Incesto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Incesto
Ramsés II tuvo relaciones incestuosas con dos de sus hijas (Meritamón y Bintanat) que acabarían sustituyendo a sus madres como reinas.[1]
Charles Darwin y su prima Emma Wedgwood fueron esposos.[2]
Albert Einstein se casó con su prima Elsa. Las madres de ambos eran hermanas y sus padres eran primos carnales.[3]
Sadam Huseín estaba casado con su prima Sajida Talfah.[4]

El incesto —del latín incestus,[5]​ es decir, '"incasto", "no casto"— es la práctica de relaciones sexuales entre individuos muy próximos por consanguinidadparentesco biológico o consanguíneo—. Se califican como incestuosas, en todas las culturas, a las relaciones sexuales entre hermanos, entre madres o padres y sus hijos, entre tíos y sobrinos, entre abuelos y nietos, y así todos los ancestros consanguíneos con sus descendientes. Aunque la consanguinidad es menor, en muchas culturas se consideran también incestuosas las relaciones sexuales entre tíos, primos y sobrinos.[6]

A lo largo de la historia y en distintos ámbitos socioculturales, ha primado la prohibición del incesto y la búsqueda de nuevos vínculos de parentesco fuera del grupo social de origen —familia de orientación—,[7]​ si bien el grado de relación en el que quedan prohibidas varía según cada contexto. Esta regla se denomina exogamia, por contraposición a la endogamia.

La antropología del parentesco ha estudiado la organización dual de la sociedad en distintas culturas primitivas para llegar a la conclusión de que los individuos han buscado tradicionalmente pareja fuera del grupo familiar. El concepto de organización dual de la sociedad hace referencia al agrupamiento de los seres humanos en al menos dos segmentos tribales rivales. Estos tendrían carácter clánico y sus linajes, en caso de poder establecer el nexo genealógico con un antepasado concreto, buscarían establecer una nueva relación social de amistad y de cooperación mutua mediante lo que se denomina «matrimonio» —relación de afinidad o de alianza anteriormente aludida—.[8]

No obstante, se encuentran algunas excepciones históricas a la prohibición universal del incesto. Tenemos los casos de las monarquías del Antiguo Egipto —véase, por ejemplo, la biografía de Cleopatra, quien gobernó en matrimonio primero con uno de sus hermanos y luego con otro; la de los monarcas del Imperio inca y las de los antiguos monarcas hawaianos—. En todos los casos primaba una «razón de Estado» que se podía resumir en el intento de mantener concentrado el poder en una familia —dinastía—; por esto, tales incestos solían ser a veces nominales y legalizados; tales incestos concluían frecuentemente con guerras dinásticas fratricidas.[9]

Historia[editar]

Ejemplos de matrimonios incestuosos y el impacto de la endogamia en las familias reales incluyen:

  • Todos los gobernantes de la dinastía ptolemaica de Ptolomeo II se casaron con sus hermanos y hermanas, a fin conservar la sangre de Ptolomeo "puro" y reforzar la línea de sucesión.
  • Cleopatra VII (también llamada Cleopatra VI) y Ptolomeo XIII, que se casó y se convirtió en co-gobernantes del antiguo Egipto después de la muerte de su padre, es el ejemplo más conocido[10]
  • Jean V de Armagnac se decía que había formado una extraña alianza entre hermanos.[11]​ No hay evidencia de que este "matrimonio" fue contratado para fines de la dinastía en lugar de razones personales.[11]
  • Uno de los ejemplos más famosos de un rasgo genético que se agravan con los matrimonios mixtos en las familias reales fue la Casa de Habsburgo, quienes desposaban frecuentemente y eran conocidos por el prognatismo mandibular (también conocido como "mandíbula Habsburgo" o "labios de Habsburgo"). Esto fue típico de muchos de los Habsburgo durante un período de seis siglos.[12]
Otros personajes históricos
Roma Antigua

Varios emperadores han sido acusados de cometer incesto por los historiadores clásicos:

Edad Media

Según leyendas negras recogidas en libros de investigación histórica como "Los papas y el sexo" de Eric Frattini y "La vida sexual de los papas" de Nigel Cawthorne, varios papas fueron acusados de cometer incesto.

