Laika

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laika
Stamps of Hungary, 001-07 (cropped).jpg
Detalle de una estampilla con la imagen de Laika.
Especie Perro
Raza mestiza, posiblemente con aporte de raza Laika
Sexo Femenino
Nacimiento 1954
Moscú, Unión Soviética
Muerte 3 de noviembre de 1957 (3 años)
País Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Período de actividad 3 de octubre de 1957 - 3 de noviembre de 1957
Conocido por Ser el primer ser vivo en orbitar la Tierra
País Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética

Laika (en ruso Лайка, 'ladradora', (Moscú, Unión Soviética, 1954 - Órbita baja terrestre, Espacio exterior, 3 de noviembre de 1957) fue una perra espacial soviética que se convirtió en el primer ser vivo terrestre en orbitar la Tierra. Lo hizo a bordo de la nave soviética Sputnik 2, el 3 de noviembre de 1957, un mes después que el satélite Sputnik 1. También fue el primer animal que murió en órbita.

Como se sabía poco sobre los efectos que los vuelos espaciales podían producir sobre los seres vivos en el momento de la misión de Laika, y la tecnología de suborbital no se había desarrollado todavía, no había ninguna expectativa de que Laika sobreviviera. Algunos científicos creían que los humanos no podrían sobrevivir al lanzamiento o a las condiciones del espacio exterior, por eso los ingenieros de vuelos vieron a los vuelos de animales como los precursores necesarios para las misiones humanas. Laika, una perra callejera, originalmente llamada Kudryavka (en ruso: Кудрявка Poco Rizado), fue sometida a entrenamiento con otros dos perros, y finalmente fue elegida como la tripulante de la nave espacial soviética Sputnik 2, lanzada al espacio exterior el 3 de noviembre de 1957.

Al igual que otros animales en el espacio, Laika murió entre cinco y siete horas después del lanzamiento, bastante antes de lo planeado. La causa de su muerte, que no fue revelada sino hasta décadas después del vuelo (2002), fue, probablemente, una combinación del estrés sufrido y el sobrecalentamiento que, tal vez, fue ocasionado por un fallo del sustentador de la central R-7, que forma parte del sistema térmico de la nave, al separarse de la carga útil. Aunque Laika no sobrevivió al viaje, su experiencia demostró que es posible que un organismo soporte las condiciones de microgravedad, abriendo así camino a la participación humana en vuelos espaciales, allanando el camino para los vuelos espaciales humanos y proporcionando a los científicos algunos de los primeros datos sobre cómo los organismos vivos reaccionan a los entornos de los vuelos espaciales. Tras Laika, la URSS envió doce perros más al espacio, de los cuales cinco de ellos regresaron con vida a la Tierra.

El 11 de abril de 2008, las autoridades rusas desvelaron un monumento a Laika. Este pequeño monumento en su honor fue construido cerca del centro de investigación militar en Moscú.

El Sputnik 2[editar]

Tras el éxito del Sputnik 1, el líder soviético Nikita Jrushchov solicitó que se lanzara un segundo satélite artificial al espacio para el día del cuadragésimo aniversario de la revolución bolchevique, el 7 de noviembre de 1957. Cuando se recibió esta solicitud, ya se estaba construyendo un satélite más sofisticado, pero que no estaría listo sino hasta un mes después de la fecha requerida, por lo que fue descartado. El satélite descartado, sería el Sputnik 3.[1]

Fue necesario entonces construir otro satélite menos complicado, para poder cumplir con la fecha límite de noviembre. La decisión de lanzar el satélite fue tomada el 10 o 12 de octubre, lo cual dejaba al equipo de construcción con escasas cuatro semanas para construir el nuevo artefacto.[2] La apresurada construcción del Sputnik 2 se vio complicada por el hecho de que esta vez se pretendía llevar a una criatura viva en su interior, en sólo cuatro semanas.[3]

La nave estaba equipada con instrumentos para medir la radiación solar y los rayos cósmicos, un sistema de generación de oxígeno, acompañado de sistemas para absorber dióxido de carbono, y otro para evitar el envenenamiento por oxígeno, también conocido como el efecto de Paul Bert. Se añadió un ventilador que operaba cuando la temperatura de la nave superaba los 15 °C, para mantener la temperatura del animal. Además, el satélite fue provisto con comida suficiente para un vuelo de siete días. La comida estaba en forma de gelatina.

