] Los agustinos se asentaron por su parte en Atotonilco el Grande, Molango y Metztitlán a partir de 1536. De ahí, se extendieron por la Sierra Alta y llegaron hasta Huejutla. En la región de las planicies, fundaron Acatlán, Singuilucan, Epazoyucan, Villa de Tezontepec, Actopan, Ixmiquilpan y Ajacuba.[8] [3]

Los sacerdotes seculares laboraron en una angosta faja de territorio que va desde Tizayuca, Tetepango, Pachuca, Real del Monte, Mineral del Chico y Yahualica.[8] [3] La población pame de Jacala, Pacula y La Misión, por su característica seminómada, fue dominada hasta la segunda mitad del siglo XVIII, cuando fue sometida por militares y evangelizada por los franciscanos de Pachuca.[7]

En 1750 la mayoría de los conventos hidalguenses ya no eran de franciscanos o agustinos, sino que habían pasado a manos del clero secular, es decir, sacerdotes que no pertenecían a ninguna orden y que no obedecían a otro superior que no fuera el arzobispo de México.[3] En el año de 1777, los misioneros de Pachuca establecieron una cadena de misiones en la Sierra Gorda para evangelizar a los indios de la región que eran los más difíciles de someter, debido a lo difícil del terreno en donde se encuentra la Sierra Gorda ya que se defendían muy bien o se fugaban cuando se sentían acorralados.[3] En el siglo XVIII se plasmó el arte y la arquitectura en interesantes obras de estilo barroco, las parroquias de Apan, Atitalaquia, Huichapan y Zimapán.[3]

Arquitectura[editar]

Exconvento de San Francisco de Asís en Tepeji del Río de Ocampo, el cual forma parte del Camino Real de Tierra Adentro considerado como Patrimonio de la Humanidad en México.[9]

Aunque estas edificaciones respondieron en su momento a necesidades de una actividad común, en cierta medida poseen patrones constructivos semejantes, aunque existen notables diferencias entre los levantados por agustinos y franciscanos.[2] Los primeros son más ricos y elaborados, tanto en sus programas arquitectónicos como en los complejos conjuntos de pintura mural, los establecimientos franciscanos, por su parte, son más modestos.[2]

Se les ha llamado conventos-fortaleza porque poseen elementos defensivos que los identificaban simbólicamente con la fortaleza espiritual.[6] Atrios rectangulares rodeados de altos muros, cruces atriales al centro, capillas, templos, retablos y altares con grandes ornatos, son características que comparten estas históricas construcciones. La construcción y disposición de los edificios se realizó con la intención de volver a la Iglesia primitiva, con soluciones y espacios pensados para guardar la regula de San Benito de Nursia.

Atrio[editar]

Cruz atrial en Huichapan.

El atrio (del latín atrium) fue una solución única en Nueva España como característica ideada por los frailes al ser ocupadas como explanadas masivas para la celebración de la misa, aunque con el paso del tiempo como mostró Fray Diego de Valadés en su Rethorica Cristiana, el atrio se convirtió en el espacio principal de la vida social de los indígenas al ser el espacio principal de reproducción de la civilización occidental. Ahí se enseñaban artes y oficios europeos, lengua española así como preceptos religiosos y civiles.

La función primordial del atrio fue la de realizar todo tipo de celebraciones religiosas además de la misa, como procesiones y representaciones teatrales de las que gustaron los indígenas (teatro edificante) como forma didáctica de enseñanza. Los pueblos indígenas aceptaron la realización de las ceremonias multitudinarias al aire libre dado que en Mesoamérica fue una práctica usual.

Cruz atrial[editar]

En el punto central del atrio y como lugar simbólico y geográfico de la fundación del pueblo se colocaba una cruz de piedra sobre una peana. Los elementos contenidos en ella fueron atributos de la Pasión de Cristo.

El espacio atrial fue delimitado por una barda atrial, la cual coincidió también como reminiscencia de los coatepantlis de los centros ceremoniales de los pueblos mesoamericanos. Fue decorada por lo general con almenados y remates finamente decorados. Sólo en el caso del atrio de Molango, se colocó una espadaña exenta del templo en la barda atrial.

