Demografía de Europa en la Antigüedad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Europa es el continente con mayor densidad demográfica. Durante la Antigüedad (antes de la industrialización del campo) las regiones más fértiles que estaban en la cuenca del mar Mediterráneo, eran las pobladas.

Evolución de la población europea, incluyendo el territorio de la ex-URSS (en miles de habitantes):[1]

Autor Población
en el año 1
Población
1000
Población
1500
Población
1700
Clark (1967) 44.500 44.200 73.800 111.800
Durand (1974) 42.500 43.500 79.000 -
Biraben (1979) 43.000 43.000 84.000 125.000
McEvedy y Jones (1978) 32.800 38.800 85.500 126.150
Maddison (1999) 33.350 39.013 87.718 126.810

La siguiente tabla contiene datos sobre la población europea hasta 1820 (en miles):[2]

País actual Población
1
Población
1000
Población
1500
Población
1600
Población
1700
Población
1820
Austria 500 700 2.000 2.500 2.500 3.369
Alemania 3.000 3.500 12.000 16.000 15.000 24.905
Suiza 300 300 650 1.000 1.200 1.829
República Checa
Eslovaquia
1.000 1.250 3.000 4.500 4.500 7.190
Hungría 300 500 1.250 1.250 1.500 4.571
Polonia 450 1.200 4.000 5.000 6.000 10.426
Dinamarca 180 360 600 650 700 1.155
Noruega 100 200 300 400 500 970
Suecia 200 400 550 760 1.260 2.585
Reino Unido 800 2.000 3.942 6.170 8.565 21.226
España 4.500 4.000 6.800 8.240 8.770 12.203
Portugal 500 600 1.000 1.100 2.000 3.297
Francia 5.000 6.500 15.000 18.500 21.471 31.246
Países Bajos 200 300 950 1.500 1.900 2.355
Bélgica 300 400 1.400 1.600 2.000 3.434
Italia 7.000 5.000 10.500 13.100 13.300 20.176
Grecia 2.000 1.000 1.000 1.500 1.500 2.312
Albania 200 200 200 200 300 437
Bulgaria 500 800 800 1.250 1.250 2.187
Rumania 800 800 2.000 2.000 2.500 6.389
Yugoslavia 1.500 1.750 2.250 2.750 2.750 5.215
Finlandia 20 40 300 400 400 1.169
Otros 100 113 276 358 394 657
McEvedy & Jones (1978) 29.450 31.913 70.768 90.728 100.260 169.303

Evolución de la población europea durante el Medioevo (miles):[3]

Área Población
500
Población
650
Población
1000
Población
1340
Población
1450
Grecia
Balcanes
5.000 3.000 5.000 6.000 4.500
Italia 4.000 2.500 5.000 10.000 7.300
España
Portugal
4.000 3.500 7.000 9.000 7.000
Europa Meridional 13.000 9.000 17.000 25.000 19.000
Francia
Benelux
5.000 3.000 6.000 19.000 12.000
Islas Británicas 500 500 2.000 5.000 3.000
Germania
Escandinavia
3.500 2.000 4.000 11.500 7.300
Europa Central
Europa Occidental
9.000 5.500 12.000 35.500 22.500
Eslavos
  • Rusia
  • Polonia/Lituania
5.000 3.000 8.000
  • 6.000
  • 2.000
11.000
  • 8.000
  • 3.000
8.000
  • 6.000
  • 2.000
Hungría 500 500 1.500 2.000 1.500
Europa Oriental 5.500 3.500 9.500 13.000 9.300
Europa 27.500 18.000 38.500 73.500 50.800

Antigua civilización griega[editar]

Depende de considerar la idea qué se tenga sobre Grecia, pues el mundo helénico varió mucho a lo largo de la Antigüedad, si se incluye o no en el ámbito griego como a Macedonia o a sus colonias en el Mediterráneo, en el Mar Negro, las polis de Asia Menor y los asentamientos coloniales de la Magna Grecia, de África del Norte y de Iberia. Hay que destacar que Cronos (Creta), en épocas tan tempranas como el 1600 a. C. tenía ya más de 100.000 habitantes.[4]

La población minoica de Creta era en su punto máximo de 500.000 a 800.000 almas.[5][6]

En cuanto a la idea de Grecia se puede incluir toda la Grecia propiamente como tal y a sus colonias y áreas de mayor influencia (Macedonia, costas occidentales de Asia Menor, Sicilia, Cirenaica y el Mar Negro), es decir, personas de habla griega.[7]

En el siglo VIII a. C. se estiman en 700.000 helenos, pero creció. El problema era que el país tenía un territorio capaz de mantener una población limitada con la tecnología agrícola que tenían, por lo que la guerra entre ciudades por los recursos se intensificó y se decidió mandar a la población sobrante a colonias al exterior; con ello floreció el comercio y surgieron nuevas rutas comerciales.

Según esta corriente los griegos tuvieron que colonizar otras regiones del Mediterráneo por que su población no podía mantenerse y llegaba a los varios millones. En el siglo V a. C., incluyendo sus colonias, eran entre 0,8 y 3 millones de griegos. En el siglo IV a. C. de 8 a 10 millones de personas.[8][9][10]

Densidad demográfica de la Antigua Grecia según V. Ehrenberg en el siglo V a. C.:[11]

Regiones con
16-21 hab./km²
Regiones con
30 hab./km²
Regiones con
33-43 hab./km²
Regiones con
60-75 hab./km²
Regiones con
más de 75 hab./km²
Etolia
Acarnania
Dóride
Lócride
Fócide
Arcadia
Acaya
Élide
Tesalia
Laconia
Mesenia
Argólide
Eubea
Beocia
Megáride
Siciónide
Corintia (110)
Ática (160)
Egina (600).

Población de la Atenas clásica y su área de dominio (V. Ehrenberg):[11]

Población de Atenas 480 a. C.
(miles)
430 a. C.
(miles)
400 a. C.
(miles)
360 a. C.
(miles)
Ciudadanos 25-30 35-45 20-25 28-30
Ciud. + familias 80-100 110-150 60-90 85-110
Metecos ¿4-5? ¿10-15? ¿6-8? ¿10-15?
Met. + familias ¿9-12? ¿25-40? ¿15-25? ¿25-50?
Esclavos 80-110 80-110 ¿40-60? ¿60-100?
Total ¿120-150? ¿215-300? ¿115-175? ¿170-255?

Población de la Esparta y su área de dominio y la región de Beocia (V. Ehrenberg):[12]

Población de Esparta 480 a. C.460 a. C.
(miles)
371 a. C.
(miles)
Población de Beocia
(miles)
Siglo V a. C.
(miles)
Siglo IV a. C.
(miles)
Espartanos 4-5 2,5-3 Ciudadanos 28-30 35-40
Id. de derecho
inferior
¿0,5? 1,5-2 Ciud. + familias 85-90 110-125
Esp. + ciudadanos 12-15 7-9 Metecos + familias 5-10 5-10
Periecos ¿40-60? ¿40-60? Esclavos 20 30
Hilotas 140-200 140-200
Total Esparta 192-275 187-269 Total Beocia 110-120 145-165

Grecia continental[editar]

Sin embargo en la propia Grecia, de donde surgió la cultura que se expandió por todo el Mediterráneo, solo vivían un millón de helenos durante las Guerras Médicas y de 3 a 5 millones de personas cuando se produjo la conquista romana. Debido a su baja tasa de natalidad la población helénica se vio más afectada que otras cuando el Imperio romano entró en decadencia y acaecieron las invasiones germanas. Su población en el siglo IV cayó a 3,5 millones, pero gracias al éxito de los emperadores bizantinos en rechazar a los bárbaros llegaron en el siglo VII a los 5 millones.[13]​ Tras las invasiones de los eslavos y musulmanes, junto con las Cruzadas y la decadencia del Imperio bizantino, la población volvió a caer a solo 3 millones en el año 1000.

Se calcula que para esa época la población de la península del Ática era de 350.000 a 500.000.[14]​ De estos, cerca de 160.000 vivían en Atenas, incluyendo cerca de 40.000 esclavos y extranjeros, solo 45.000 ciudadanos. En Beocia habían 110.000 a 165.000 habitantes (100.000 personas libres), en el territorio de Esparta unas 190.000 a 400.000 (solo 10.000 ciudadanos)[15][16]​ y en el área de Corinto unas 100.000 (60.000 esclavos).

