Frente Patriótico Manuel Rodríguez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Frente Patriótico Manuel Rodríguez
FPMR Chile.SVG
Operacional 1983-1999 (como organización armada)
Objetivos Derrocamiento de Augusto Pinochet
Regiones activas Bandera de Chile Chile
Ideología Marxismo-leninismo, patriotismo socialista
Brazo político Partido Comunista de Chile (hasta 1987)
Principales atentados Atentado contra Augusto Pinochet, asesinato del senador Jaime Guzmán, secuestro de Cristián Edwards, Operación Vuelo de Justicia
Tamaño 1.000 a 1.500 militantes.
[editar datos en Wikidata]

El Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) fue un grupo armado chileno de ideología marxista-leninista y de orientación revolucionaria, que inició sus actividades el 14 de diciembre de 1983 para luchar contra la dictadura encabezada por el general Augusto Pinochet.

Esta organización —bautizada en honor al héroe homónimo de la independencia, considerado el primer guerrillero en la historia del país— fue inicialmente el aparato paramilitar en la lucha armada contra el Régimen Militar dentro de la política de rebelión popular de masas impulsada por el Partido Comunista de Chile.

El FPMR/Autónomo fue considerado como terrorista por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América hasta 1999, año en que fue removido de su lista debido al cese de sus actividades.[1]

Historia[editar]

Murales en homenaje al FPMR, ribera norte del río Mapocho.

Tras el golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet contra el socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973, el Partido Comunista de Chile (PCCh) entró en un proceso de crítica interna por la carencia de una política militar eficaz, lo que llevó a una revisión de su acción política en la nueva etapa que se abrió con la instauración del régimen militar. El PCCh —contando con apoyo logístico y económico de países como Cuba,[2] la Unión Soviética, Bulgaria y Alemania Oriental— concluyó que la vía armada era una opción legítima para acabar con la dictadura, y en 1974 surgió la idea de crear el FPMR, que se convertiría en su brazo armado. Sin embargo, pasaría casi un decenio antes de que este comenzara a actuar.

En septiembre de 1980, el secretario general del PCCh Luis Corvalán declaró desde su exilio en la URSS que «la rebelión popular contra la tiranía de Pinochet es legítima», con lo que justificaba la lucha armada para terminar con el régimen[3] y se daba el inicio formal de la Política de Rebelión Popular de Masas que dio origen al FPMR. Guillermo Teillier —quien en 2002 reemplazaría a Gladys Marín en la secretaría general de PCCh y en 2005, a la muerte de esta, en la presidencia— fue designado jefe de la comisión militar y era el que supervisaba las acciones del FPMR.[4]

Tras un largo período de instrucción guerrillera y política en Cuba y otros países de América Central,[3] el FPMR comenzó sus actividades el 14 de diciembre de 1983 en una reunión celebrada en la Población Manuel Rodríguez de Curicó, en la que se organizó el apagón que afectó a la zona central de Chile.[5]

Con el fin de lograr la caída del régimen de Pinochet, el Frente introdujo modalidades de guerrilla sistemática desconocidas en la historia chilena y tácticas como los secuestros y los coches bomba. Contaba con una rígida estructura compuesta por colaboradores, asesores, militantes, jefes de destacamento, jefes zonales y comandantes, la mayoría de ellos cuadros selectos de las Juventudes Comunistas de Chile e hijos de militantes de izquierda en el exilio.[cita requerida] De entre estos surgió Raúl Pellegrin quien, formado militarmente en Cuba y con práctica en la guerrilla de Nicaragua, entró clandestinamente al país a mediados de 1983 para convertirse en el principal cerebro político y militar de la organización adoptando el nombre de guerra de comandante José Miguel.[6]

Acciones del FPMR[editar]

La primera acción de incidencia nacional del FPMR fue el secuestro del periodista derechista y subdirector del diario La Nación, Sebastiano Bertolone Galletti, en diciembre de 1984.[7]

Entre diciembre de 1983 y octubre de 1984, el FPMR ejecutó 1.889 acciones desestabilizadoras, algunas de ellas con envergadura muy superior a las que hasta entonces había realizado la militancia comunista. En total, el FPMR realizó 1.138 atentados con explosivos, 229 sabotajes, 163 asaltos a mano armada, 36 atentados selectivos y 47 sabotajes mayores.[cita requerida]

1986: El año decisivo[editar]

