Tártaros de Lipka

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Litas conmemorativa del 600 aniversario de los karaítas y los tártaros en Lituania.

Los tártaros de Lipka (también conocidos como tártaros de Lituania, tártaros de Polonia, tártaros de Bielorrusia, Lipkowie, Lipcani o Muślimi) son un grupo de tártaros que se asentaron originalmente en el Gran Ducado de Lituania a comienzos del siglo XIV. Los primeros colonos intentaron preservar su religión chamanística y buscaron asilo entre los lituanos no-cristianos. Hacia finales del siglo, otra oleada de tártaros —esta vez, musulmanes—, fueron invitados al Gran Ducado por Vitautas el Grande. Estos tártaros al principio se asentaron en los alrededores de Vilna, Trakai, Hrodna y Kaunas[1] y más tarde se expandirían a otras partes del Gran Ducado que posteriormente formarían parte de la Mancomunidad de Polonia-Lituania. Estas áreas comprenden las actuales Lituania, Bielorrusia y Polonia. Desde su asentamiento en Lituania fueron conocidos como tártaros de Lipka. A pesar de que mantenían su religión, unieron su destino al de la mayoría cristiana de la Mancomunidad. Desde la batalla de Grunwald en adelante, los regimientos de caballería ligera tártara participaron en cada campaña militar significativa que llevaron a cabo Lituania y Polonia.

Los orígenes de los tártaros de Lipka pueden rastrearse hasta los estados descendientes del Imperio mongol de Genghis Kan — la Horda Blanca, la Horda de Oro, el Kanato de Crimea y el Kanato de Kazán. Inicialmente sirvieron como una casta noble militar, pero con el tiempo se convertirían en urbanitas conocidos por sus artesanías, caballos y habilidades en la jardinería. A pesar de haber conservado sus religiones, con el tiempo perdieron su idioma tártaro original, adoptando en su mayor parte el polaco.[2] Todavía hay pequeños grupos de tártaros de Lipka viviendo en las actuales Bielorrusia, Lituania, Ucrania y Polonia, así como existen comunidades en los Estados Unidos y Canadá.

Origen del término Lipka[editar]

Mezquita tártara y cementerio en el suburbio de Lukiškės (1830), Vilna. Fue remplazada por una más tradicional en 1867.

El nombre Lipka deriva del nombre de Lituania en el antiguo lenguaje tártaro de Crimea. El registro del nombre Lipka en fuentes orientales nos permite inferir un Libķa/Lipķa original, del cual se formaría el derivado polaco Lipka, con una posible contaminación con el polaco lipka, 'pequeño tilo'; esta etimología fue sugerida por el autor tártaro S. Tuhan-Baranowski. Un término polaco menos frecuente, Łubka, se encuentra en el nombre tártaro crimeano Łubka/Łupka para los Lipka hasta finales del siglo XIX. El término tártaro crimeano Lipka Tatarłar, con el significado de 'tártaros lituanos', se usaría a partir de ese momento para describirse a sí mismos.

A diferencia de otras comunidades islámicas, los niños y las niñas eran coeducados, y las mujeres lipka no llevaban el velo más que en la ceremonia del matrimonio. Mientras que eran nominalmente musulmanes, las costumbres y prácticas religiosas de los tártaros de Lipka acomodaron muchos elementos cristianos durante sus seiscientos años de residencia en Bielorrusia, Lituania, Polonia y Ucrania, manteniendo las supersticiones y tradiciones de su pasado nómada mongol, como el sacrificio de toros en sus mezquitas durante los festivales religiosos.

Con el tiempo, los pequeños y medianos nobles adoptaron el idioma ruteno, que sería posteriormente el idioma bielorruso, como lengua materna.[2] [3] Sin embargo, usaban el alfabeto árabe para escribir en bielorruso hasta la década de 1930. La nobleza superior de los tártaros de Lipka hablaba polaco.

La correspondencia diplomática entre Polonia y el Kanato de Crimea de principios del siglo XVI se refiere a la Mancomunidad de Polonia-Lituania como la «tierra de los polacos y los lipkas».[3] En el siglo XVII, el término «tártaro de Lipka» empezó a figurar en los documentos oficiales de la Mancomunidad de Polonia-Lituania.

Tártaros lituanos en el Ejército napoleónico con las banderas rojas y blancas de la Mancomunidad polaco-lituana.

