Joan Laporta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Joan Laporta
Joan Laporta

Actualmente en el cargo
Desde el 1 de julio de 2011

16 de diciembre de 2010-2 de octubre de 2012

15 de junio de 2003-25 de julio de 2006
Predecesor Joan Trayter
Sucesor Xavier Sala Martín

22 de agosto de 2006-30 de junio de 2010
Predecesor Xavier Sala Martín
Sucesor Sandro Rosell

Datos personales
Nacimiento 29 de junio de 1962 (51 años)
Barcelona, España Bandera de España
Partido Democràcia Catalana (DC)
Hijos 3
Profesión Abogado, político
Sitio web www.joanlaporta.cat

Joan Laporta Estruch (Barcelona, España, 29 de junio de 1962), es un abogado y político español, expresidente del Fútbol Club Barcelona, diputado en el Parlamento de Cataluña y concejal en el Ayuntamiento de Barcelona. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona (UB) y es miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, así como del Patronato y de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Ernest Lluch. También es Máster en Derecho de Sociedades y Expertos Tributarios del Instituto de Estudios Superiores Abat Oliba de Barcelona, y Diplomado en curso de Derecho de sociedades mercantiles por el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

Además, Laporta es socio fundador y titular del bufete de abogados Laporta & Arbós y profesor colaborador en Seminario de Derecho Inmobiliario y Registral de la Facultad de Arquitectos Técnicos de la Universidad de Barcelona (UB). También fue asesor personal del cónsul japonés en Barcelona. Está separado de Constanza Echevarría y es padre de tres hijos: Pol, Guim y Joan.

Política[editar]

Joan Laporta en la llegada a los premios Micrófonos de Oro 2009 en Ponferrada.

Joan Laporta, que se declara como independentista[1] y que sueña con una «nación catalana organizada en un Estado propio»,[2] estuvo vinculado a la política a mediados de los años 90 cómo miembro de Partit per la Independència[3] (1996-1999), un partido creado por Pilar Rahola, Àngel Colom y él mismo que abogaba por la independencia de Cataluña. Debido a los malos resultados electorales, el partido acabó por disolverse. A partir de ahí, y durante un tiempo, se le vinculó a CiU[4] [5] y a ERC.[6] [7]

En 2005, ya como Presidente del Barça, se vio envuelto en otro escándalo político: su por aquel entonces cuñado Alejandro Echevarría -hijo del empresario Joan Echevarría Puig- dimitió del club tras hacerse pública su pertenencia a la Fundación Francisco Franco.[8]

Cinco años más tarde fundó el partido político Democràcia Catalana[9] con el objetivo de declarar la independencia de Cataluña. De cara a las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2010, Democràcia Catalana se encuentra integrada dentro de Solidaritat Catalana per la Independència (SI), candidatura impulsada por él mismo, junto a Alfons López Tena y Uriel Bertran. En las elecciones primarias de Solidaritat Catalana, celebradas el 4 de septiembre de 2010, Laporta se presentó -liderando un equipo formado por el jurista Alfons López Tena, Uriel Bertran, la escritora valenciana Isabel Clara-Simó, Anna Arqué y Emili Valdero- y, como resultado de estas elecciones primarias, Laporta fue elegido cabeza de lista de Solidaritat Catalana per la Independència para la circunscripción de Barcelona. Finalmente obtuvo un escaño en el Parlamento de Cataluña.

El 22 de mayo resultó elegido edil de la ciudad por la coalición de Esquerra, Reagrupament y otros, al ser el número dos de la lista que obtuvo exactamente dos actas en las elecciones municipales celebradas y que ganó el convergente Xavier Trías.

