Henry David Thoreau

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Henry David Thoreau
Benjamin D. Maxham - Henry David Thoreau - Restored.jpg
Thoreau en 1856
Información personal
Nombre de nacimiento David Henry Thoreau Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 12 de julio de 1817
Concord, Massachusetts, Estados Unidos
Fallecimiento 6 de mayo de 1862 (44 años)
Concord, Massachusetts, Estados Unidos
Causa de muerte Tuberculosis Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio de Sleepy Hollow Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense
Lengua materna Inglés
Religión Unitarismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter Harvard College
Información profesional
Ocupación Escritor, poeta, filósofo, ensayista, autobiógrafo y diarista Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Trascendentalismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Trascendentalismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Desobediencia civil y Walden
Firma Henry D Thoreau signature.svg
[editar datos en Wikidata]

Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 12 de julio de 1817-6 de mayo de 1862) fue un escritor, poeta y filósofo estadounidense, de tendencia trascendentalista y origen puritano, autor de Walden y La desobediencia civil. Thoreau fue agrimensor, naturalista, conferenciante y fabricante de lápices. Uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense, es también el conceptualizador de las prácticas de desobediencia civil, la no violencia y el ecologismo.[1]

Biografía[editar]

Primeros años de vida y educación, 1817-1836[editar]

Henry David Thoreau nació con el nombre original invertido de David Henry Thoreau en Concord (Massachusetts), en una «modesta familia de Nueva Inglaterra»[2]​ de John Thoreau, un fabricante de lápices, y de su esposa Cynthia Dunbar. Su abuelo paterno era originario de Jersey[3]​ y el materno, Asa Dunbar, dirigió de estudiante en 1766 en Harvard la Rebelión de la Mantequilla, la primera protesta estudiantil registrada en las colonias americanas.[4]​David Henry fue bautizado así por su difunto tío paterno, David Thoreau, y solo comenzó a llamarse Henry David tras acabar la universidad, aunque nunca solicitó un cambio de nombre legal. Tenía dos hermanos mayores, Helen y John Jr., y una hermana menor, Sophia.[5]​ El lugar de nacimiento de Thoreau todavía existe en Virginia Road (Concord). La casa ha sido restaurada por el Thoreau Farm Trust,[6]​ una organización sin fines de lucro, y está abierta al público.

Desde 1828, en la escuela de Concord, aprendió latín, griego y diversas lenguas modernas como el francés, el italiano, el alemán y el español con Orestes Brownson. En 1833, gracias a una beca, entró en un colegio de Harvard hasta 1837. Entonces no era aún la universidad de prestigio en que se convirtió a finales de siglo. Vivió en Hollis Hall y siguió cursos de retórica, clásicos, filosofía, matemáticas y ciencia. Fue miembro del instituto hasta 1770 (ahora es el Hasty Pudding Club). Según la leyenda, Thoreau se negó a pagar la cuota de cinco dólares por un diploma de Harvard. De hecho, el título de maestría que rechazó comprar no contaba ningún mérito académico: el College de Harvard lo ofrecía por igual a todos los graduados «que demostraban el valor físico de seguir vivos tres años después de graduarse y la calidad que suponía ahorrar, ganar o heredar esos cinco dólares que dar al colegio». Y comentó al respecto: «Deja que cada oveja mantenga su propio pellejo»,[7]​ una referencia a la tradición de usar el pergamino de piel de oveja para los diplomas.

Regreso a Concord, 1836-1842[editar]

Las profesiones tradicionales abiertas a los graduados universitarios (ley, iglesia, negocios, medicina) no interesaban a Thoreau, así que en 1835 pidió una licencia en Harvard para enseñar en la escuela de Canton (Massachusetts). Y tras graduarse en 1837 empezó a enseñar en la escuela pública de Concord, aunque, disconforme con los métodos disciplinarios empleados, renunció después de unas semanas para no tener que administrar castigos corporales. Él y su hermano John abrieron entonces (1838) una escuela de gramática en Concord, la Concord Academy. Introdujeron en su enseñanza varios conceptos progresistas en educación: caminatas por la naturaleza y visitas a las tiendas y a los negocios locales. La escuela cerró cuando John enfermó fatalmente de tétanos en 1842 tras cortarse mientras se afeitaba.[8]​ Murió en los brazos de Henry.[9]

A su retorno a Concord había conocido a Ralph Waldo Emerson a través de un amigo mutuo.[2]​ Emerson se tomó un interés paternal y a veces paternalista en Thoreau, asesorando al joven y presentándolo a un círculo local de escritores y pensadores que incluía a Ellery Channing, Margaret Fuller, Bronson Alcott, el famoso escritor Nathaniel Hawthorne y su hijo Julian Hawthorne, apenas un muchacho en ese momento.

Emerson instó a Thoreau a contribuir con ensayos y poemas a la publicación trimestral The Dial, y presionó a la editora, Margaret Fuller, para que publicara sus escritos. El primer ensayo de Thoreau publicado en The Dial fue "Aulus Persius Flaccus", un ensayo sobre este poeta satírico romano, en julio de 1840.[10]​ Consistía en pasajes revisados de su Diario, que había comenzado a redactar a sugerencia de Emerson y constituirá una de sus obras más extensas y notables. La primera anotación, de 22 de octubre de 1837, reza: "¿Qué está haciendo ahora?" Preguntó: -¿Tiene un diario? Así que hago hoy mi primera anotación."