Los lipka en el pasado[editar]

La migración de algunos tártaros a las tierras de Lituania y Polonia empezó durante el siglo XIV y duraron hasta el final del XVII. Hubo una oleada más reciente de inmigrantes tártaros desde Rusia tras la Revolución Bolchevique de 1917, aunque estaba formada en su mayor parte por activistas nacionales y políticos.[3]

De acuerdo a algunas estimaciones, en 1591 había unos 200.000 tártaros de Lipka viviendo en la Mancomunidad de Polonia-Lituania y unas 400 mezquitas para sus prácticas religiosas. Según el Risāle-yi Tatar-i Leh (un recuento de tártaros de Lipka escrito para Suleimán el Magnífico por un musulmán polaco durante una estancia en Estambul en 1557 y 1558 en su peregrinación a La Meca), había cien asentamientos tártaros con mezquitas de Lipka en Polonia. Las mayores comunidades existían en las ciudades de Lida, Navahradak e Iwye. Había una comunidad tártara en Minsk, capital actual de Bielorrusia, conocida como Tatarskaya Slabada.

En el año 1672, los súbditos tártaros se levantaron en una rebelión abierta contra la Mancomunidad. Es recordada como la Rebelión lipka. Gracias a los esfuerzos del rey Jan III Sobieski, que era tenido en gran estima por los soldados tártaros, muchos de los lipkas que buscaban asilo al servicio del Ejército del Imperio otomano volvieron al ejército mancomunal y participaron en las luchas contra el Imperio hasta el tratado de Karlowitz en 1699, incluyendo la batalla de Viena de 1683, que detendría la expansión turca en Europa y marcaría el comienzo del fin para el Imperio otomano.

Desde finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX los tártaros de Lipka fueron siendo cada vez más polonizados. Las clases altas y medias en particular adoptaron el idioma polaco y sus costumbres (aunque mantuvieron el Islam como su religión), mientras que las clases bajas serían rutenizadas. Al mismo tiempo introdujeron en sus plegarias, leyendas y folklore la figura del Gran Duque Vitautas (Wattad, en tártaro, o 'defensor de los musulmanes en tierras no musulmanas'), quien apoyó sus asentamientos en el siglo XV.[3]

Línea temporal[editar]

  • 1226: el kanato de la Horda Blanca fue establecido como parte del Imperio mongol de Genghis Kan. El primer kan, Orda, era el segundo hijo de Jochi, el hijo mayor de Gengis Kan. La Horda Blanca ocupó la estepa meridional siberiana al este de los Urales y el mar Caspio a Mongolia.
  • 1380: el kan Toqtamish, gobernante hereditario de la Horda Blanca cruzó al oeste más allá de los Urales y unió la Horda Blanca con la Horda de Oro cuyo primer kan fue Batu Kan, el hijo mayor de Jochi. En 1382, la Horda Blanca y la de Oro saquearon y quemaron Moscú. Toqtamish, aliado con el gran conquistador tártaro de Asia central, Tamerlán reafirmó el poder mongol en Rusia.
  • 1397: después de una serie de desastrosas campañas militares contra su antiguo protector, Tamerlán, a Toqtamish y el remanente de su clan Vitautas el Grande les otorgó asilo, estatus de noble y territorios en el Gran Ducado de Lituania. El asentamiento de tártaros de Lipka en Lituania en 1397 fue registrado en las Crónicas de Jan Długosz.
  • 1397: la ciudad-estado de Génova fundó una expedición conjunta con las fuerzas de Toqtamish y Vitautas contra Tamerlán. Esta campaña fue notable por el hecho de que los ejército de los lituanos y los tártaros de Lipka, a pesar de estar armados con pistolas, no consiguieron victorias importantes.
  • 15 de julio de 1410: tuvo lugar la batalla de Grunwald entre el Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania por un lado (unos 39.000 soldados) y los Caballeros Teutónicos por el otro (cerca de 27.000 soldados). Los Caballeros Teutónicos fueron derrotados y no recuperaron su anterior influencia. Tras la batalla, se extendió el rumor por Europa de que los alemanes habían sido derrotados gracias a la ayuda de decenas de miles de tártaros paganos, aunque la estimación más aceptada es que sólo fueran unos 1.000 jinetes arqueros tártaros, cuyo núcleo estaría liderado por Jalal ad-Din, hijo del kan Toqtamish.
  • 1528: el derecho legal de los szlachta polacos y de la nobleza lituana a una retribución por la muerte o herida de un familiar se extiende a los tártaros de Lipka.
  • 1569: se funda la Mancomunidad de Polonia-Lituania con la Unión de Lublin. Uno de los fundamentos del poder militar de la Mancomunidad fueron durante mucho tiempo compañías de caballería ligera tártara.
  • 1591: el gobierno del ferviente católico Segismundo III Vasa (1587–1632) y la Contrarreforma trajo gran número de restricciones a las libertades de los no-católicos en Polonia, entre ellos los lipkas. Esta situación condujo a una intervención diplomática del sultán Murad III por la observación de la libertad religiosa de los lipkas. Esta embajada fue iniciada a instancias de la petición de los enviados polacos musulmanes que acompañaban al enviado del rey polaco a Estambul.
  • 1672: en este año se da la Rebelión lipka. Como reacción a las restricciones a sus libertades religiosas y las erosión de sus antiguos derechos y privilegios, los regimientos de tártaros de Lipka estacionados en la región de Podolia del sudeste de Polonia abandonaron la Mancomunidad al inicio de las Guerras polaco-otomanas de finales del siglo XVII que acabarían en el Tratado de Karlowitz de 1699.
  • 1674: tras la famosa victoria polaco-lituana en Jotin, los tártaros de Lipka de Podolia que defendían la fortaleza de Bar fueron sitiados por los ejércitos de Jan III Sobieski, llegándose a un acuerdo por el que los lipkas volvían al seno de la Mancomunidad con sus antiguos derechos y privilegios.
  • 1676: por el Tratado de Zurawno que puso fin temporalmente a las guerras polaco otomanas estipulaba que a los tártaros de Lipka se les concedía libertad para elegir a qué bando servir, si al Imperio otomano o a la Mancomunidad.
  • 1677: en marzo de este año el Sejm confirmaba los antiguos derechos y privilegios de los tártaros. A los tártaros de Lipka se les permitía reconstruir sus mezquitas y se les daba otros privilegios como el estar exentos del pago de impuestos.
  • 1679: como recompensa por su vuelta a la Mancomunidad, los tártaros de Lipka fueron asentados por Jan Sobieski en Esatdos de la Corona en la provincia de Brest, Kobryn y Hrodna. Los tártaros recibieron tierra que había sido arrebatada a sus antiguos ocupantes, de 0,5 a 7,5 km² según el rango y la duración del servicio.
Cementerio musulmán en Bohoniki.