Colonias[editar]

En cuanto a Sicilia se calculan en entre 0,6 a 1 millón de personas, con 125.000 viviendo en la ciudad de Siracusa y con otras cinco ciudades con más de 20.000 habitantes, esta isla poseía un alto grado de urbanización, cercano al 50% de su gente.

En la Cirenaica, al noroeste de la actual Libia, una región bastante fértil, había varias ciudades griegas, como Cirene, Barca, Euespirides, Apolonia y Tauchira. Vivían como poco unos 200.000 colonos griegos. Para el siglo IV la población de aquellas colonias era de 500.000 personas. La población local eran los garamantes, que sumaban 50.000 a 100.000 personas.[17]

En torno al 335 a. C., el idioma griego antiguo tenía unos 800.000 hablantes, incluyendo las colonias.[18]​ En el año 300 la población de Sicilia, Córcega y Cerdeña era de apenas 250.000 personas.[13]

Galia[editar]

La antigua Galia era el actual territorio de Francia, Bélgica, oeste de Suiza y sur de Holanda. Hay dos corrientes sobre la población de aquella región.

Bajistas[editar]

Se calcula que antes de la conquista de Julio César en la Guerra de las Galias (58 a 51 a. C.) tenía una población de 3[19]​ a 6 millones de personas, aunque esta no crecía muy rápido debido a las guerras tribales continuas, según César las regiones más pobladas eran la Galia Central y la Meridional, mientras que la Belga estaba mucho más germanizada. El número de guerreros galos llegaría a un millón.[20]​ La guerra tuvo un saldo de 1 a 1,5 millones de muertos y 1 millón de esclavizados, quedando en el país 1 a 4 millones de personas, en su mayoría mujeres, niños y ancianos. Para la decadencia del imperio y las invasiones germanas la población volvió a caer a 5 millones.[13]

Alcistas[editar]

Según los más alcistas se calculan en 3 millones de guerreros galos contra César, en una población de 12[21]​ a 15 millones de personas,[22]​ murieron 3 millones de nativos y 1 millón fueron esclavizados.[23]​ Según César, 750.000 guerreros galos se rebelaron bajo las órdenes de Vercingétorix en toda la Galia, aunque estimaciones modernas los rebajan a 300.000.[24]​ La población de los belgas era capaz de movilizar 500.000 guerreros (tenían 2 millones de habitantes).[25]

Unos 0,8 a 2 millones de personas vivían en pueblos de más de 5.000 habitantes durante el auge del Imperio romano.[26]

Tribu Galia Población
(fecha)
(miles)
Guerreros
(miles)
58 a. C.
Guerreros
(miles)
57 a. C.
Guerreros
(miles)
52 a. C.
Tribu Galia Población
(fecha)
(miles)
Guerreros
(miles)
58 a. C.
Guerreros
(miles)
57 a. C.
Guerreros
(miles)
52 a. C.
Arvernos y vasallos
(eleuteros, cadurcos,
gabalos, velaunos)
Galia Céltica - s/i s/i 35[27][28] Tigurinos Galia Narbonense 30[29]
(58 a. C.).
- - -
Helvecios
(verbigenes).
Narbonense 100[30]
160[31]
263[32]
(58 a. C.).
65,75[32]
40[31]
16[30]
(6 v.)[33]
- 10[27] Bituriges y carnutes
(de Avárico)
Sécuanos, senones,
sántonos, rutenos
Céltica 80 bi.[32]
40 ca.[34]
(52 a. C.).
- - 12[27]
Tulingos Narbonense 36[32]
(58 a. C.).
9[32] - - Latobrigos Narbonense 14[32]
(58 a. C.).
3,5[32] - -
Rauracos
Boyos
Narbonense
Galia Aquitania
23 r.[32]
32 b.[32]
(58 a. C.).
4,75 r.[32]
8 b.[32]
- 30[27] Atuáticos (Atuátuca). Galia Bélgica 57[32]
60[35][36]
(57 a. C.).
- 19[36]
29[37][38]
-
Heduos y vasallos
(segusiavos, branovices,
ambivaretos, blanovios)
Céltica - - - 35[27][39] Belóvacos Bélgica 50[40]
400[41]
(57 a. C.).
- 60[37][38]
100[41]
2[27]
10[27]
Atrébates Bélgica - - 15[37][38] 4[27] Nervios Bélgica - - 50[37][38] 5[27]
Suesones Bélgica - - 50[37][38] 5[27] Mórinos Bélgica - - 25[37][38] 5[27]
Ambianos Bélgica - - 10[37][38] 5[27] Mediomátricos Bélgica - - - 5[27]
Petrocorios Bélgica - - - 5[27] Nitióbroges Bélgica - - - 5[27]
Cáletes Bélgica - - 10[37][38] - Veriocases
Viromanduos
Bélgica - - 10[37][38] -
Eburones, condrusos,
cerosos, pemanos
Bélgica - - 40[37][38] - Menapios Bélgica 28[42]
(57 a. C.).
- 9[37][38] -
Lemovices Céltica - - - 10[27] Pictones Céltica - - - 8[27]
Túronos Céltica - - - 8[27] Parisios Céltica - - - 8[27]
Suesiones eleuterios Céltica
Bélgica
- - - 8[27] Aulercos cenómanos Céltica - - - 5[27]
Veliocases Bélgica - - - 3[27] Lexovios Céltica - - - 3[27]
Aulercos eburovices Céltica - - - 3[27] Arémoricos Céltica - - - 6[27]
Veragros
Sedunos
Narbonense - - 30[43] - - - - - - -

En el inicio del siglo IV a. C. unos 300.000 celtas migraron hacia Italia y los Balcanes, incluyendo senones, boyos, insubres, escordiscos y gálatas.[44]​ Se calcula que en el siglo IV a. C. había unos 170.000 senones (aunque esta cifra posiblemente sea exagerada).[45]​ Unos 30.000 celtas (senones y lingones) llegaron a Italia y otro tanto ingresó en Grecia tras su derrota y la muerte de su líder 20.000 de ellos ingresaron en Asia Menor y se fueron llamados por los locales como gálatas.[46]

Durante el alto imperio, la relativa paz, bonanza económica y estabilidad lograron que la población se recuperada rápidamente (la tasa de natalidad gala, judía, germana y egipcia eran mayores a las romana o griega). En el siglo I eran 8 millones, para finales del imperio llegó a los 12,2 millones pero a raíz de la crisis imperial y las invasiones la población cayó mucho con el paso del tiempo. Para el siglo IX descendió a los 5 a 8,8 millones de personas.[47]​ Una tribu gala que muestra una gran población eran los lingones que durante la rebelión de los bátavos se aliaron a los romanos y les apoyaron con 70.000 guerreros.[48]

En el actual Benelux vivían 500.000 personas, incluidos belgas, frisiones y bátavos.[49]​ Según E. Levasseur, basándose en Posidonio, la menor de las tribus galas tenía 50.000 miembros mientras que las mayores superaban los 200.000, estimó un total de 6 millones de habitantes en la época de César, Beloch admite una cifra de 5,70 a 6,75 millones.[50]

Península ibérica[editar]

En tiempos de los romanos había en Hispania, según Plinio el Viejo y Estrabón, unos 3 millones de indígenas, que podrían ser 4 millones, lo que supondría una densidad de población de 8 habitantes por kilómetro cuadrado. Comparado con las cifras del siglo XXI, una décima parte.

