Kazuya Mishima

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kazuya Mishima
Personaje de Tekken
Cg Kazuya Mishima Tekken 7.jpg
Kazuya Mishima en Tekken 7
Primera aparición Tekken (1994)
Creador(es) Namco
Voz original Jōji Nakata (Tekken, Tekken 2 y Tekken Tag Tournament)
Masanori Shinohara (a partir de Tekken 4)
Minami Takayama/Adam Dudley (en Tekken: The Motion Picture)
Kyle Herbert (en Tekken: Blood Vengeance)[1]​ ​
Información
Sexo Varón
Edad 28 (Tekken)
29 (Tekken 2)
49 (Tekken 4 y Tekken 5)
50 (Tekken 6)
Estatura 1,82 m (6 ft 0 in)
Peso 85 kg (187 lb)
Especialidad Kárate Mishima (basado en el shotokan)
Ocupación Líder de la Mishima Zaibatsu (en Tekken 2)
Cabeza de la Corporación G (en Tekken 6)
Aliados Anna Williams
Bruce Irvin
Enemigos Heihachi Mishima
Paul Phoenix
Jin Kazama
Lee Chaolan
Lars Alexandersson
Pareja(s) Jun Kazama
Padres Heihachi Mishima (padre)
Kazumi Mishima (madre)
Hijos Jin Kazama
Familiares Jinpachi Mishima (abuelo) †
Lars Alexandersson (medio-hermano)
Lee Chaolan (hermano adoptivo)
Asuka Kazama (sobrina)
Nacionalidad Bandera de Japón Japón (anteriormente)
Perfil en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Kazuya Mishima (en japonés: 三島 一八) es un personaje ficticio de la saga de juegos de lucha Tekken. Hace su primera aparición en Tekken como protagonista, apareciendo en la mayor parte de juegos de la saga, exceptuando en Tekken 3.

Kazuya es el hijo del todopoderoso y despiadado jefe de la Mishima Zaibatsu, Heihachi Mishima. A raíz de sufrir un intento de asesinato a manos de su padre siendo niño, Kazuya despertó el denominado «Gen Diabólico», que por algún motivo poseen los miembros de la familia Mishima, exceptuando el propio Heihachi. Kazuya se ve poseído por este gen, despertando una personalidad cruel y despiadada.

Diseño[editar]

El personaje de Kazuya es representado como un hombre de alta estatura, pelo oscuro erizado típico del linaje Mishima, y un rictus serio y adusto. A raíz de la caída que sufre a manos de su padre, Kazuya posee una gran cicatriz en el pecho que le cubre desde la parte superior del pecho izquierdo hasta el bajo vientre. Tras ser arrojado a un volcán por Heihachi al final del Tekken 2, Kazuya adquiere una serie de cicatrices por todo el cuerpo. La manifestación de la posesión del Gen Diabólico se da en su ojo izquierdo, al adquirir su iris un tono rojo.

En cuanto a su papel, el diseño del personaje fue realizado siguiendo los estereotipos del protagonista de un videojuego de lucha japonés, basado en el de Ryu de Street Fighter. Sin embargo, con el tiempo fue evolucionando hasta adquirir la condición de anti-héroe, e incluso villano de la saga. Tras ser el protagonista del primer videojuego Tekken, para el Tekken 2 adquiere el papel de antagonista, encontrándose ausente en el Tekken 3 y regresando para Tekken 4 con el rol de anti-héroe.

Su personalidad es acorde al papel que desempeña dentro de la saga. Si bien comienza con los rasgos típicos del protagonista de videojuego de luchas japonés, en Tekken 2 ya adquiere una personalidad cruel, arrogante y egocéntrica fruto de la influencia del Gen Diabólico en su interior. Al final del Tekken 2, con la lucha entre su «lado bueno» representado por Angel, y su «lado malo» representado con Devil, con la victoria de este último parece haberse erradicado cualquier rasgo de bondad que hubiera quedado en él, limitándose a ciertos destellos cuando está cerca de determinadas personas o situaciones.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Kazuya Mishima fue el primer y único hijo biológico de Heihachi Mishima y Kazumi Mishima. Heihachi, hombre despiadado y cruel, sometía a brutales entrenamientos y castigos al pequeño Kazuya, pues estaba obsesionado con no tener un hijo débil que lo sucediera como líder de la Mishima Zaibatsu, el más poderoso conglomerado mundial. Heihachi incluso llegó a adoptar a un niño llamado Lee Chaolan con el objetivo de que Kazuya se sintiera inspirado por la idea de tener un rival.