En diciembre de 2011 es entrevistado, como presidente de Democràcia Catalana, por el diario La Cámara. En dicha entrevista declara que "La independencia es esencial para Cataluña porque afecta a todas las personas que viven y trabajan en nuestra comunidad, porque no rompe ninguna relación sentimental con nadie y porque es la única vía para salir de la crisis económica, democrática y cultural en la que por desgracia estamos instalados". Además analiza, en el ciclo Entrevistas Postelectorales de este diario digital, la situación tras las elecciones de 2011.[10]

FC Barcelona[editar]

Oposición al "nuñismo"[editar]

Se dio a conocer entre los socios barcelonistas en 1998, cuando con tan sólo 35 años formó parte de la candidatura de Àngel Fernández en las elecciones a la presidencia del FC Barcelona, que volvió a ganar Josep Lluís Núñez.

Un año después, en 1998, Laporta volvió a saltar a la palestra liderando la plataforma "Elefant Blau" (Elefante azul), que promovió una moción de censura contra el entonces presidente de la entidad Josep Lluís Núñez, que no prosperó. El "Elefant Blau", del que también formaban parte Albert Vicens, Jordi Moix, Alfons Godall y Albert Perrín (futuros directivos del club) consiguió el apoyo de 24.863 socios, pero 40.327 socios respaldaron la gestión de Núñez. En las elecciones a la presidencia celebradas en el 2000, Joan Laporta se integró en la candidatura del publicista Lluís Bassat, pero este no consiguió vencer a Joan Gaspart, que fue elegido presidente.

Tras las elecciones del año 2000, y ante la mala marcha de la gestión de Gaspart en la presidencia, Laporta empezó a formar un grupo de trabajo con el que presentarse a las elecciones, en caso de que estas se adelantasen. Laporta decidió formar su propia candidatura, independiente de la de Bassat, en la que aglutinó a jóvenes empresarios que le habían acompañado. Sandro Rosell se convirtió en la mano derecha de Laporta, y máximo responsable en cuestiones deportivas: en caso de ganar las elecciones, sería el vicepresidente deportivo. Rosell, a su vez, aportó al equipo de la candidatura a diversos empresarios de su confianza, como Jordi Monés o Josep Maria Bartomeu.

2003: La llegada a la presidencia[editar]

Tras la dimisión de Gaspart en febrero de 2003 y la presidencia interina de Enric Reyna, se convocaron elecciones. Laporta presentó oficialmente su candidatura a las elecciones celebradas el 15 de junio de 2003, recordadas por el mayor número de candidatos que ha habido nunca en unas elecciones barcelonistas, con un total de seis (Joan Laporta, Lluís Bassat, Jaume Llauradó, Josep Martínez-Rovira, Josep Maria Minguella y Jordi Majó). Todas las encuestas daban como gran favorito a Lluis Bassat, que se presentó a las elecciones respaldado por prestigiosos personajes de la sociedad catalana y barcelonesa, como Miquel Roca Junyent, Salvador Alemany, Evarist Murtra o Judit Mascó, y presentó al exjugador Pep Guardiola como futuro director deportivo en caso de ganar las elecciones.

Laporta fue el último candidato en presentar públicamente su candidatura. Lo hizo con el eslogan electoral Primer, el Barça (Primero, el Barça), y rodeado de un gran equipo de jóvenes y exitosos empresarios de entre 35 y 45 años que, decían, estaban decididos a dedicar "los mejores años de su vida" al FC Barcelona. El programa del equipo de Laporta proponía una ruptura total con el pasado.

En el plano deportivo, definió su programa con la metáfora del "círculo virtuoso": prometió la contratación de dos grandes estrellas mediáticas y tres jugadores excelentes que dieran títulos y espectáculo, devolvieran al club al primer lugar deportivo y mediático mundial y, con ello, generasen un incremento de los ingresos económicos que, a su vez, permitiesen seguir fichando grandes jugadores. Además, pese a que Laporta no lo dijo abiertamente en ningún momento, los medios de comunicación anunciaron que Johan Cruyff (del que Laporta era, además de amigo , su abogado personal) apoyaba la candidatura de Laporta.