Durante la época romana la población aumentaría lentamente hasta el siglo II, debido tanto al crecimiento vegetativo como a la inmigración de romanos veteranos del Ejército, italianos, mauritanos y judíos. Aunque la romanización supuso un descenso de la población indígena.[51]

Parece ser que la esperanza de vida de los romanos no era muy superior a la de las poblaciones indígenas. Sobre todo en la esperanza de vida al nacer.[52]​ Sin embargo, la población peninsular pudo crecer a unos 6 millones como máximo a mediados del siglo II.[53]

La península Ibérica fue escenario de las primeras epidemias documentadas en el Mediterráneo occidental, a finales del siglo II (la peste antonina). Durante el siguiente siglo tuvieron lugar las invasiones de los pueblos germánicos. La mayor virulencia se dio en el siglo V. Con ellas la sociedad se vuelve rural, cae la fecundidad y la nupcialidad, debido al clima de violencia e inseguridad. Esta caída de las tasas demográficas supuso que hacia el siglo VI, cuando los visigodos se asentaron en Hispania, no hubiese más de 4 millones de habitantes, las tribus germanas eran en total 300.000 personas (visigodos, suevos y alanos).[54]​ Se estima que durantes las guerras celtíberas murieron 150.000 a 200.000 hombres.[55]

La región de Gallaecia durante el Imperio romano se dividía en tres conventus, el lucensis al noroeste, el bracarensis suroeste y el asturicensis al este. La población se dividía en astures al este y galaicos al oeste. En el siglo I durante el reinado de Vespasiano, en la región de los cántabros vivían 160.000 a 200.000 personas (40.000 a 50.000 guerreros) y los astures 240.000 (60.000 guerreros).[56][57]​ Según Plinio, la población de los galaicos era de 451.000 personas, desglosados en 166.000 para el convento lucense y 285.000 para el bracaraugustano.[58]​ Las fuentes más alcistas como J. González Echegaray hablan de 720.000 astures y 1.273.000 galaicos.[58]​ Los vacceos eran unos 200.000 a 350.000 a inicios del siglo II a. C..[59]

En estos cálculos se incluye también la población del actual Portugal que llegó a tener de 0,5[49]​ a 1 millón en la Edad de Oro del imperio, según cálculos actuales.[60][61]​ En tanto que la población de los Ibero-romanos se calcula en 2 millones o más[62]​ y la de los celtiberos y romanos en 1 a 3,5 millones de vascos, cantabros y astures.[63]​ Por su parte, los vascones a inicios del siglo I a. C. eran 40.000 personas, crecieron a 50.000 en la época posterior a las guerras sertorianas. Gracias al período de paz tras la conquista romana la población aumentó a 70.000 vascones a fines del siglo I a. C.; la población continuó aumentando hasta llegar a 100.000 en el siglo III, pero a partir de entonces ―producto de la decadencia del imperio, la crisis económica, las invasiones y las guerras civiles― la población cayó a 60.000 en el siglo V.[64]

Con la conquista musulamana de la Península Ibérica unos 60.000[65]árabes y 100.000 bereberes se instalaron en al-Ándalus.[65]​ En total unos 150.000 a 200.000 musulmanes migraron a la península.[66]​ Estimaciones actuales consideran que el reino de Granada pudo tener al momento de su anexión a la corona española unos 300.000 a 350.000 habitantes.[67]

Entre 1492 y 1496 se produce la conquista de las Canarias, las nativas tribus bereberes, los guanches, sumaban 60.000 a 100.000 personas,[68]​ unos 30.000 a 35.000 en Tenerife y 30.000 a 40.000 en Gran Canaria.[69]

Islas Británicas[editar]

El archipiélago británico (Gran Bretaña e Irlanda) tenía un millón de habitantes.[70]​ Algunas fuentes dan una cifra de 4 millones en Gran Bretaña y en Irlanda la mayoría acepta la cifra de 500.000 y no más de 750.000.[71]

En Escocia la población llegaba a las 300.000 personas a fines de la Edad del Bronce (II milenio a. C.).[72][73]

Según las estimaciones de P. J. Fowler, a mediados del III milenio a. C. la población de la isla de Britania era de 10.000 personas; para finales del I milenio a. C. habría crecido hasta por lo menos un millón.[74]

La población británica, tras las altas perdidas por la conquista, creció de 3 a 3,5 millones a inicios del siglo V.[75][76][77][78]

Los cálculos sobre la población de la Britania romana varían mucho, entre 1 y 6 millones. Producto del fin del imperio y las invasiones germanas la población isleña cayó a 1 millón durante el período sajón, permaneciendo hasta el siglo XI cuando volvió a aumentar llegando a 5 a 7 millones en el siglo XV, pero tras la peste negra volvió a reducirse a solo 2 a 4 millones.[79]​ En el año 60 a 61 con la rebelión de Boudica los locales llegaron a movilizar una masa de 100.000[80]​ a 230.000[81]​ hombres, mujeres y niños.

En el año 150 la sociedad de Hibernia estaba organizada en cerca de 150 reinos tribales, llamados tuathas, sumaban entre todos menos de 500.000 habitantes, todos de origen celta.[82]​ En el siglo IV la Britania romana tenía 750.000 habitantes.[13]

En 892 unos 5.000 a 10.000 vikingos desembarcaron en Kent incluyendo hombres, mujeres y niños.[83]​ Los jutos del rey Ethelberto de Kent aceptaron en masa el bautismo, unos 10.000 se convirtieron junto a su monarca en 601.[84]​ Algunas fuentes estiman que la migración anglo-sajona a Britania bien pudo ser de 35.000 a 50.000 personas, compuestas por unos 7.000 a 10.000 mercenarios con sus familias.[85]

En 1747 las tierras altas de Escocia tenían 420.000 habitantes.[86]

Germania[editar]

Los textos romanos son las mejores fuentes para estimar la población de los pueblos germánicos. Empezando con la guerra cimbria, que fue la migración de los cimbrios, teutones y ambrones a los que se les unieron después los tigurinos, boios y escordiscos, sumando en total según historiadores romanos 800.000 personas[87]​ (300.000 guerreros)[88]​ aunque estimaciones modernas rebajan la cifra a 300.000 en total[89]​ (150.000[90]​ a 200.000[91]​ cimbrios). Las tribus terminaron por ser derrotadas y aniquiladas, en la batalla de Aguas Sextias los teutones y ambrones (200.000[90][92]​ muertos y 80.000[90]​ a 90.000[92]​ capturados) y en Vercelas los cimbrios (160.000[92]​ muertos y 20.000[90]​ a 60.000[92]​ prisioneros) sobreviviendo 100.000[90]​ a 150.000[93]​ como esclavos. Unos 6.000 cimbrios escaparon a Bélgica, donde pasarían a formar la tribu de los aduáticos.[94]

Posteriores migraciones germanas se produjeron décadas tras las victorias de Mario, durante la llamada Guerra de las Galias Julio César enfrento y derrotó a los grupos de germanos que cruzaron el río Rin para instalarse en las Galias, territorio en pleno proceso de conquista. César ante esto lanzo dos campañas en Germania contra las tribus en el 55 y el 53 a. C.

Destacan dos invasiones en dicha época, en el 58 a. C. se produce la batalla de Los Vosgos en la que se destruye a la Confederación sueva de Ariovisto, este jefe germano había entrado en la provincia hacia el 72 a. C., cuando entró en la provincia con 15.000 guerreros a apoyar a los arvernos y sécuanos en contra de los eduos.[95][96]​ Tras la victoria Ariovisto decidió quedarse y ocupó un tercio de la tierra de los sécuanos, pasando a instalar a su tribu y aliados en aquella tierra, unos 120.000[95]​(aunque César habla de 180.000)[97]​ se fueron instalando, incluyendo a los suevos propiamente tales, harudes (24.000 personas)[94]​ y marcomanos.[98]​ Su migración fue la que produjo la marcha de los helvecios que serviría a el general romano para intervenir en las Galias y la posterior de los usípetes y téncteros.[98]​ Siguiendo las cifras de César unos 60.000 germanos eran guerreros, siendo derrotados por las legiones y luego perseguidos hasta que cruzaron de vuelta el Rin, resultando muertas cerca de 80.000 personas.[97]

La posterior invasión de los usípetes y téncteros en 56 a. C. fue cifrada por Julio César en 400.000 personas, aunque cifras actuales les rebajan a 150.000 germanos.[99]​ Estos se instalaron en el valle del río Mosa, mientras César negocio con ellos la caballería de las tribus atacó a varias guarniciones romanas causando fuertes bajas, los romanos aprovecharon que los jinetes germánicos fueron a alimentar sus caballos lejos del campamento para atacar por sorpresa mientras continuaban las negociaciones, varias decenas de miles fueron asesinados y esclavizados, los sobrevivientes huyeron a sus tierras.[99]Tácito los cifra en cambio en al menos 180.000, unos 100.000 para cada pueblo.[100]

En la zona de la Galia Bélgica habitaban diversas tribus germanas sometidas por los romanos junto a vecinos celtas, entre estas estaban los menapios (28.000 personas, 9.000 capaces de luchar)[101]​ y bátavos (35.000, 5.000 armados).[102][103]​ Caso aparte son los sicambrios, tribu que junto a usípetes y téncteros en el 16 a. C. invadió la Galia romana donde derrotaron en batalla al gobernador Marco Lolio. Para vengar la humillación el general Druso el Mayor les derrotó y expulsó al este del Rin, en total unas 40.000 personas,[104]​ incluyendo algunos suevos.