Capilla abierta[editar]

Capilla abierta del Convento de Actopan.

Se le denomina capilla abierta a la solución arquitectónica realizada por los frailes mendicantes en el siglo XVI en el Virreinato de Nueva España como solución a las enormes cantidades de indígenas a evangelizar luego de la Conquista. Tenían la función de un presbiterio externo al de la nave principal de la iglesia, ocupando el atrio como nave al aire libre.

Esto se ha explicado de diversas maneras: la necesidad de oficiar religiosamente por parte de los frailes hizo que se continuara la costumbre de los indígenas antes de la Conquista de realizar oficios multitudinarios al pie de los enormes templos, en explanadas hechas ex-profeso para ello. De esta manera hubo una continuidad sincrética benéfica para los frailes.

Pintura mural[editar]

Mural del Convento de Ixmiquilpan.

En la Nueva España, sobresale la pintura mural que se puede encontrar en varios de los recintos conventuales, en las capillas abiertas, en la nave, en el claustro, en la sacristía, y en el refectorio.[10] La labor de evangelización no permitió la filtración de numerosos motivos indígenas, aunque algunas reminiscencias son visibles en la mezcla de la decoración europea y los temas cristianos.[10] Sobresalen los de Ixmiquilpan, Actopan y Santa María Xoxoteco.[10] La pintura mural novohispana está dada en las sustancias vegetales y mucilaginosas de la flora regional. Así en Actopan los colores usualmente son:[11]

En el Convento de Ixmiquilpan, dentro del templo hay un gran friso que fue terminado en 1572, cuyo tema central es un combate. Hay diversos personajes con rasgos indígenas, es probable que el origen de esta obra se deba al conflicto chichimeca que era próximo a la zona de Ixmiquilpan.[12] En el Convento de Actopan, lo que más destaca en la pintura mural es el cubo de la escalera y de la capilla abierta. En el cubo de la escalera, se exalta a personajes vinculados a la orden agustina, desde sus orígenes hasta el momento de realizar las pinturas.[13]

La descripción y disposición de los muros de la capilla abierta de Actopan como la de Santa María Xoxoteco es similar incluso la policromía es parecida.[14] Pudieron ser obra del mismo equipo de pintores.[14] Estos murales presentan escenas infernales en conexión con los pecados, especialmente con la idolatría, y una serie de recuadros sobre los Castigos a los pecados capitales.[14]

Conventos franciscanos[editar]

Listado[editar]