Busto de Henry David Thoreau en el Bronx Community College.

Thoreau fue un filósofo de la naturaleza y su relación con el hombre. En sus primeros años siguió el Trascendentalismo, una filosofía idealista holgada y ecléctica que defendían Emerson, Fuller y Alcott. Estos autores sostenían que un estado espiritual ideal trasciende o va más allá de lo físico y lo empírico y se logra a través de la intuición personal, más que por una doctrina religiosa. En su opinión, la naturaleza es el signo exterior del espíritu interior y expresa la "correspondencia radical entre las cosas visibles y los pensamientos humanos", como escribió Emerson en Nature (1836).

El 18 de abril de 1841, Thoreau se trasladó a la casa de Emerson. Allí, de 1841 a 1844, sirvió como tutor de sus hijos. Fue también ayudante editorial, reparador y jardinero. Durante unos meses en 1843 se trasladó a la casa de William Emerson en Staten Island,[11]​ y enseñó a los hijos de la familia mientras buscaba contactos entre literatos y periodistas en la ciudad que pudieran ayudarlo a publicar sus escritos, incluyendo a su futuro representante literario, Horace Greeley.

Thoreau volvió a Concord y trabajó en la fábrica de lápices de su familia, algo que continuó haciendo durante la mayor parte de su vida adulta. Redescubrió el proceso de hacer buenos lápices con un tipo de grafito inferior, pero mezclando arcilla para facilitar su adherencia a la madera. Esta invención mejoró el proceso anterior sobre el grafito encontrado en New Hampshire y comprado en 1821 por un pariente, Charles Dunbar (la mezcla de grafito y arcilla conocida como proceso Conté ya fue patentada por Nicolas-Jacques Conté en 1795). Su otra fuente de grafito había sido Tantiusques, una mina trabajada por nativos americanos en Sturbridge (Massachusetts). Más adelante Thoreau adaptó la fábrica para producir el plumbago (grafito mineral usado por los dibujantes) que se utilizaba en el proceso de grabado con electrotipos.

Una vez en Concord, Thoreau pasó por un período inquieto y en abril de 1844 él y su amigo el abogado Edward Hoar (habitual compañero en sus excursiones de senderismo y piragüismo y botánico aficionado) prendieron accidentalmente un fuego que consumió 300 acres (1,2 km.2) a lo largo del río Sudbury.[12]

Desobediencia Civil y los años de Walden, 1845-1849[editar]

Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente sólo para hacer frente a los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que tenía que enseñar y no descubrir, al morir, que no había vivido. No quería vivir lo que no era vida. Ni quería practicar la renuncia, a menos que fuese necesario. Quería vivir profundamente y chupar toda la medula de la vida, vivir tan fuerte y espartano como para prescindir de todo lo que no era vida... (H. D. Thoreau, "Donde viví, y para qué viví", en Walden)

Thoreau sintió la necesidad de concentrarse y trabajar más en su escritura. En marzo de 1845, Ellery Channing le dijo a Thoreau: «Vete, construye una cabaña y comienza el gran proceso de devorarte a ti mismo: no veo otra alternativa ni esperanza para ti». Dos meses después, Thoreau se embarcó en un experimento de dos años de vida sencilla, solitaria, autosuficiente y en contacto con la naturaleza que inició el 4 de julio de 1845, cuando se mudó a una pequeña casa que había construido en tierra propiedad de Emerson en un bosque de repoblación alrededor de la orilla del lago Walden Pond, en Concord.[13]

Ubicación de la cabaña de Thoreau en Walden Pond

La casa se encontraba en "un bonito prado y bosque" de 14 acres (57.000 m2) que Emerson había comprado a 2,4 km de su casa familiar.[14]

El lago Walden Pond, cerca de Concord

Pero el 24 o 25 de julio de 1846 Thoreau se encontró con el recaudador de impuestos local, Sam Staples, que le pidió pagara seis años de impuestos atrasados. Thoreau había rechazado abonar esa suma por cuestión de principios, ya que ese dinero sufragaría la Guerra mexicano-americana y un gobierno que defendía la esclavitud. “Ni por un instante puedo reconocer como mi Gobierno a esa organización política que también es el Gobierno del esclavo”, escribirá en su ensayo Desobediencia civil. Por ello fue a pasar una noche en la cárcel. El Gobierno de Estados Unidos acababa de invadir Texas, continuaba exterminando a las poblaciones nativas, seguía tolerando la esclavitud y negando derechos básicos a las mujeres. “No es por ninguna particularidad del impuesto por lo que me niego a pagarlo. Simplemente deseo retirarle mi apoyo al Estado, apartarme de él y mantenerme al margen de una manera efectiva”, se justificó el autor más tarde; pero también, admitió estoicamente: “Bajo un Gobierno que encarcela injustamente, el verdadero hogar para el hombre justo es la cárcel”. Pero al día siguiente Thoreau fue liberado contra sus deseos cuando alguien, probablemente su tía (que conocía la índole contestataria de su sobrino), pagó el impuesto.[15]​ Esta experiencia tuvo un fuerte impacto en Thoreau. En enero y febrero de 1848 impartió su conferencia Los derechos y deberes del individuo en relación con el gobierno, en que explicaba su resistencia tributaria en el Concord Lyceum. Bronson Alcott asistió a la conferencia y escribió en su diario el 26 de enero:

Asistí a la conferencia de Thoreau en el Liceo sobre la relación del individuo con el Estado -una declaración admirable de los derechos del individuo al autogobierno-. Un público atento. Todas sus alusiones a la guerra de México, la expulsión de Carolina de Mr. Hoar, su encarcelamiento en la cárcel de Concord por negarse a pagar su impuesto. Y todo razonado. Tuve un gran placer en esta intervención de Thoreau. (Bronson Alcott, Journals)

Thoreau reescribió la conferencia en un ensayo titulado Resistencia al gobierno civil (también conocido como Desobediencia civil) en que deja entrever sus ideas políticas. En este texto se expone uno de los conceptos principales de su ideología: la idea de que el gobierno no debe tener más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederle, llegando a tal punto que propone la abolición de todo gobierno, lo que convierte a Thoreau en el primer expositor estadounidense de los principios del anarquismo. Su ensayo fue publicado por Elizabeth Peabody en The Esthetic Papers en mayo de 1849 e influyó en las ideas de Lev Tolstói y Mahatma Gandhi. Thoreau se había inspirado en el poema político del poeta romántico inglés Percy Shelley La máscara de la anarquía (1819), que comienza con las poderosas imágenes de las injustas formas de autoridad de su tiempo y luego imagina los principios de una forma radicalmente nueva de acción social.

Edición bostoniana de 1854 de Walden, o La vida en los bosques de Thoreau

En Walden Pond Thoreau completó un primer borrador de Una semana en los ríos Concord y Merrimack, una elegía dedicada a su hermano John en que describía un viaje a las Montañas Blancas en 1839. Thoreau no encontró editor para este libro, por lo que imprimió mil ejemplares a su costa. Menos de trescientos fueron vendidos. Él mismo se publicó el libro siguiendo el consejo de Emerson, por medio del editor de este, Munroe, quien hizo poco o nada para asegurar su venta.

El lago Walden Pond en octubre (Concord)

En agosto de 1846, Thoreau dejó brevemente Walden para visitar el Monte Katahdin en Maine, un viaje que más tarde describió en Ktaadn, primera parte de The Maine Woods ("Los bosques de Maine").

El Monte Katahdin

Thoreau abandonó el lago Walden Pond el 6 de septiembre de 1847 y, a petición de Emerson, se trasladó inmediatamente a su casa para ayudar a su esposa Lidian a administrar su mansión mientras su marido se hallaba en un largo viaje por Europa. Y durante varios años, mientras trabajaba para pagar sus deudas, se dedicó a revisar continuamente el manuscrito de lo que finalmente publicó con el título de Walden, o Vida en los bosques (1854), la narración en que contaba todo cuanto había vivido durante los dos años, dos meses y dos días que había pasado abandonado a sí mismo en la cabaña del lago Walden, en medio de su espeso boscaje. El libro comprime ese tiempo en un solo año de calendario y emplea el paso de las cuatro estaciones para simbolizar el desarrollo humano. La obra tuvo entonces pocos admiradores, pero los críticos posteriores lo han considerado una obra clásica de la literatura estadounidense que explora la simplicidad natural, la armonía y la belleza como modelos para unas condiciones sociales y culturales justas.

El poeta americano Robert Frost escribió de Thoreau que "en este libro... supera todo lo que hemos tenido en América".

El interior de la cabaña original de Thoreau en Walden Pond en una réplica moderna

El autor estadounidense John Updike dijo del libro que "un siglo y medio después de su publicación, se ha convertido en un tótem de la mentalidad del regreso a la naturaleza, preservacionista, antiempresarial, de la desobediencia civil; y es una tan vívida, perfecta y ermitaña manifestación de Thoreau, que el libro corre el riesgo de ser tan venerado y no leído como la Biblia".[16]

Thoreau salió de la casa de Emerson en julio de 1848 y se quedó en una casa en la cercana calle Belknap. En 1850, él y su familia se trasladaron a una casa en el 255 de Main Street, donde vivió hasta su muerte.

Sepultura de H. D. Thoreau
Henry David Thoreau en 1861.

Últimos años, 1851-1862[editar]

En 1851, Thoreau se sentía cada vez más fascinado por la historia natural y las narraciones de viajes y expediciones. Leyó ávidamente textos de botánica y escribía a menudo observaciones sobre la materia en su Diario. Admiraba a William Bartram y a Charles Darwin por su Viaje del Beagle. Hizo observaciones detalladas sobre la naturaleza de Concord, registrando las épocas de maduración de la fruta, las profundidades del estanque de Walden y los días en que migraban algunas de sus aves. El objetivo de esta tarea era "anticipar" las estaciones de la naturaleza.

Se convirtió en agrimensor y continuó escribiendo observaciones cada vez más detalladas sobre la historia natural de la ciudad, que abarcaba un área total de 67 km.2, en su Diario,[17]​ un documento de dos millones de palabras que guardó durante 24 años[18]​entre 1837 y 1861. En él se encuentran las semillas originales de muchos materiales que luego aparecen en sus ensayos y poemas. La impresión que ofrece es la de un Thoreau siempre en movimiento, en interacción con su entorno natural y social. Hay que destacar que en las anotaciones de sus caminatas siempre aparecen descubrimientos nuevos. El Diario es un libro en que el lector puede seguir su mirada, su oído, su olfato a través de sus actividades cotidianas, expresado con su característica y bella simplicidad.

