Feria La Salada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Feria La Salada es un complejo ferial, ubicado en el partido de Lomas de Zamora, en Argentina, que desde sus orígenes ha ido evolucionando hasta convertirse en un enorme conglomerado humano y económico de trascendencia internacional, que basa su funcionamiento en la comercialización de productos de marcas apocrifas.

Origenes[editar]

Los orígenes de la Feria La Salada datan de 1991, cuando un grupo de personas, muchos de ellos de origen boliviano, se instalaron en la localidad lomense de Ingeniero Budge en unos terrenos que en tiempos de Perón estaban acondicionados como balnearios. En un principio montaron sus propios puestos rudimentarios y vendían distintos tipos de productos, ya sean confeccionados por ellos o importados. Cuando comenzaron a crecer reunieron a sus familias, y luego establecieron una sociedad: Urkupiña SA, que luego se dividió en Cooperativa Ocean y Punta Mogotes SA.

Con el avance de la década de los '90 también comenzaron a venderse productos traídos sobre todo de Paraguay. Esto se explica debido a la política monetaria, ya que la diferencia cambiaria permitía adquirir productos el país vecino a precios realmente bajos, y venderlos en Argentina dejaba buenas ganancias. Durante la década del 90 el crecimiento fue lento pero constante.

Uno de los grandes saltos en el crecimiento de la feria, se dio sobre todo a finales del 2001 y el 2002. Esto se explica claramente remitiéndonos a la situación socioeconómica de la sociedad argentina. Miles de personas habían sido arrojadas al desempleo y a la marginalidad, y por eso el informalismo era una situación económica atrayente y necesaria.

De ese modo miles de argentinos de clase media se volcaron a la feria para acceder a los bajos precios e hicieron de este su medio de vida revendiendo sus productos, tanto en el Gran Buenos Aires como en el Interior del país. El formato preocupa al Gobierno Municipal y Provincial por la enorme evasión de impuestos que representa.

Denuncias de evasión y corrupción[editar]

La ONG argentina antiesclavista La Alameda, junto con la Confederación General de los Trabajadores de ese pais, presentaron una denuncia penal a la Administración Fiscal de Ingresos Públicos para que investigue talleres textiles que producen mayormente para la feria La Salada por evasión fiscal y trabajo esclavo, luego de realizar distintos relevamientos mediante cámaras ocultas y registrar situaciones de trata de personas, trabajo forzoso y violación de la ley de trabajo a domicilio.

En un video denominado “La Salada esclavitud” -anexado a la denuncia-, la ONG asegura que la feria de Lomas de Zamora factura 150 millones de pesos por día y se sustenta en 30 mil talleres clandestinos en los que se violan distintas normas de higiene, documentación y, en algunos, registraron trabajadores en condiciones de tráfico ilegal. “Políticos, punteros, policías e inspectores reciben coimas para permitir este sistema de explotación”, sostienen.

“La prenda te la pagan 40 centavos”, dice una costurera frente a cámara mientras cuenta que los turnos se extienden por más de 11 horas. En las imágenes se observan trabajadores que entran y salen del taller por la ventana y mujeres embarazadas trabajando, entre distintos testimonios que forman parte de la denuncia.

Si bien en el texto detallan la dirección de los tres talleres registrados mediante cámara ubicados en Capital Federal, la ONG estima que la misma situación se repite en al menos otros 40 talleres textiles que centralizan su producción en La Salada.

La denuncia, -que recayó en el juzgado Federal N° 4 (de Ariel Lijo)-, lleva la firma de Gustavo Javier Vera, presidente de la Fundación la Alameda, y Julio Piumato, secretario de Derechos Humanos de la Confederación General del Trabajo y está dirigida a la AFIP por “ser el organismo con poder de policía para llevar adelante las investigaciones pertinentes y para que compruebe la posible evasión fiscal, tanto tributaria como previsional”.

“Mientras el Estado le quita poder adquisitivo al salario de los trabajadores haciéndolos tributar “ganancias”, omite realizar controles sobre este tipo de talleres regenteados por explotadores inescrupulosos disfrazados de empresarios que tampoco tributan por la actividad que ejercen”, sostuvo la CGT en un comunicado en el que convocan a los trabajadores a realizar un escrache en la AFIP el lunes al mediodía. - See more at: http://www.elsindical.com.ar/notas/denuncian-a-la-feria-la-salada-por-evasion-y-talleres-clandestinos/#sthash.MfPRQCDy.dpuf

Actualidad[editar]

La feria sigue hoy día creciendo. Las estadísticas arrojan números contradictorios, pero lo cierto es que su tamaño es enorme[cita requerida]. Un estudio de la Unión Europea se encargó de investigarla, llamándola en su informe "un emblema mundial del comercio y la producción de mercadería falsificada". Algunos números de la feria: La Salada moviliza 9 millones de dólares por semana y emplea a 6000 personas para atender a las más de 20.000 que concurren desde todo el país cada vez que la feria se pone en funcionamiento.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

http://www.elsindical.com.ar/notas/denuncian-a-la-feria-la-salada-por-evasion-y-talleres-clandestinos/

Enlaces externos[editar]