Selene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Selene y Endimión

En la mitología griega, Selene (en griego antiguo, Σελήνη Selếnê) era una antigua diosa lunar hija de los titanes Hiperión y Tea. Su equivalente en la mitología romana era la diosa Luna.

El de diosa lunar es invariablemente un papel principal. Si su nombre es griego, está conectado con selas, «luz».[1] Selene terminó siendo suplantada en buena medida por Artemisa, de forma que los escritores posteriores la describían como una hija de Zeus o de Palas. En el himno homérico a Hermes, con su patrilinealidad característicamente insistente, es la «brillante Selene, hija de Palas, hijo de Megamedes».

En la genealogía divina tradicional, Helios, el sol, es su hermano: después de que éste termine su viaje a través del cielo, Selene comienza el suyo cuando la noche cae sobre la tierra. Su hermana Eos es la diosa de la aurora, quien también tuvo un amante humano, Céfalo.[2]

Representaciones[editar]

Estatua romana de la diosa Luna/Selene.

En el arte, Selene era representada como una mujer hermosa de rostro pálido, conduciendo un carro de plata tirado por un yugo de bueyes blancos o un par de caballos. A menudo era retratada montando un caballo o un toro, vistiendo túnicas, llevando una media luna sobre su cabeza y portando una antorcha.

Consortes[editar]

El pastor Endimión estaba enamorado de Selene y le pidió al dios Hipnos el poder de dormir con los ojos abiertos para poder admirarla cuando esta cruzaba el cielo nocturno. Hipnos, quien estaba enamorado del pastor, le otorgó el don para poder contemplar sus ojos durante la noche.

Referencias modernas[editar]

  • Su nombre es la raíz de selenología, el estudio de la luna que se corresponde con la geología terrestre.
  • El Selenismo es una forma de culto a la Luna basado en un Teísmo Agnóstico. Helioselenismo es el mismo culto pero con la dualidad Luna (Mujer) y Sol (Hombre)
  • El elemento químico selenio fue bautizado en honor de la diosa.

Fuentes[editar]

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. Kerényi, p. 197.
  2. Burkert, p. 176.

Enlaces externos[editar]