También guardó una serie de cuadernos cuyas observaciones se convirtieron en la fuente de sus últimos escritos sobre historia natural, como Tonos otoñales, Sucesión de árboles y Manzanas silvestres, un ensayo que lamentaba la destrucción de las especies indígenas silvestres de manzanas.

Hasta la década de 1970 los críticos literarios habían solido desestimar las últimas actividades de Thoreau como "ciencia amateur". Pero con el surgimiento de la historia ambiental y del ecocriticismo como disciplinas académicas hicieron emerger nuevas lecturas de la obra de Thoreau y demostraron que había sido un buen analista de los patrones ecológicos de campos y bosques. Por ejemplo, su último ensayo titulado La sucesión de árboles forestales muestra que utilizó la experimentación y el análisis para explicar cómo los bosques se regeneran después del fuego o de la destrucción humana a través de la dispersión de las semillas por los vientos o los animales.

Viajó a Quebec una vez, a Cape Cod cuatro veces y a Maine tres veces. Y estos paisajes inspiraron sus libros de excursión A Yankee in Canada, Cape Cod y The Maine Woods, en los que los itinerarios de viaje enmarcan sus diversos pensamientos sobre geografía, historia y filosofía. Otros viajes lo llevaron al suroeste a Filadelfia y a la ciudad de Nueva York en 1854 y al oeste a través de la región de los Grandes Lagos en 1861, cuando visitó las Cataratas del Niágara, Detroit, Chicago, Milwaukee, Saint Paul y Mackinac Island.

También leía extensamente sobre viajes a otras tierras. Devoró todos los libros de viajes disponibles de primera mano en su día, en un momento en que las últimas regiones sin mapear de la tierra estaban siendo exploradas. Leía a Magallanes y a James Cook, a los exploradores árticos John Franklin, Alexander Mackenzie y William Parry, a los exploradores de África David Livingstone y Richard Francis Burton; a Lewis y Clark y cientos de obras menos conocidas de otros exploradores y viajeros letrados. Tan asombrosas cantidades de lectura alimentaron su interminable curiosidad por los pueblos, las culturas, las religiones y la historia natural del mundo y dejaron sus huellas como reseñas en sus voluminosos Diarios. Y utilizó todo lo que leyó en el laboratorio local de su experiencia en Concord. Entre sus aforismos famosos está su consejo de "vivir en casa como un viajero".[19]

En 1859 la ejecución de John Brown lo puso furioso y le dedicó al menos tres escritos, el primero de los cuales fue su Defensa o Apología de John Brown. Este personaje había intentado poner fin a la esclavitud iniciando una rebelión armada en Virginia Occidental, pero fue capturado por las autoridades y ahorcado. "¿No es posible que un individuo tenga razón y un gobierno no?", se pregunta en esta obra radical cuyo punto de vista es que “un Gobierno que presta su fuerza a la injusticia” no debe ser obedecido.

Muerte[editar]

Thoreau contrajo tuberculosis en 1835, una enfermedad entonces terminal, y sufrió rebrotes periódicos de la misma después. En 1860, tras una excursión nocturna para contar los anillos de los tocones bajo la lluvia, enfermó además de bronquitis.[8]​ Su salud fue menguando con breves períodos de remisión y, finalmente, tuvo que guardar cama permanentemente. Reconociendo la naturaleza terminal de su enfermedad, Thoreau pasó sus últimos años revisando y corrigiendo sus trabajos inéditos, particularmente las excursiones por Maine, y pidiendo a editores que imprimieran sus ediciones revisadas de Una semana... y de Walden. Escribió cartas y entradas de su Diario hasta que se volvió demasiado débil para continuar. Sus amigos estaban alarmados por su apariencia disminuida y se hallaban fascinados por su tranquila aceptación de la muerte. Cuando su tía Luisa le preguntó en sus últimas semanas si estaba en paz con Dios, Thoreau le respondió: "No sabía que nos hubiésemos peleado".[20]

Consciente de que se estaba muriendo, las últimas palabras de Thoreau fueron: "Ahora sí que viene una buena navegación", seguido de dos palabras solitarias: "alce" e "indio".[21]​ Falleció el 6 de mayo de 1862, a la edad de 44 años. Bronson Alcott planificó el servicio fúnebre y leyó una selección de las obras de Thoreau, y Channing presentó un himno. Emerson escribió el elogio que se pronunció en el funeral.[22]​ Thoreau fue enterrado en una parcela de la familia Dunbar de su madre. Sus restos y los de otros miembros de su familia inmediata fueron trasladados después al Cementerio Sleepy Hollow de Concord, Massachusetts.

