Woke

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La excongresista de los Estados Unidos, Marcia Fudge, sosteniendo una camiseta con la frase "Stay Woke: Vote" en 2018

Woke («despierto» en inglés) es un término, originario de los Estados Unidos, que inicialmente se usaba para referirse a quienes se enfrentan o se mantienen alerta frente al racismo.[1]​ Posteriormente, llegó a abarcar una conciencia de otras cuestiones de desigualdad social, por ejemplo, en relación con el género y la orientación sexual.[2]​ Desde finales de la década de 2010, también se ha utilizado como un término general para los movimientos políticos progresistas y/o de izquierda y perspectivas que enfatizan la política identitaria de las personas LGBT, de la comunidad negra y de las mujeres.[3]

Para 2020, partes del centro político y la derecha en varios países occidentales usaban el término woke, a menudo de manera irónica, como forma de denominar a varios movimientos e ideologías progresistas radicales o de izquierda identitaria posmoderna percibidos como demasiado entusiastas, agresivos, agitadores, susceptibles o poco sinceros, y por su tendencia a la censura de opiniones discrepantes mediante la llamada cultura de la cancelación. A su vez, algunos comentaristas llegaron a considerarlo un término ofensivo con asociaciones negativas para quienes promueven ideas políticas que involucran identidad y raza.

Para 2021, woke se había usado casi exclusivamente como peyorativo, y los usos más destacados de la palabra tienen lugar en un contexto despectivo.[4][5]​ Aunque en español no tiene una traducción asentada y generalmente se usa el término inglés crudo, destacada en cursiva o entrecomillada al ser un extranjerismo, en la jerga coloquial de España se llama despiertismo[cita requerida] a este movimiento y despiertos o despiertitos[6][7]​ a los que lo siguen, el primero como término neutro y el segundo despectivo. Una traducción propuesta por la RAE es concienciado.[8]

Origen y usos del término[editar]

La frase «stay woke» («mantente despierto») surgió en los Estados Unidos en la década de 1930. Al desarrollarse dentro del inglés afroestadounidense vernáculo, woke se refirió a una conciencia de los problemas sociales y políticos que afectan a los afroamericanos, especialmente los prejuicios raciales y la discriminación. De esta forma, ha aparecido en varios contextos, por ejemplo, en canciones de Leadbelly y Erykah Badu.[9]​ Tras el asesinato de Michael Brown en Ferguson, Misuri, en 2014, la frase fue popularizada por activistas de Black Lives Matter (BLM) que buscaban crear conciencia sobre los tiroteos policiales contra afroamericanos.[10]​ La expresión se popularizó en Black Twitter y ganó tracción como un meme de Internet, utilizándose con frecuencia por personas que no eran afroamericanas, a menudo para señalar su apoyo a Black Lives Matter. Asociado con la generación Y, el término se extendió internacionalmente y se agregó al Oxford English Dictionary en 2017.[11]

A medida que el uso del término se ha extendido más allá de sus orígenes afroamericanos, woke se ha utilizado cada vez más como un término general para describir los movimientos e ideologías de justicia social de izquierda radical identitaria. Para 2020, críticos de estas posiciones en varios países occidentales han usado el término woke, a menudo de manera irónica, como una denominación dirigida a movimientos e ideologías de izquierda identitaria percibidos como demasiado fanáticos o insinceros, y tendentes a censurar de forma dogmática cualquier desviación de su perspectiva ideológica.[12]​ Algunos movimientos de izquierda llegaron a considerarlo un término ofensivo utilizado para denigrar a quienes hacen campaña contra la discriminación.[1]

Con la extensión de las acciones de censura en redes sociales a cuentas de perfil conservador o críticas con la imposición de las posturas consideradas como «políticamente correctas» desde la izquierda, el término «woke» pasa a ser despectivo, como sinónimo de «progre».