En el siglo I los germanos se estimaban en 60 tribus, en la región entre los ríos Rin, Elba y Danubio habían 20 a 23 tribus, esta región era la que Augusto ambicionaba con conquistar, sin embargo, tras la batalla del bosque de Teutoburgo sus planes se cancelaron.[105]​ Para aquella región Delbrürck estimaba en 0,64 a 0,70 millones de habitantes (1 o 2 millones en toda la Germania), Schmoller en 0,9 a 1,2 millones y Canter en de 1 a 1,15 millones (3 millones de germanos en total) aunque en un cálculo posterior rebajó su cifra a 750.000.[50]​ Levasseur apoyó una cifra de 1,45 millones de personas viviendo en el valle del río Mosa.[50]​ La alta población de la provincia queda marcada por el tamaño de los ejércitos germanos, en la batalla de Idistaviso 51.000[106]​ a 55.000[103]​ germanos lucharon dentro de la alianza de Arminio mientras que los marcomanos de Marbod sumaban 74.000[90]​ a 75.000.[107]

Friedrich Engels hizo un estudio sobre la población de las tribus germánicas, en el área entre los ríos Rin, Danubio y Vistula en el siglo I a. C. tenía cerca de 500.000 kilómetros cuadrados, donde vivían decenas de tribus, con un promedio de cerca de 100.000 miembros cada una, considerando una cifra total de cinco millones de germanos.[100]​ En el siglo IV la cifra había aumentado ya en un millón más, momento en que la presión demográfica empezó a obligarles a migrar hacia el Imperio romano.[100]

Con el tiempo la presión demográfica se hizo cada vez mayor, los emperadores prefirieron en lugar de realizar costosas campañas permitir que tribus aliadas se instalaran dentro del imperio, a finales del gobierno de Augusto 50.000 germanos y 100.000 dacios se instalaron en Moesia;[108]​ hacia el año 150 godos[109]​ y gépidos[110]​ llegaron desde Escandinavia e invadieron el valle del Vistula expulsando a las tribus locales y forzando nuevas migraciones que llevarían a las guerras marcomanas.[110]

Tras la peste antonina y la muerte de millones de habitantes del imperio fue necesario el autorizar que grandes contingentes de bárbaros se instalaran y repoblaran muchas zonas rurales gracias a su mayor natalidad iniciando la barbarización de su estado. Entre 270 y 300 un millón de colonos germanos se instalaron en el valle danubiano incluyendo a cien mil bastarnos (279-280).[94]

En el 259 los romanos detuvieron la invasión de 300.000 alamanes en la batalla de Mediolanum, aunque esta cifra incluya a tribus aliadas la cifra actualmente es considerada exagerada.[111]​ Sobre todo si se compara con cifras de la posterior batalla de Estrasburgo (año 357) en la que las legiones destruyeron al ejército alamán que invadía las Galias, y que se componía de solo 35.000 guerreros según fuentes antiguas,[112]​ aunque estudiosos modernos rebajan aún más la cifra, llegando a proponer que los alamanes eran capaces de contar con solo 15.000 hombres[113]​ lo que disminuiría bastante el tamaño de aquella tribu.

Durante el siglo III muchas de las tribus clásicas de los germanos producto de dicha presión y el contacto con los romanos entraron en un sangriento período de guerras internas, creándose un gran número de Señores de la guerra, terminando por disolverse. Con el tiempo los pequeños grupos belicosos exitosos aumentaron su influencia hasta crear las nuevas tribus o confederaciones que terminarían por invadir el Imperio romano. Como los sajones, alamanes, francos, anglos, vándalos, suevos, jutos, lombardos y los godos (llegados desde Escandinavia).[114][115]

Durante el siglo III los godos terminan por dividirse en: visigodos, ostrogodos, vándalos, gépidos, rugios, esciros y otros. Su migración forzó a otras tribus a abandonar sus tierras y escapar al imperio. En 376 a los visigodos, greutungos, alanos y tervingios se les fue concedido es estatus de refugiados para poder entrar en el imperio expulsados por los hunos. En su tiempo son cifrados en un millón de almas (200.000 combatientes)[100]​ aunque estudios modernos reducirían esa cifra a solo 75.000 personas.[116]

Esta migración se notara también en el ejército que pasara a formarse en gran medida de bárbaros reclutados entre las tribus que han entrado o en grupos de mercenarios, abandonándose las antiguas tácticas, armas y disciplinas. A mediados del siglo IV 40.000 guerreros godos luchaban en el ejército mientras 300.000 sármatas obtenían el permiso de entrar en el imperio.[117]​ Sin embargo, ante la cada vez más evidente debilidad del imperio acompañada de gran riqueza fueron aumentando las incursiones de saqueo o invasiones agresivas.

Tras su pacificación Juliano le concedió al pueblo franco gran parte de la Galia Bélgica a modo de que estos contuvieran a futuros pueblos en su intención de entrar. Aunque se ha llegado a hablar de un millón de francos[118]​ cifras posteriores rebajan su tamaño a 80.000 a 150.000 salios y ripuarios.[119]

Para el siglo IV el Imperio romano de Occidente se hallaba muy debilitado, al ceder tierras a las tribus germanas a cambio de soldados había ido perdiendo cada vez más tierras y recursos pudiendo solo contratar germanos en su ejército los que a cambio les pedían más tierras iniciando un círculo vicioso de empobrecimiento, dependencia y pérdida territorial. A esto se les unió la migración de los hunos que forzaron a cruzar el Rin a 150.000 suevos, alanos y vándalos[120]​ lo que motivaría a los burgundios a hacer lo mismo al año siguiente (435), dos años después Aecio envió un poderoso ejército de mercenarios hunos que los exterminó.[121]​ Aunque cifras de Paulo Orosio señalan que 80.000 guerreros burgundios cruzaron el Rin, historiadores modernos señalan que la estimación probablemente se refería al tamaño de toda la tribu.[121]​ Sin embargo, algunos autores consideran que la cifra sigue siendo demasiado alta.[122]

En cuanto a los sajones que invadieron la Britania romana se les estiman en 10.000 a 200.000 personas en una región poblada por unos 2 millones de personas entre los siglos V y VII.[123]​ Sobre los que permanecieron en el continente, Carlomagno expulsó a 30.000 de ellos de sus tierras (783).[124]​ Hacia el 440, el grupo gótico dominado por la familia Amal lo formaban 50.000 personas, 10.000 de ellos guerreros,[125][126]​ este grupo sería la base de la que se formarían los ostrogodos.[126]

Hacia el 400 Radagaiso, jefe bárbaro, reunió 200.000 guerreros y arrasó Italia hasta su derrota y muerte.[127]​ Por otra parte, en el 409 llegaron 100.000 vándalos a la península ibérica (según J. Liebeschuetz), veinte años después una masa de 50.000 (para Procopio de Cesarea) o 80.000 (Liebeschuetz) cruzaron al Magreb, fundando el reino vándalo.[128]​ Estudios modernos consideran que la masa se componía de 16.000 asdingos, 43.000 alanos y 21.000 silingos, otros estudios señalan en 30.000 asdingos, 25.000 alanos y 25.000 silingos (10.000 en edad militar).[127]​ Esta migración fue producto de la derrota sufrida por estos pueblos a manos de los suevos y visigodos.[127]​ Se debe mencionar que los vándalos se dividían en silingos y asdingos.

Sobre la masa de 409 esta se componía de aproximadamente 200.000 personas (50.000 silingos, 30.000 alanos, 80.000 asdingos y 20.000 a 25.000 suevos).[129][130]​ Respecto a los suevos, siempre fueron una tribu pequeña, teniendo apenas 4.000 a 10.000 guerreros su población pudo ser de 20.000 a 30.000 almas.[127][131]

La tribu de los hérulos se componía de 20.000 a 25.000 personas (4.500 guerreros),[132]​ aunque algunas fuentes hablan de más de cinco mil mercenarios hérulos en los ejércitos bizantinos del siglo VI.[133]

Se estima que en 418 se instalaron entre 50.000 y 100.000 visigodos en Galia. De estos, entre 70.000 y 90.000 migraron después a la península, contándose que un gran número de ellos se estableció en Aquitania y la Galia Narbonense. Los historiadores consideran que la población pudo crecer hasta los 200.000 o mantenerse en los 100.000 debido a las constantes guerras civiles, aunque al parecer todo indica que 7.000 a 10.000 formaban parte del ejército.[134]​ En cuanto a los ostrogodos, en el 493 se habrían establecido en Italia unos 100.000.[135]

Alboino, rey de los lombardos, ordena en 568 a su pueblo cruzar los Alpes e instalarse en el norte de Italia, la masa que el dirigía incluía bávaros, gépidos (como esclavos), búlgaros, ávaros y 20.000[136]​ sajones partiendo desde Pannonia, sin embargo, la cifra varía enormemente según el autor, Pablo el Diácono los cifra en 100.000 de los que 26.000 serían guerreros[137]​ mientras que los testigos de la época los cifraban en medio millón.[138]​ Estudiosos modernos dan cifras de 100.000 a 150.000 (como Jörg Jarnut), 150.000 (Neil Christie), 150.000 a 200.000 (Wilfried Menghen) y 100.000 a 300.000 (Stefano Gasparri).