Templo y exconvento de San José, actual Catedral de Tula, en Tula de Allende.
Templo y exconvento de San Francisco, actual Catedral de Tulancingo, en Tulancingo de Bravo.
  1. Templo y exconvento de San Francisco, en Tepeapulco; construido en 1527. Se conforma de una capilla, un templo y un convento, su fachada muestra una portada de estilo plateresco. Sobre la puerta se ve un bajorrelieve y sobre el alfiz un diminuto nicho. En un costado de la fachada se ve la cruz atrial, tallada con los símbolos de la Pasión en rasgos indígenas.[15] El convento anexo fue levantado sobre una plataforma indígena y en los corredores de los claustros alto y bajo aún se conservan algunos ejemplares de frescos del siglo XVI. Fray Bernardino de Sahagún vivió ahí de 1558 a 1560.[16]
  2. Templo y exconvento de San José, en Tula de Allende; construido en 1527 por conducto de Fray Alonso de Rengel y Fray Antonio de Ciudad Rodrigo. La iglesia es de una nave, con ábside poligonal y muros de mampostería y cantera. En su interior se encuentra una pinacoteca del Virreinato. Actualmente es sede del Obispado de Tula.[16]
  3. Templo y exconvento de la Asunción, en Apan; construido en 1577. Su retablo principal es considerado una de las primeras obras churriguerescas en México.[16] El edificio actual fue erigido por Pedro de Arrieta entre los últimos años del siglo XVII y los inicios del XVIII, a un costado del convento franciscano. La iglesia, con planta de cruz latina, está cubierta con bóveda de lunetos y al centro, en el crucero, se levanta su cúpula sobre un tambor octagonal. En su portada de dos cuerpos destaca el remate de frontón roto con el óculo del coro al centro, inadvertible entre la talla de las insignias papales.[17]
  4. Templo y exconvento de San Francisco de Asís, en Tlanalapa; la construcción de la misma fue en el siglo XVI. Cuenta con un bautisterio, un patio, el atrio y un terreno.[18]
  5. Templo y exconvento de Todos los Santos, en Zempoala; obra levantada entre 1570 y 1580.[19] Su fachada es de estilo clásico con una perfecta posición de líneas y ornamentación discreta. El templo conserva en su interior restos de pintura mural con escenas religiosas, al igual que en los muros del convento anexo, donde aún se pueden ver pinturas que muestran escenas de la Pasión de Jesús.[19] El conjunto conserva una capilla abierta con dos grandes arcos de acceso y dos naves.[16]
  6. Templo y exconvento de San Francisco, en Tulancingo; fundado en 1528 por los franciscanos. Fue reconstruido en 1788 en estilo Neoclásico, en honor a San Juan Bautista. En 1862 se convierte en diócesis, en 1864 en catedral y en 2007 se convierte en arquidiócesis. En su interior posee una pila de agua bendita labrada en piedra y un púlpito de madera con decoración en relieve. Además, tiene un órgano tubular con más de 16000 flautas que sigue en uso.
  7. Templo y exconvento de San Francisco de Asís, en Tlahuelilpan; construido entre 1560 y 1570.[16] La fachada del templo es de estilo plateresco, con su arco y jambas rodeados por un alfiz y decorado con flores estilizadas de influencia medieval.[20] El interior del templo conserva tres lienzos de los siglos XVII y XVIII, obra de los maestros Miguel Herrera, Arellano y Rodríguez Juárez. La capilla abierta es de estilo plateresco con cierto aire mudéjar y exhibe en su arco un grupo de medallones labrados rodeados por un alfiz.[20]
  8. Templo y exconvento de Santiago Apóstol, en Atotonilco de Tula; probablemente fue construido hacia el año de 1580.[21] Su portada es de estilo plateresco en el que se encuentran detalles de gran influencia indígena.[21] En las pilastras laterales se aprecian las esculturas de San Pedro y San Pablo y sobre la cornisa, la ventana del coro es un rosetón de estilo gótico. El interior del templo muestra elementos góticos en las nervaduras de la techumbre y en el presbiterio conserva un retablo de estilo churrigueresco.[21]