Renacimiento

Explicaciones sobre el incesto[editar]

Explicación biológico-genética[editar]

Uno de los principales motivos agregados modernamente por la ciencia, que refuerza la consideración de que el incesto continúe prohibido en muchas legislaciones, es que los seres humanos que nacen de relaciones incestuosas corren con cada nueva generación endógama un riesgo más alto de desarrollar problemas físicos hereditarios de haberlos y como producto de la transmisión de cuadros genéticos paralelos. El reducido cuadro genético heredado plantea que, como resultado del incesto, se reduce la variabilidad genética más flexible e ideal, que permite la diversidad de rasgos, y hace que se eleve el número de registros a elegir por azar con cada recombinación cigótica ante cambios externos sobre la especie para su supervivencia, por la incidencia entre individuos con relación de parentesco consanguíneo entre sí, tanto por vía lineal como por vía colateral.[13]

Atracción sexual genética

La atracción sexual genética (ASG) (en inglés: Genetic sexual attraction o GSA) es un término que describe el fenómeno de atracción sexual entre personas genéticamente cercanas como hermanos, primos de primer y segundo grado e incluso padres e hijos.[14]

Pocos estudios se han llevado a cabo sobre la atracción sexual genética. Sin embargo, algunos psicólogos dicen que miembros de una misma familia que crecieron separados podrían sentirse sexualmente atraídos al encontrarse en la edad adulta.[15]

Explicación por el complejo de histocompatibilidad[editar]

Los recientes estudios de genética y psicología evolutiva con toda certidumbre —véase complejo mayor de histocompatibilidad y selección sexual— indican que, entre los seres sexuados, los individuos machos y hembras de una misma especie suelen optar no solo por los más aparentemente aptos —por ejemplo, machos fornidos y —en aves— de plumajes llamativos y con excelentes expresiones de cortejo, o individuos fértiles de uno y otro sexo aparentemente más saludables—, sino que un factor determinante para formar parejas —esto incluye al ser humano— para reproducirse es la exogamia por la inconsciente atracción sexual —en gran parte mediada por las feromonas— que provocan las diferencias del complejo mayor de histocompatibilidad y la selección sexual, ya que tales diferencias suelen inhibir, al mismo tiempo, repeticiones de genes alterados y la inmunidad de la prole.[16]

Explicación psicoanalítica[editar]

Sigmund Freud abordó el estudio del incesto a través de la teoría psicoanalítica. Partía de la idea de que existía una "horda primitiva" promiscua en la que la rivalidad entre machos por el acceso sexual a las hembras provocó el recurso a la violencia y el homicidio dentro del propio grupo de parentesco. Inicialmente, en Tótem y tabú, Freud encuentra una primera explicación para la exogamia: el enfrentamiento entre individuos —especialmente varones— que pertenecían al mismo grupo sociofamiliar dio lugar a una aversión al incesto, no por el tipo de relación que constituye en sí, sino por la agresividad y las muertes —principiando por la del padre— ocasionadas dentro del propio grupo social.[17]

Jacques Lacan sintetiza gran parte del trabajo de Freud y de Lévi-Strauss, y logra explicar el incesto desde un punto de vista estructuralista: Lacan concuerda con Freud, en el sentido de que el incesto es un impulso básico de la psique humana, ya que se encuentra en el inconsciente de todo ser humano —sea varón o sea mujer—: volver a la unidad con la madre y quedar en el deseo de la madre; solo la intervención de quien cumple la función paterna evita tal alienación, y esto es el esquema del complejo de Edipo que impulsa, dramáticamente, a todos los individuos hacia la exogamia.[18]

Análisis posteriores concluyen que una gran parte de las culturas comparten un aborrecimiento psicológico desarrollado hacia la práctica de relaciones sexuales o de relaciones de parentesco adicionales entre individuos de la misma familia vinculados por otra relación de parentesco previa en la que los roles y rangos de cada miembro están fuertemente delimitados, al alterar las normas de conducta y dinámica de equipo cohesiva con nuevos lazos de afecto y consiguientes celos edípicos.[19]