En tanto que a comienzos del siglo I Escandinavia tenía 0,5 millones de habitantes (que se duplicaron al milenio siguiente), Bohemia, Moravia y Eslovaquia 1 millón y las modernas Hungría y Polonia 0,30 y 0,45 millones respectivamente.[49]

En cuanto a los vikingos en el siglo IX conquistaron Irlanda, fundando un reino que llegó a tener 300.000 habitantes. Un número importante de estos navegantes, cerca de 200.000, migró a Inglaterra, Francia, Italia y España en los siglos IX a XI. En el año 1000 se considera que la población de Islandia era de 50.000 personas, mientras que las colonias escandinavas en Groenlandia la cifra no pasaba de 3.000[139]​ó 5.000.[140]​La población islandesa creció a 70.000 u 80.000 en el siglo XIII.[119]

Eurasia[editar]

Población de la antigua URSS hasta 1870:[2]

Regiones 1
(miles de habitantes)
1000
(miles de habitantes)
1500
(miles de habitantes)
1600
(miles de habitantes)
1700
(miles de habitantes)
1820
(miles de habitantes)
1870
(miles de habitantes)
McEvedy & Jones (1978) 3.900 7.100 16.950 20.700 26.550 54.765 88.672
Rusia europea 2.000 4.000 12.000 15.000 20.000 44.161 71.726
Siberia 100 100 200 200 300 1.443 3.272
Cáucaso 300 500 1.250 1.500 1.750 2.429 4.587
Turkestán 1.500 2.500 3.500 4.000 4.500 6.732 9.087

Tras la migración de las tribus germánicas al sur y oeste de Europa una amplia región del norte de Alemania, entre los ríos Elba y Oder hasta el Báltico, quedó despoblada y fue ocupada lentamente por los eslavos del este y el sur, llamados vendos por sajones y daneses. Durante la Edad Media en dichos territorios se dio un proceso muy diverso de colonización de europeos occidentales (sobre todo alemanes y judíos) que fue la causa de la diversidad étnica de Europa oriental, los monarcas alemanes y polacos fueron los principales promotores de este proceso.[141]

Tras la migración de los germanos a Europa Occidental fueron los eslavos los que ocuparon las regiones que dejaron en el Europa Central y Oriental.[49]

El reino de Alania se ubicaba en Circasia y Osetia del Norte - Alania tenía 100.000 habitantes hacia el 900 d. C.[142]​ La tribu de los kangjus eran 16.000 personas a mediados del siglo V,[142]​ eran los miembros de los alanos que se habían decidido quedarse en Asia Central, la tribu alana unida sumaba cerca de 100.000 personas en torno al 90 a 150 d. C. cuando se iniciósu inmigración.[142][143]

En el siglo XI la Rusia europea tenía 4 millones de habitantes, en el siglo XVI tenía 11 a 12 millones de habitantes, en la Transcaucasia vivían otros 2 millones de personas (1500). Durante el siglo XVII el gobierno zarista inicio la gradual colonización de Siberia, territorio muy rico en recursos pero habitado solo por unas pocas tribus nómades, a fines de ese siglo la población nativa era de apenas 240.000 personas, siendo el grupo más importante el pueblo buriato que se constituía por 35.000 a 40.000 miembros,[144]​ a inicios de la misma centuria eran unos 27.700 los buriatos.[145]

Italia[editar]

Existen diversos cálculos de la población de la Italia romana pero según varios cálculos eran 4 millones de personas durante la segunda guerra púnica (incluidos a 600 000 esclavos), considerándose que la invasión de Aníbal produjo fuertes pérdidas producto de las batallas, el abandono o destrucción de cultivos y al final por la destrucción romana de quienes ayudaron a los cartagineses, se estima en 500.000 italianos muertos.

Se debe entender que la tasa de natalidad de los romanos (y griegos) era mucho menor que la de otros pueblos de esa época por lo que ellos se demoraban más tiempo en cubrir las bajas de una guerra, hambruna o peste. Para cubrir perdidas se traerán germanos como inmigrantes y colonos rurales. Se calcula que al morir Augusto en todo el Imperio romano vivían entre 4 y 5 millones de ciudadanos romanos.

Durante la segunda guerra civil de la República romana murieron unos 170 000 a 320 000 romanos,[90]​ y en las Vísperas asiáticas unos 80 000 a 100 000 ciudadanos romanos o hablantes latinos fueron masacrados en toda el Asia Menor por orden de Mitrídates VI.[146]

En el año 600 a. C. aproximadamente la población de la península superaba el millón, incluía 130.000 lucanos (en las actuales Basilicata y Calabria), 570.000 sículos (Sicilia), 450.000 mesapios (Apulia); en algunas regiones la población alcanzaba una alto volumen, 250.000 para Brucio y 200.000 para la Campania. Las colonias griegas superaban el millón de personas.[147]

Sobre la población de los etruscos, el arqueólogo Tom Rasmussen la calcula en un máximo de 600.000 personas en el siglo VI a. C., alrededor del año 504 a. C. en Etruria vivían 280.000 en las principales ciudades y 40.000 en pequeños pueblos y granjas. Unos 60.000 a 90.000 en la Etruria-Campania y Padania (20.000 a 30.000 en el valle del Po o la llanura padania). Durante el siglo V a. C. la población decayó a 300.000 o 400.000 (en total Italia tenía 2,5 millones). Eran 52.000 los varones sobre los 16 a 46 años.[148]

En el inicio del siglo III a. C. la población de los oscos se estima en 250.000 personas.[148]​ Entre sus tribus se incluían a los lucanos, samnitas y los oscos propiamente tales.

Según los censos romanos se contaron más de 4 millones de "ciudadanos". Existen dos interpretaciones a estos resultados.[149]

Brunt estimó que la población italiana creció de 5 millones (285 a. C.) a 7 millones (14 d. C.), de estos últimos la población ciudadana era 0,75 millones y los esclavos 3 millones.[150]​ En el norte de Italia, a los pies de los Alpes, vivía la tribu celta de los salasos. En el año 25 a. C. fueron conquistados: muriendo 2000 y fueron esclavizados 40.000[151]​ (5000 de ellos guerreros).[152]

Bajistas[editar]

Según esta interpretación se contaron tanto a hombres como mujeres y niños libres, es decir, cerca de dos tercios de la población (el otro tercio eran esclavos). Se calcularía que para el siglo I  había 6 millones de personas en Italia (2 millones de esclavos). En el siglo I la península tenía 5 millones de habitantes, la baja se debía principalmente a que cientos de miles de romanos salieron a otras regiones del imperio como colonos. Un siglo después la población llegó a 7 millones (3 millones de esclavos). Al inicio del siglo IV la población italiana sería de solo 6 millones de personas.[13]

Alcistas[editar]

Según esta interpretación se contaron solo a los hombres adultos libres y como resultado la población real sería mucho mayor. Para el final de la República Romana la población era de 8 millones, incluyendo cerca de 2 millones de esclavos, muchos de estos eran galos o germanos o descendientes de estos, que terminaron por rebelarse al mando de Espartaco. Para tiempos de los Antoninos la población italiana llegó a 10 millones[153][154]​ además de 3 millones de esclavos; con 1,2 a 1,5 millones de personas viviendo en Roma.[155]

Pero a partir de entonces las pestes, invasiones y la baja tasa de natalidad romana junto a la ruralización del imperio llevaron a que, para la Edad Media, está fuera de 2,5 a 5 millones.[156]

Dacia[editar]

En el siglo I a. C. el imperio creado por Berebistas tenía 1[157]​ a 2 millones de habitantes,[158]​ Su dominio se extendía por Dacia, Moesia, Sarmacia, el oriente de la Marcomania y la Bastarnae.