La candidatura del equipo de Laporta creó un gran impacto entre la opinión pública catalana. A diferencia del resto de candidatos (cuya edad rondaba los 60 años), Laporta apareció como un joven apuesto y decidido, con un gran dominio de la oratoria y los medios de comunicación. Hacían sus presentaciones utilizando las nuevas tecnologías de la información (fueron bautizados por la prensa como los chicos de la generación PowerPoint) y hablando perfectamente tanto el catalán como el castellano o el inglés. Además, durante los actos de la campaña electoral, Laporta alternó sus intervenciones televisivas con otros jóvenes miembros de su candidatura: Sandro Rosell era el que iba a los debates si se trataba de cuestiones deportivas, Soriano si trataba de cuestiones económicas, etc. Con eso transmitieron la sensación de ser un grupo de jóvenes bien preparados que trabajaban en equipo, lejos de estilo presidencialista anterior. Un periodista inglés que cubría la campaña electoral describió a Laporta como "el Kennedy barcelonista", definición que fue recogida por los medios de comunicación catalanes.

Pese a que la candidatura de Bassat partía como gran favorita en todas las encuestas, fue perdiendo fuerza a medida que se acercaba el envite electoral. Según los analistas de la campaña, Bassat acusó no ser un experto en temas futbolísticos, no saber explicar su idea de que la Fundación del FC Barcelona se separase del club, y el hecho de que, al ser el favorito, todos los demás candidatos centrasen en él todas sus críticas. Laporta, en cambio, fue recortando distancias hasta convertirse, los últimos días de campaña, en un claro candidato a la victoria. La última semana de campaña, además, anunció un acuerdo con el Manchester United por la contratación de David Beckham, que el propio Manchester corroboró anunciándolo en la web oficial del club inglés.

Finalmente, el 15 de junio tuvo lugar la jornada electoral y, pese a que no había partido en el estadio y fue un día de intenso calor, hubo una afluencia masiva de socios a las votaciones. A la hora del recuento de produjo una gran sorpresa: no sólo había ganado Laporta, sino que lo había hecho con un margen de diferencia superior al esperado en todas las encuestas.

Los resultados fueron: Joan Laporta: 27.138 (52,57%); Lluís Bassat: 16.412; Jordi Majó: 2.490; Josep Martínez-Rovira: 2.388; Josep Maria Minguella: 1.867; y Jaume Llauradó: 987.

Laporta se convirtió, con 41 años, en el cuarto presidente más joven de la historia del FC Barcelona.

2003-2004: Primera temporada del cambio[editar]

Apoyado por una parte en los consejos de Johan Cruyff, y por otra en la labor del vicepresidente deportivo Sandro Rosell, cambió radicalmente las estructuras deportivas del club y fichó como secretario técnico al exjugador Txiki Begiristain.

Dio la baja al entrenador Radomir Antić e intentó fichar, primero a Guus Hiddink, pero éste rechazó el ofrecimiento pues el club barcelonista, con graves problemas económicos, le ofrecía un contrato inferior al que cobraba en el PSV Eindhoven. Posteriormente intentó fichar al entonces entrenador del Ajax Ronald Koeman, pero el Ajax quiso cobrar un traspaso que el Barça no estuvo dispuesto a pagar. Finalmente apostó como entrenador por el holandés Frank Rijkaard, pese a que apenas contaba con experiencia como entrenador.

En cuanto a los jugadores, Laporta no pudo fichar al jugador que había anunciado durante la campaña electoral: David Beckham fichó por el Real Madrid. Aun así, a pesar del poco tiempo para preparar la nueva temporada y la falta de recursos económicos en el club, Laporta lideró una profunda renovación en la plantilla del primer equipo de fútbol: dio la baja a 12 jugadores, y se invirtió 44,4 millones de euros en siete incorporaciones (Ronaldinho (27 millones de euros), Quaresma (6m €), Rafael Márquez (5 m€), Luís García (4 m€), Mario (2,4 m€), Rustu (0 €), y Gio Van Bronckhorst (0 €)). Ante la mala marcha del equipo en los primeros meses, en enero se incorporó al equipo Edgar Davids, cedido por la Juventus.

