Cine independiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El llamado cine independiente hace referencia a todas aquellas películas que se realizan, o se han realizado, al margen de los circuitos comerciales y de producción habituales. La característica principal de una película independiente es que no ha sido producida por los grandes estudios cinematográficos y, en Estados Unidos, que no ha sido producida con personal afiliado a los poderosos sindicatos del gremio. Por lo general una película independiente es una producción de bajo presupuesto de una productora pequeña. En la actualidad, la nueva generación de cámaras digitales contribuye a que sea aún más fácil realizar este tipo de películas y, por tanto, a una creciente popularidad de este tipo de producciones.

Características[editar]

Las películas que se pueden englobar dentro de la denominación de cine independiente se caracterizan por tener un presupuesto bajo, ser realizadas en condiciones de mayor precariedad que el llamado cine oficial, tratar temas cotidianos y de mayor cercanía con el público, carecer de una distribución masiva y por tanto tener menos posibilidades de obtener grandes ingresos y estar realizadas en la mayor parte de las ocasiones por directores noveles o ajenos al mundo de las grandes productoras, aunque también se da el caso de directores famosos que optan por realizar sus películas mediante este sistema. También se puede dar el caso de que la película sea financiada mediante un sistema cooperativo o de participación colectiva.

Cine de autor[editar]

El concepto de cine independiente no está ligado necesariamente al de cine de autor, aunque existen coincidencias entre ellos. En el cine de autor, el director tiene un papel preponderante, que en ocasiones deja en un segundo plano a los actores. Muy a menudo el director cumple también otras funciones, como guionista, compositor de sonido, director de fotografía, etc.

La relación entre directores-autores y la industria cinematográfica es muy variable. En los últimos tiempos muchos directores de renombre, que comenzaron dentro del cine independiente, han logrado realizar películas bajo la dirección de grandes estudios. Entre ellos, se puede citar a Quentin Tarantino, Christopher Nolan, Clint Eastwood, Martin Scorsese, Woody Allen, los hermanos Coen, Terry Gilliam, Kevin Smith y Takeshi Kitano.

Financiación[editar]

La financiación es uno de los conceptos que diferencia al cine independiente de las formas más tradicionales de hacer cine. Poder filmar sin caer dentro de los rígidos esquemas del sistema de estudios es una de las máximas aspiraciones de todo director. La mayor parte de los directores de cine independiente buscan sus propias fuentes de financiamiento de las formas más variadas. Por ejemplo, para producir la película Shadows, John Cassavetes se valió de las contribuciones de los dos mil oyentes del programa radial Night People Story, cada uno de los cuales donó un dólar.

Temática[editar]

La temática del cine independiente también es dintinta a la del cine comercial. Desde sus comienzos se ha caracterizado por abordar una serie de temas que no están en el objetivo del cine mainstream o de carácter más tradicional, y suele tratar temas de carácter social o de actualidad, como la homosexualidad, las drogas, la prostitución, la manipulación política, la decadencia de la sociedad,la soledad, etc.

No es raro que en el cine independiente haya una menor utilización de los diálogos, ya que en ocasiones se intentan plasmar las inquietudes del cineasta con una gran variedad de recursos. Como sostiene Karen Schwartzmann, del Independent Feature Project, el cine independiente "permanece como idea de un cine más crítico o experimental, o que representa sectores sociales ausentes de la producción estándar".

Estética[editar]

La estética del cine independiente es muy variable, aunque en general responde a los conceptos de vanguardia y experientación que explicamos a continuación.

No es posible establecer un criterio fijo para determinar lo que puede catalogarse como cine independiente, pero en esencia el cineasta-autor independiente debe poseer una visión artística propia y ser libre en la totalidad del proceso creativo. Como sostiene Jonathan Rosenbaum, "un cineasta independiente es alguien que tiene el control final sobre su trabajo".

Historia[editar]

Si bien al principio este tipo de producciones eran más bien de tipo individual o ligadas a movimientos artísticos o estéticos de todo tipo, a partir de la segunda mitad del siglo XX aparecen una serie de corrientes cinematográficas y grupos de cineastas que reivindican esta forma de hacer cine como un estilo propio, ligado en ocasiones a manifiestos y posturas políticas de claro signo progresista o revolucionario. Entre las corrientes de este tipo más renombradas cabe citar el Neorrealismo italiano, a partir de 1943, la Nouvelle vague francesa o el Nuevo cine estadounidense, a partir de 1959, y el Free cinema inglés, a partir de 1961.

