Sangría (tratamiento médico)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para otros usos véase Sangría (desambiguación).
Un doctor realizando una sangría médica en 1860.

Se llama sangría a varios procedimientos relacionados con la sangre, pero por lo general este término se atribuye a una modalidad de tratamiento médico que consiste en la extracción de sangre del paciente para el tratamiento de dolencias.

Fue de uso muy común hasta bien entrado el siglo XIX, a pesar de los riesgos y de carecer casi siempre de efecto curativo.

Puede ser hecha de diversas maneras, incluyendo el corte de extremidades, uso de la flebotomía o la utilización de sanguijuelas. Consiste el primero en el procedimiento de extracción de sangre desde una vena periférica, través de sistema estéril con aguja, equipo y bolsa de colecta, semejante al procedimiento para la transfusión de sangre.

Flebotomía[editar]

El término "flebotomía" es utilizado para describir una incisión practicada en la vena por motivos diversos. El procedimiento quirúrgico insertado de un catéter en una vena periférica, sea para la administración de fármacos en un paciente de difícil acceso venoso (dificultad en puncionar venas), sea para la inserción de catéter unido al corazón, para monitorización de la presión venosa central en pacientes graves. En los EUA, el término es utilizado para cualquier procedimiento de punción de vena, sea para colecta de sangre para exámenes, sea para la extracción.

La flebotomía, consiste también en el procedimiento de extracción de sangre desde una vena periférica. A través de sistema estéril con aguja, equipo y bolsa de colecta, semejante al procedimiento para la transfusión de sangre.

En el caso de la hemocromatosis corresponde a parte del tratamiento, ya que con esto se consigue disminuir los niveles de hierro, o reducir el exceso de eritrocitos en la policitemia.

Procedimiento de la flebotomía de extracción[editar]

Se extrae la sangre de una vena (venopunción), a menudo una vena de la parte interior del codo (Antecubital) o la parte posterior de la mano. Se limpia la región de la punción con un antiséptico (Alchol o Bethadine) y se coloca una banda elástica o un torniquete alrededor del antebrazo para aplicar presión y limitar el flujo sanguíneo a través de la vena, lo cual hace que las venas debajo de la banda se dilaten (se llenen de sangre). Luego, se introduce una aguja en la vena y se recoge la sangre en un frasco hermético, en una jeringa o en otro lugar. Durante el procedimiento, a veces se retira la banda para restablecer la circulación. Una vez que se ha recolectado la sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado. Véase Extracción de sangre

Sanguijuelas[editar]

Histórico[editar]

Las sanguijuelas han sido utilizadas en la práctica médica desde la antigüedad, para un amplio espectro de patologías, con resultados benéficos en algunas, principalmente teniéndose en consideración la escasez de opciones terapéuticas. Esa técnica fue prácticamente abandonada con el desarrollo de la ciencia médica, especialmente en lo que atañe a la terapéutica, durante el siglo XX.

Indicaciones[editar]

Recientemente, estudios han demostrado que las sanguijuelas pueden ser utilizadas con óptimos resultados en situaciones específicas, en especial amputaciones seguidas de microcirugía reconstructora. En esa situación, la reconstrucción de las arterias, con reconstitución de flujo arterial de sangre (entrada de sangre) del miembro amputado, pero la reconstrucción de las venas no siempre es tan eficaz y el flujo venoso (salida de sangre) resulta deficiente. Eso lleva a una acumulación de sangre en el miembro, lo que perjudica mucho la eficacia del reimplante y aumenta el riesgo de su pérdida definitiva. La sanguijuela en esa situación es aplicada al miembro reimplantado, funcionando como una "válvula de escape" para la sangre acumulada. El procedimiento sin dolor se debe al efecto anestésico de la saliva del animal y es seguro en relación a infecciones, si son tomados los cuidados debidos. El efecto anestésico de la saliva del animal puede ser utilizado en otras dolencias crónicas, como la osteoartritis.

Características[editar]

La sanguijuela utilizada medicinalmente es la Hirudo medicinalis, que ha sido tema de diversos estudios, especialmente en relación a su saliva, que contiene:

Desangrado como procedimiento para matar[editar]

La técnica de desangrado en la antigüedad se llevaba a cabo mediante incisiones en partes del cuerpo por orden creciente de profundidad, ayudando a aumentar la hemorragia en los cortes con ayuda de ácidos, antiguamente vinagre. La víctima acaba desangrándose o ahogándose en su propia sangre, en caso de que los cortes sean producidos en el interior de la boca o alrededores.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]