Batalla de Araure

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Araure
Guerra de Independencia de Venezuela
La entrega de la bandera del Numancia al Batallón Sin Nombre.jpg
Entrega de la bandera del Numancia al batallón sin nombre por Martín Tovar y Tovar.
Fecha 5 de diciembre de 1813
Lugar Cerca de la ciudad de Araure, Portuguesa.
Resultado Victoria republicana
Beligerantes
Bandera de la Guerra a Muerte.svg Segunda República de Venezuela Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
Comandantes
Bandera de la Guerra a Muerte.svg Simón Bolívar
Bandera de la Guerra a Muerte.svg Rafael Urdaneta
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg José Ceballos
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg José Antonio Yáñez
Fuerzas en combate
Estimación antigua:
3.000 tropas[1] [2] [3]
Estimación moderna:
5.700 tropas[2]
3.500[1] -5.000[3] [4] tropas
· 2.000 de Ceballos[5]
· 1.500 de Yáñez[6]
Bajas
800 muertos[7] 500[8] -1.000[7] [4] muertos, 300[8] -800[4] prisioneros (luego ejecutados), 4 banderas, 10 cañones, 800 fusiles, 30.000 cartuchos, 19 cargas de pertrechos y 6 sacos de dinero[8]
[editar datos en Wikidata]

La Batalla de Araure que se realizó como parte de la lucha independentista en Venezuela comandada por Simón Bolívar comenzó al amanecer del 5 de diciembre de 1813 y tuvo una duración de seis horas, aproximadamente. Se llevó a cabo en la ciudad de Araure, en el estado Portuguesa.

Antecedentes[editar]

Tras la Campaña Admirable, Ceballos y Salomón estaban refugiados con cuatro mil soldados en Coro y Puerto Cabello, cada una de sus ofensivas vencidas los obligaría a volver a sus fortalezas costeras. Entre tanto, el ejército de Juan Manuel de Cajigal y Martínez, 3.000 hombres, acababa de ser destruido en el este y centro del país ante Santiago Mariño y luego Simón Bolívar. Por último, José Tomás Boves reunía una hueste en los Llanos que pronto alcanzaría los varios miles.[9]

A finales de 1813 el brigadier José Ceballos, gobernador de Coro, ocupaba Barquisimeto con dos mil soldados y acababa de derrotar en Tierrita Blanca a Bolívar, impidiéndole entrar por asalto en la ciudad (10 de noviembre).[10] Con esos dos millares de hombres,[11] Ceballos cruzó los Andes y entró en la provincia de Caracas a la espera de unirse con otras fuerzas realistas de la región y tomar la capital.[6] Por su parte, José Antonio Yáñez se había apoderado de todo Apure y estaba invadiendo Barinas con 2.500 montoneros apureños y 500 barinenses. [12] Poco después se dirigía con una columna de 1.500 hombres[6] al centro del país.[12] Así, corianos y apureños reunieron sus fuerzas cerca de Araure, amenazando la estratégica de San Carlos.[12] Ceballos invito al coronel Carlos Miguel Salomón, jefe de la guarnición de Puerto Cabello, a unírseles con 1.700 soldados del regimiento de Granada y cientos de partidarios locales del rey.[6] Sin embargo, el coronel acababa de sufrir fuertes bajas cuando intento tomar Caracas por su cuenta en Vigirima (25 de noviembre).[13]

Para enfrentarlos, Bolívar reunió un gran número de fuerzas. El general Rafael Urdaneta da las cifras tradicionalmente aceptadas: 3.000 hombres. Sin embargo, el historiador Vicente Lecuna sostiene que eran sólo los soldados veteranos. Si se sumaban los auxiliares y milicianos alcanzaban los 3.700 hombres, a los que se agregaban unos 1.000 hombres traídos por Vicente Campo Elías desde Calabozo y el otro tanto de Manuel Antonio Pulido desde Barinas. En total, 5.700 soldados.[2] El 12 de noviembre, las fuerzas patriotas se reunieron en San Carlos y se organizaron en cuatro cuerpos, partiendo a detener el avance enemigo.[14]

