Beocia (región histórica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Beocia
(Βοιωτία - Boiotia)
Región histórica-geográfica de la Grecia Antigua
Boeotia ancient-it.svg
Localidades de la antigua región de Boecia
Localización geográfica / administrativa
Continente (o sub) Europa meridional
Región Península balcánica

País(es) Flag of Greece.svg Grecia
Periferia Sterea.Ellada.jpg Grecia Central
Unidad periférica Beocia
Características geográficas

Límites geográficos Golfo de Corinto (S) y Golfo de Eubea (NE)
Características históricas
Límites históricos Fócida (O), Ftiótide (N y NO), Eubea (O) y Megara y Ática (S)
Mapa(s) de localización
Beocia ubicada en Grecia
Beocia
Beocia
Beocia (Grecia)
Coordenadas 38°54′00″N 22°32′00″E / 38.9, 22.5333Coordenadas: 38°54′00″N 22°32′00″E / 38.9, 22.5333
Mapa(s) histórico(s)
Red pog.svg
Localizacion en un mapa de regiones de la Antigua Grecia
Localizacion en un mapa de regiones de la Antigua Grecia
[editar datos en Wikidata]
Beocia comprende la actual unidad periférica de Beocia.

Beocia (en griego moderno, Βοιωτία, Boiotia) es una región de la Grecia Occidental que se corresponde con una región histórica de la Antigua Grecia. Se extiende a lo largo de la ribera norte del golfo de Corinto, al este de las históricas regiones de Etolia y al oeste del Ática

Actualmente forma la parte occidental de la unidad periférica de Beocia. La capital y principal ciudad en tiempos antiguos era Tebas. El gentilicio latino era aonius.

Geografia[editar]

La Beocia antigua limitaba al norte con la Lócrida, al noreste con el canal de Eubea, al oeste con la Fócida, al sur con el golfo de Corinto, la Megaride y Ática. La parte suroriental de la Beocia era montañosa, y las otras zonas eran más bien llanas. En el centro de la zona llana estaba el lago Copaide, desecado a principios de los años 1900, cuyas inundaciones fueron muy favorables para la productividad agrícola, aunque hacían de la zona un territorio pantanoso afectado por la malaria. A diferencia de otras regiones de la antigua Grecia, la economía de la Beocia fue casi exclusivamente agrícola. Las principales montañas que rodean la Beocia son los montes Parnaso, Helicón y Citerón; y; entre los ríos, destaca el río Cefiso, que alimentaba el lago Copaide.

Las principales ciudades eran Tebas, Orcómeno, Haliarto, Cope, Aspledone, Coronea, Platea, Leuctra y Tanagra.

Aunque la Beocia fue el hogar de personas eminentes (por ejemplo, Hesíodo, Píndaro, Corina, Epaminondas o Plutarco), para los atenienses «boecio» era sinónimo de persona pequeña y estúpida. El desprecio tenía como base la estructura económica de las dos sociedades: Beocia era una región agrícola y los habitantes de las zonas rurales a menudo eran objeto de desprecio por parte de los comerciantes y burgueses.[1]

La lengua hablada en Beocia fue un particular dialecto eólico, y en eólico fue escrita la poesía de Corina; Píndaro adoptó, sin embargo, el dialecto dórico.

Historia[editar]

Pieza originaria de Beocia.

La leyenda hace vivir en esta región a las tribus bárbaras de los aonios, ectenos e hiantes, de raíz pelásgica. Los minios y los cadmeos poblaron más tarde Orcómeno y Tebas que encabezaron dos ligas, cada una en su valle o llanura. Después llegaron los beocios, un grupo de los eolios, que emigraron desde la Ftiótide expulsados por los tesalios, que incorporaron a los minios y cadmeos (hacia 1200 a. C.). Inicialmente formaron la anfictionía de Antela. Un tiempo después (hacia el siglo VII a. C.) se formó la Liga Beocia, dirigida por Tebas, que contaba con entre 10 y 14 estados: Tebas, Orcómeno, Lebadea, Queronea, Copas, Haliarto, Tespias, Tanagra, Antedón, Platea, Ocalea, Calia, Onquesto y Eléuteras (no está claro que los cuatro últimos fueran miembros de la Liga).

Se cree que Oropo fue inicialmente miembro de la Liga, pero más tarde pasó a Atenas. Platea se retiró de la liga y se puso bajo la protección de Atenas hacia el 519 a. C. La Liga Beocia era dirigida por los beotarcas, cuatro elegidos por Tebas y el resto por los demás miembros de la liga; el consejo federal estaba formado por 660 consejeros. En la batalla de Delio, en 424 a. C., había 11 beotarcas. El festival anual de la Liga era la Pambeocia, que se hacía en el templo de Atenea Itonia cerca de Queronea. Cada estado era independiente, pero los asuntos militares comunes eran competencia de la Liga, y de hecho de Tebas.