  9. Templo y exconvento de San Antonio de Padua, en Mixquiahuala de Juárez; construido en 1786.[22] El edificio está construido en una sola nave con bóveda de cañón corrido, y presenta en su portada un fino relieve en la entrada, cuya arquivolta y basas están adornadas con rosetas.[22] Al interior se divide en cuatro secciones de bóveda a las que se suman la cúpula del presbiterio y una pequeña capilla abierta, ubicada al sur de la nave, conocida como el Santo Entierro.[22]
  10. Templo y exconvento de Santiago Apóstol, en Tecozautla; obra construida entre los años 1690 y 1700.[23] Con el fin de evangelizar a los indios de este lugar, llegó el primer misionero franciscano fray Juan de Sanabria después de 1531, fue elevada a la categoría de parroquia en 1755.[24] El templo consta de tres naves y está construido en mampostería con su cubierta de cañón corrido. La puerta presenta un arco de medio punto con un recuadro superior de moldura labrada.[24] La torre tiene un campanario de tres cuerpos en cantera roja, rematada con una escultura de Santa Bárbara. En el convento el claustro es pequeño construido en dos plantas, en los corredores se ven arcos rebajados que sostienen la construcción.[24]
  11. Templo y exconvento de San Mateo Apóstol, en Huichapan; construido en 1560.[16] Conjunto franciscano de edificios de diversas épocas, conformado por la Parroquia de San Mateo Apóstol, la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe y la Capilla de la Tercera Orden.[25] Contiene manifestaciones platerescas, arte barroco y churrigueresco. Tiene al centro de la plaza se ubica una de las cruz atrial del siglo XVI labrada en cantera rosa con emblemas de La Pasión.[25]
  12. Templo y exconvento de San Martín Obispo, en Alfajayucan; conjunto franciscano de 1585.[16] Sus claustros alto y bajo presentan 12 arcos de medio punto en cantera; en el centro del jardín se conserva una cruz monolítica.[16] La portada del templo está cubierta por cantera roja y presenta un arco de medio punto sostenido por jambas almohadilladas.[16]
  13. Templo y exconvento de San Francisco de Asís, en Tepeji del Río; conjunto arquitectónico franciscano de 1558.[16] Cuenta con una fachada dividida en dos cuerpos, en el primero se observa la entrada de medio punto enmarcado con decoración de casetones;[26] en la segunda sección se abrió la ventana del coro y se colocó un escudo con la talla de las cinco llagas de Jesucristo, testimonio de la presencia franciscana en ese lugar.[26] A pesar de las serias alteraciones efectuadas en la zona del claustro, aún se conserva la capilla abierta, con un enmarcamiento de cantera con flores y una cardina a manera de alfiz. En su interior sus retablos originales han desaparecido pero aún se conservan algunas pinturas del periodo barroco.[26]
  14. Templo y exconvento de San Bartolomé, en Tepetitlán; construido en 1571.[16] Este templo es el de menores dimensiones del estado Hidalgo. Su planta está construida con tres naves, caso excepcional en la región.[16] Sus muros son de mampostería cubiertos de madera y terrado. Al interior de la iglesia se puede admirar el piso de mosaico y sus muros aplanados y pintados. Las vigas de madera del techo descansan sobre ménsulas torneadas.[16]
  15. Templo y exconvento de San Francisco de Asís en Pachuca de Soto, la licencia de construcción del convento fue expedida entre los años 1595 y 1596 a la orden de los “franciscanos descalzos”. La capilla se construyó hacia el año 1660 y 1667, siendo este el primer lugar de la región en donde se otorgaba el sacramento de la confirmación. Su fachada es de sencillas proporciones, de estilo barroco. La obra fue dirigida por Fray Francisco de Torantos, quien eligió el estilo barroco para su portada y ventanas. Parte de la fachada fue destruida por una carga de dinamita en 1924 durante la rebelión delahuertista y renovada posteriormente.[27] [28]