Capitalismo woke y woke-washing[editar]

A mediados de la década de 2010, el lenguaje asociado con el "despertar" había entrado en los principales medios de comunicación y se estaba utilizando para marketing.[13]​ El término capitalismo woke fue acuñado por el escritor Ross Douthat para las marcas que usaban mensajes políticamente progresistas como sustituto de una reforma genuina.[14]​ Según The Economist, los ejemplos de capitalismo woke incluyen campañas publicitarias diseñadas para atraer a los millennials, quienes a menudo tienen puntos de vista socialmente más liberales que las generaciones anteriores.[15][16]

Las científicas culturales Akane Kanai y Rosalind Gill describen el capitalismo woke como la tendencia "que se intensifica drásticamente" para incluir grupos históricamente marginados (principalmente en términos de raza, género y religión) como mascotas en la publicidad, con un mensaje de empoderamiento para señalar valores progresistas. Por un lado, Kanai y Gill argumentan que esto crea una idea individualizada y despolitizada de la justicia social, reduciéndola a un aumento de la confianza en uno mismo. Por otro lado, la visibilidad omnipresente en la publicidad también puede amplificar una reacción violenta contra la igualdad de precisamente estas minorías. Estos se convertirían en mascotas no solo de las empresas que los utilizan, sino también del indiscutible sistema económico neoliberal.[17]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Romano, Aja (9 de octubre de 2020). «How being "woke" lost its meaning». Vox (en inglés). Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  2. «How has the meaning of the word “woke” evolved?». The Economist. 30 de julio de 2021. ISSN 0013-0613. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  3. Botel, Megan (18 de agosto de 2020). «'Crucial voices': the US women leading the fight against voter suppression». the Guardian (en inglés). Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  4. Bacon, Perry Jr. (17 de marzo de 2021). «Why Attacking 'Cancel Culture' And 'Woke' People Is Becoming The GOP's New Political Strategy». FiveThirtyEight. 
  5. McWhorter, John (17 de agosto de 2021). «Opinion | How 'Woke' Became an Insult». The New York Times. 
  6. «Carlos Alsina: "¡Madre mía! La banda de los 'despiertitos' se ha rehecho"». Onda Cero Radio. 25 de diciembre de 2020. Consultado el 31 de julio de 2022. 
  7. «De brujas, enanos e instituciones 'woke', por Ferran Caballero». The Objective. 28 de enero de 2022. Consultado el 31 de julio de 2022. 
  8. «RAE en Twitter: "@pinzon_lui #RAEconsultas En español, con sentido equivalente al inglés «woke», existe el adjetivo tradicional «concienciado, -da»."». Twitter. Consultado el 31 de julio de 2022. 
  9. O'Callaghan, Tamara F. (2020). Introducing English studies. p. 135. ISBN 1-350-05541-7. OCLC 1081343813. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  10. Hess, Amanda (19 de abril de 2016). «Earning the ‘Woke’ Badge». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  11. «New words notes June 2017». Oxford English Dictionary (en inglés). 16 de junio de 2017. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  12. Jr, Perry Bacon (17 de marzo de 2021). «Why Attacking ‘Cancel Culture’ And ‘Woke’ People Is Becoming The GOP’s New Political Strategy». FiveThirtyEight (en inglés estadounidense). Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  13. Sobande, Francesca (1 de enero de 2019). «Woke-washing: “intersectional” femvertising and branding “woke” bravery». European Journal of Marketing 54 (11): 2723-2745. ISSN 0309-0566. doi:10.1108/EJM-02-2019-0134. Consultado el 14 de mayo de 2022. 
  14. Lewis, Helen (14 de julio de 2020). «How Capitalism Drives Cancel Culture». The Atlantic (en inglés). Consultado el 14 de mayo de 2022. 
  15. «Companies can appeal to workers and consumers with liberal messages». The Economist. ISSN 0013-0613. Consultado el 14 de mayo de 2022. 
  16. «Companies can appeal to workers and consumers with liberal messages». The Economist. 26 de enero de 2019. ISSN 0013-0613. Consultado el 2 de octubre de 2021. 
  17. Kanai, Akane; Gill, Rosalind (1 de diciembre de 2020). «Woke? Affect, Neoliberalism, Marginalised Identities and Consumer Culture». New Formations 102 (102): 10-27. doi:10.3898/NewF:102.01.2020. Consultado el 14 de mayo de 2022. 

Enlaces externos[editar]