La batalla[editar]

La batalla comenzó al amanecer del 5 de diciembre y tuvo una duración aproximada de seis horas, al término de la cual quedaron cientos de prisioneros, cuatro banderas y numerosas piezas de artillería en poder de los patriotas. La batalla fue decisiva al acabar con el proyecto de los españoles de marchar a Valencia vía San Carlos y, en vez de ello, se vieron obligados a volver a sus posiciones originales: Yáñez a Apure y Ceballos a Coro. Aquí peleó el batallón que en la pasada jornada de Barquisimeto fue castigado por Bolívar, negándole el nombre y el derecho a llevar bandera.

Bolívar en reconocimiento de la valiosa acción del Sin nombre expreso: «Vuestro valor ha ganado ayer en el campo de batalla, un nombre para vuestro cuerpo, y aún en medio del fuego, cuando os vi triunfar, le proclamé del Batallón Vencedor de Araure. Habéis quitado al enemigo banderas que en un momento fueron victoriosas; se ha ganado la famosa llamada invencible de Numancia». Bolívar encargó la persecución de los restos españoles a Urdaneta y volvió a Caracas.

Consecuencias[editar]

Urdaneta persiguió a Yáñez y Ceballos, algo que hizo hasta que se detuvo en Guanare.[15] Acabó con un alto número de bandas de bandoleros y guerrillas realistas, incluyendo a la de Yáñez, quién murió el 2 de febrero de 1814 en la batalla de Ospino. El 6 de marzo Urdaneta ocupó Barquisimeto y ordenó al comandante Domingo Meza perseguir a Ceballos avanzando hacia Quibor con 500 infantes y 25 dragones a caballo, dejándose solo 130 infantes y 50 jinetes con él para guarnecer la ciudad. Ceballos se enteró de esto y marcho en secreto a Barquisimeto, atacándola tres días después con 600 infantes y 300 jinetes, tomándola y saqueándola,[16] forzando a Urdaneta a retroceder a Tocuyo y luego a Trujillo. Finalmente se atrincheró en San Carlos con quinientos soldados mientras Ceballos recomponía sus fuerzas, 800 jinetes y mil infantes, dejando a Sebastián de la Calzada a cargo del asedio. En la noche del 16 Urdaneta evacuo la villa y al día siguiente Ceballos puso marcha hacia Valencia.[17]

Los patriotas no pudieron sacar mucho provecho de su victoria en Araure. Mariño y Bolívar debieron mantener sus fuerzas separadas ante amenazas diferentes y sin tener con que remunerarlas.[18] Tras Araure, no quedaban más tropas realistas en Venezuela que las de José Tomás Boves, los ejércitos de Yáñez y Ceballos habían desaparecido, sin embargo, por todo el territorio de la Segunda República se producen alzamientos campesinos a favor del Rey.[19] Los republicanos eran dueños del Occidente: en Barinas apenas quedaban guerrilleros, Coro no tenía defensas contra el avance de Urdaneta y en Trujillo quedaba sólo Carache como núcleo monárquico.[20] Entre tanto, Cajigal había aprovechado que los rebeldes estaban distraídos combatiendo a Boves para organizar una hueste de 4.000 hombres con los restos del Regimiento Real de Granada y las milicias regladas corianas.[18] A pesar de contar con un ejército poderoso de 10 batallones, 25 compañías de artilleros, zapadores y cazadores y 6 escuadrones de húsares y lanceros, en total unos 8.000 a 10.000 hombres, aquella fuerza estaba muy dispersa y al no contar con apoyo popular, los republicanos no podían recuperarse facílmente de sus bajas como lo hacía Boves.[21] A finales de febrero de 1814, Cajigal envió a Ceballos con 900 combatientes para reunirse con los antiguos seguidores de Yáñez, ahora al mando de Sebastián de la Calzada, buscando una nueva coordinación de fuerzas entre corianos y barinenses. El 10 de marzo, Ceballos ataco por sorpresa a Urdaneta, que guarnecía Barquisimeto con 700 soldados, forzándole a huir a San Carlos. Poco después era nuevamente atacado y obligado a atrincherarse en Valencia, produciéndose un importante asedio.[18]