Ubicación[editar]

Galería[editar]

Conventos agustinos[editar]

Listado[editar]

Templo y exconvento de San Agustín, actual Catedral de Huejutla en Huejutla de Reyes.
  1. Templo y exconvento de San Agustín, en Atotonilco el Grande; se le considera la primera construcción agustina en Hidalgo.[16] Construyéndose bajo la orden de Fray Juan de Sevilla entre 1542 y 1562.[29] Su retablo principal está adornado con motivos barrocos y pinturas al fresco. Destacan las obras pictóricas del cubo de la escalera que muestran a San Agustín rodeado de los clásicos griegos y latinos: Sócrates, Aristóteles, Platón, Séneca, Cicerón y Pitágoras.[16]
  2. Templo y exconvento de Nuestra Señora de Loreto, en Molango de Escamilla; construido en 1527 bajo la dirección de Fray Antonio de Roa.[16] De estilo plateresco, en el interior se aprecia un púlpito del siglo XVI labrado en cantera blanca. Destaca un amplio atrio que preside una iglesia con fachada estilo híbrido.[16]
  3. Templo y exconvento de los Santos Reyes, en Metztitlán; fundado en 1537 por los frailes Juan de Sevilla y Antonio de Roa, aunque la construcción se realizó entre 1539 y 1560.[30] Cuenta con una fachada de estilo plateresco, el interior del templo conserva cinco retablos con pinturas de buena calidad sobre temas religiosos y el retablo mayor, posee pinturas alusivas a la vida de Jesús.[16] En el convento anexo se pueden apreciar restos de pintura en sus muros; en las bóvedas de las esquinas con las imágenes de los evangelistas y los doctores de la iglesia, y en la escalera, quedan los restos de dos alegorías de los triunfos de la Castidad y la Paciencia.[30]
  4. Templo y exconvento de San Andrés Apóstol, en Epazoyucan; conjunto religioso de estilo plateresco construido en 1527.[16] El convento cuenta con extraordinarias pinturas murales policromadas con escenas de la Última Cena, Ecce Homo y él Tránsito de la Virgen. En el interior del templo se encuentra una alfarje del siglo XVI cuyas vigas tienen 12.50 metros de luz y una de ellas está labrada con representaciones de querubines y motivos florales.[31] La capilla abierta está junto a la fachada y su arco muestra un tallado de gran influencia indígena, al igual que las tres capillas posas que se conservan en el atrio.[32]
  5. Templo y exconvento de San Miguel Arcángel, en Acatlán; conjunto aconstruido entre 1544 y 1569.[33] Su iglesia está en ruinoso estado ya que carece de cubierta, la cual era de bóveda de cañón corrido.[16] Su iglesia tiene restos de pintura mural en color rojo, bajo una gruesa capa de encalado, con motivos geométricos simples.[16] El costado oriente de la portería tiene vestigios de una antigua continuación de los muros.[16]
  6. Templo y exconvento de San Agustín, en Huejutla de Reyes; construcción de 1580 que fue edificada sobre el basamento de una pirámide indígena.[16] Su estilo plateresco cuenta con una fachada alta que remata en una espadaña de tres cuerpos construida con piedra laja natural y arco de medio punto. La humedad de la zona le ha dado una textura y tonalidad excéntricas en sus muros.[16]
  7. Templo y exconvento de Nuestro Señor, en Singuilucan; construido en 1540.[16] Con una austera arquitectura, este convento es caracterizado por sus muros aplanados con calen su templo se rinde devoción al Santo Señor de Singuilucan a quien se le atribuyen milagros.[16]
  8. Templo y exconvento de San Pedro, en Villa de Tezontepec; construido entre 1540 y 1554.[34] Sus labrados de cantera blanca decoran puertas, ventanas, altares y sitios especiales. Conserva importantes frescos en sus muros, alusivos a la pasión y muerte de Cristo. Su torre es austera pero muy singular, ya que es un polígono de un solo cuerpo con un enorme campanario.[16]
  9. Templo y exconvento de San Nicolás de Tolentino, en Actopan; conjunto arquitectónico construido en 1545 por Fray Andrés de Mata.[16] Reúne prácticamente todos los estilos de la época: plateresco, morisco, mudéjar, entre otros.[16] [35] Su fachada es de cantera rosa labrada y tiene una torre de 40 metros en forma rectangular, es quizá el monumento colonial más importante de México. Su claustro tiene dos niveles y amplios corredores con arcadas monumentales. A la izquierda del edificio principal se encuentra una capilla abierta con frescos sobre “La Creación” y otros temas.[35]
  10. Templo exconvento de San Miguel Arcángel, en Ixmiquilpan; construcción realizada en cantera rosa en 1550 por Fray Andrés de Mata.[16] Destacan sus pinturas al fresco, ajenas totalmente a temas religiosos: guerreros, indígenas, monstruos y dragones; con detalle distintivo de la bóveda, fachada y cruz atrial.[16]
  11. Templo y exconvento de San Agustín, en Tlanchinol; conjunto construido en 1570.[16] Comprende la iglesia, el exconvento y el atrio. En este último se puede encontrar una monumental espadaña de 15 metros y seis arcadas, y se conserva una campana fundida en 1571.[16] La iglesia es de una nave, con gruesos muros de mampostería, la fachada original al parecer destruida a mediados del siglo XVIII después de suprimirle el primer tramo de la nave.[16]
  12. Templo y exconvento de Santa María Magdalena en San Bartolo Tutotepec construido en el siglo XVI. Consta de una sola nave, hecha de mampostería tiene atrio y casa Rural, torre del campanario no es la original.