La amiga de Thoreau Ellery Channing publicó su primera biografía, Thoreau el poeta-naturalista, en 1873. Channing y otro amigo, Harrison Blake, editaron algunos poemas, ensayos y entradas de su Diario para la publicación póstuma en los años noventa de su siglo. Estos Diarios de Thoreau, que él utilizaba a menudo como fuente y cantera de sus trabajos publicados, permanecieron inéditos en gran parte hasta su muerte y se imprimieron bastante completos por vez primera en 1906, ayudando a construir su reputación de hombre moderno, anticipado a su tiempo. Una nueva edición ampliada se encuentra en marcha, publicada por la Princeton University Press. Hoy en día, Thoreau es considerado como uno de los escritores estadounidenses más importantes, tanto por la claridad moderna de su estilo en prosa como por la presciencia de sus opiniones sobre la naturaleza y la política. Su memoria es honrada por la Sociedad Thoreau internacional y por el Instituto Thoreau en Walden Woods, establecido en 1998 en Lincoln, Massachusetts.

Aunque una visión sesgada y centrada solo en una de sus obras, Walden, contempla solo a Thoreau como uno de los primeros naturalistas en comprender que la industrialización y la religión del progreso iban a provocar la desaparición de una vida más auténtica, también, según su biógrafo Robert Richardson, ejerció consecuentemente una disidencia cuyo sentido era “la emancipación interior, pero no a expensas de ignorar el problema de la libertad física y política”. “En su naturaleza había algo de militar y de irreductible, siempre viril, siempre apto, pero rara vez tierno, como si no se sintiera bien más que en desacuerdo”, escribió Emerson. Intentó encontrar formas de vivir en la sociedad que no anularan al individuo ni supeditasen las leyes superiores de la naturaleza a las creadas por los hombres. “La civilización que ha estado mejorando nuestras casas no ha mejorado igualmente a quienes las habitan”, constató.[23]

Obras publicadas[editar]

Algunos de sus escritos fueron publicados póstumamente.

  • Aulus Persius Flaccus (1840)
  • El Servicio (1840)
  • Una Caminata a Wachusett (1842)
  • Paraíso (a ser) Recuperado (1843)
  • The Lanlord (1843)
  • Sir Walter Raleigh (1844)
  • Heraldo de Libertad (1844)
  • Wendell Phillips Before the Concord Lyceum (1845)
  • Reform and the Reformers (1846-8)
  • Thomas Carlyle y su Obra (1847)
  • Una semana en los ríos Concord y Merrimac (1849)
  • La desobediencia civil (Civil disobedience, 1849)
  • Una Excursión a Canadá (1853)
  • Esclavitud en Massachusetts (1854)
  • Walden (1854)
  • Apología del capitán John Brown (1859)
  • Remarks After the Hanging of John Brown (1859)
  • Los Últimos Días de John Brown (1860)
  • Caminar (1861)
  • Autumnal Tints (1862)
  • Wild Apples: The History of the Apple Tree (1862)
  • Excursiones (1863)
  • Una Vida sin Principios (1863)
  • Night and Moonlight (1863)
  • The Highland Light (1864)
  • The Maine Woods (1864)
  • Cape Cod (1865)
  • Early Spring in Massachusetts (1881)
  • Summer (1884)
  • Winter (1889)
  • Autumn (1892)
  • Miscellanies (1894)

Influencia[editar]

Las observaciones minuciosas y las conclusiones devastadoras de Thoreau han ido adquiriendo una inusitada relevancia con el tiempo, llegando a ser más fuertes que sus posibles defectos. Acontecimientos que no están relacionados con su estancia en Walden Pond fueron influidos por él: el Movimiento obrero británico, la Independencia de la India, el Movimiento por los derechos civiles, la revolución hippie, el Ecologismo y el movimiento en defensa del desierto. Hoy, las palabras de Thoreau son citadas con sentimiento por liberales, socialistas, anarquistas, libertarios y conservadores por igual. Por ello puede decirse que se adelantó a su tiempo.

Sin embargo, los escritos políticos de Thoreau tuvieron poco impacto durante su vida, ya que "sus contemporáneos no lo vieron como un teórico o como un radical, sino como un naturalista. Ignoraron sus ensayos políticos, incluyendo su Desobediencia civil. Sus libros (a diferencia de los ensayos) publicados en vida, Walden y Una Semana en los Ríos Concord y Merrimac (1849), trataron de la naturaleza, en cuyo seno él amó vagar."[2]​ Con todo, los escritos de Thoreau influyeron poderosamente a no pocas figuras públicas. Los líderes políticos y reformistas como Mahatma Gandhi, el presidente estadounidense John F. Kennedy, el activista de los derechos civiles estadounidense Martin Luther King, Jr., William O. Douglas, y el autor ruso León Tolstói se declararon marcados por la obra de Thoreau, particularmente por su ensayo Desobediencia civil, al igual que el teórico de la derecha Frank Chodorov, quien dedicó una edición entera de su análisis mensual al aprecio de Thoreau.[24]

Thoreau también influenció a muchos artistas y autores incluyendo a Edward Abbey, a Willa Cather, a Marcel Proust, a W. B. Yeats, a Sinclair Lewis, a Ernest Hemingway, a Upton Sinclair, a Lewis Mumford, a Alexander Posey, y Gustav Stickley.

Thoreau también influyó en naturalistas como John Burroughs, John Muir, E. O. Wilson, Edwin Way Teale, Joseph Wood Krutch, B. F. Skinner, David Brower, y Loren Eiseley, a quienes Publishers Weekly llamó "el moderno Thoreau". Por ejemplo, Edward O. Wilson comienza su libro sobre El futuro de la vida (2002) con una carta dirigida a Thoreau.

