Minias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los minias (en griego Μινύες) eran un pueblo beocio, el primero que cuenta con un nombre entre los pelasgos, situado en Orcómeno,[1]​ y relacionado con Tesalia meridional.

Tradiciones sobre su origen[editar]

Había tradiciones que señalaban que los minias tomaron su nombre de un rey llamado también Minias,[2]​ que había partido desde el sur de Tesalia para fundar Orcómeno en Beocia.[3]​ Desde entonces los habitantes de esta ciudad tomaban el sobrenombre de minias para distinguirlos de los habitantes de otra ciudad llamada Orcómeno situada en Arcadia.[4]​ En cambio, Estrabón mencionaba otra tradición que indicaba que la emigración se había producido en sentido contrario, desde Orcómeno a Yolco.[5]

También se decía que se llamaba «minias» a los Argonautas que se embarcaron desde Yolco en busca del vellocino de oro, puesto que varios de ellos eran descendientes de las hijas de Minias.[6]Heródoto cuenta que los descendientes que los Argonautas tuvieron en la isla de Lemnos y que se hacían llamar también minias fueron expulsados por los pelasgos y decidieron volver a la tierra de sus padres, así que fueron acogidos por los lacedemonios puesto que los espartanos Cástor y Pólux habían estado en la expedición del Argo. Pero, después de haber contraído matrimonio con mujeres espartanas, estos minias se llenaron de soberbia y cometieron impiedades por lo que los espartanos los encarcelaron. Los hubieran ejecutado a continuación de no ser porque las nuevas esposas de los minias visitaron a sus esposos en la cárcel e intercambiaron sus ropas con las de sus esposos, con lo cual estos lograron escapar y establecerse en el Taigeto.[7]

Por otra parte, en Élide había una región llamada Trifilia debido a que allí se habían establecido tres tribus diferentes: los primeros que la habitaron fueron los epeos, luego llegaron colonos minias y por último los eleos.[8]

Guerra entre Tebas y Orcómeno[editar]

Para vengar a su padre Clímeno, rey de los minias de Orcómeno muerto en combate contra los tebanos, Ergino había atacado a Creonte, rey de Tebas, lo había vencido y había impuesto a los tebanos un tributo de cien reses anuales por un periodo de veinte años.

Por aquel tiempo Heracles pasó un tiempo en Tebas y el rey Creonte solicitó su ayuda en contra de los minias. Así, cuando los emisarios de Ergino acudieron a recabar el impuesto Heracles les cortó las orejas, narices y manos enviándoles de vuelta con el mensaje de que ese era el tributo.[9][10]

Enfurecido, Ergino declara la guerra contra Tebas pero Heracles, que no se atrevía a entablar combate contra los minias, porque eran expertos en combatir a caballo en el llano, recurrió a la estratagema de desviar el río Cefiso a la llanura, donde los minias estaban acampados con su caballería. Así, esta fue inoperativa al haberse convertido la llanura en una laguna.[11]​ Por tanto los minias fueron derrotados y Heracles se presentó por sorpresa en Orcómeno y arrasó la ciudad. Después impuso a los minias un tributo de doscientas cabezas de ganado por veinte años.[9][10]

Referencias[editar]

  1. Homero, Ilíada II, 511.
  2. Pausanias IX,36,4.
  3. Apolonio de Rodas III,1093
  4. Pausanias IX,36,6.
  5. Estrabón IX,2,40.
  6. Apolonio de Rodas I,229.
  7. Heródoto IV,145-146.
  8. Estrabón VIII,3,3.
  9. a b Apolodoro, Biblioteca mitológica II,4,11.
  10. a b Diodoro Sículo IV,10,3-6.
  11. Polieno, Estratagemas I, 3, 5; Diodoro Sículo IV,18,7.