Ubicación[editar]

Galería[editar]

Parroquias[editar]

Listado[editar]

  • Parroquia de la Asunción, en Pachuca de Soto, es considerada una de las prmeras construcciones de la ciudad.[36] [37] Su fachada se compone de dos cuerpos, uno de ellos presenta una ventana coral y un nicho rematado por un frontón, el otro tiene la entrada al templo con arco de medio punto franqueado por dos pilastras y un arquitrabe barroco.[38] A mediados del siglo XVI se inició la construcción de un modesto templo, hecho de una sola nave, dedicado a Nuestra Señora de la Asunción, realizado con paredes de adobe y techo de tejamanil, el cual fue concluido en 1553 y erigido en parroquia en el año 1560. La construcción, se vino abajo en 1647, iniciándose de inmediato los trabajos de su reedificación, los trabajos duraron 72 años, pues fue totalmente concluida en 1719.[39] Las obras en su interior continuaron hasta 1784.[39]
  • Parroquia de San Pedro en Tlaxcoapan, la mayoría de estas poblaciones fueron evangelizadas por los frailes franciscanos, la iglesia de Tlaxcoapan no fue construida por ellos, lo único que construyeron fue una pequeña ermita; siendo el clero secular en el siglo XVII el que erigió la iglesia, bajo la advocación de San Pedro. El templo es de una sola nave, su fachada principal ve al poniente, su construcción es de mampostería, sus muros son almenados, su cubierta es de cañón corrido.[40] La fachada de la puerta principal, está constituida por un vano con cerramiento de arco de medio punto, con dovelas lisas de cantera, en cada lado de la puerta se levantan dos columnas de altos pedestales, con ahuecamientos en los entrepaños separados del segundo cuerpo, y por un cornisamento cuyo entrepaño central lo ocupa una ventana con cerramiento trapezoidal, termina la fachada en un frontón triangular que en el tímpano presenta un nicho que contiene la estatua de la Virgen de Guadalupe.[40] A la izquierda se levanta la torre, ésta es cuadrangular de un sólo cuerpo.[40]
  • Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Real del Monte. Fue fundada por los franciscanos en el siglo XVI y fue objeto de diversas remodelaciones, el templo actual se levantó a finales del siglo XVII y principios del XVIII. Su diseño es de estilo barroco sobrio, compuesta por dos cuerpos y en el segundo, se exhibe un relieve de la Asunción tallado en cantera. Sus altares son típicos de la época del estilo neoclásico.[41] Tiene dos torres, la del sur, con reloj, se agregó en 1842, financiada con donativos de mineros. Las campanas también fueron costeadas por los barreteros.[42] La primera torre es de estilo español y la segunda torre es de estilo Inglés.[42]
  • Parroquia de la Purísima Concepción en Mineral del Chico, construcción de estilo neoclásica con fachada de cantera y columnas toscanas, celebra su fiesta patronal el 8 de diciembre. Su primera construcción data de 1569; después de que se destruyó la primera capilla que era de adobe, se construye el templo en 1725 y más tarde en 1819 fue remodelado.