Tras la muerte de Berebistas su reino se dividió por un siglo, muchos de los reyes dacios de ese entonces empezaron a aliarse con los romanos, permitiéndoseles enviar colonos al interior del imperio. En el año 4 a. C., Elio Cato, comandante militar romano de Moesia, permitió la entrada en su provincia de 50.000 dacios. En el 66 d. C. Tiberio Plauto Escribano Eliano asentó al norte de la desembocadura del Danubio a 100.000 sármatas, bastarnos y dacios.[159]​ Además, del 2 al 3 d. C., unos 50.000 getas fueron autorizados a instalarse en territorio romano.[160]

En el reinado de Decébalo, producto de las perdidas territoriales habían de 500.000 a un millón de personas[161]​ bajo dominio dacio que se redujo mucho con la conquista romana, se esclavizaron hasta 500.000 nativos.[162]​ A la nueva provincia llegaron a establecerse unas 450.000 personas, en su mayoría eran veteranos del ejército romano con sus familias originarios de Iliria, Tracia y Macedonia.[161]

Al producirse la conquista del millón de dacios unos 150.000 vivían en zonas urbanas y 150.000 eran pastores de las montañas, los primeros en asentarse al iniciarse la romanización fueron los 150.000 soldados romanos recompensados con tierras y dinero por sus servicios.[163]

Tras la conquista romana la población de la provincia era de 0,6 a 1,25 millones de personas.[164][165]​ Con el tiempo la población se recuperó hasta la invasión goda en el siglo III y su abandono por los romanos. La capital dacia, Sarmizegetusa, llegó a tener hasta 30.000 habitantes.[166]

Los carpianos apoyaron la invasión goda de 249 a 251, de los 300.000 germanos una décima parte serían carpianos.[167]​ Entre 275 y 280 las autoridades romanas los cifraban en 100.000 personas.[168]​ Otros pueblos asentados en la zona de los Balcanes son los dardanos, que tenían 20.000 guerreros en el siglo III a. C.,[44]​ y los bastarnos, que en el siglo II a. C. tenían 30.000 guerreros.[90]

