Candidatura testimonial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Candidatura testimonial es un concepto creado por algunos periodistas argentinos en 2009 para referirse a un cierto tipo de candidaturas electorales en las que los principales dirigentes o personalidades de un partido político se ponen a la cabeza de las listas de candidatos, aún sin la intención real de asumir el cargo de resultar electo, con el fin de aprovechar la imagen de público conocimiento del candidato para sumar votos. En caso de resultar electo, el candidato testimonial no tiene intención de asumir efectivamente el cargo, correspondiendo que asuma entonces el candidato que le sigue en orden. [cita requerida]

La candidatura testimonial ha sido comparada con la candidatura incompatible, en la que una misma persona se presenta simultáneamente como candidato a dos cargos incompatibles (ej.: presidente y senador).[1]

En Chile sin embargo, al menos desde 10 años antes que periodistas argentinos hubiesen inventado el significado anteriormente señalado, este concepto se ha empleado para designar a las candidaturas que, según las encuestas, no tienen prácticamente ninguna posibilidad de ganar las elecciones, como fue por ejemplo el caso de Gladys Marín[2] que en las elecciones presidenciales de 1999 obtuvo solo el 3,19 % de los votos.

Varios candidatos y precandidatos de las elecciones presidenciales de 2013, como por ejemplo: Roxana Miranda, Tomás Jocelyn-Holt, Franco Parisi, Marcel Claude, Andrés Velasco y Claudio Orrego, se ven obligados a tener que rebatir a los periodistas que con frecuencia afirman que sus candidaturas son meramente testimoniales.[cita requerida]

Características[editar]

La característica esencial de la candidatura testimonial, como es entendida en Argentina, es la intención del candidato de no asumir el cargo en caso de resultar electo. Su legalidad está discutida entre los especialistas: quienes aceptan la misma sostienen que un Estado de derecho no puede juzgar anticipadamente los actos futuros de los ciudadanos ni prohibirles renunciar a un cargo; quienes la rechazan sostienen que presentarse como candidato sin intención de asumir es incompatible con la función representativa. Entre los analistas políticos, quienes aceptan la legitimidad de la candidatura testimonial consideran que la base de la democracia radica en los partidos políticos y no en las candidaturas individuales, en tanto que quienes rechazan su legitimidad, hacen hincapié en la relación personal entre representante y representado.

La característica esencial de la candidatura testimonial, como es entendida en Chile, es su bajísima probabilidad de éxito electoral, esperada en especial por los contrincantes políticos de ella.
Pocas veces los candidatos con bajos resultados de encuesta están dispuestos a reconocer que sus candidaturas sean solo testimoniales. En caso contrario justifican su candidatura como un gesto de sentar un presedente histórico que dé testimonio de una determinada convicción que ha sido capaz de unir a sus partidarios, y de ahí se desprende su nombre.

Argentina[editar]

En las Elecciones legislativas de Argentina de 2009 las principales fuerzas políticas del país (Frente para la Victoria, Coalición Cívica y PRO) recurrieron a candidaturas consideradas testimoniales.[3] [4]

Dos candidaturas a diputado nacional fueron impugnadas por la UCR, el ARI y el partido GEN, atribuyéndoles ser testimoniales: la del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y la del Jefe de Gabinete, Sergio Massa. La justicia, sin embargo las consideró válidas.[5] [6]

Los medios de comunicación han informado también que un importante número de intendentes y funcionarios municipales, de distintos partidos políticos, presentaron candidaturas similares a nivel municipal;[7] [4] [8] sin ambargo, las mismas no han sido impugnadas por los partidos políticos.

Eugenio Zaffaroni, ministro de la Corte Suprema, criticó a las candidaturas testimoniales y las consideró una consecuencia propia del sistema de gobierno presidencialista, proponiendo en cambio adoptar uno parlamentario.[9]

El 31 de julio de 2009, a raíz de una presentación efectuada por el diputado electo y abogado del Acuerdo Cívico y Social Ricardo Gil Lavedra, la Cámara Nacional Electoral dispuso que se investigue si Scioli y Massa cometieron un delito electoral de engaño a la ciudadanía con sus candidaturas testimoniales. Un mes antes de las elecciones, el mismo tribunal había autorizado las postulaciones de ambos. Entonces, el tribunal entendió que no bastaba con que un candidato hubiera declarado públicamente que no planeaba ocupar su banca para prohibirle postularse, sobre todo si en la Justicia había sostenido lo contrario. Scioli y Massa habían informado que "eventualmente" ejercerían los cargos para los que se presentaban, y el tribunal interpretó que la eventualidad era "el resultado de la elección".[10]

Sin embargo, en el mismo fallo, los camaristas Santiago Corcuera y Rodolfo Munné advirtieron que si luego de las elecciones llegaba a comprobarse que los candidatos no habían sido "honestos" ante la Cámara, se trataría de una "inaceptable manipulación de las instituciones de la República". Al haber anunciado ambos candidatos pocos días después de la celebración de los comicios su negativa a asumir los cargos para los cuales habían sido electos, Gil Lavedra denunció estos episodios ante la Cámara como "hechos nuevos", merced a los cuales el tribunal ha dado curso a la presentación ante la instancia correspondiente, la Cámara de Apelaciones de La Plata, quien habrá de expedirse sobre la cuestión.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Juez federal de La Plata Manuel Blanco (20 de mayo de 2009). «Sentencia en el caso "Novello Rafael Víctor -apoderado de la Union Cívica Radical- y otros S/ Impugnan candidatura a diputado nacional"». Centro de Información Judicial. Consultado el 22 de mayo de 2009.
  2. Oscar Azocar. «El voto útil de la izquierda(26 de noviembre 1999)». Santiago de Chile: Punto Final. Consultado el 22 de mayo de 2013.
  3. «El macrismo advierte que candidatura de Michetti 'no es testimonial'». La Plata: El Día (14 de abril de 2009). Consultado el 23 de junio de 2009.
  4. a b «¿Qué pasará con las candidaturas testimoniales del Acuerdo Cívico y Social?». Política y Medios (11 de mayo de 2009). Consultado el 23 de junio de 2009.
  5. Cámara Nacional Electoral (1 de junio de 2009). «Testimoniales: cómo votó la Cámara Electoral». Centro de Información Judicial. Consultado el 22 de mayo de 2009.
  6. Polémica por postulación de Néstor Kirchner
  7. El PJ bonaerense avanza con las "candidaturas testimoniales"
  8. Kirchner va con Scioli y 45 intendentes
  9. Zaffaroni criticó las candidaturas testimoniales y defendió el sistema parlamentario
  10. a b La Nación: Investigarán a Scioli y Massa por sus candidaturas testimoniales, 31-07-2009

Enlaces externos[editar]