Efecto Westermarck
El efecto Westermarck, o impronta sexual inversa, es un hipotético efecto psicológico a través del cual las personas que viven cerca durante los primeros años de sus vidas se vuelven insensibles a la atracción sexual entre sí. Este fenómeno, evolutivamente útil para evitar la endogamia, es una explicación al tabú del incesto y fue señalado por primera vez por el filósofo y sociólogo finés Edvard Westermarck (20 de noviembre de 1862 – 3 de septiembre de 1939) en su libro La historia del matrimonio humano, de 1891.[20]
Complejo de Edipo
Sigmund Freud (a los 16 años) con su madre en 1872.[21]
En psicoanálisis, el complejo de Edipo, a veces también denominado conflicto edípico, se refiere a un conjunto complejo de emociones y sentimientos infantiles caracterizados por la presencia simultánea y ambivalente de deseos amorosos y hostiles hacia los progenitores.[22]​ Se trata de un concepto central de la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud, expuesto por primera vez dentro de los marcos de su primera tópica. En términos generales, Freud define el complejo de Edipo[23]​ como el deseo inconsciente de mantener una relación sexual (incestuosa) con el progenitor del sexo opuesto y de eliminar al padre del mismo sexo (parricidio).

Explicación social[editar]

Otro de los aspectos destacados acerca del origen del incesto es el relacionado con la alteración de las relaciones sociales o de la armonía social entre familias.[24]

Por una parte, el incesto traería consigo el retrotraimiento del grupo y el repliegue social sobre sí mismo. Al reducirse las relaciones de parentesco al seno intrafamiliar como elemento de autoperpetuación, se elimina la posibilidad de ampliar las redes sociales del grupo con otros grupos sociales. Ello puede ser especialmente negativo, dado que el establecimiento de una relación de alianza o de afinidad entre dos grupos sociales es la que se hace posible entre otras vías por medio del matrimonio. Ello da lugar a una ampliación de las redes sociales en caso de necesidad económica, conflicto territorial o búsqueda de apoyo por diversos motivos.[25]

Cualquiera que haya sido la forma en que se haya originado o practicado la prohibición del incesto, en todo caso las relaciones sexuales o amorosas entre miembros de diferente sexo o del mismo, entre iguales o diferentes edades y entre diferentes clases sociales, sean familiares o no, estuvieron siempre supeditadas en inferior reconocimiento a la final potestad de los padres o miembros superiores de la misma familia, los cuales, hasta fechas muy recientes —y aún en vigencia entre muchas sociedades—, decidían férreamente sobre los matrimonios y cualesquiera otras alianzas que hubiera entre dos individuos para reconocerlos como permanentes o temporalmente admisibles para el fondo y estructura social, y sujetos a un fuerte reconocimiento o rechazo veto por parte de estos. Aun no siendo miembros prohibidos, el sexo o el matrimonio como reconocimiento legal de este ha sido siempre uno de los atributos sociales que más injerencia han recibido siempre los individuos miembros del mismo.[26]

Teoría de la alianza
La teoría de la alianza, también llamada teoría del intercambio generalizado, es el nombre dado en la antropología a un método estructuralista de análisis de las relaciones de parentesco. Tiene sus orígenes en el libro Las estructuras elementales del parentesco, escrito por el antropólogo y filósofo francés Claude Lévi-Strauss en 1949. La teoría de la alianza está opuesta a su par funcionalista propuesta por Alfred Reginald Radcliffe-Brown, conocida como teoría de los grupos de filiación. La teoría de la alianza ha orientado buena parte de los trabajos de la antropología social francesa sobre el parentesco, sobre todo hasta la década de 1980, y tuvo resonancia en otros campos del análisis social, incluidos el psicoanálisis —que comparte con la antropología estructuralista el interés en la universalidad del tabú del incesto—, la filosofía y la filosofía política.