En 1241 ante la invasión de sus tierras por los mongoles unos 40.000 cumanos huyeron al reino de Hungría.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Angus Maddison (2007) [2001]. The world economy: a millennial perspective. Nueva Delhi: Academic Foundation, pp. 231. ISBN 978-8-17188-613-5.
  2. a b Maddison, 2007: 232
  3. Josiah C. Russell (1972). "Population in Europe". The Fontana Economic History of Europe: The Middle Ages. Tomo I Edición de Carlo M. Cipolla. Glasgow: Collins/Fontana, pp. 25-71
  4. About Crete - The Minoans - History of Minoan Palace
  5. James Watt Mavor (1996). Voyage to Atlantis: the discovery of a legendary land. Rochester: Inner Traditions/Bear & Co, pp. 23.
  6. John D. Pendlebury (1991). The Archaeology of Crete. Biblo & Tannen Publishers, pp. 303, nota 3. En 1209 los venecianos conquistaron la isla que tenía medio millón de habitantes, para el s. XVI había descendido a la mitad. Tras la conquista otomana en 1669 cayó a menos de 80.000 pero se recuperó y en 1821 eran 260.000 almas. Sin embargo, tras la Guerra de independencia de Grecia cayó nuevamente, en 1834 eran apenas 130.000 locales. Después de esos hechos la población empezó a recuperarse finalmente.
  7. Demographic history of Greece
  8. M. Hansen. «Polis». Archivado desde el original el 20 de abril de 2009. Consultado el 2009. 
  9. «Bryn Mawr Classical Review 2007.04.58». Consultado el 2009. 
  10. An Update on the Shotgun Method
  11. a b María José Hidalgo de la Vega, Juan José Sayas Abengochea y José Manuel Roldán Hervás: Historia de la Grecia antigua (pág. 295). Salamanca (España): Universidad de Salamanca, 1998.
  12. María José Hidalgo de la Vega, Juan José Sayas Abengochea, y José Manuel Roldán Hervás: Historia de la Grecia antigua (pág. 296). Universidad de Salamanca, 1998. Las guerras del Peloponeso afectaron duramente tanto a Atenas como a su enemiga Esparta, para la primera significó la huida de muchos esclavos y metecos, una pérdida importante de la población y de su dinamismo. Para la segunda fue la pérdida de gran cantidad de ciudadanos y combatientes y con ello su fuerte control sobre los periecos e hilotas.
  13. a b c d e «History 303: Populations». Archivado desde el original el 26 de agosto de 2015. Consultado el 2009. 
  14. El periodo dorado de Grecia
  15. Grecia Página 13
  16. Esparta y sus problemas sociales, Pavel Oliva, Ediciones AKAL, 1983, págs. 54-55
  17. The Garamantes masters of the Sahara: the Garamantes of Libya have been dismissed by everyone from the Romans to 20th-century scholars as irrelevant desert pastoralists and nomads. But now, new research has revealed that they had a sophisticated civilisation and represented one of the most powerful kingdoms in North Africa.
  18. Greek, Ancient | Brian D Joseph - Ohio State University Department of Linguistics
  19. «Mopping Up in Gaul». Consultado el 2009. 
  20. Heritage History.Julius Caesar
    • Archivado el 25 de noviembre de 2010 en la Wayback Machine.In his conquest of Gaul he is said to have taken up arms against over a million Gallic warriors, and killed another million. He completely subdued the entire region of modern France and made forays into Britain and Germany.
  21. Jérôme Carcopino: Julio César: el proceso clásico de la concentración del poder (pág. 267). España: Rialp, 2004.
  22. Guerra de las Galias
  23. «Genocidios en la Humanidad». Archivado desde el original el 24 de octubre de 2013. Consultado el 2009. 
  24. Vercingetorix
  25. The History of Rome, Volumen 4, Theodor Mommsen, pág. 706, BiblioBazaar, 2009.
  26. Convertirse romano: los orígenes de la civilización provinciales en la Galia, Greg Woolf, pág. 138, Cambridge University Press, 2000
  27. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x Julio César, De Bello Gallico, Libro VII, cap. LXXV (Texto traducido al español con comentarios de Napoleón Bonaparte, extraído de lengualatina.org
  28. Sir William Smith: Dictionary of Greek and Roman geography (volumen I, pág. 954). Little, Brown & Co., 1854. Cifra dada por Livio (ep. 61) al referirse del rey arverno Bituit del siglo I a. C. cifra en 200.000 los guerreros de aquel rey.
  29. «Helvetiian Campaign». Archivado desde el original el 1 de marzo de 2006. Consultado el 30 de septiembre de 2017. 
  30. a b H. Delbrück Geschichte der Kriegskunst im Rahmen der politischen Geschichte, Vol. 1, 1900, págs. 428 y 459f.
  31. a b Furger-Gunti, 102.
  32. a b c d e f g h i j k l A comparative study of thirty city-state cultures: an investigation, Mogens Herman Hansen & Københavns universitet. Polis centret, pág. 235. Kgl. Danske Videnskabernes Selskab, 2000, fuente: Bello Gallico, libro I, cap. XXIX; libro II, cap. XXXIII (atuáticos); libro VII, cap. XXVIII (bituriges).
  33. Histoire de la Gaule - Camille Jullian
  34. Civilization: a new history of the Western world, Roger Osborne, pág. 97, Pegasus Books, 2006.
  35. History of Julius Caesar. Vol. II. The Wars in Gaul, Napoleón III, Harper & Brothers, 1867, Nueva York, pág. 129.
  36. a b The United service magazine. Parte I, H. Colburn, 1857, pág. 190
  37. a b c d e f g h i j k The Scotish Gaël, Volumen 1, James Logan, pág. 93, Smith, Elder, 1831
  38. a b c d e f g h i j k Cayo Julio César, Comentarios a la Guerra de las Galias; Libro II, cap. 4
  39. Hildegard Temporini, y Wolfgang Haase: Aufstieg und Niedergang der römischen Welt: Geschichte und Kultur Roms im Spiegel der neueren Forschung (parte II, volumen III, pág. 159). Walter de Gruyter, 1975. Fuentes: Plutarco, Galba, 4-6. Calcula que unas 100.000 personas (incluyendo a los eduos) colaboraron con los romanos en la guerra contra Ariovisto. Durante la guerra habrían sufrido unas 20.000 bajas, aunque la cifra es probablemente una exageración.
  40. barbares francs et gaulois crolingiens mérovingiens capetiens guerre de cent ans
  41. a b The greatness and decline of the Celts. Chapter V. Celtic Gaul I. The formation of the gallic peoples pág. 16/17.
  42. Rodanum: A Study of the Roman Settlement at Aardenburg and Its Metal Finds, Guus Besuijen, Sidestone Press, 2008, pág. 19.
  43. Julio César, De Bello Gallico, Libro III, cap. I-VI. (leer)
  44. a b Breno y los galos, la invasión celta de Grecia
  45. Theodor Mommsen: Storia di Roma, vol. II.
  46. Chronologie
  47. «Population of Western Europe». Consultado el 2009. 
  48. Livius.org: Lingones
  49. a b c d Angus Maddison (miembro del Centro de Desarrollo, de la Organisation for Economic Cooperation and Development): The world economy: a millennial perspective (págs. 231-253). OECD Publishing, 2001.
  50. a b c The defeat of Varus and the German frontier policy of Augustus Pág.5/12.
  51. César Carreras Monfort: «Una nueva perspectiva para el estudio demográfico de la Hispania romana», en Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología: BSAA, ISSN 0210-9573, Tomo 62, 1996, págs. 95-122 y A new perspective for the demographic study of Roman Spain
  52. Antigua. Historia y arqueología de las civilizaciones
  53. Luis Suárez Fernández: Historia de España antigua y media. Rialp, 1976. Pág. 53.
  54. e-spacio.uned
  55. P. Bosch-Gimpera - Aguado Bleye, op. cit. 188 ss. Calcúlase que en los veinte años de guerra celtibérica perecieron en Hispania de 150.000 a 200.000 hombres, cfr. C. Viñas, op. cit. 205. Sobre su posible repercusión en Roma cfr. J. M. Blázquez: El impacto de la conquista de Hispania en Roma (155-82 a. C.), passim.
  56. Galicia La Conquista Romana.
  57. «Guerras cántabras», cálculos de A. Schulten basados en Plinio.
  58. a b Miguel Cisneros Cunchillos: «La arqueología de los Cántabros: una reflexión metodológica».
  59. Adolfo J. Domínguez Monedero: «Historia y arqueología de las civilizaciones. En torno a algunos aspectos socioeconómicos de la cultura vaccea: estado de la cuestión y nuevos aportes» (pág. 13 y 14).
  60. «h_a_09_por». Archivado desde el original el 5 de agosto de 2009. Consultado el 2009. 
  61. Population of Western Europe
  62. «Los Íberos - Zona ibérica - Wikilearning». Archivado desde el original el 29 de marzo de 2010. Consultado el 2009. 
  63. Francisco Sánchez Ruano: «Andalusíes, mudéjares y moriscos: los musulmanes hispanos en tres fases de la historia» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., en revista Alif Nun, 2009.
  64. «Navarra y Pamplona hasta el 905».
  65. a b Vicente A. Álvarez Palenzuela: Historia de España de la Edad Media (págs. 190 y 193). Madrid: Ariel, 2007.
  66. «La España musulmana. Al Andalus».
  67. Antonio Malpica Cuello: «El reino nazarí de Granada». Universidad de Granada.
  68. «Francisco García Talavera Casañas - Guanches y canarios». Archivado desde el original el 12 de junio de 2010. Consultado el 28 de octubre de 2011. 
  69. Guanche
  70. «Population of the British Isles», según Tácito; consultado en 2009.
  71. «A history of english population».
  72. Alistair Moffat: Before Scotland: the story of Scotland before history (págs. 154, 158 y 161). Londres: Thames & Hudson, 2005.
  73. Graeme Whittington y Kevin J. Edwards: «Palynology as a predictive tool in archeaology» (pdf, págs. 55-65), en la revista Proceedings of the Society of Antiquaries of Scotland, 124; 1994.
  74. Sheppard Sunderland Frere: Britannia: a history of roman Britain (pág. 6). Routledge, 1987.
  75. Martin Millett: The romanization of Britain: an essay in archaeological interpretation (pág. 182). Reino Unido: Cambridge University Press, 1992.
  76. Peter Salway: A history of roman Britain (pág. 388). Oxford (RU): Oxford University Press, 2001.
    En 1929 R. G.Collingwood estimó en 0,5 millones hasta más de 1 millón de habitantes. En 1930, Mortimer Wheeler calculó en 1,5 millones, ambos basándose en cálculos de la población medieval. Si embargo, en 1955 y 1976 W. G. Hoskins consideró aquellos cálculos muy bajos para la época romana. En 1967, S. S. Freire estimó en 2 millones de habitantes a fines del siglo II, aunque veinte años después lo subió a 3 millones. En 1977 hallazgos arqueológicos demostraron que los centros de población eran más grandes, numerosos y estaban mucho más densamente poblados, subiendo el cálculo de población a 5 o 6 millones. Aunque los cálculos de T. W. Potter y C. M. Johns eran 2,5 millones y los de M. J. Millett eran de 3,7 millones.
    Cálculos más actuales estiman en 1,75 a 2,25 millones en 1086 y 4,5 a 6 millones en el siglo XV antes de la peste negra.
  77. «Sub-roman Britain»: Después del período romano, la población de Gran Bretaña puede haber disminuido de entre 1,5 y 3 millones.