En su primera temporada como presidente (2003-2004), el equipo de fútbol tan sólo conquistó la Copa Cataluña, y quedó segundo en la Liga española de fútbol, pero recuperó la ilusión de los socios barcelonistas, que volvieron a llenar el Camp Nou, especialmente en la segunda vuelta de la temporada, en la que el equipo encadenó 17 partidos sin perder. Un dato concluyente es que, a lo largo de esa temporada, se incrementó en 25.000 el número de socios del club, llegado a los 130.000 a finales del año 2004. Como anécdota de la temporada queda la decisión que tomó el presidente en el partido de la 2ª jornada, Barcelona-Sevilla, que fue la de jugar a las 00:05 de la noche para evitar un conflicto con la Federación.

Desde un punto de vista social, una de las primeras medidas que tomó al llegar a la presidencia de la entidad azulgrana fue erradicar la violencia, en especial de un sector del grupo "Boixos Nois", por lo que recibió insultos y amenazas de muerte de estos aficionados .

Las buenas sensaciones que transmitió el equipo de fútbol y la directiva durante su primera temporada convirtieron a Laporta en uno de los personajes más conocidos de Cataluña. Incluso se le nominó al premio de "Catalán del año".

Sin embargo, en esta primera temporada, Laporta ya recibió las primeras críticas a su gestión. Se le críticó, en primer lugar, que aumentara en una media del 40% el precio de los abonos al estadio, cuando durante la campaña electoral había prometido que no aumentaría el precio del carné de socio (el carné de socio y el abono al estadio, de hecho, son dos carnés diferentes). En segundo lugar se le criticó que, en contra de lo prometido en la campaña electoral, no "levantara las alfombras" del club ni emprendiese acciones legales contra los anteriores dirigentes del club. También algunos sectores criticaron su excesivo protagonismo, al aparecer constantemente en los medios de comunicación.

2004-2005: La primera Liga y la primera crisis en la directiva[editar]

Antes del inicio de la segunda temporada, el equipo directivo liderado por Laporta y Rosell completó la renovación de la plantilla futbolística iniciada el año anterior: dio 16 bajas (Andersson, Cocu, Davids, Kluivert, Luís Enrique, Luís García, Mario, Óscar López, Overmars, Quaresma, Reiziger, Ros, Rustu, Santamaría, Saviola, Sergio García) e invirtió 67,5 millones de euros en 9 jugadores (Samuel Eto'o, Deco, Edmílson, Giuly, Belletti, Silvinho, Larsson, Maxi López y Demetrio Albertini).

La temporada futbolística fue muy bien, con el equipo líder de la liga española durante casi toda la temporada, y desplegando un fútbol que fue elogiado por la mayoría de medios de comunicación. Los únicos reveses fueron las eliminaciones en la Liga de Campeones (en octavos de final, a manos del Chelsea inglés) y de la Copa del Rey. Pero el Barcelona dominó la Liga española y, el 14 de mayo de 2005, poco antes de cumplirse su segundo año de mandato presidencial, el equipo se proclamó campeón de Liga.

La liga acababa con seis años de sequía de grandes títulos en lo futbolístico, y desató la euforia en las calles de Barcelona, que celebraron el título por todo lo alto. La mayor parte de la opinión pública catalana consideró el título de liga como la confirmación del éxito del modelo que Laporta había implantado en el club.

Sin embargo, a pesar de lo bien que había ido la temporada futbolística, la temporada 2004-2005 no había sido una temporada tranquila para Laporta. Desde principio de temporada se había ido aumentando el distanciamiento con el vicepresidente deportivo Sandro Rosell, que discrepaba de algunas decisiones del presidente, y de los consejos que Cruyff le daba a Laporta. A mediados de temporada el divorcio entre Laporta y Rosell se hizo público, y las tertúlias deportivas de radios y televisiones hablaban abiertamente de las disensiones en el interior de la junta. Varios medios de comunicación hicieron encuestas que revelaron que la mayoría de los socios tendían a dar la razón a Sandro Rosell, el vicepresidente al que los socios atribuían los éxitos de la política deportiva del ámbito futbolístico, y del fichaje de jugadores como Ronaldinho.