Explicación demográfica[editar]

Las primeras poblaciones humanas de cazadores recolectores se caracterizaban por tener elevados índices de mortalidad, tanto entre la población adulta como entre la infantil. La precaria alimentación de esos grupos hacía que el período de lactancia de los neonatos y la dependencia respecto de la madre biológica fuera mucho mayor que en la situación actual. Para cuando los hijos tenían madurez sexual, sus madres ya eran hembras viejas —la esperanza media de vida rondaba como mucho en torno a los 30 años— incapaces de engendrar más progenie. Debido a esto, los individuos jóvenes tenían que buscar el acceso sexual entre las mujeres externas a la propia familia.[27]

La práctica de este hábito impuesto por la propia biología humana del momento impedía el incesto. Algunos autores clásicos, como Lewis Henry Morgan, John Ferguson McLennan o Johann Jakob Bachofen, hablan del hecho de un proceso de aprendizaje cultural por medio del cual el propio hábito de los individuos hizo que la práctica del incesto fuera dejada de lado.[28]

Sin embargo, la práctica no necesitaría una supresión social tan estricta, puesto que no todas las relaciones sexuales se llevan a cabo con el objeto de tener descendencia y tienen como resultado, entre la mayor parte de los primates, resultados de afecto y lazos más reforzados que en los grupos de miembros tan reducidos y de mortalidad tan alta como entre los hombres del paleolítico.[29]

Exogamia y prohibición del incesto[editar]

Es coalescente la relación de esta regla con la de la prohibición del incesto. Por una parte se argumenta que no deben confundirse ambas normas, puesto que los miembros del clan podrían no estar emparentados y de todos modos no podrían contraer matrimonio por la regla de la exogamia. Se dice además que la prohibición o tabú del incesto se dirige a prohibir las relaciones sexuales, mientras que la exogamia sería un precepto referido específicamente al vínculo matrimonial.

El enfoque estructural de Claude Levi-Strauss en cambio, aparte de establecer analogías estructurales entre el lenguaje y las relaciones de parentesco (incluyendo la exogamia y la prohibición del incesto), enfatiza en la existencia de estructuras mentales (psíquicas) subyacentes al lenguaje y que serían comunes a todos los tipos de sociedad. Para Levi- Strauss la prohibición del incesto es además una necesidad estructural y universal del paso de la naturaleza a la cultura:

Por otro lado, el sentido que Levi-Strauss da a la relación entre exogamia y prohibición del incesto es de complementaridad en cuanto al papel que juegan como requisitos de intercambio. Levi-Strauss critica la postura de los autores que le preceden, ya que poner el acento en que la regla establece la prohibición de poseer a la madre, o a la hermana conduciría a errores: lo verdaderamente relevante sería que la regla obliga a que ellas se reproduzcan con otros varones.[30]

Para otros autores, en cambio, es fundamental hacer la diferencia tajante entre exogamia y prohibición del incesto, no sólo en cuanto a su significado, sino también a la lógica con que operan: mientras el tabú del incesto es una prohibición (algo que está vedado, que se impide hacer), la regla de la exogamia es un precepto (un mandato a observar o cumplir). La exogamia comenzó a desarrollarse en las sociedades matriarcales y matrilineales a inicios de la prehistoria.

En biología se utiliza también el término exogamia para referirse simplemente al cruce entre individuos de distinto clan, grupo o raza para diversificar la descendencia.

Uno de los principales motivos aducidos actualmente por la ciencia de que el incesto continúe prohibido en muchas legislaciones, es que los seres humanos que nacen como fruto de relaciones incestuosas corren con cada nueva generación endógama un riesgo más alto de desarrollar problemas físicos hereditarios y como producto de la transmisión de cuadros genéticos paralelos. El reducido cuadro genético heredado plantea que, como resultado del incesto, tras varias generaciones, se reduce la variabilidad genética, más flexible e ideal, que permite la diversidad de rasgos, elevando el rango de recombinaciones cigóticas aleatorias con los que afrontar cambios externos sobre la especie para su supervivencia, por la incidencia entre individuos con relación de parentesco consanguíneo entre sí, tanto por vía lineal como por vía colateral. Esta teoría biológica-genética por tanto, apoya la teoría de que las sociedades más primitivas se desarrollaron de manera exógama y no endogámica, como se ha creído erróneamente en el pasado.