Referencias[editar]

  1. a b Orjuela, 1922: 286
  2. a b c Rivas Vicuña, 1934: 186
  3. a b Masur, 1948: 154
  4. a b c Valdivieso, 1990: 99
  5. Montenegro Colón, 1837: 148; Rivas Vicuña, 1934: 183
  6. a b c d Mitre & Lajouane, 1890: 359
  7. a b Guillermo Plazas Olarte. "Los Llaneros en la Independencia (1ra Parte)". Revista Fuerzas Armadas. Vol. XLIII. No. 129 (1988), 21 de julio de 2008. Consultado el 17 de julio de 2012.
  8. a b c Montenegro Colón, 1837: 149
  9. Rourke, 1942: 143
  10. Montenegro Colón, 1837: 148
  11. Rivas Vicuña, 1934: 183
  12. a b c Rivas Vicuña, 1934: 182
  13. Montenegro Colón, 1837: 149
  14. Pedreáñez Trejo, 1980: 123
  15. Esteves, 2004: 64
  16. Restrepo, 2009: 261
  17. Retrepo, 2009: 262
  18. a b c Dromundo, 1937: 63
  19. Encina, 1961: 303
  20. Baralt, 1841: 174
  21. Encina, 1961: 304

Bibliografía[editar]

  • Baralt, Rafael María & Ramón Diaz (1841). Resumen de la historia de Venezuela, desde 1797 hasta 1830. Tomo I. París: Imprenta de H. Fournier & Compañía.
  • Dromundo, Baltasar (1937). Vida de Bolívar. México: Editorial México Nuevo.
  • Encina, Francisco Antonio (1961). Bolívar y la independencia de la América española: Independencia de Nueva Granada y Venezuela (parte 1). Tomo III. Santiago: Nascimiento.
  • Esteves González, Édgar (2004). Batallas de Venezuela, 1810-1824. Caracas: El Nacional. ISBN 978-980-388-074-3.
  • Masur, Gerhard (1948). Simon Bolivar. Albuquerque: University of New Mexico Press.
  • Mitre, Bartolomé & Félix Lajouane (1890). Historia de San Martín y de la emancipación sud-americana. Buenos Aires: F. Lajouane.
  • Montenegro Colón, Feliciano (1837). Geografía general para el uso de la juventud de Venezuela. Tomo IV. Caracas: Imprenta de Damiron y Dupouy.
  • Orjuela, Luis (1922). Ricaurte y sus impugnadores ante la crítica. Bogotá: Imprenta nacional.
  • Pedreáñez Trejo, Héctor (1980). Historia del Estado Cojedes. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República
  • Restrepo, José Manuel (2009). Historia de la Revolución de la República de Colombia en la América Meridional. Tomo I. Medellín: Universidad de Antioquia. Leticia Bernal Villegas (editora). ISBN 978-958-714-259-4.
  • Rivas Vicuña, Francisco (1934). Las guerras de Bolívar: Primera Guerra. 1812-1814. Formación del alma venezolana. Bogotá: Imprenta Nacional.
  • Rourke, Thomas (1942). Bolívar, el hombre de la gloria: Libertador de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia. Buenos Aires: Editorial Claridad.
  • Valdivieso Montaño, Acisclo (1990). José Tomás Boves: paladín hispano, el más recio batallador realista durante la guerra a muerte: Venezuela, 1812-1814. Tomo I de Anaquel cultural asturiano. Asturias: Grupo Editorial Asturiano.