También se diseñó un "traje espacial" para Laika. El animal fue equipado con una bolsa para almacenar sus desechos, y con un arnés que limitaba sus movimientos al sentarse, ponerse de pie o acostarse, ya que en la cabina no había espacio para dar vueltas. La frecuencia cardíaca de Laika podía ser monitorizada desde la Tierra, y otros instrumentos medían su ritmo respiratorio, presión arterial y sus movimientos.[4] [5]

La pasajera[editar]

Modelo del Sputnik 2, la nave espacial de Laika.
Estampilla rumana de 1959 con Laika (la leyenda dice "Laika, primera viajera al Cosmos").

Laika era una perra callejera de Moscú, que pesaba aproximadamente 6 kg y tenía 3 años de edad cuando fue capturada para el programa espacial soviético. Originalmente la llamaron Kudryavka (rizadita), después Zhuchka (bichito), y luego Limonchik (limoncito), para finalmente llamarla Laika, debido a su raza. Los perros capturados eran mantenidos en un centro de investigación en esta ciudad, y tres de ellos fueron probados y entrenados para las demandas de la misión: Laika, Albina y Mushka.[6]

Entrenamiento[editar]

Antes del lanzamiento del Sputnik 2, tanto la Unión Soviética como los Estados Unidos, ya habían lanzado animales vivos en vuelos suborbitales.[7] Esta misión requería una atención especial al entrenamiento de los perros, ya que la duración del vuelo exigía que los animales pudieran adaptarse a permanecer en espacios confinados por un período mayor.

Albina fue lanzada dos veces en un cohete para probar su resistencia a las grandes alturas, y Mushka fue utilizada para la prueba de la instrumentación y los equipos de soporte vital. Laika fue seleccionada para participar en la misión orbital, y Albina como la principal sustituta.

Su entrenamiento estuvo a cargo del científico Oleg Gazenko.[8] El entrenamiento requería acostumbrar a los perros al entorno que encontrarían en el viaje, como el espacio reducido de la cápsula, los ruidos, vibraciones y aceleraciones. Como parte del entrenamiento, la aceleración de los despegues era simulada a través de la fuerza centrífuga impuesta a la cápsula donde los animales se introducían. Durante estas actividades, su pulso se llegaba a duplicar y su presión sanguínea aumentaba en 30–65 torr. El mismo proceso general sería utilizado más tarde en el entrenamiento de los cosmonautas soviéticos.

La adaptación de los animales al confinado espacio del Sputnik 2, requirió que permanecieran en compartimientos cada vez menores, por espacios de hasta veinte días. El confinamiento forzado provocó disturbios en las funciones excretoras de los animales, incrementando su agitación y deteriorando su condición física general.

La misión[editar]

El 31 de octubre de 1957, tres días antes del lanzamiento, Laika fue colocada en el Sputnik 2, en el cosmódromo de Baikonur, en el actual Kazajistán. Dado que las temperaturas en el sitio de lanzamiento eran extremadamente bajas, la cápsula requirió mantenimiento térmico, a través de un calentador externo y una manguera. Dos asistentes estaban encargados de vigilar constantemente a Laika antes del comienzo de la misión. Justo antes del despegue, el 3 de noviembre de 1957, el pelaje de Laika se limpió con una solución de etanol, y le pintaron con yodo aquellas áreas donde la perra llevaría sensores para vigilar sus funciones corporales.[9]

El Sputnik 2 fue lanzado el 3 de noviembre de 1957. Los signos vitales de Laika eran seguidos telemétricamente por el control en tierra. Al alcanzar la máxima aceleración después del despegue, el ritmo respiratorio del animal aumentó de tres a cuatro veces lo normal, y su frecuencia cardiaca pasó de 103 a 240 latidos por minuto. Al alcanzar la órbita, la punta cónica del Sputnik 2 se desprendió exitosamente. La otra sección de la nave que debía desprenderse (el "Blok A") no lo hizo, impidiendo que el sistema de control térmico funcionara correctamente. Parte del aislamiento térmico se desprendió, permitiendo que la cápsula alcanzara una temperatura interior de 40 °C.[10] Tras tres horas de microgravedad, el pulso de Laika había descendido a 102 latidos por minuto;[11] este descenso en la frecuencia cardíaca había tomado tres veces más tiempo que lo experimentado durante el entrenamiento, lo cual indicaba el estrés bajo el que estaba la perra. Los datos telemétricos iniciales mostraban que, aunque Laika estaba agitada, estaba comiendo. La recepción de datos vitales paró entre cinco y siete horas después del despegue.