  78. J. P. Sommerville: Roman Britain:
    • Archivado el 9 de diciembre de 2011 en la Wayback Machine. «En el segundo y el tercer siglos fueron una época de prosperidad general y la población de la Britania romana llegó a alrededor de 3,5 millones en el 400 d. C.».
  79. British History: population
  80. Tácito, Anales 14, 31.
  81. Historia romana 62.8.2 de Dión Casio.
  82. Desmond's Concise History of Ireland
  83. Kingdom of Kent
  84. English in Great Britain
    Ethelbert remained heathen for some time, but after a year he converted to Christianity. The jutes of Kent followed their king's example and 10,000 jutes were baptised in one day.
  85. How old is English
  86. The Scotish Gaël, or, Celtic manners: as preserved among the Highlanders, James Logan, pág. 78, Marsh, Capen & Lyon [and 4 others], 1833.
  87. «La batalla de Arausio».
  88. The situation, manners and inhabitants of Germany. Citas 14 y 23.
  89. Joseph Ritson y Joseph Frank: Memoirs of the celts or gauls (pág. 261). W. Nicol (Payne and Foss), 1827.
  90. a b c d e f g h Plinio Prioreschi: Roman medicine (pág. 565). Horatius Press, 1998.
  91. Revista de España, volumen 2, pág. 379, Tipografía de Estrada, Díaz y López, 1868.
  92. a b c d Francisco Marco Simón y José Remesal Rodríguez: «Vivir en tierra extraña: emigración e integración cultural en el mundo antiguo», en Actas de la reunión realizada en Zaragoza los días 2 y 3 de junio de 2003, pág. 137 (cita 33). La fuente a la que se refiere el autor es Tito Livio: Períocas, libro 68: estimación de Livio
  93. Pierre Grimal: La formación del imperio romano: El mundo mediterráneo en la Edad Antigua, III (pág. 114). Barcelona: Edicions Universitat Barcelona, 2004.
  94. a b c John B. Bury: «Expansion of the teutons», capítulo 7 del libro The Cambridge Medieval History. Cambridge (RU), 1911.
    Véase Historia Augusta. Probius, capítulo 18.
  95. a b George Ripley y Charles Anderson Dana: The new American cyclopaedia: a popular dictionary of general knowledge, volumen 2, pág. 84. D. Appleton, 1863.
  96. Harry Mountain: The celtic encyclopedia, págs. 327-328. Universal-Publishers, 1998
  97. a b «César y los germanos», parte II - Satrapa1.
  98. a b «César y los germanos», parte I - Satrapa1.
  99. a b «César y los germanos», parte III - Satrapa1.
  100. a b c d Friedrich Engels: «La formación del Estado de los germanos», capítulo 8 de El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado.
  101. Rodanum: A Study of the Roman Settlement at Aardenburg and Its Metal Finds, Guus Besuijen, pág. 19, Sidestone Press, 2008.
  102. A. Birley Garrison, Life at Vindolanda (pág. 43), 2002.
  103. a b IAM Fanaticus - Battle of Idistaviso (16 AD)
  104. Conrad Malte-Brun y Jean-Jacques-Nicolas Huot: A system of universal geography, or A description of all the parts of the world, on a new plan, according to the great natural divisions of the globe. S. Walker, 1834, pág. 651.
  105. Time Machine Miniatures - The Teutoburger Wald pág. 25; 30. En la emboscada una fuerza de 7.000 a 10.000 legionarios (las legiones estacionadas en Germania habían enviado muchos efectivos a la provincia rebelde de Pannonia) y 12.000 a 15.000 civiles (lo que indica que no se esperaba una batalla) fue aniquilada por 5.000 a 15.000 germanos.
  106. José Ignacio Lago: Roma en Guerra (pág. 311). Almena, 2007. ISBN 978-84-96170-70-4.
  107. M. J. Rowlands, Mogens Trolle Larsen, y Kristian Kristiansen: Centre and periphery in the ancient world (pág. 128). Cambridge University Press, 1987.
  108. A history of the Roman Empire from it's foundation to the death of Marcus Aurelius. Chapter XXII. Sect. III. Dacian and Suevian Wars., es posible que una gran parte de estos fueran roxolanos.
  109. Historia Universal. La Alta Edad Media y el islam. Barcelona: Sol90, 2004, pág. 13
  110. a b Marco Aurelio y la frontera del Danubio. Por Satrapa1.
  111. Zonaras: Anales, XII.24-25. Apoyado por Bleckmann (2002: 164).
  112. Ammianus Marcellinus, Res Gestae, XVI. 12. 26, finales del s. IV
  113. Drinkwater, J. F (2007) The Alamanni and Rome (213-496), pág. 239
  114. Documental Las tribus germánicas. Episodio n.º 3.
  115. Germania (Ancient Germany)
    • Archivado el 6 de octubre de 2010 en la Wayback Machine. From A Classical Atlas of Ancient Geography by Alexander G. Findlay. 1849. Mapa de las Tribus germánicas.
  116. Christer Jorgensen: Grandes batallas. Los combates más trascendentes de la Historia (págs. 51-53). Parragon Books, 2007.
  117. «The romans (timelines)», línea de tiempo de los romanos.
  118. Franks
  119. a b Alternativity of state fromation process: The early state vs. State analogues (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., Leonid E. Grinin (“Uchitel” Publishing House, Volgogrado, Rusia).
  120. Romains 4: Les Grandes Invasions
  121. a b Frank McLynn: Héroes y villanos (págs. 79-80). Ariel, 2008.
    En el año 437, los burgundios perdieron unos 20.000 guerreros.
  122. María Elvira Gil Egea: África en tiempos de los vándalos: continuidad y mutaciones de las estructuras sociopolíticas romanas (pág. 190). Universidad de Alcalá, 1998. Crítica a la cifra de san Jerónimo.
  123. «Germans set up an apartheid-like society in Britain».
  124. «Historique des runes divinatoires», Ancien Elder Futhark, Unicorne.com.
  125. Peter Heather: The goths (pág. 151). Blackwell Publishers, 1997. ISBN 0-631-16536-3.
  126. a b Peter Heather: The fall of the Roman empire: a new history of Rome and the barbarians (págs. 330 y 472). Oxford University Press, 2006. ISBN 978-0-19-515954-7.
  127. a b c d «Breve historia del reino suevo de Gallaecia» (I).
  128. Javier Arce: Bárbaros y romanos en Hispania, 400-507 A. D. (pág. 71). Marcial Pons Historia, 2007.
  129. «Suevos y vándalos», artículo en Asatru.es.
  130. Javier Arce: Bárbaros y romanos en Hispania, 400-507 AD (pág. 104). Marcial Pons Historia, 2007. Referencia n.º 262:
    «Each group was numerically strong» (págs. 64-66). Thompson, Romans and Barbarians, pág. 159, se atreve a hacer cálculos numéricos a los que hay que poner muchas restricciones: él piensa que pasaron en el 406 unas 200.000 personas a la Galia y los distribuye así: silingos, 50.000; alanos, 30.000; asdingos, 80.000 (esta cifra es la más verosímil debido a los datos que tenemos de otros historiadores a propósito de los que pasaron a África en 429) y suevos unos 25.000. Estos cálculos no pasan de ser conjeturas.
  131. Javier Arce: Bárbaros y romanos en Hispania, 400-507 A. D. Marcial Pons Historia, 2007, págs. 130-131. Los suevos son estimados en 20.000-25.000 personas, de los que 4.000 a 5.000 eran guerreros.
  132. «Justinian’s heruli in northern Illyricum and their archaeological evidence».
  133. John L. Teall: «The Barbarians in Justinian's Armies», en Speculum, vol. 40, n.º 2, págs. 294-322 (véase pág. 302), 1965.
  134. «La población visigoda», en Historia de España, ArteHistoria.
  135. «Historia de la Roma antigua», en Historia de la Humanidad. Santiago de Chile: Larousse, 2005, pág. 91, ISBN 956-8402-32-2.
  136. Bertolini 1960, págs. 34–38. Schutz 2002, pág. 82.
  137. Paolo Cammarosano: Storia dell'Italia medievale. Dal VI all'XI secolo (págs. 96-97). Roma-Bari: Laterza, 2001. ISBN 9788842085560.
  138. «Marco Aurelio - L’impero in agitazione - Anno 169 d. C.».
  139. Vikings and Normans
  140. Jared Diamond (2006) [2005]. Colapso: por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen. Traducción de Ricardo García Pérez. Editorial Debate, Barcelona, pp. 185; 226. ISBN 84-8306-648-3.
  141. Thomas F. Madden, Cruzadas, editorial Blume, traducción de Jorge González Battle, 2008. Edición original de Duncan Baird Publishers, Londres, 2004, pág. 126. ISBN 978-84-8076-788-0.
  142. a b c Alan Dateline - TurkicWorld
  143. Richard Brzezinski, y Mariusz Mielczarek: The sarmatians, 600 BC-AD 450 (págs. 7-9). Osprey Publishing, 2002.
    Los alanos eran parte del grupo de pueblos iránicos conocidos como sármatas, que incluyó a los yázigas, roxolanos y siraces, estos últimos al mando de su rey Abeacus moviliaron a mediados del siglo I a. C. 20.000 jinetes para enfrentar a los 200.000 aorsis (alanos), los roxolanos por su parte llegaron a tener unos 50.000 jinetes; aunque estas cifras son probablemente exageraciones.
  144. History of humanity, Muḥammad ʻAdnān Bakhīt, págs. 19-20, UNESCO, 2000.
  145. Pueblo buriato
  146. Atrocity statistics from the Roman Era
  147. Persée : La composition ethnique de la population italienne de M. Cappieri, pág. 64 (1977).
    (a) les trois lignées sicules, 570.000; (b) les cinq peuples Iapygiens, 450.000; (c) les Lucaniens, 130.000; (d) les Bruttiens, 250.000; (e) quelques tribus campaniennes, 200.000.
  148. a b La mia Toscana
  149. Princeton/Stanford Working Papers in Classics Roman population size: the logic of the debate. de Walter Scheidel.
  150. Peter Brunt, 1971: 124; 131 y 383. Beloch estimó la cifra de esclavos en 2 millones.
  151. «Northern Italy - Aosta», la destrucción de los salasos.
  152. Milton Meltzer: Slavery (volumen 1). Cowles Book Co., 1971.
  153. «Population of Italy». Consultado el 2009. 
  154. Cycles and Stability. Italian population before the demographic transition (225 BC – AD 1900) Elio Lo Cascio y Paolo Malánima.
  155. Para posiciones opuestas sobre la población en la ciudad de Roma en la antigüedad ver los artículos de Whitney J. Oates en «The population of Rome» y de Storey en «The population of ancient Rome».
  156. «History 303: Populations». Archivado desde el original el 26 de agosto de 2015. Consultado el 2009. 
  157. People and Religions
  158. «The Geto-Dacians». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 28 de octubre de 2011. 
  159. José María Blázquez: Trajano. Ariel, 2003, pág. 109.
  160. Maurice Sartre: El oriente romano: provincias y sociedades provinciales del Mediterraneo oriental, de Augusto a los Severos (31 a. C.235 d. C.) (parte 3). Akal, 1994, pág. 257, nota 12.
  161. a b So Julius Caesar attacks Burebista's Dacia in 45 BC...
  162. The Population: Dacians and Settlers
  163. Carpi (Dacian tribe) - eNotes.com Reference
  164. Eastern Europe: an introduction to the people, lands, and culture Volumen 1, Richard C. Frucht, pág. 741, ABC-CLIO, 2005
  165. Georgescu, Vlad. The Romanians-A History.
  166. Ulpia Traiana Sarmizegetusa
  167. Jordanes XVI (91)
  168. Free Geto-Dacians - Romanian History and Culture