Cierto día, Heihachi decidió someter a Kazuya a la prueba definitiva: lo arrojó por un acantilado, esperando que no solo sobreviviera, sino también que supiera escalar de nuevo la cumbre. Kazuya, moribundo, despertó por primera vez su Gen Diabólico, lo que le permitió sobrevivir a la caída. Sin embargo, Kazuya no regresó junto a su progenitor, sino que fue dado por muerto. Kazuya juró vengarse de su padre algún día, y empezó a entrenar para ello.

Tekken[editar]

Cuando Kazuya contaba con 27 años de edad, Heihachi convocó el Torneo del Rey del Puño de Acero con la intención de enfrentarse a fuertes oponentes que le supusieran un desafío. Kazuya observó en esto su oportunidad de enfrentarse de nuevo a su padre, de modo que se inscribió.

Kazuya logró llegar a la final donde se topó de nuevo con su padre. Con los poderes del Gen Diabólico, Kazuya fue capaz de vencer a Heihachi. Como venganza, Kazuya arrojó a Heihachi del mismo acantilado del años atrás lo hizo él. Así mismo, Kazuya se convierte en el líder de la Mishima Zaibatsu.

Tekken 2[editar]

Kazuya no demostró ser más compasivo que su padre. Las políticas de Kazuya Mishima como líder del imperio financiero vinieron acompañadas de toda serie de actos ilegales y perversos: asesinatos, secuestros, puesta en práctica de toda clase de experimentos genéticos y cibernéticos ilegales, comercio de especies exóticas, etc. Este comportamiento evidenciaba la gran influencia del Gen Diabólico en su ser.

Dos años después de derrotar a su padre en el pasado torneo, llega a sus oídos que Heihachi sigue vivo. Decide patrocinar un nuevo Torneo del Rey del Puño de Acero con el objetivo de atraer a su padre, sabiendo que éste desearía cobrarse venganza. Durante el torneo, Kazuya conoce a una policía llamada Jun Kazama, que estaba investigando el torneo para sacar a la luz las actividades ilegales cometidas por la Mishima Zaibatsu. Jun despierta en Kazuya un «lado bueno», manifestación del amor que siente por ella, que se enfrenta al «lado malo» del Gen Diabólico, representado por Devil.

Heihachi consigue llegar a la final del torneo. Padre e hijo vuelven a enfrentarse, pero debido al enfrentamiento interno entre sus dos mitades que sufría Kazuya, esta vez es derrotado. Sin embargo, Devil triunfa y se apodera del cuerpo de Kazuya. Pese a ello, Devil Kazuya es derrotado por Heihachi, el cual arroja su cuerpo a un volcán para asegurarse de que Kazuya no regrese jamás.

Tekken 4[editar]

20 años después de los sucesos de Tekken 2, los restos de Kazuya son encontrados por una compañía llamada Corporación G, la cual devuelve a la vida a Kazuya. Éste les permite investigar a cambio su Gen Diabólico, creyendo que esto le permitiría obtener control total del mismo. Heihachi, sospechando que la Corporación G podría haber hallado una nueva misteriosa forma de vida, envía a las Fuerzas Tekken a atacar las bases de la Corporación en Nebraska y en Nepal. En Nepal, los soldados de las Fuerzas Tekken son brutalmente rechazados por el propio Kazuya, que lanza un desafío abierto a su padre. Furioso y confuso, Heihachi decide convocar un nuevo Torneo del Rey del Puño de Acero para atraer a su hijo.