Edison, la MPPC (Motion Pictures Patents Company) y la guerra de patentes en EE.UU.[editar]

La producción de cine en los Estados Unidos estuvo condicionada desde sus inicios, en 1896, por la llamada Guerra de Patentes que desató Thomas Alva Edison al pretender cobrar un canon a todos los productores y exhibidores cinematográficos de los Estados Unidos con la pretensión de ser él, y no los Hermanos Lumière, el verdadero inventor del cine. La MPPC (Motion Pictures Patents Company), se crea en 1907, formada por Edison y por aquellos productores estadounidenses, y algunos europeos, como George Meliès, que estaban dispuestos a pagar a Edison un porcentaje de sus beneficios. En 1908 la MPPC consigue que un juez el otorgue a Edison la facultad para cobrar estos derechos en el territorio de los EE.UU. Sin embargo la batalla concluye en 1915 cuando otro juez dictamina que la MPPC actua contra el libre comercio y fuerza su disolución[1] .

Durante este tiempo, un grupo de productores, entre los cuales se encontraban:

se agrupan en productoras como la Independent Motion Picture Distributing and Sales o la Greater New York Film Company, autodenominadas independientes, aunque Edison las llamaba ilegales (outlaws). Estas compañías se asientan en Hollywood, lejos de la influencia de Edison, y no tardan en convertirse a su vez en grandes productoras y distribuidoras de carácter monopolístico.

El cine de clase B[editar]

Más tarde, cuando las grandes productoras de Hollywood estan en la cumbre de su desarrollo, surgen las llamadas producciones de cine clase B. Como consecuencia de la gran depresión de 1929 la concurrencia a las salas de cine había disminuido considerablemente y los estudios comenzaron a presentar un programa doble, con una segunda película de relleno. Estas películas, denominadas de clase B, estaban realizadas con bajo presupuesto, rodadas en muy pocos días, con actores prácticamente desconocidos (o estrellas en decadencia) y con una duración que oscilaba entre los 80 y los 90 minutos.

Para los estudios, la producción de estas películas significaba una inversión menor, y permitía, al mismo tiempo, que muchos realizadores innovaran en aspectos que eran muy difíciles de desarrollar en una producción clase A. A este cine tampoco se le puede considerar propiamente como cine independiente, aunque muchos directores que luego lo fueron, como Orson Welles probaron suerte en estas compañías.

Las vanguardias estéticas[editar]

Se pueden citar varias vanguardias cinematográficas ligadas a movimientos estéticos o artísticos a lo largo del siglo XX: El cine impresionista, que se desarrolla en Francia entre 1918 y 1929, con obras como La Atlántida (1920-21) de Jacques Feyder, La Rueda ( 1921) de Abel Gance o Corazón Fiel (1923) de Jean Epstein. El Dadaismo y el Surrealismo, que da lugar a obras como Emak Bakia (1927, de Man Ray), Anemic Cinema (1926 Marcel Duchamp), Entreacto (1924 Rene Clair), o La caracola y el clérigo (1928 Germaine Dulac), Un perro Andaluz (1928 Luis Buñuel y Salvador Dalí) y La edad de oro (1930 Luis Buñuel). El cine soviético de su primera época, hasta la llegada al poder de Stalin. En ella destacan Lev Kulechov, Dziga Vertov, Alexander Dovzhenko y Sergei Eisenstein[2] .

El neorrealismo italiano[editar]

El neorrealismo italiano es un movimiento cinematográfico creado en Italia durante la primera mitad del siglo XX como una reacción a la Posguerra. Tuvo como objetivo mostrar condiciones sociales más auténticas y humanas, alejándose del estilo histórico y musical que impuso el fascismo. Los autores utilizaban frecuentemente a actores no profesionales. El término fue acuñado por el crítico Umberto Barbaro y la primera película de este género es considerada Roma ciudad abierta de Roberto Rossellini.