Sin embargo, la información que Moscú dio a conocer, decía que el animal se comportaba en calma en su vuelo espacial, y que en pocos días Laika descendería a la Tierra, primero en su cápsula espacial y luego en paracaídas. El mundo confiaba en que el animal llevaba alimento suficiente y su condición era estable, por lo que muchas personas estuvieron pendientes del regreso de Laika. Algunos aprovecharon para gastar bromas: durante varias horas, la población de Santiago de Chile estuvo convencida de que Laika había caído en la ciudad. Los habitantes de la zona suburbana vieron descender a un perro en paracaídas, y la gente se convenció al instante de que se trataba de Laika. Cuando el animal llegó a la tierra, se comprobó que en realidad se trataba de un perro macho, y el montaje no era más que una broma para aprovecharse de la psicosis de "perras voladoras".[12]

La suerte de Laika en el espacio[editar]

El Sputnik 2 no estaba preparado para regresar a la Tierra de forma segura, por lo que ya se sabía que Laika no sobreviviría al viaje.[nota 1] Los científicos soviéticos planearon sacrificarla con comida envenenada, que Laika consumiría después de diez días. Sin embargo, la suerte del animal no fue la que se le había planeado. Durante años, la Unión Soviética dio explicaciones contradictorias sobre la muerte de Laika, diciendo a veces que la perra había muerto por asfixia cuando las baterías fallaron, o que había recibido eutanasia conforme a los planes originales. En 1999, fuentes rusas aseguraron que Laika sobrevivió por lo menos cuatro días, y después pereció por el sobrecalentamiento de la nave. En octubre de 2002, el científico Dimitri Malashenkov, quien participó en el lanzamiento del Sputnik 2, reveló que Laika había muerto entre cinco y siete horas después del despegue, debido al estrés y sobrecalentamiento. De acuerdo a un artículo que presentó en el Congreso Mundial del Espacio en Houston:

«Resultó prácticamente imposible crear un control de temperatura fiable en tan poco tiempo.»[13]

El Sputnik 2 orbitó la Tierra 2.570 veces, durante 163 días. La nave explotó al entrar en contacto con la atmósfera el 14 de abril de 1958.[14]

Controversia[editar]

Después de Laika, ninguna otra misión con perros como pasajeros fue lanzada sin que existiese un sistema para el retorno seguro del animal.

En lo que respecta a temas de exploración espacial, el tema de la carrera espacial entre los Estados Unidos y la Unión Soviética dominó la opinión pública durante muchos años; por lo que temas como la explotación de animales no fueron debatidos intensamente en su momento. La prensa de 1957 estaba más preocupada en informar del impacto desde el punto de vista político, y la salud y recuperación (o más bien, la pérdida) de Laika eran temas rara vez mencionados. No fue sino mucho más tarde cuando se originaron discusiones sobre el destino final del animal.

La deliberada muerte de Laika desencadenó un debate mundial sobre el maltrato a los animales y los avances científicos a costa de pruebas con animales. Aunque varios animales ya habían perecido en misiones de los Estados Unidos en los nueve años previos al Sputnik 2, Laika fue el primer animal enviado al espacio sin esperanzas de ser recuperado.[nota 2] En el Reino Unido, la Liga Nacional de Defensa Canina (NCDL, actualmente Fundación para los Perros) pidió que los dueños de perros guardaran un minuto de silencio en honor a Laika. Varios grupos protectores de los derechos animales protestaron frente a embajadas soviéticas.[15] Sin embargo, algunos científicos estadounidenses ofrecieron apoyo a sus colegas soviéticos, por lo menos antes de que se anunciara la muerte de Laika.[16] Dentro de la Unión Soviética hubo menos controversia por el suceso, que no fue abiertamente cuestionado en los medios de comunicación.

«Cuanto más tiempo pasa, más lamento lo sucedido. No debimos haberlo hecho... ni siquiera aprendimos lo suficiente de esta misión, como para justificar la pérdida del animal.»