Esa temporada también se produjeron dos sucesos que erosionaron la relación de Laporta con otros directivos. Por una parte, Laporta incluyó en la directiva del club a su excuñado, Alejandro Echevarría, conocido en círculos barceloneses por su ideología franquista, contraria a la del resto de componentes de la junta.

Por otra parte, se produjo una doble crisis en las secciones deportivas del club. Primero, porque Laporta nombró como nuevo director general de las secciones deportivas profesionales (que incluían el baloncesto, balonmano y hockey sobre patines) al ex entrenador de balonmano Valero Rivera, contra la opinión de Sandro Rosell, de Josep María Bartomeu (directivo responsable de las secciones), de Enric Masip, recién nombrado por el propio Laporta como Director Técnico de la sección de balonmano, y de los responsables de la sección de baloncesto. Massip dimitió el mismo día de la presentación de Rivera, a la que tampoco asistió el entrenador del equipo de baloncesto, Svetislav Pešić. Al cabo de pocos meses, y ante las protestas del público del Palau Blaugrana por la mala marcha del equipo de baloncesto, dimitió Valero Rivera. El equipo de baloncesto, que a la llegada de Laporta a la presidencia era el vigente campeón de la Euroliga y la Liga ACB, había ido a menos en los dos últimos años. Tras una nueva derrota, dimitió Joan Montes como entrenador del equipo. En el acto de presentación de Manolo Flores como nuevo entrenador se escenificó públicamente el divorcio entre Laporta y Josep María Bartomeu, directivo responsable de las secciones. Al día siguiente, tras la celebración de una junta extraordinaria, Bartomeu fue destituido por Laporta como responsable de las secciones.

El 2 de junio de 2005, tan sólo quince días después de su primer gran éxito deportivo, el triunfo en la Liga española de fútbol, tuvo que hacer frente a la primera gran crisis de su mandato presidencial. Cuatro de los directivos de su junta (Sandro Rosell, Jordi Monés, Josep Maria Bartomeu y Jordi Moix) se vieron forzados a dimitir de sus cargos ante la división que desde hacía meses vivía la junta. Los cuatro dimisionarios, con el vicepresidente deportivo Sandro Rosell a la cabeza, denunciaron que Laporta ya no era el mismo que hacía dos años, y que en la junta se habían deteriorado valores como la democracia, la transparencia o el trabajo en equipo, en favor del autoritarismo, la opacidad y la ambición de poder. La crisis tuvo un gran impacto mediático. Posteriormente incluso llegó a dimitir un quinto directivo, Xavier Faus.

Su prestigio social empeoró pocos días después, cuando el 9 de julio Laporta tuvo un incidente en el aeropuerto de El Prat de Barcelona: al pasar el arco de seguridad del aeropuerto y ver que el detector de metales no cesaba de pitar, llegó a quitarse los pantalones, quedarse en calzoncillos e increpar al personal de seguridad del aeropuerto.[11]

Según coincidieron las encuestas de todos los medios de comunicación, Laporta vivió sus días de menor valoración personal por parte de los socios del FC Barcelona.

2005-2006: Acerca del fin del mandato[editar]

Este año, en lo deportivo el Barcelona gana la segunda liga consecutiva y la segunda Champions League de la historia de la entidad.