La Nouvelle vague francesa[editar]

La Nouvelle vague (Nueva ola) es la denominación que la crítica utilizó para designar a un nuevo grupo de cineastas franceses surgido a finales de la década de 1950. Los nuevos realizadores reaccionaron contra las estructuras que el cine francés imponía hasta ese momento y, consecuentemente postularon como máxima aspiración, no sólo la libertad de expresión, sino también libertad técnica en el campo de la producción fílmica.

El Free cinema inglés[editar]

El Free Cinema inglés fue un movimiento cinematográfico británico que nació en los años 1950 y se prolongó hasta la década de 1960 y que se caracterizaba por implementar una estética realista en el cine de ficción y documental ocupándose de retratar historias creadas a partir de lo cotidiano y comprometido con la realidad social de aquel entonces,1 siendo una reacción a la artificialidad narrativa de Hollywood y a la dramaturgia británica. En ocasiones, se le ha denominado como la "Nouvelle vague inglesa", sin embargo esto no sería correcto, pues la "Nouvelle vague francesa" fue posterior al Free Cinema.

El cine independiente norteamericano[editar]

En la década de los 60 surgen dos grupos de cineastas que compiten en los grandes estudios de Hollywood y se plantean la realización de producciones de bajo presupuesto, rodadas en escenarios reales, al modo de la Nouvelle vague francesa y el Free cinema inglés. El primero de ellos es la llamada "Escuela de Nueva York" o "New American Cinema Group", a la que pertenecen John Cassavetes, el artista pop Andy Warhol o Maya Deren. El segundo grupo es la llamada “generación de la televisión”, con Stanley Kramer, Robert Altman y Robert Mulligan, que trabajaban para la CBS, y a la que también pertenecen Sidney Lumet, Martin Ritt, Arthur Penn o John Frankenheimer, entre otros.

A finales de los años 60 aparece un nuevo grupo, conocido como la "Nueva ola americana", o el "New Hollywood group", que está promovido por Bob Rafelson, que viene también de trabajar en la televisión, y al que se unen figuras como Dennis Hopper, o Peter Bogdanovich. A este grupo se pueden asimilar también los directores Robert Altman, Martin Scorsese, Michael Cimino, Ridley Scott, Brian de Palma o Robert Zemeckis. Poco después se unirán a este grupo los directores Francis Ford Coppola, Clint Eastwood, Steven Spielberg o George Lucas, conocidos como "la segunda generación de los 70".

Otro director asimilable a este grupo es Terrence Malick, que realiza dos películas significativas: "Malas tierras" (Bad lands), de 1973, y "Días del cielo" (Days of Heaven), de 1978, a las que seguiría un prolongado silencio ve veinte años, roto con el estreno de La delgada línea roja, en 1998.

El cine independiente hasta hoy[editar]

Posteriormente, las compañías fundadas por los cineastas independientes crecieron y se transformaron en la actual industria del cine, que ha creado un gran sistema comercial y un esquematizado sistema de producción del cual intenta apartarse el cine independiente actual.

Sin embargo, el término cine independiente ha sido explotado como un "género" por las distribuidoras a fin de comercializar sus productos. Son incontables los festivales de cine independiente, como el Festival de Cine de Sundance o los Independent Spirit Awards.

La primera producción de carácter independiente que logró ser distribuida por una de las grandes fue Easy Rider (1969), distribuida por Universal. Se convirtió en un éxito de taquilla superando el presupuesto invertido.

Las producciones independientes han estado siempre alejadas de las "grandes" superproducciones de Hollywood; se podría decir que Europa es el continente más involucrado en este tipo de cine. Incluso el término suele aplicarse a determinadas películas producidas en países donde no existe una industria cinematográfica propiamente dicha.

Movimientos cinematográficos como Dogma 95 han sido de gran ayuda para la producción cinematográfica basada en la revolución digital.

Cineastas independientes[editar]

Cineastas independientes españoles[editar]

Productoras independientes[editar]

Festivales[editar]

El cine independiente se difunde de forma preferente a través de festivales y de canales de distribución alternativos. Entre los festivales más importantes a nivel mundial cabe citar el Festival de Cine de Sundance, que viene realizándose desde el año 1978, o el Festival de cine de Tribeca, promovido por Jane Rosenthal y Robert De Niro, a partir del año 2002.

Otros festivales:

Véase también[editar]

Referencias[editar]