Ecoblanqueo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
British Petroleum hace uso del color verde en su logotipo, en sus productos y en sus estaciones de servicio, estando el logotipo constituido por un girasol estilizado, de forma que el color amarillento típico de los girasoles también está presente en el referido logotipo. Considerando que se trata de una empresa del sector de los productos petrolíferos, siendo estos conocidos por ser nefastos para el ambiente, la empresa BP se alinea así de cierta forma con la práctica del ecoblanqueo.[1][2]

El ecoblanqueo, ecoblanqueamiento, lavado verde o lavado de imagen verde (estas dos últimas variantes procedentes del término anglosajón greenwashing, de green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir) es una forma de una propaganda en la que se realiza marketing verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medio ambiente con el fin de aumentar sus beneficios.[3][4][5]

A menudo existe evidencia de que una organización está realizando un ecoblanqueo al observar las diferencias de gasto: cuando se invierte significativamente más dinero en publicitar ser verde que en prácticas realmente ecológicas.[6]

Los esfuerzos de ecoblanqueamiento varían desde cambiar el nombre o la etiqueta de un producto para evocar el medio natural sin que haya variado su impacto ambiental o sobre la salud, hasta campañas publicitarias multimillonarias que retraten a empresas altamente contaminantes como respetuosas con la naturaleza.[7][8]

Mientras que el ecoblanqueo no es una práctica nueva, su uso sí ha aumentado en los últimos años para satisfacer la demanda de los consumidores que buscan productos y servicios respetuosos con el medio ambiente, agravándose el problema debido a la laxitud de las agencias regulatorias.[9]

Los críticos sugieren que el aumento del lavado verde, asociado con una regulación ineficaz, contribuye al escepticismo de los consumidores sobre todo el activismo ambiental, y disminuye el poder del consumidor para dirigir a las empresas hacia soluciones realmente respetuosas con el medio ambiente de los procesos de producción, distribución o comercialización.[9]

Muchas empresas utilizan el ecoblanqueo como una forma de reparar la percepción pública de su marca. La divulgación de información por parte de las empresas se realiza de manera sesgada con el fin de maximizar su percepción de legitimidad. Sin embargo, hay un número creciente de auditorías sociales y medioambientales que toman posturas y señalan los engaños en la ausencia de supervisión y verificación pública externa.[10][11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «BP's Long History Of Greenwashing and Accidents» (en inglés estadounidense). 18 de mayo de 2010. Consultado el 23 de agosto de 2016. 
  2. The Guardian, ed. (20 de noviembre de 2008). «Greenwash: BP and the myth of a world 'Beyond Petroleum'» (en inglés británico). ISSN 0261-3077. 
  3. «Investigación sobre el ecoblanqueamiento». El estado del mundo. Anuario económico geopolítico mundial 2011. Akal. pp. 175-178. ISBN 978-84-460-3266-3. 
  4. Communicating Sustainability for the Green Economy (en inglés). Routledge. 2015. ISBN 978-0-765-63680-5. 
  5. El engaño verde. El País. 5 de agosto de 2011.
  6. (en inglés) Stop Greenwash. Greenpeace.
  7. (en inglés) A Brief History of Greenwash. Corp Watch. 22 de marzo de 2001.
  8. (en inglés) Top 10 Greenwashing Companies In America. Huffingtonpost. 25 de mayo de 2011.
  9. a b (en inglés) Greenwashing: Do You Know What You're Buying? Environmental Health Perspectives. Junio, 2010.
  10. (en inglés) Social Accountability and Corporate Greenwashing. Journal of Business Ethics. Marzo de 2003.
  11. (en inglés) Greenwashing Revisited: In Search of a Typology and Accusation-Based Definition Incorporating Legitimacy Strategies. Business Strategy and the Environment. 24 de noviembre de 2015.