La duración del mandato de la junta Laporta no ha estado exenta de controversia. Según los estatutos (art. 29 de los estatutos del Club) éste debe extenderse por cuatro años naturales. No obstante, dicho artículo también estipula que cuando la renovación de la junta se produzca por el cese anticipado del mandato anterior, el nuevo mandato se extinguirá el cuarto 30 de junio siguiente a la dimisión de la anterior junta. Según Laporta y sus colaboradores, la fecha de las elecciones debía ser el año 2007 y según otras interpretaciones, en el 2006. Este caso se llevó a los tribunales de la ciudad de Barcelona y al tribunal catalán del deporte (TCE). El 20 de julio de 2006, el juez Roberto García Ceniceros del juzgado de primera instancia número 30 de Barcelona dictó una sentencia en la que se obligaba a la directiva actual a convocar elecciones de manera inmediata, tal y cómo reclamaba el socio de la entidad Joan March Torné. La comisión gestora, que asumió las funciones de junta directiva, presidida por el economista Xavier Sala i Martín determinó el calendario electoral definitivo, que contemplaba el día 3 de septiembre como fecha para los comicios. Sin embargo, el 21 de agosto de 2006 Laporta fue el único precandidato a la presidencia que entregó 8.994 firmas de socios, más de las 1.804 que son necesarias para acceder a la presidencia de club, por lo que volvió a ser nombrado presidente del F.C. Barcelona sin necesidad de pasar por las urnas. Iniciando así su segundo y último mandato como presidente del F.C. Barcelona, que finalizaría en el verano de 2010.

2006-2007: Primer traspiés deportivo[editar]

La temporada 2006/2007 comenzó con la Supercopa de España que el Barça ganaba al Español, su rival local, pero fracasó en el siguiente título al perder la Supercopa de Europa por 3-0 ante el Sevilla en Mónaco en agosto de 2006. La temporada continuaba y llegó el mes de diciembre, el club también llegaba como favorito al Mundial de Clubes pero cayó ante el Inter de Porto Alegre.

En el plano de la UEFA Champions League fueron eliminados en octavos de final ante el Liverpool. En semifinales de Copa del Rey fueron eliminados ante el Getafe que ganó 4-0 el partido de vuelta tras un contundente 5-2 a favor del Barcelona en la ida. Entonces sólo quedaba la competición liguera en la que después de un apretadísimo final, acabó perdiendo el título ante el Real Madrid con quien acabó empatado en puntos, quedando por debajo por la diferencia de goles a favor de los blancos en los enfrentamientos entre ambos.

La temporada terminó con un Barcelona sin ganar ningún título importante.

2007-2008: Moción de censura[editar]

Para la temporada 2007/2008 el Barça se reforzó y Laporta cerró las contrataciones de los franceses Thierry Henry y Éric Abidal, del marfileño Yaya Touré y del argentino Gabriel Milito. El fichaje de Henry fue criticado por muchos, pero aceptado por los seguidores blaugrana, ya que aunque había sido uno de los mejores jugadores de los últimos años, ya tenía 30 años, su estado de forma había bajado considerablemente y se habían pagado 27 millones por el jugador. Además, su fichaje hizo que se recordara a la época del Real Madrid de los galácticos (donde la historia terminó con un desastre). Henry formó junto a Messi, Ronaldinho y Eto'o el cuarteto ofensivo conocido como los 4 fantásticos. Muchos aficionados habían pedido la dimisión de Laporta tras la derrota del 23 de diciembre de 2007 frente al Real Madrid en el Camp Nou.[12] La misma situación se vivió el 6 de abril de 2008, pero esta vez en el empate sin goles ante el Getafe CF, que provocó la reacción de las gradas exigiendo su dimisión inmediata por la negligencia deportiva de los últimos años. Cuando el Barça fue eliminado de la Champions League, los aficionados que pedían su cabeza ya eran mayoría, pues significaba otra temporada en blanco al no tener opciones de ganar la liga. La gota que colmó el vaso fue el 7 de mayo de 2008 durante el clásico frente al Real Madrid, donde el Barça fue duramente derrotado, pues hizo que cayera sobre Laporta una moción de censura.[13]

2008-2009: Fractura social y el mejor equipo del mundo[editar]

Papeletas de la moción de censura.