Incesto accidental[editar]

El incesto accidental hace referencia a cualquier actividad sexual o matrimonio entre personas que desconocen su parentesco, en cuyo caso la relación se consideraría incestuosa.

Las leyes de muchas jurisdicciones prohíben los matrimonios incestuosos, incluso si se dan sin el conocimiento del parentesco. Si se sospecha una relación incestuosa, puede realizarse una prueba de ADN para comprobarlo.

Incesto emocional[editar]

Kenneth Adams originó el concepto en los años ochenta y se lo definió [31]​ como un abuso psicológico [32]​ que se da en la relación entre una figura parental y un niño que no involucra incesto o relaciones sexuales, aunque involucra dinámicas interpersonales similares a las de parejas sexuales.[31][33][34]

Este abuso ocurre cuando un padre o madre no puede o no quiere mantener una relación con otro adulto y fuerza a su hijo o hija a que desempeñe el papel emocional de un esposo.[32]​ Se ignoran las necesidades del niño y la relación existe solo para satisfacer las necesidades del padre[35]​ y puede ser que el adulto no sea consciente de los problemas creados por sus acciones.[36]

Las víctimas tienen ira o culpa hacia sus padres y problemas con la autoestima, adicciones y en su intimidad sexual y emocional.[37]

La autora Marion Woodman describe el incesto emocional como una "relación de afecto sin límites" en el que padre o padres usan al hijo como espejo para satisfacer sus necesidades, en vez de ser espejo del hijo para apoyarlo en su desarrollo emocional.[38]

La ocurrencia del incesto emocional también se asocia con el alcoholismo y el abuso de drogas.[39][40]

Estatus legal[editar]

Legalidad del incesto.
  • En Costa Rica, según la ley es ilegal el incesto de consanguineidad lineales, ejemplo, Abuelo-Nieto y de primer grado como entre hermanos o Madre-hijo, pero fuera de estos está permitido, pero igualmente el matrimonio es ilegal si algún familiar de segundo grado, ejemplos serían tío o prima fue o es el tutor legal de un menor de edad, fuera de esto términos sería legal el matrimonio entre primos hermanos o carnales o tíos y sobrinos.[41]
  • En España, el incesto está permitido, sin la posibilidad de casarse.[42]
  • En Estados Unidos, la ley varía por estado.
    • En Nueva Jersey, las relaciones sexuales entre familiares adultos son permitidas, pero sin la posibilidad de casarse en parientes de hasta tercer grado —tíos y sobrinos o bisabuelos y bisnietos.
    • En Oklahoma, el incesto es ilegal.[43]
    • En Nuevo México, el incesto es ilegal.[44]
  • En Francia, el incesto es legal, pero sin la posibilidad de casarse.[45]
  • En Venezuela, el incesto está prohibido, según el Título VII del Código Penal venezolano, donde a su vez se le compara con los delitos de la bigamia y el adulterio.[46]
  • En Argentina, el incesto es legal si ambas personas tienen la edad mínima de consentimiento.[47]​ El matrimonio entre parientes es legal, excepto si se trata de relaciones padre-hijo, abuelo-nieto, ya que no se contempla para parientes de descendencia lineal.[48]

Casamiento entre primos[editar]

El casamiento entre primos es un casamiento entre personas que poseen un abuelo en común o entre personas que comparten otro ancestro relativamente reciente. Distintas sociedades tienen diferentes posiciones con respecto a estas uniones. En algunas sociedades son considerados el tipo de unión ideal y como tales se los promueve, en otras sociedades estas uniones son poco comunes aunque aun legales, mientras que en otras regiones se las considera uniones incestuosas y están legalmente prohibidas. Aunque en la actualidad se encuentran estigmatizados en el mundo occidental,[49]​ los casamientos entre primos son frecuentes en el Mundo, donde en algunas naciones casi la mitad de todos los casamientos son casamientos entre primos, por ejemplo Albania.[50]​ A nivel mundial tres de cada diez casamientos se realizan entre primos carnales o segundos.[51]

