Juan Bautista Arismendi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Bautista Arismendi
Juan Bautista Arismendi.jpg
1) Cadete
2) Coronel
3) General
Años de servicio 1790 - 1839
Lealtad Flag of Spain.svg España
Flag of Venezuela.svg Venezuela
Participó en Guerra de Independencia de Venezuela

Nacimiento 15 de marzo, 1775
La Asunción, Isla Margarita, Venezuela
Fallecimiento 22 de junio, 1841, 66 años
Caracas, Venezuela
[editar datos en Wikidata]

Juan Bautista Arismendi nació en La Asunción Edo. Nueva Esparta el 15 de marzo de 1775 y murió en Caracas el 22 de junio de 1841. Fue un militar, prócer venezolano y oficial (General en Jefe) del Ejército de Venezuela durante la Guerra de Independencia y años subsiguientes. Esposo de la heroína Luisa Cáceres de Arismendi.

Biografía[editar]

Sus padres fueron Miguel Arismendí Marcano y María Subero de Ibáñez de Eguía Alfonzo. Su padre, de origen vasco, fue Capitán de Milicias, Alguacil Mayor, Fiel Ejecutor, Regidor y Alcalde de la Santa Hermandad de La Asunción. También rindió los juicios de residencia en 1785 y 1788. Para Noviembre de 1791, era justicia mayor y Comandante de Armas del Norte (Santa Ana), cargo que posteriormente ocupó su hijo, Juan Bautista.

En 1790 Juan Bautista se inició en la carrera de armas como cadete de un batallón de milicias de la isla de Margarita. En 1804 contrajo matrimonio con su primera esposa, María del Rosario Irala. fue: En 1810 fue ascendido a coronel por la Junta Provisional que se constituyó en la isla con motivo de los sucesos del 19 de abril de ese año. En enero de 1812 formó parte de la expedición que zarpó de Cumaná hacia Guayana, con el objetivo de controlar dicha provincia por desconocer el gobierno surgido en Caracas como consecuencia del movimiento del 19 de abril de 1810. Después de su entrada en Caracas en 1812, el general realista Domingo de Monteverde ordenó a Pascual Martínez gobernador de Margarita, detener a Juan Bautista Arismendi junto a otros patriotas. Luego de varios meses en las bóvedas de La Guaira, Arismendi obtuvo la libertad.

En los primeros meses de 1813 falleció su esposa. De regreso en la isla Margarita, Arismendi encabezó un movimiento en contra del gobierno de Pascual Martínez, que terminó con la deposición y muerte de éste. Posteriormente, en los primeros días de noviembre de 1813 llegó a Caracas donde recibió el reconocimiento del libertador Simón Bolívar, jefe supremo de la República, tras lo cual marchó a Barlovento a reforzar las acciones del teniente coronel Francisco Bolívar Aristeguieta, quien había sido enviado en septiembre de ese año a cooperar con algunas unidades de las tropas de oriente contra partidas realistas que operaban en los pueblos de Panaquire, Mamporal, Río Chico y otros de la misma zona.

En febrero de 1814, en cumplimiento del Decreto de Guerra a Muerte, Arismendi, por órdenes de Bolívar, manda a fusilar y quemar a 886 prisioneros españoles en Caracas. Para engrosar su número añadió inclusive los enfermos en el hospital de La Guaira (cerca de 500 a 1.000 entre los días 13 al 16 del mismo mes). Bolívar escribió los detalles al Congreso de Nueva Granada.

En 1814 recibió la condecoración de la Orden de los Libertadores de Venezuela, instituida por Bolívar el 22 de octubre de 1813; en aquella ocasión desempeñaba las funciones de gobernador militar interino de Caracas, cuyo titular era el general José Félix Ribas. El 4 de diciembre de 1814, ya viudo de su primera esposa, contrajo matrimonio con Luisa Cáceres de Arismendi.

El 8 de enero de 1815, una junta de notables y padres de familia de La Asunción confió el gobierno político de la isla a un triunvirato formado por Gaspar Marcano, Juan Miguel Lares, y Juan Antonio Silva. Al coronel Arismendi se le confirió el cargo de comandante general de todas las fuerzas de mar y tierra de Margarita; medidas éstas destinadas a hacer frente a una posible ofensiva del jefe realista Francisco Tomás Morales.