Tras 5 años en el banquillo del club, la directiva llegó a un acuerdo con Frank Rijkaard para rescindir su contrato, siendo relevado por el hasta entonces entrenador del filial Pep Guardiola, símbolo del club, pero con escasa experiencia. Este año, el FC Barcelona se reforzó con los fichajes de Gerard Piqué, Dani Alves, Martín Cáceres, Seydou Keita, Aliaksandr Hleb y Henrique. Tras una pretemporada en la que los jugadores del Barcelona Atlètic tuvieron un papel destacado, se incorporaron también a la plantilla del primer equipo los canteranos Sergio Busquets y Pedro.

La directiva dilató[14] todo lo posible la fecha que finalmente fue el 6 de julio de 2008 el día en que la masa social barcelonista votó la moción de censura contra la gestión de la directiva presidida por Joan Laporta. El 60,6% de la masa social del FC Barcelona votó a favor de la moción de censura, es decir contra el presidente del FC Barcelona y su Junta Directiva. Con una participación muy elevada (39.389 votos) teniendo en cuenta que se celebró en verano y no en día de partido. Pero no se alcanzó la cifra del 66,6% fijada por los estatutos del club, para la dimisión de los dirigentes y la convocatoria de elecciones.

En el año 2008 Laporta hizo negocios con la hija del dictador de Uzbekistán, Islom Karimov, hecho ampliamente criticado por Sandro Rosell y por la prensa.[15]

Dimisión en bloque de directivos ante un presidente enrocado[editar]

El 10 de julio de 2008 dimitieron ocho de los 17 directivos de la junta directiva del club,[16] entre los que estaban tres de los cinco vicepresidentes. Los vicepresidentes Albert Vicenç (Area Institucional), Ferran Soriano (Area Económica) y Marc Ingla (Area Deportiva). También renunciaron a sus cargos los vocales Toni Rovira, Xavier Cambra, Claudia Vives-Fierro, Josep Lluís Vilaseca y Evarist Murtra, debido a que el 60,6% de los socios votara contra la gestión de la junta directiva encabezada por Laporta.

Los dimisionarios intentaron convencer al presidente para que dimitiese para facilitar la dirección del club hasta la convocatoria de elecciones, la fecha resultaría de la próxima asamblea anual de socios compromisarios a celebrar en septiembre de 2008. Laporta se negó a dimitir y desveló su intención de nombrar cuatro nuevos directivos -solo contaba con 10 tras ésta dimisión- para cumplir con los estatutos del club, que dictan el cese de la junta directiva tras la marcha del 75% de los miembros de la junta.

Por lo tanto el presidente Laporta se mantuvo en el cargo con el "núcleo duro", es decir, con los vicepresidentes Jaume Ferrer y Alfons Godall, los vocales Albert Perrín, Rafael Yuste, Joan Boix, Joan Franquesa, Jacint Borràs, Josep Cubells y Alfonso Castro. El presidente contacta (a 11 de julio de 2008) para cubrir las vacantes con gente del entorno del expresidente Joan Gaspart.

Hexacampeones[editar]

En el plano deportivo, Laporta nombró a Guardiola nuevo entrenador del club para sustituir al ya destituido Rijkaard. Pocos culés confiaban en el entrenador catalán, y tras un inicio de liga poco esperanzador (1 solo punto de 6 posibles), el equipo remontó y estuvo toda la temporada en la cabeza de liga. Y tras un histórico 2-6 en el propio Santiago Bernabéu, el Barça se coronó campeón de Liga, antes de eso había ganado la Copa del Rey al vencer por 1-4 al Athletic Club en el Estadio de Mestalla en Valencia. Pero el colofón llegó en la final de la Champions League de Roma donde el FC Barcelona venció al Manchester United por un 2-0 con goles de Eto'o y Messi y dio la tercera Copa de Europa al Barça.[17]

Pero aún continuó la leyenda barcelonista con la Supercopa de España de Fútbol, en una eliminatoria a dos partidos contra el Athletic Club, y con la Supercopa de Europa frentre al Shakhtar Donetsk en Mónaco. Como colofón el club se consagró Campeón del Mundo ganando a Estudiantes de La Plata la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, logrando así los 6 títulos en juego de forma consecutiva en un solo año natural, hazaña que ningún club había realizado nunca antes.