Un tipo de casamiento entre primos que ha sido permitido en muchas culturas es el casamiento cruzado entre primos. Este tipo de casamiento era común en el pasado en las tribus aborígenes de Australia, América del Norte, Sur América y Polinesia.[52]​ Mientras que algunas religiones han llegado a prohibir el casamiento entre primos de grado seis o grado de parentesco más cercano, otras no ponen reparos al casamiento entre primos carnales. El casamiento entre primos es un tema importante analizado por la antropología y la teoría de la alianza.[53]

Algunos que están a favor del casamiento entre primos en Occidente consideran a las prohibiciones legales una forma de discriminación,[54][55]​ mientras que los opositores a veces apelan a argumentos morales o de otro tipo.[56]

Incluso, muchos especulan que el casamiento entre primos, especialmente entre primos carnales, puede conllevar el riesgo de que la descendencia pudiera tener taras o defectos congénitos[57]

El incesto en la cultura[editar]

Zeus y Hera, de James Barry.

La mitología[editar]

Prácticamente en todas las mitologías existen relatos que refieren a un incesto primordial, el cual se resuelve a través de una interdicción —prohibición—, ya que, por ejemplo, entre los griegos el incesto era asociado a la hybris.

Mitología griega
Mitología egipcia
Medioevo

La Biblia[editar]

En la Biblia aparecen casos de incesto, como por ejemplo el de las hijas de Lot con su padre alcoholizado:

La mayor dijo a la pequeña: "Nuestro padre es viejo y no hay ningún hombre en el país que se una a nosotras, como se hace en todo el mundo.
Ven, vamos a darle vino a nuestro padre, nos acostaremos con él y así engendraremos descendencia". En efecto, propinaron vino a su padre aquella misma noche, y entró la mayor y se acostó con su padre, sin que él se enterase de cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó. Al día siguiente dijo la mayor a la pequeña: "Mira, yo me he acostado anoche con mi padre. Vamos a propinarle vino también esta noche, y entras tú a acostarte con él, y así engendraremos de nuestro padre descendencia." Propinaron, pues, también aquella noche vino a su padre, y levantándose la pequeña se acostó con él, sin que él se enterase de cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó. Las dos hijas de Lot quedaron encintas de su padre.
Génesis 19, 31-36

O el caso de Sara y su medio hermano Abraham:
…a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer.
Génesis 20:12

En las historias bíblicas se puede ver que la humanidad se generó a partir de los parientes cercanos, por lo que se permitía las relaciones de este tipo. Pero ya en los tiempos de Moisés esto era algo aborrecible. La Ley de Moisés prohibió el incesto, esto se puede ver en Levítico 18:8-18 y 20:11-21.

Películas en las que se aborda el incesto

El cine y la literatura[editar]

Algunas obras literarias abordan el incesto:

Por ejemplo explicitamente al final de esta novela se expresa: Amaranta Úrsula se queda embarazada y ni ella ni Aureliano, saben que en realidad son tía y sobrino. Ella muere durante el parto, después de dar a luz a un bebé con cola de cerdo, tal y como Úrsula había pronosticado en su momento, cerrando así el círculo de la historia. Completamente desolado, Aureliano bebe hasta emborracharse. Cuando se acuerda del bebé, al pequeño Aureliano ya se lo comieron las hormigas.