En el torneo, Kazuya debía enfrentarse a Jin Kazama, su hijo, pero éste no acudió al combate. Sabiendo que Heihachi estaría detrás de su desaparición, acude al combate final. Kazuya y Heihachi vuelven a enfrentarse 20 años después; Kazuya le reclama a su padre que le diga el paradero de Jin, pero Heihachi se niega a menos que lo derrote. Tras la pelea, Heihachi guía a Kazuya hasta Honmaru, un templo donde Heihachi mantiene cautivo a Jin.

Nada más ver a su hijo, Kazuya despierta su Gen Diabólico y noquea a su padre con facilidad. Kazuya despierta entonces a Jin, que se hallaba sumido en un extraño trance. Tras una serie de convulsiones, Kazuya recupera el control de sí mismo, viéndose que ahora es capaz de controlar el Gen Diabólico. Jin, lleno de odio y rencor contra todo lo que representa su propia estirpe, se lanza contra su padre. Kazuya y Jin pelean, saliendo vencedor este último y dejando inconsciente a Kazuya.

Tekken 5[editar]

Kazuya y Heihachi son emboscados en Honmaru por una horda de Jacks-4, una serie de robots androides fabricados por la Corporación G. Kazuya y Heihachi, en un principio, combaten codo con codo contra los robots, pero aprovechando un descuido, Kazuya arroja a su padre contra los Jacks y escapa volando de Honmaru. Uno de los Jacks se inmola frente a Heihachi, causando la destrucción de Honmaru y que todos den a Heihachi por muerto.

Kazuya sabe que la Corporación G lo ha traicionado, pero no tiene tiempo para planear su venganza, pues poco después oye que se convoca un nuevo Torneo del Rey del Puño de Acero. Desconociendo quién está detrás de ello, Kazuya decide inscribirse.

Durante el torneo, Kazuya se enfrenta a Raven, un misterioso ninja que observó la destrucción de Honmaru y la «muerte» de Heihachi. Kazuya derrota a Raven y lo interroga, averiguando que Jinpachi Mishima, su abuelo, está detrás del torneo. Poca información más proporciona el juego, aparte de mostrarse que Kazuya guardaba gran cariño hacia él.

Tekken 6[editar]

Decidido a tomarse venganza de aquellos que lo traicionaron en la Corporación G, Kazuya elimina a todos los altos ejecutivos y se hace con el control total de la compañía. Por entonces, la Mishima Zaibatsu (dirigida por Jin Kazama, que había salido vencedor del anterior torneo) estaba lanzando una invasión a escala global. Kazuya y su Corporación G emergieron como la principal fuerza que se oponía a Jin, lo que le hizo adquirir un estatus de héroe. Sin embargo, Kazuya no hizo esto por caridad, sino porque no deseaba que Jin se hiciera con un poder que él consideraba que era suyo.

Kazuya pone precio a la cabeza de Jin, lo que resulta que éste convoque el VI Torneo del Rey del Puño de Acero, como forma de atraer a todos sus potenciales rivales. Sabiendo que era la oportunidad que estaba esperando, Kazuya se inscribe en el torneo.

Mientras se produce el torneo, Kazuya detecta un gran poder emergiendo de un desierto de localización no mencionada en la obra. Este poder era Azazel, una entidad maligna cuya existencia significa la mera destrucción del mundo. Kazuya pretendía tomar este poder para sí mismo, pero es detenido por Lars Alexandersson, líder de las fuerzas rebeldes de las Fuerzas Tekken que se oponían tanto a la Mishima Zaibatsu como a la Corporación G. Kazuya y Lars pelean, dándose cuenta Kazuya que Lars posee sangre Mishima; tras una pelea inconclusa, Kazuya se marcha, pero advirtiendo a su medio-hermano que el destino de los Mishima es pelear y destruirse entre ellos.

Recepción[editar]

Kazuya Mishima es considerado uno de los tres personajes con mayor importancia dentro de la saga Tekken, junto a Heihachi Mishima y Jin Kazama. La revista japonesa Kotaku lo clasificó como «uno de los peores padres de los videojuegos», por su relación antagónica con su hijo Jin. El portal IGN calificó a Kazuya como «lo más cercano a un protagonista que tenemos en la saga Tekken».

Referencias[editar]

  1. «Voices of Kazuya Mishima» (en inglés). Behind the Voice Actors. 

Enlaces externos[editar]