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Víctor M. Ballesteros García. «Conventos del siglo XVI: fortalezas de fe y resguardo para el arte (Hidalgo)». Guía México Desconocido. Consultado el 9 de julio de 2010. 
  2. a b c d «Un arte arquitectónico rico en bellezas (Hidalgo)». Guía México Desconocido. Consultado el 9 de julio de 2010.  Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre "ref_duplicada_Arq" está definido varias veces con contenidos diferentes
  3. a b c d e f g «Historia del estado de Hidalgo». Enciclopedia de los Municipios de México. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Consultado el 24 de diciembre de 2014. 
  4. «El Exconvento de San Nicolás Tolentino en Actopan, Hidalgo». Guía México Desconocido. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 12 de julio de 2010. 
  5. «Templo y ex Convento de San Miguel Arcángel, Ixmiquilpan (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  6. a b «Conventos del siglo XVI: fortalezas de fe y resguardo para el arte (Hidalgo)». Guía México Desconocido. Consultado el 9 de julio de 2010. 
  7. a b Castilla Ángeles, Rubén; Garnica Romero, Violeta; Hernández Martínez, María del Consuelo; Rodríguez Arenas, Hugo; Toledano Pérez, Manuel; Torres Martínez, Amílcar; Torres Vivar, Francisco Alejandro (2012). Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, ed. La entidad donde vivo. Hidalgo. Tercer grado (Segunda edición). México, D. F: Secretaría de Educación Pública. ISBN 978-607-469-934-0. Consultado el 25 de diciembre de 2014. 
  8. a b c «Etapa colonial de Hidalgo». Gobierno del estado de Hidalgo. Consultado el 26 de diciembre de 2014. 
  9. «Camino Real de Tierra Adentro» (en inglés). UNESCO. Consultado el 20 de enero de 2014. 
  10. a b c Gabriela de la O. «La pintura mural en los conventos». Arte e historia de México. Consultado el 15 de julio de 2012. 
  11. «Del paraíso al infierno: Hacia una posible lectura indígena de la capilla abierta de Actopan, Hidalgo». Escuela Nacional de Antropología e Historia. Consultado el 13 de diciembre de 2011. 
  12. Arturo Vergara Hernández (2010). «Las pinturas del templo de Ixmiquilpan». UAEH. Consultado el 15 de julio de 2012. 
  13. «Los Conventos Agustinos, Templos del pasado que permanecen a lo largo de Hidalgo, México». Turismo Temático. 29 de septiembre de 2009. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 9 de julio de 2010. 
  14. a b c «Los murales de las capillas abiertas de San Nicolás Actopan y Santa María Xoxoteco como recursos mnemotécnicos para la evangelización». Seminario de Arquitectura Moderna. 7 de enero de 2001. Consultado el 14 de diciembre de 2011. 
  15. «Templo y Ex Convento de San Francisco (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  16. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa ab ac ad ae af ag «Estado de Hidalgo-Cultura-Conventos». Bienvenidos a Hidalgo. Gobierno del Estado de Hidalgo. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  17. «Exconvento de Apan». Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  18. «Tlanalapa». Enciclopedia de los Municipios de México. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  19. a b «Templo y ex Convento de Todos los Santos (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  20. a b «Templo y ex Convento de San Francisco de Asís (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  21. a b c «Templo de Santiago (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  22. a b c «Mixquiahuala de Juárez». Enciclopedia de los Municipios de México. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  23. «Tecozautla». Enciclopedia de los Municipios de México. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  24. a b c «Comunidad y Cultura Local-Tecozautla». El Sol de Hidalgo. 4 de octubre de 2011. Consultado el 10 de agosto de 2015. 
  25. a b «Huichapan». México Desconocido. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  26. a b c «Exconvento de Tepeji del Rio». Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo. Consultado el 5 de agosto de 2015. 
  27. «Ex Convento de San Francisco». Pachuca y sus alrededores. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 14 de junio de 2010. 
  28. «Templo y ex Convento de San Francisco (Pachuca, Hidalgo)». Guía México Desconocido. Consultado el 2 de junio de 2010. 
  29. «Templo y ex convento de Aan Agustín». Zona Turística. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  30. a b «Templo y Ex Convento de los Santos Reyes (Hidalgo)». México desconocido. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  31. «Ex Convento de San Andrés Apóstol en Epazoyucan». Instituto Nacional de Antropología e Historia. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  32. «Templo y ex Convento de San Andrés (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  33. «Templo y ex Convento de San Miguel Arcángel, Acatlán (Hidalgo)». México Desconocido. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  34. «Villa de Tezontepec». Enciclopedia de los Municipios de México. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  35. a b «Templo y Ex Convento de San Nicolás Tolentino (Hidalgo)». Guía México Desconocido. Consultado el 9 de agosto de 2010. 
  36. «Enciclopedia de los Municipios de México-Pachuca de Soto». Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. 2005. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 13 de abril de 2010. 
  37. «Enciclopedia de los Municipios de México-Atractivos Culturales y Turísticos de Hidalgo». Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 2 de junio de 2010. 
  38. «Turismo de Pahuca». Ayuntamiento de Pachuca de Soto. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  39. a b «a Parroquia de la Asunción». Crónicas del Estado de Hidalgo. Consultado el 8 de diciembre de 2012. 
  40. a b c «Tlaxcoapan». Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  41. «Sitios de interés en Mineral del Monte». El Clima.Com. Consultado el 10 de agosto de 2010. 
  42. a b «Mineral (Real) del Monte, Hidalgo». Visita México. Consultado el 10 de agosto de 2010. 
  43. a b «Huasca de Ocampo». Enciclopedia de los Municipios de México. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 24 de julio de 2010. 
  44. «Huasca». Secretaria de Turismo. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 24 de julio de 2010. 

Enlaces externos[editar]