El escritor inglés Henry Stephens Salt escribió una biografía de Thoreau en 1890, que popularizó las ideas de Thoreau en Gran Bretaña: George Bernard Shaw, Edward Carpenter y Robert Blatchford estaban entre los que se convirtieron en entusiastas de Thoreau como resultado de la defensa de Salt. Gandhi leyó por primera vez Walden en 1906 mientras trabajaba como activista de derechos civiles en Johannesburgo, Sudáfrica. Primero leyó La Desobediencia Civil "mientras estaba en una cárcel sudafricana por el crimen de discriminación noviolenta contra la población india en el Transvaal." El ensayo galvanizó a Gandhi, quien escribió y publicó una sinopsis del argumento de Thoreau, resaltando su "lógica incisiva [ ...] sin respuesta" y refiriéndose a Thoreau como "uno de los hombres más grandes y más morales que Estados Unidos ha producido".[25]​ Dijo al reportero estadounidense Webb Miller, "Las ideas de [Thoreau] me influyeron mucho y recomendé el estudio de Thoreau a todos mis amigos que me estaban ayudando en la causa de la Independencia de la India. Porqué en realidad tomé el nombre de mi movimiento del ensayo de Thoreau "Sobre el Deber de la Desobediencia Civil", escrito hace alrededor de 80 años".

Thoreau1967stamp

Martin Luther King, Jr. notó en su autobiografía que su primer encuentro con la idea de la resistencia no violenta fue la lectura de "La desobediencia civil" en 1944 mientras asistía al Morehouse College. Escribió en su autobiografía que era, "aquí, en esta negación a pagar sus impuestos y su opción de la cárcel algo que apoya una lucha que separaría el territorio de México de la esclavitud. Hice mi primer contacto con la teoría de la no violencia fascinado por la idea de negarme a cooperar con un sistema maligno, me conmovió tanto que volví a leer la obra varias veces, convencido de que la no cooperación con el mal es tanto una obligación moral como la cooperación con el bien. He sido más elocuente y apasionado en hacer llegar esta idea que Henry David Thoreau. Como resultado de sus escritos y testimonio personal, somos los herederos de un legado de protesta creativa. Las enseñanzas de Thoreau cobraron vida en nuestro movimiento por los derechos civiles. Están más vivos que nunca, ya sea expresado en una sentada en los mostradores de un comedor o en un paseo por la libertad en Mississippi, una protesta pacífica en Albany, Georgia, un boicot de autobuses en Montgomery, Alabama. Es consecuencia de la insistencia de Thoreau en que el mal debe ser resistido y que ningún hombre moral puede adaptarse pacientemente a la injusticia".[26]

En 1960, una efigie de Thoreau entró en el Panteón de los Héroes Norteamericanos de la Universidad de Nueva York, junto a George Washington, Benjamin Franklin, Abraham Lincoln, Thomas Edison y Ralph Waldo Emerson.

En 1998, el presidente de los Estados Unidos Bill Clinton lo propuso[27]​como modelo de las mejores prácticas ciudadanas y afirmó la superioridad moral de la desobediencia civil sobre la violencia.

El psicólogo americano B. F. Skinner escribió que llevaba una copia del Walden de Thoreau con él en su juventud. Y, en 1945, escribió Walden Two, una utopía ficticia de unos 1.000 miembros de una comunidad que viven juntos inspirados en la vida de Thoreau. Thoreau y sus compañeros trascendentalistas de Concord fueron una inspiración importante del compositor Charles Ives. El cuarto movimiento de la Sonata de Concord para piano (con una parte para flauta, instrumento de Thoreau) es un cuadro de carácter y las palabras de Thoreau.

El actor Ron Thompson hizo un retrato dramático de Henry David Thoreau en la serie de la televisión de 1976 de la NBC The Rebels.[28]

Las ideas de Thoreau han impactado y resonado en el movimiento anarquista, con Emma Goldman refiriéndose a él como "el más grande anarquista americano".[29]​ El anarquismo verde y el anarco-primitivismo en particular han obtenido inspiración y puntos de vista ecológicos de los escritos de Thoreau. John Zerzan incluyó el texto de Thoreau "Excursiones" (1863) en su recopilación editada de obras de la tradición anarco-primitivista titulada Contra la civilización: lecturas y reflexiones. Además, Murray Rothbard, fundador del anarcocapitalismo, ha opinado que Thoreau fue uno de los "grandes héroes intelectuales" de su movimiento.[24]​ Thoreau también fue una influencia importante en el naturismo anarquista de finales del siglo XIX. A nivel global, los conceptos de Thoreau también tuvieron importancia dentro de los círculos anarquistas individualistas en Francia, en España[30]​ y en Portugal. Su influjo en la literatura fue también muy poderoso, sobre todo en la generación beat y poetas como Gary Snyder. Henry Miller lo llamó “el tipo de persona que, de haber proliferado, hubiera provocado la desaparición de los Gobiernos por innecesarios”. Richard Brautigan, Robert M. Pirsig, el ecologismo político, las trayectorias singulares de Lenny Bruce, Nina Simone, Bob Dylan, Miles Davis y Grandmaster Flash, el movimiento #BlackLivesMatter...

