Escarlata (color)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escarlata
Coordenadas de color
HTML #E30032
RGB (r,g,b)B (227, 0, 50)
CMYK (c, m, y, k)C (0, 100, 75, 0)
HSV (h, s, v) (347°, 100 %, 89 %)
Referencia [1]
B) Normalizado con rango [ 0 – 255 ] (byte)
C) Normalizado con rango [ 0 – 100 ] (cien)

Escarlata es una coloración roja, viva, que corresponde al color producido por el antiguo colorante textil «escarlata de Holanda». En el recuadro de la derecha se muestra su color específico.[1]

Además, el vocablo «escarlata» se aplica a cierta tela lujosa de ese color, así como al color de aquella.[2]

Etimología y semántica[editar]

«Escarlata» fue en un principio la denominación de un paño fino y costoso, pasando a significar, con el tiempo, el color rojo encendido de cierto tinte para telas muy oneroso. En esta sección se ofrece un panorama de ese cambio semántico.

La palabra «escarlata» proviene:

del árabe hispánico ’iskirlâṭa, ‘escarlata’ (s. XIII);
este del más antiguo sikirlâṭ;
este del árabe siqillâṭ, ‘tejido de seda brocado de oro’ (s. VII);
este del griego bizantino σιγιλλᾶτος (sigillâtos), ‘tejido de lana o lino adornado con marcas en forma de anillos o círculos’;
y este del latín textum sigillatum, ‘paño sellado o marcado’.[2] [3]

De acuerdo con el historiador de arte John Gage, el término «escarlata» apareció en el siglo XI en las regiones germanoparlantes de Europa, donde significaba ‘paño de lana fina tundido, de gran valor’. En los primeros textos que aluden a este paño se mencionan «escarlatas» de diversos colores, como negro, blanco (sin teñir), azul y verde; sin embargo, el tinte más costoso de la Edad Media era el rojo intenso del quermes, lo que habría llevado a que la tela llamada «escarlata» fuese teñida principalmente de ese color. De acuerdo con el autor, para el siglo XIII el paño «escarlata» más usual parece haber sido de color rojo intenso, y durante el siglo siguiente el vocablo «escarlata» podía ya significar el color rojo intenso por sí mismo.[4]

En idioma castellano, el término «escarlata» comenzó a usarse entre 1220 y 1250.[2]

Historia[editar]

Teñido de paños de lana. De Des Proprietez des Choses, por Bartholomaeus Anglicus (1482).

En la Europa del siglo XV el color escarlata era considerado el más suntuoso y caro. Fue un colorante de primer orden en la industria tintorera toscana de la época, y a la vez un color muy estimado para las ropas de luto, junto con el carmesí y el pavonazo (un púrpura oscuro). El tinte básico para la elaboración del escarlata de aquella época era el carmesí que se obtenía del quermes.[5]

Escarlata de Holanda[editar]

El tinte escarlata de Holanda, de aparición posterior, se usó para teñir lanas y paños de lana. Se elaboraba con cochinilla americana, bitartrato de potasio y cloruro de estaño;[1] del hecho de que llevara cochinilla de América y estaño se deduce que su invención es posterior al siglo XVI. Daba un color rojo encendido que era muy apreciado, pero difícil de lograr a la perfección y extremadamente costoso.[6]

Escarlata Gobelinos[editar]

Jean Hellot, en su celebrado tratado El arte de la tintura de lanas y de telas de lana (1750), da una pormenorizada descripción del proceso de elaboración del tinte escarlata y del teñido con el mismo, pero también hace notar que el escarlata más hermoso logrado hasta el momento era el que se hacía en la manufactura de tapices de los Gobelinos, indicando asimismo que la denominación de color «escarlata de Holanda» había caído en desuso en favor de «escarlata de los Gobelinos».[6]

En efecto, por escarlata Gobelinos se conoce hoy día al color del tinte desarrollado por el químico francés Antoine Baumé en la manufactura de los Gobelinos con la misma fórmula básica que la del escarlata de Holanda (cochinilla fina, bitartrato de potasio y alumbre). En cuanto a su color, se trata también de un rojo vivo, pero más oscuro que el del tinte holandés.[5] Debajo se proporciona una muestra aproximada del mismo.

Escarlata Gobelinos (inespecífico)
HTML #BD002F
CMYK (0, 100, 70, 20)
RGB (189, 0, 47)
HSV (345°, 100 %, 74 %)
Referencia [1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2005). Guía de coloraciones. Madrid: H. Blume. ISBN 84-89840-31-8. 
  2. a b c «escarlata», Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, 2011, consultado el 10 de enero de 2013.
  3. «escarlata», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=escarlata, consultado el 4 de mayo de 2012 
  4. Gage, John (1999) (en inglés). Color and Culture: Practice and Meaning from Antiquity to Abstraction. Berkeley; Los Ángeles: University of California Press. p. 80. ISBN 0-520-22225-3. http://books.google.com.ar/books?id=oq_GtjmoTNgC&lpg=PP1&pg=PA80#v=onepage&q&f=false. Consultado el 10 de enero de 2013. 
  5. a b Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2001). Diccionario Akal del color. Akal. ISBN 978-84-460-1083-8. 
  6. a b Hellot, Jean (1750). «XIII: De l'Ecarlatte couleur de feu» (en francés). L' Art de la teinture des laines et des étoffes de laine, en grand et petit teint. París. p. 276 y ss.. http://books.google.com.ar/books?id=yxS_4Ih2L_UC&printsec=frontcover#v=onepage&q&f=false. Consultado el 4 de mayo de 2012.