Oleg Gazenko, uno de los principales científicos del programa de animales en el espacio, y entrenador de Laika.[17]

En la cultura popular[editar]

El viaje de Laika la convirtió en uno de los perros más famosos del mundo.[nota 3] En 1997, en la Ciudad de las Estrellas, fue desvelada una placa en homenaje a los cosmonautas caídos. Laika está representada en una esquina de la placa, espiando por entre las piernas de uno de los cosmonautas.[14] En el Monumento a los Conquistadores del Espacio (1964), en Moscú, Laika y Lenin son los únicos personajes que se pueden reconocer por su nombre, de entre todos los personajes que aparecen esculpidos en el monumento.[nota 4] En distintos países se crearon sellos de correo con la imagen de la perra Laika, conmemorando su vuelo. Marcas de chocolates y cigarros fueron nombradas en su memoria, y una gran colección de souvenirs de Laika todavía aparece en subastas actualmente.[18]

Objetivo en Marte llamado Laika por la NASA, durante la misión del Mars Exploration Rover.

El 9 de marzo de 2005, un área de terreno en el planeta Marte fue llamada Laika, aunque no oficialmente, por los controladores de la misión del Mars Exploration Rover. El lugar se localiza cerca del cráter Vostok en Meridiani Planum.[19]

Laika ha aparecido en numerosas obras literarias, mayormente de ciencia ficción o también de fantasía, que frecuentemente narran historias sobre su rescate o supervivencia. La novela Intervention (Intervención) de Julian May, relata que Laika fue rescatada por extraterrestres. En la novela Weight (Peso) de Jeanette Winterson, el titán griego Atlas encuentra la cápsula en órbita, y adopta al animal. En la serie Doctor Who se narró una historia sobre su funeral. En un capítulo de la historieta "Flash Gordon" aparece Laika rescatada por una raza de extraterrestres lunares con aspecto perruno.

Los nombres de varios grupos musicales están inspirados en Laika, entre ellos Laika, Laika Dog y Laika and the Cosmonauts. La perra apareció en la cubierta de los primeros tres álbumes del grupo Laika. Laika es también el nombre de varias canciones, producidas por las bandas Arcade Fire, Moxy Früvous, The Cardigans. Massacre compuso un tema llamado "Laika se Va" donde relata el viaje desde la perspectiva de la perra. En 1988, el grupo español Mecano, en su álbum Descanso Dominical, incluyó una canción llamada "Laika" que relata el lanzamiento del Sputnik 2. La banda alemana C.C.C.P. lanzó un álbum llamado Cosmos en 1996, cuya temática giraba alrededor del programa espacial soviético. En dicho álbum, la canción Laika, Laika, tiene un coro militar ruso. El álbum Laika Come Home (2002) es un remix que el grupo Spacemonkeyz hizo del primer álbum de la banda Gorillaz. El título es una mezcla del nombre de la perra rusa, con el título de la primera película de la perra Lassie (Lassie come home). Antonio Arias en su disco Multiverso (2010) le dedica una canción, "Laika". Además, la perra ha sido tema de otros artistas como Akino Arai, György Kurtág y Åge Aleksandersen entre muchos otros.

El videoclip de la canción "Moan" (2007) del músico danés Trentemøller es un homenaje a Laika. En la película sueca de 1985 My Life as a Dog (Mitt liv som hund), el protagonista—un muchacho que se siente impotente contra su destino—se compara a si mismo con Laika.

El cantautor Jonathan Coulton escribió la canción "Space Doggity", mostrando los sentimientos de Laika en el viaje.

En el episodio "Juego en el Pantano", del dibujo animado el Pájaro Loco se hace una referencia a Laika, donde se muestra un perro volando en el "espacio". Esa misma escena (de una forma graciosa), podría también demostrar la rivalidad entre Rusos y Estadounidenses en la llamada carrera espacial.

En la historieta argentina de ciencia ficción El Eternauta del año 1959 el protagonista en el momento que se le informa que él y sus milicias serán el señuelo del Ejército Argentino, dice "...mis hombres y yo seremos la más apropiada perrita Laika que hubieran podido encontrar..." haciendo referencia a que la muerte desde un principio está garantizada.

En el anime Space Dandy (2014) Dandy, el protagonista de la serie, la encuentra en un planeta de desechos espaciales, Laika no recuerda su nombre por lo cual Dandy la nombra Wanko, en honor a su platillo favorito en un restaurante inter-espacial.

Homenaje[editar]

El 11 de abril de 2008 fue inaugurado un monumento en honor a la perra Laika en el centro de Moscú.[20] Dicho monumento fue colocado en un centro comercial cerca del Instituto de Medicina Militar, donde medio siglo atrás ocurrieron los experimentos científicos con la participación de la célebre perra. La figura de bronce, de dos metros de altura, representa uno de los segmentos de un cohete espacial, que se transforma en una mano humana, sobre la cual está el cuerpo de Laika.