Naturaleza y existencia humana[editar]

La mayoría de los lujos y muchas de las llamadas comodidades de la vida no sólo no son indispensables, sino también verdaderos obstáculos para la elevación de la humanidad. (H. D. Thoreau, Walden)

Thoreau fue uno de los primeros defensores del senderismo recreativo y el piragüismo, de la conservación de los recursos naturales en tierras privadas y de la preservación del desierto como tierra pública. Él mismo era un canoeista altamente calificado. Nathaniel Hawthorne, tras pasear con él, señaló que "el señor Thoreau manejó la barca tan perfectamente, ya con dos palas o con una, que parecía aunada a su propia voluntad sin requerir esfuerzo físico alguno para guiarla".

No era un vegetariano estricto, aunque dijo que prefería esa dieta y la defendía como un medio de automejoramiento. Escribió en Walden o La vida en los bosques: "La objeción práctica a la comida animal en mi caso era su inmundicia, y además, cuando había cogido, limpiado, cocinado y comido mis peces, estos parecían no haberme alimentado en esencia. Era insignificante e innecesario, y costaba más de lo que aprovechaba: un poco de pan o unas pocas patatas lo hubieran hecho con menos problemas y suciedad".

Ni rechazaba la civilización ni se entregaba por entero al yermo, sino que buscaba un terreno intermedio, el reino pastoril que integraba naturaleza y cultura. Su filosofía exigía que él fuera un árbitro didáctico entre el desierto en el que tanto se basó y la creciente masa de la humanidad en Norteamérica. Sintió que un maestro tenía que estar cerca de aquellos que necesitaban escuchar lo que quería decirles. La naturaleza salvaje que disfrutaba era el cercano pantano o bosque, y prefería "un país parcialmente cultivado". Su idea de estar "lejos en los recovecos del desierto" de Maine era "recorrer el sendero del maderero y el sendero del indio", pero también subió a la tierra prístina. En su ensayo Henry David Thoreau, filósofo, Roderick Nash escribió: "Thoreau dejó Concord en 1846 para el primero de tres viajes al norte de Maine. Sus expectativas eran altas porque él esperaba encontrar la América auténtica, primitiva. Maine lo afectaba de manera muy distinta a la idea del desierto en Concord: en lugar de salir del bosque con una profunda apreciación de las selvas, Thoreau sintió un mayor respeto por la civilización y comprendió la necesidad del equilibrio".

Respecto a las bebidas alcohólicas Thoreau escribió: "Me gustaría mantenerme sobrio siempre... Creo que el agua es la única bebida para un hombre sabio, el vino no es un licor tan noble".

Política[editar]

Thoreau era ferviente activista contra la esclavitud y apoyó activamente el movimiento abolicionista. Impartió conferencias que atacaron la Ley de esclavos fugitivos y, oponiéndose además a la opinión más popular en su época, apoyó al líder de la milicia radical abolicionista John Brown y su partido. Dos semanas después de la desafortunada incursión en Harpers Ferry y en las semanas previas a la ejecución de Brown, Thoreau pronunció un discurso ante los ciudadanos de Concord (Massachusetts), en el que comparaba al gobierno americano con Poncio Pilatos y la ejecución de Brown con la crucifixión de Jesucristo. En Los últimos días de John Brown, Thoreau describió las palabras y hechos de John Brown como nobles, y al personaje como un ejemplo de heroísmo.

Thoreau defendía el gobierno limitado y el individualismo. Aunque esperaba que la humanidad pudiera potencialmente tener, a través del automejoramiento, el tipo de gobierno que "no gobierna en absoluto", se distanció de los anarquistas contemporáneos escribiendo: "Yo no pido que no haya un gobierno, sino un gobierno mejor".[31]

Thoreau consideró la evolución de la monarquía absoluta a la monarquía limitada por la democracia como "un progreso hacia el verdadero respeto por el individuo" y teorizó acerca de nuevas mejoras "hacia el reconocimiento y organización de los derechos del hombre". Haciéndose eco de esta creencia, Escribe: "Nunca habrá un Estado realmente libre e iluminado hasta que el Estado llegue a reconocer al individuo como un poder superior e independiente del cual toda su potencia y autoridad se derivan y lo trata en consecuencia".[31]

Aunque Thoreau creía que la resistencia a la autoridad ejercida injustamente podía ser tanto violenta (ejemplificada en su apoyo a John Brown) como no violenta (su propio ejemplo de resistencia fiscal mostrado en resistencia al gobierno civil), consideraba la no resistencia pacifista como tentación a la pasividad, escribiendo: "No sea proclamada nuestra paz por la herrumbre de nuestras espadas, ni por nuestra incapacidad de sacarlas de sus vainas, sino que tenga por lo menos tanto trabajo en sus manos como para mantener las espadas brillantes y afiladas".

De la misma manera, su condena a la guerra mexicano-norteamericana no provino del pacifismo, sino más bien porque consideraba a México "invadido injustamente y conquistado por un ejército extranjero" como un medio para expandir el territorio de la esclavitud.

Thoreau mostró ambivalencia hacia la industrialización y el capitalismo. Por un lado consideraba al comercio como "inesperadamente confiado y sereno, aventurero e incansable" y expresaba admiración por su cosmopolitismo asociado, escribiendo:

Estoy fresco y a mis anchas cuando el tren de mercancías se tambalea más allá de mí y huelo las tiendas que van dispensando sus olores durante todo el camino desde Long Wharf hasta el lago Champlain, evocando las regiones extranjeras de los arrecifes coralinos y los océanos indios y climas tropicales y la extensión del globo. Me siento como un ciudadano del mundo ante la vista de la hoja de palma que cubrirá tantas cabezas de Nueva Inglaterra el próximo verano.