2009-2010: Espionaje interno a la junta directiva[editar]

Joan Oliver[18] Director General del FC Barcelona solicitó a una empresa especializada el seguimiento a los directivos Joan Boix, Joan Franquesa, Rafael Yuste y Jaume Ferrer más allá de su actividad en el club.[19] Oliver indicó que el seguimiento a los miembros de la Junta Directiva del club se hizo sin el conocimiento de Laporta.[20] Los informes resultantes del seguimiento revelan anomalías[21] pero poco relevantes, en la realización de los mismos se asegura que no se espió la vida privada de los directivos. El asunto de las escuchas da lugar a la enésima crisis institucional de una directiva que se refundó en julio de 2008 con la moción de censura a Joan Laporta. La base de la investigación es conocer que directivos pueden ser más adecuados a optar a la presidencia al club en 2010.[22]

Títulos conseguidos por el club bajo su presidencia[editar]

  • Fútbol:
  • Baloncesto:
  • Balonmano:
  • Hockey sobre patines:

Títulos personales[editar]

Bibliografía[editar]

  • Laporta, Joan (2010). Un sueño para mis hijos. Angle Editorial. ISBN 9788415002048. 
  • Aparicio, Jaume (2010). Paraula de Jan. Ara Llibres. ISBN 9788492907601. 
  • Santos, Àlex (2008) (en catalán). L'entorn. Joan Laporta en la lluita pel poder. Cossetània. ISBN 9788497913553. 

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Laporta defiende su "derecho" a expresar su "conciencia nacional"
  2. Laporta sueña con una "nación catalana organizada en un Estado propio"
  3. Entrevista a Joan Laporta, en los Premios Català del Any 2006
  4. El apoyo explícito de Laporta a CiU provoca los celos del resto de los partidos catalanes elmundo.es
  5. Laporta apoya ex altos cargos de CIU imputados en la operación Pretoria rtve.es
  6. ERC galardona a Joan Laporta con el premio 'Lluís Companys' lavanguardia.es
  7. Laporta se exhibe con ERC y llama a levantarse a los catalanes abc.es
  8. Cadenaser.com; Alejandro Echevarría abandona su cargo como directivo del Barça
  9. La aventura política de Laporta ya tiene nombre: 'Democràcia Catalana', El Mundo, 29 de junio de 2010.
  10. ; Joan Laporta es entrevistado en el Diario La Cámara
  11. Noticia sobre su incidente en el aeropuerto de El Prat, 9 de julio de 2005
  12. Ramón Besa (26 de diciembre de 2007). «Un problema doblemente gordo» (en español). elpais.com.
  13. Europa Press (9 de mayo de 2008). «Dos socios inician una moción de censura contra Laporta y su directiva» (en español). elmundo.es.
  14. La junta convocará hoy el referéndum para el 6-J
  15. Laporta y la diva uzbeca, negocios con la dictadura de Uzbekistán - elpais.com 09/05/2010
  16. Laporta gobernará el Barça en minoría
  17. Voto de castigo contra Laporta
  18. El Barça contrató detectives para espiar a 4 vicepresidentes - elperiodico.com
  19. Los directivos investigados eran posibles candidatos a la presidencia en las elecciones del 2010 - elperiodico.com
  20. Oliver reconoce que se investigó a los vicepresidentes sin informarles - elperiodico.com
  21. Los informes revelan anomalías en los cuatro investigados - elperiodico.com
  22. Las preguntas de la nueva crisis - elperiodico.com

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Joan Trayter
Presidente del Barcelona
2003-2006
Sucesor:
Xavier Sala Martín
Predecesor:
Xavier Sala Martín
Presidente del Barcelona
2006-2010
Sucesor:
Sandro Rosell