Todavía hoy no sé si yo soy el 'primer hombre' o el 'último perro' en volar al espacio.

Yuri Gagarin, el primer cosmonauta de la historia.[cita requerida]

Véase también[editar]

Notas aclaratorias[editar]

  1. Este hecho es previsible, si se tiene en cuenta que el experimento se llevó a cabo en cuatro semanas.
  2. En Estados Unidos, entre 1948 y 1957, los primates Albert, Albert II, Albert III, Albert IV (también llamado Yorick) y Albert V perecieron durante sus misiones o pocas horas después de regresar a la tierra. Las causas de sus muertes fueron asfixia, explosión en el espacio o mal aterrizaje.
  3. La lista que aquí se presenta es simplemente enumerativa de algunos pocos hechos alrededor de Laika. No se pretende aquí hacer una lista completa, dado que dicha lista sería siempre creciente.
  4. Aunque se piense que Yuri Gagarin y Serguéi Koroliov pueden ser identificados, no por sus efigies, sino por el contexto del relieve.

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Harford, J. J.. «Korolev's Triple Play: Sputniks 1, 2, and 3» (en inglés).
  2. Anatoly Zar. «La verdadera historia de la perra Laika» (en inglés). Archivado desde el original el 2000-11-10. Consultado el 20 de mayo de 2012.
  3. «Dogs in the news» (en inglés). Consultado el 19 de mayo de 2012.
  4. Malashenkov, D.C. «Abstract:Some Unknown Pages of the Living Organisms' First Orbital Flight. ADS, 2002.» (en inglés). Consultado el 20 de mayo de 2012.
  5. Grahn, S. «Sputnik-2, more news from distant history» (en inglés).
  6. Whitehouse, D. (28 de octubre de 2002). «First dog in space died within hours». BBC.
  7. «Dogs in space» (en inglés). Space Today Online (2004).
  8. «Animals as Cold Warriors:Missiles, Medicine and Man's Best Friend» (en inglés). National Library of Medicine (19 de junio de 2006).
  9. «Monumento a Laika» (en inglés). Consultado el 19 de mayo de 2012.
  10. «Catálogo de la NASA, sección sobre el Sputnik 2» (en inglés). Consultado el 2 de octubre de 2005.
  11. West, J. B. Journal of Applied Psychology, Vol. 91, 4, pp 1501-1511.
  12. «La verdadera historia de Laika». Consultado el 19 de mayo de 2012.
  13. Malashenkov, D. C. Abstract: Some Unknown Pages of the Living Organisms' First Orbital Flight. ADS, 2002.
  14. a b «The Story of Laika» (en inglés). Consultado el 19 de mayo de 2012.
  15. On this day, BBC, 3 de noviembre de 1957.
  16. Human Guinea Pigs and Sputnik 2. National Society for Medical Research, noviembre de 1957.
  17. Message from the First Dog in Space Received 45 Years Too Late, tomado de Dogs in the News.
  18. «Animals as Cold Warriors:Missiles, Medicine and Man's Best Friend. National Library of Medicine (19/06/06).» (en inglés). Consultado el 25 de abril de 2008.
  19. «NASA Mars Rover Status Report: 17 March 2005» (en inglés). Consultado el 17 de julio de 2012.
  20. «Inauguración del monumento a Laika en Moscú» (en portugués). Consultado el 19 de mayo de 2012.

Bibliografía[editar]

  • Dubbs, Chris. Space Dogs: Pioneers of Space Travel, Writer's Showcase Press, 2003, ISBN 0-595-26735-1
  • Gowortschin, G. G. Soviets in Space - An historical Survey, Spaceflight, mayo de 1965
  • Nicogossian, A., Mohler, S., Gazenko, Oleg. Space and Its Exploration. American Institute of Aeronautics & Ast, 1993. ISBN 1-56347-061-6.
  • Szabo, Julia. The underdog: a celebration of mutts. Workman Publishing Company, 2005. ISBN 0-7611-3348-8 Tributo a los perros callejeros, donde Laika, apodada muttnik en Estados Unidos, tiene un lugar destacado. Mutt, o muttonhead, es un nombre comúnmente dado en Estados Unidos a los perros cruza de varias razas.
  • Tschernow, V. N., Jakowlew, V. I. Scientific research during the flight of an animal in an artificial earth satellite, Artificial Earth Satellite, 1, 1958.

Enlaces externos[editar]