Por otra parte, escribió despectivamente sobre el sistema fabril:

No puedo creer que nuestro sistema de fábricas sea el modo mejor para que los hombres puedan obtener ropa. La condición de los operarios se está volviendo cada día más parecida a la de los ingleses; y no se puede admitir porque, por lo que he oído u observado, la finalidad principal no es que la humanidad esté bien vestida, sino indudablemente que las corporaciones puedan enriquecerse.

Thoreau también favoreció el biorregionalismo, la protección de animales y áreas silvestres, el libre comercio y la imposición de impuestos para escuelas y carreteras. Él desaprobaba la subyugación de los nativos americanos, la esclavitud, el utopismo tecnológico, el consumismo, el filisteísmo, el entretenimiento de masas y las aplicaciones frívolas de la tecnología.[32]

Referencias[editar]

  1. Vigencia de Thoreau, precursor de la desobediencia civil, Luis Matías López, Público (España), 2175/2013
  2. a b c «Henry David Thoreau and 'Civil Disobedience' by Wendy McElroy». archive.lewrockwell.com. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  3. «RootsWeb's WorldConnect Project: Ancestors of Mary Ann Gillam and Stephen Old». wc.rootsweb.ancestry.com. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  4. «First Student Protest in the United States». www.trivia-library.com. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  5. «Henry David Thoreau Poems, Biography and Quotes - by American Poems». www.americanpoems.com. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  6. «Thoreau Farm | Birthplace of Henry David Thoreau». thoreaufarm.org (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  7. «The Walden Woods Projects Thoreau Institute». 29 de enero de 2006. Archivado desde el original el 29 de enero de 2006. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  8. a b Lenat, Richard. «Thoreau Chronology». thoreau.eserver.org. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  9. «Henry David Thoreau». archive.vcu.edu. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  10. «The Dial | Walden Woods». 18 de octubre de 2015. Archivado desde el original el 18 de octubre de 2015. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  11. Salt, Henry Stephens (1890). The Life of Henry David Thoreau (en inglés). R. Bentley. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  12. «The Thoreau Project...». www.calliope.org. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  13. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  14. «La République Des Livres par Pierre Assouline». La République Des Livres par Pierre Assouline (en fr-FR). 26 de junio de 2017. Consultado el 10 de julio de 2017. 
  15. Lenat, Richard. «The Theory, Practice, and Influence». thoreau.eserver.org. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  16. Updike, John (25 de junio de 2004). «A sage for all seasons». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  17. estrella, ernesto (11 de julio de 2017). «Thoreau: lecturas para el presente». EL PAÍS. Consultado el 12 de julio de 2017. 
  18. Swing, Capitán. «El Diario (1837-1861) | Capitán Swing». capitanswing.com. Consultado el 12 de julio de 2017. 
  19. «The Walden Woods Project – The Walden Woods Project preserves the land, literature and legacy of the quintessential American author, philosopher, and naturalist, Henry David Thoreau, to foster an ethic of environmental stewardship and social responsibility.». The Walden Woods Project (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  20. Critchley, Simon (10 de febrero de 2009). The Book of Dead Philosophers (en inglés). Knopf Doubleday Publishing Group. ISBN 9780307472632. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  21. Media, American Public. «The Writer's Almanac from American Public Media». writersalmanac.publicradio.org (en inglés). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  22. The Atlantic Monthly (en inglés). Atlantic Monthly Company. 1862. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  23. Patricio Pron, "Thoreau, el disidente irreductible", en El País, 24-V-2017: https://elpais.com/cultura/2017/05/24/babelia/1495622154_295736.html
  24. a b «Confessions of a Right-Wing Liberal by Murray N. Rothbard». archive.lewrockwell.com. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  25. kanopiadmin (27 de abril de 2011). «Here, the State Is Nowhere to Be Seen». Mises Institute (en inglés). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  26. «The Martin Luther King, Jr., Research and Education Institute |». kinginstitute.stanford.edu (en inglés). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  27. http://www.lavozdelderecho.com/index.php/cultura/personajes/item/327-henry-david-thoreau
  28. Ron Thompson (11 de noviembre de 2014), Ron Thompson as Thoreau in the NBC Bi-Centennial series The Rebels, consultado el 1 de junio de 2017 
  29. Goldman, Emma; Havel, Hippolyte (1917). Anarchism and Other Essays (en inglés). Mother Earth Publishing Association. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  30. «Acracia - Un espacio en la red para el anarquismo (o, mejor dicho, para los anarquismos), con especial atención para el escepticismo, la crítica, el librepensamiento y la filosofía en general». Acracia. Consultado el 1 de junio de 2017. 
  31. a b Gross, Davíd M. «“Resistance to Civil Government” by H.D. Thoreau (“Civil Disobedience”) • TPL». The Picket Line (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de junio de 2017. 
  32. Furtak, Rick Anthony (2017). Zalta, Edward N., ed. The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Spring 2017 edición). Metaphysics Research Lab, Stanford University. Consultado el 1 de junio de 2017. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]