Los lipka actualmente[editar]

Mezquita tártara en el pueblo de Bohoniki, Polonia.
Mezquita tártara en Nemėžis, Lituania.

Hoy día hay unos 10.000/15.000 tártaros de Lipka en las áreas antiguamente parte de la Mancomunidad. La mayoría de los descendientes de familias tártaras en Polonia pueden remontar su ascendencia a los nobles del principio de la Mancomunidad, Los tártaros de Lipka tienen asentamientos en el nordeste de Polonia, Bielorrusia, Lituania, el sudeste de Letonia e Ucrania, con la mayoría residiendo en Polonia, Lituania y Bielorrusia. El 80% se asimilaron entre la nobleza de la Mancomunidad mientras que el resto, la clase baja, se asimilaron con la nacionalidad del país de residencia.

Muchos tártaros polacos emigraron a los Estados Unidos a principios del siglo XX y se asentaron en su mayoría en los estados del nordeste (aunque también existe un enclave en Florida). Existe una pequeña pero activa comunidad de tártaros de Lipka en Nueva York. El Centro Islámico de los Tártaros Polacos de Nueva York hasta hace poco tenía su propia mezquita en Brooklyn, construida originalmente en 1928.[2]

Tras la anexión de la Polonia oriental a la Unión Soviética, tras la Segunda Guerra Mundial, en Polonia sólo quedaron dos pueblos tártaros, Bohoniki y Kruszyniany. Un significativo número de los territorios anexionados por la Unión Soviética se repatriaron a Polonia y fueron a vivir a ciudades como Gdańsk, Białystok, Varsovia y Gorzów Wielkopolski, unas 3.000 personas. Uno de los vecindarios de Gorzów Wielkopolski donde se realojaron las familias tártaras han pasado a llamarse Górki Tatarskie, las 'Colinas de los Tártaros'.

En 1925 se creó la Muzułmański Związek Religijny (Asociación de la Religión Musulmana) en Białystok. En 1992 comenzó a operar la Organización de Tártaros de la República Polaca (Związek Tatarów Rzeczypospolitej Polskiej), con ramas autónomas en Białystok y Gdańsk.

En Polonia, de los 100.000 tártaros que había en 1630, en 2002 sólo se declaraban miembros de esta etnia 447 personas.[4]

Descendientes famosos[editar]

Miembros relacionados de lejos con la familia Abakanowicz:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. (en lituano) Zagreckaitė A. «Lietuvos totoriai ir jų šventoji knyga — Koranas» («Los tártaros lituanos y su libro sagrado, el Corán»), Galvė, 2007, birž. 22.
  2. a b c Harvard Encyclopedia of American Ethnic Groups, «Polish or Lithuanian Tartars», Harvard University Press, p. 990.
  3. a b c d Selim Mirza-Juszeński Chazbijewicz, «Szlachta tatarska w Rzeczypospolitej» («Nobleza tártara en la Mancomunidad de Polonia-Lituania»), Verbum Nobile n,º 2 (1993), Sopot, Polonia.
  4. «Mniejszości narodowe i etniczne w Polsce» (en polaco).
  5. Por. S. Dziadulewicz, Herbarz rodzin tatarskich, Wilno, 1929, s. 365.

Enlaces externos[editar]