  • La novela Forbidden de Tabitha Suzuma habla sobre la relación de dos hermanos.
  • La novela Flores en el ático por Virginia Cleo Andrews trata sobre el enamoramiento de dos hermanos.
  • En el libro Mujeres Asesinas, de Marisa Grinstein, se habla del caso titulado "Cecilia, hermana", una joven artesana que mantenía una relación con su hermano y que, por traición, lo mata.
  • En la novela Las horas desvanecidas de Loe K. López se relata la historia entre dos hermanos enamorados, marcados por el incesto desde mucho antes de nacer.
  • En la saga de fantasía medieval Canción de hielo y fuego, de George R.R. Martin, se citan los matrimonios incestuosos entre los miembros de la dinastía Targaryen para conservar la pureza de sangre, además de la relación amorosa entre la reina Cersei Lannister y su hermano mellizo Jaime Lannister.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Ramsés II, el gran semental de Egipto que engendró 152 hijos». El Español. 17 de septiembre de 2019. Consultado el 17 de febrero de 2021. 
  2. Salas, Javier (27 de enero de 2015). «Darwin tenía razón: la endogamia perjudicó a su estirpe». El País. Consultado el 17 de febrero de 2021. 
  3. Martínez, Alonso (30 de septiembre de 2017). «Cleopatra y otros personajes de la historia que cometieron incesto». Cultura Colectiva. Consultado el 17 de febrero de 2021. 
  4. Rudolphy, Vale. «La trágicas vidas de las esposas de algunos de los líderes más malos de la historia». El Ciudadano. Consultado el 17 de febrero de 2021. 
  5. Definición de incesto en DRAE Vigésima segunda edición Consultado el 10 de junio de 2011
  6. «Los países en los que el incesto no está castigado por la ley». BBC. 7 de marzo de 2018. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  7. Aragonés, Raúl Jorge. «Sobre el origen y naturaleza del incesto en la teoría de la evolución». Catalan Journals in Open Access. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  8. MAUSS, MARCEL: Ensayo sobre el don
  9. Lévi-Strauss, C. (1969). Las estructuras elementales del parentesco, cap. I.
  10. Bevan
  11. a b Guyenne, p.45
  12. 'Topics in the History of Genetics and Molecular Biology: The Habsburg Lip', Michigan State University
  13. Herzog, Hal (23 de julio de 2020). «El problema con el incesto». Psychology Today. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  14. BBC America: Brothers and Sisters in Love Archivado el 25 de octubre de 2008 en la Wayback Machine.
  15. http://www.lavanguardia.com/sucesos/20120625/54316407462/mujer-tuvo-sexo-hijo-asegura-atraccion-genetica.html
  16. Garrido, Vicenta (2016). «El incesto en los cuentos de Perrault y de Madame d’Aulnoy». Universidad de La Rioja. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  17. Colombo, Eduardo (2018). «El incesto y el asesinato a la luz de la teorización freudiana. Reflexión y crítica». Sociedad Forum de Psicoterapia Psicoanalítica. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  18. Mongue, Fernando. «Niveles de abstracción en el estudio del incesto». Universidad Complutense de Madrid. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  19. Páramo Ortega, Raúl (2011). Universitat de València, ed. El psicoanálisis y lo social: Ensayos transversales. p. 287. ISBN 8437083427. 
  20. «Efecto Westermarck: falta de deseo hacia amigos de la infancia». Consultado el 13 de enero de 2017. 
  21. Peter Gay (1995) Freud: A Life for Our Time
  22. Laplanche, Jean & Jean-Bertrand Pontalis, Diccionario de Psicoanálisis, Paidos, B. Aires 9ª. Edición 2007, pág. 67, (Título original: Vocabulaire de la Psychanalyse, 1967)ISBN 950-12-7321-0
  23. La palabra «complejo» es usada aquí como término técnico psicoanalítico que hace referencia a un conflicto, «a un conjunto organizado de deseos amorosos y hostiles que el niño experimenta respecto a sus padres» (Laplanche & Pontalis, Ibid) y es radicalmente diferente al uso que hace de ella la psicología o el lenguaje popular, como por ejemplo, en la expresión tener complejos o estar acomplejado.