En marzo de 1815 arribó a las playas de Margarita la expedición española que comandaba el mariscal de campo Pablo Morillo llamado "El Pacificador". Estaba integrada por unas 60 naves que transportaban unos 15.000 hombres. Sin embargo, no se desarrolló ningún combate debido a un plan de amnistía propuesto por Morillo obviando el parecer del general Morales quien no creía en el arrepentimiento de Arismendi por la ferocidad desatada contra los españoles de Caracas en la Guerra a Muerte.

Arismendi al que Morillo había perdonado de la sentencia de muerte, se rebelaba al desembarcar el 14 de noviembre de 1815 en Margarita con 30 hombres reuniendo rápidamente 1.500 armados principalmente con machetes y azadones pasando además a cuchillo a toda la guarnición española de Juan Griego, unos 200 hombres al mando del gobernador Joaquín Urreiztieta (16 de noviembre) apoderándose de gran parte de la isla. En represalia al día siguiente su esposa embarazada fue trasladada como prisionera al castillo Santa Rosa de La Asunción por parte de las fuerzas realistas como manera de obligarlo a un canje de prisioneros, ante lo cual expresó: «Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa».

Estatua de Luisa Caceres de Arismendi en la Asunción

A partir de aquel momento empeoran las condiciones del cautiverio y se desvanece la posibilidad de libertad al fracasar Arismendi en un intento de asalto de la fortaleza. El 26 de enero de 1816, Luisa da a luz una niña que muere al nacer dadas las condiciones del parto y del calabozo en la cual se encontraba prisionera. Los brigadieres Juan Bautista Pardo y Salvador Moxó ordenan que se traslade a la detenida al Castillo San Carlos de Borromeo de Pampatar.

En 1816 nuevamente se rebeló contra España, causando una matanza entre las tropas y civiles españoles en Margarita, y apoyó ampliamente a Bolívar cuando éste procedente de Haití, desembarcó en Juan Griego (3 de mayo) con su expedición de los Cayos. El 7 del mismo mes una asamblea encabezada por el general Arismendi, ratifica los poderes especiales conferidos a Bolívar en Los Cayos.

El 9 de enero de 1817 acompañó a Bolívar en los combates de Clarines y Unare, el cual fue favorable a los realistas. Después de esta acción fue comisionado por Bolivar ante los generales Manuel Piar, José Antonio Páez, Pedro Zaraza y Manuel Cedeño para entregarles el plan para la campaña sobre Caracas, que Bolívar preparaba en Barcelona, pero que no se llevó a cabo.

El 14 de septiembre de 1819 recibió de Bolivar el nombramiento de comandante del ejército de Oriente (perteneciente a las provincias de Barcelona, Cumaná, Margarita y parte oriental de Caracas); pero tal empleo fue revocado el 20 de enero de 1820, cuando Bolívar designó para ejercerlo al general de división José Francisco Bermúdez, quien sería el encargado de actuar sobre Caracas. Ante estas circunstancias Arismendi se retiró a Margarita. Allí se encontraba cuando a mediados de ese año, fue incluido en el plan de operaciones militares elaborado por Bolivar para la Campaña de Carabobo, debiendo unirse con 400 hombres a Bermúdez en Curiepe.

En 1821, cuando Bermúdez avanzaba sobre Caracas, Arismendi se incorporó al ejército de Oriente en una acción dilatoria previa a la batalla de Carabobo.

En 1828, ya en situación de retiro, Arismendi fue designado por el general en jefe José Antonio Páez, segundo comandante del Ejército. También recibió el encargo de preparar un reglamento de policía. Asimismo, tuvo una destacada participación en La Cosiata movimiento secesionista y antibolivariano que en 1830 restableció el Estado de Venezuela, separado de la Gran Colombia.

En enero de 1835 asistió al Congreso como senador principal, elegido por la provincia de Margarita. En agosto del mismo año, durante la crisis político-militar conocida como la Revolución de las Reformas, estando al lado del gobierno del doctor José María Vargas secunda a Páez. En marzo de 1839 fue reelecto Senador por por la provincia de Margarita. Después de cumplir con las actividades parlamentarias, Arismendi se retiró de la vida pública. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 29 de enero de 1877.

Véase también[editar]

Referencias[editar]