En 480 a. C. fue ocupada por Jerjes I de Persia después de la batalla de las Termópilas y las ciudades de Tespias y Platea fueron incendiadas (acusadas como enemigas por Tebas, donde se había impuesto el partido favorable a Persia). Después de la batalla de Platea, en 479 a. C., Tebas fue asediada por los espartanos y otros contingentes; el jefe de Tebas, Ataginos, huyó y su sucesor Timagénides encabezó la resistencia. La ciudad fue ocupada después de 20 días de asedio, Timagénides y sus colaboradores fueron ejecutados y la liga disuelta por orden del espartano Pausanias.

El enfrentamiento de Esparta y Atenas llevó a Esparta a apoyar a Tebas como forma de debilitar la influencia de Atenas en Grecia central. Tebas refunda la liga beocia que formó una alianza con Esparta en la guerra contra Atenas (primera guerra del Peloponeso). En 457 a. C. El regente espartano Nicómedes marchó a la región, pero fue derrotado por Pericles en Tanagra; en febrero del año siguiente, los tebanos fueron derrotados en Epofitas, la liga Beocia fue disuelta y se instalaron en la región regímenes democráticos aliados de Atenas.

En 447 a. C. se impuso la oligarquía en Tebas, Orcómeno y Queronea, y se rompió la alianza con Atenas. Los atenienses ocuparon Queronea, pero la victoria de los tebanos en Queronea, con la muerte del general Tólmides, los obligó a evacuar la región, salvo Platea.

Tebas se alió otra vez con Esparta en la guerra del Peloponeso (432 a. C.) y atacaron Platea en 431 a. C. sin éxito. Finalmente fue ocupada, pero reconquistada por los espartanos en 427 a. C. y la ciudad fue incorporada a Tebas. Ratificó la alianza con la paz de Nicias (421 a. C.), que las ciudades beocias no firmaron, pero finalmente, con la paz de Antálcidas las ligas se disolvieron.

En 379 a. C. fue asesinado el jefe del partido aristocrático de Tebas, Arquías, y pronto estalló una revolución democrática dirigida por Pelópidas y Epaminondas. Los espartanos se hicieron fuertes en la fortaleza de Cadmea, pero fueron finalmente desalojados de Tebas. En 377 a. C., Tebas ingresó en la Segunda Liga ateniense.

Epaminondas gobernaba la ciudad, que ejercía la hegemonía en Beocia; destruyó Platea, anexionó Tespias y reclamó Oropos (374 a. C.). Entonces, Epaminondas fue nombrado beotarca y el tratado de paz del verano del 371 a. C. exigió el reconocimiento de la Liga Beocia y cuando fueron atacados por los espartanos (por forzarlos a firmarr la paz) los tebanos ganaron en la batalla de Leuctra (verano del 371 a. C.) y Fócida, Élide, Acaya y Tesalia (y más tarde Arcadia) se aliaron con Beocia.

Tebas ayudó a Arcadia e invadió Mesenia (que fue declarada independiente), pero fracasó contra Esparta. En 369 a. C., ocuparon Pelene y devastaron Trecén y Epidauro, pero los jefes tebanos, Ismenio y Pelópidas fueron derrotados por el tirano hegemónico de Tesalia, Alejandro de Feres, derrota que fue vengada el año siguiente por el propio Epaminondas con una gran victoria. En cambio, en 367 a. C. y 366 a. C. la expedición tebana al Peloponeso no tuvo nada de éxito. En 365 a. C., los tebanos derrotaron al rey Ptolomeo Alorita de Macedonia (que fue ejecutado) y restauraron a Pérdicas III; poco después, el tebano Pelópidas entró otra vez en Tesalia y derrotó a Alejandro en Cinoscéfalas.

También hicieron una expedición naval a Bizancio, Quíos, Rodas y Ceos, que se convirtieron en aliadas, pero por muy poco tiempo. Durante la expedición los oligarcas (principalmente de Orcómeno) intentaron un golpe de estado que fracasó, y Orcómeno fue destruida. En 363 a. C., Tebas hizo una última expedición al Peloponeso.

En 362 a. C., la ciudad de Tegea, aliada de Tebas, se enfrentó a Mantinea, aliada de Esparta, y Epaminondas corrió a ayudar a sus aliados, y ganó en la batalla de Mantinea (12 de julio) donde perdió la vida Epaminondas y acabó de hecho el breve período de hegemonía tebana en Grecia.

En 338 a. C. Beocia fue sometida por Filipo II de Macedonia, después de la batalla de Queronea. Alejandro Magno destruyó Tebas (335 a. C.) e hizo independientes a las ciudades de Beocia. Las ciudades se despoblaron progresivamente.

A mitad del siglo II a. C., la Liga Beocia se restableció y se alió con la Liga Aquea, pero la victoria romana de Escorfea en 146 a. C. puso fin a la Liga. Beocia fue incorporada a Roma y convertida en ager publicus.

Durante el imperio, sólo quedaban Tanagra y Tespias como ciudades y el resto o eran ruinas o eran lugares insignificantes. Tanagra y Tespias fueron ciudades libres bajo el dominio de Roma.

Beocios ilustres[editar]

De Ascra, una aldea de Beocia, es originario el poeta épico Hesíodo. También es originario de Beocia el poeta lírico Píndaro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Georg Busolt e Heinrich Swoboda, Griechische Staatskunde, vol. II, Munchen : C. H. Beck, 1926

Enlaces externos[editar]