  24. Cardenas, Eloisa (2011). «Perspectiva del incesto». Universidad de Cartagena. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  25. Camaño, Diego. «Paradigmas en torno al delito de incesto desde una perspectiva sociológico-jurídica moderna». Facultad de Derecho, Universidad de la República, Uruguay. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  26. «De la mitología griega a la dinastía de los Austrias: el incesto a través de la historia». ABC. 29 de septiembre de 2014. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  27. Sáez, Cristina (5 de octubre de 2017). «Los humanos prehistóricos ya evitaban el incesto». La Vanguardia. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  28. Prat Ferrer, Juan José. «El mito de Edipo en la tradición culta occidental y sus interpretaciones». Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  29. De Jorge, Judith (10 de octubre de 2017). «Los primeros humanos ya evitaban acostarse entre hermanos». ABC. Consultado el 16 de febrero de 2021. 
  30. Ibid, p.558.
  31. a b Jacobson M (2001). «Child sexual abuse and the multidisciplinary team approach: contradictions in practice». Childhood 8 (2): 231. doi:10.1177/0907568201008002006. 
  32. a b Friel DL & Friel JC (1988). Adult children: the secrets of dysfunctional families. Deerfield Beach, Fla: Health Communications. ISBN 0-932194-53-2. 
  33. Love PG (1991). The Emotional Incest Syndrome : What to do When a Parent's Love Rules Your Life. London: Bantam. ISBN 0-553-35275-X. 
  34. Woititz, JG (1993). The Intimacy Struggle. HCI. pp. 61. ISBN 1-55874-277-8. 
  35. Johnson, R. Skip. «Was Part of Your Childhood Deprived by Emotional Incest?». BPDFamily.com. Consultado el 10 de junio de 2014. 
  36. Gartner RB (1999). Betrayed as boys: psychodynamic treatment of sexually abused men. New York: Guilford Press. ISBN 1-57230-644-0. Consultado el 17 de abril de 2008. 
  37. Adams K (1991). Silently Seduced : When Parents Make their Children Partners - Understanding Covert Incest. HCI. ISBN 1-55874-131-3. Consultado el 14 de abril de 2008. 
  38. Woodman, Marion (1993). Conscious Femininity: Interviews with Marion Woodman. Inner City Books. p. 139. ISBN 0-919123-59-7. 
  39. Potter-Efron, RT; Potter-Efron PS (1990). Aggression, Family Violence, and Chemical Dependency. Haworth Press. pp. 133-135. ISBN 0-86656-964-2. 
  40. Barnard, CP (1990). Families With an Alcoholic Member: The Invisible Patient. Human Sciences Press. pp. 139. ISBN 0-89885-479-2. 
  41. https://www.oas.org/dil/esp/codigo_de_Familia_costa_rica.pdf
  42. «El Nuevo Día». www.elnuevodia.com. Consultado el 30 de diciembre de 2016. 
  43. «Una madre y su hija, acusadas de incesto tras casarse en EEUU». ELMUNDO. Consultado el 30 de diciembre de 2016. 
  44. «Madre e hijo, dispuestos a ir a la cárcel por su relación íntima». Infobae. Consultado el 30 de diciembre de 2016. 
  45. «France makes incest a crime». The Telegraph. Consultado el 20 de octubre de 2020. 
  46. «Delito de Incesto»
  47. «Crímenes contra la integridad Sexual. Código criminal argentino». 
  48. «Legislación de matrimonio civil. Código civil argentino». 
  49. Diane B. Paul and Hamish G. Spencer. "It's Ok, We're Not Cousins by Blood."
  50. Dr. Alan Bittles; Dr. Michael Black. «Global prevalence». consang.net. Archivado desde el original el 11 de febrero de 2016. Consultado el 15 de septiembre de 2015. 
  51. Kershaw, Sarah (26 de noviembre de 2009). «Shaking Off the Shame». The New York Times. 
  52. Zhaoxiang 2001.
  53. Ottenheimer, Martin (1996). "Chapter 5". Forbidden Relatives: The American Myth of Cousin Marriage. University of Illinois.
  54. Final Thoughts
  55. Brandon Keim (23 de diciembre de 2008). «Cousin Marriage OK by Science». Wired. 
  56. The Love That Dare Not Speak Its Surname: What's wrong with marrying your cousin?
  57. «La salud de los hijos de primos hermanos». 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]