El FPMR actuó como entidad autónoma del comunismo chileno, mientras que el partido seguía luchando políticamente contra Pinochet.[7] Esta autonomía le permitió conseguir financiamiento propio y vínculos directos con Cuba. En 1986, el año en que alcanzó su mayor equipamiento y que el Frente consideraba decisivo en la lucha contra la dictadura chilena,[3] llegó a tener cuatro mil miembros y simpatizantes, frente a los mil o dos mil que tenía tres años antes.[8] Sin embargo, según fuentes estadounidenses el FPMR nunca habría tenido más de cincuenta o cien combatientes armados;[9] otras dan cifras diez veces mayores.[10]

Carrizal Bajo[editar]

En mayo de 1986, el FPMR llevó a cabo la operación de internación de armas de Carrizal Bajo durante la que hombres de las Tropas Especiales Cubanas entregaron en alta mar la primera de tres partidas enviadas por el régimen de Fidel Castro. En la nortina caleta de Carrizal Bajo, almacenaron 80 toneladas de armamento cuyo valor era de unos 30 millones de dólares.[11]

A pesar de la gran cantidad de material ingresado, una cadena de errores cometidos por los frentistas permitieron que las fuerzas de seguridad de Pinochet descubrieran a comienzos de agosto de ese año el 90 por ciento de las armas desembarcadas.[12]

Operación Siglo XX[editar]

La acción decisiva de 1986, que decidiría el triunfo o el fracaso del FPMR en su lucha armada, comenzó a planificarse desde fines de 1984.

La llamada Operación Siglo XX, que tenía como objetivo acabar con el general Augusto Pinochet, se realizó el 7 de septiembre de 1986 las armas internadas por Carrizal Bajo que alcanzaron a distribuirse antes de que la Central Nacional de Informaciones (CNI) descubriera el grueso de la partida enviada por los cubanos. Ese día, y mientras Pinochet se dirigía desde su residencia de descanso en el pueblo de El Melocotón hacia Santiago, el Frente lo su auto y a su comitiva. La operación estuvo al mando de José Joaquín Valenzuela Levi, el comandante Ernesto (Bernardo para la operación) y Cecilia Magni, la comandante Tamara, quienes se dividieron en dos funciones: Bernardo en el área de combate y Tamara en la logística, abastecimiento y planificación.[cita requerida]

La comitiva —compuesta por tres vehículos de seguridad, dos motos de Carabineros de Chile y dos automóviles Mercedes-Benz blindados— fue atacada por una veintena de frentistas armados con fusiles M16 y lanzacohetes M72 LAW. Sin embargo, Pinochet (que viajaba en uno de los automóviles blindados) sobrevivió casi ileso al atentado, producto de fallas operativas y de planificación de los frentistas y gracias a la pericia del chofer presidencial, quien logró escapar con mucha rapidez.[13]

En el ataque murieron cinco escoltas presidenciales,[14] mientras que Pinochet sufrió solo heridas leves en una de sus manos.

Las investigaciones posteriores a la operación frentista demostraron que el general sobrevivió gracias a que el cohete rebotó en el techo del automóvil y no impactó de lleno en la carrocería.[13] Revelaron también serios errores cometidos por la CNI, que facilitaron la huida de los guerrilleros. Además, el fiscal militar Fernando Torres Silva, a pesar de los interrogatorios bajo tortura a los que fueron sometidos los pocos detenidos, no pudo establecer quién fue realmente el comandante del atentado y se lo atribuyó a César Bunster —hijo del abogado Álvaro Bunster, embajador en el Reino Unido durante el gobierno de Salvador Allende—, frentista que facilitó su identidad para el arriendo de los inmuebles y automóviles de la operación.[15] [16] [17]

Actualmente no hay detenidos por el atentado, ya que algunos de los que fueron encarcelados se escaparon en la fuga masiva de la cárcel pública de 1990 y otros fueron indultados por el presidente Patricio Aylwin en 1994.[18]

Separación del Partido Comunista y división del FPMR[editar]

El fracaso de la internación de armas de Carrizal Bajo y de la Operación Siglo XX fue el detonante del distanciamiento del Frente con el PCCh, organizaciones que tenían ya diferencias estratégicas: en 1987 este último, "con Pinochet aún en el poder y tras comprobarse que el año anterior no había sido “el decisivo” para el fin de la dictadura", cambió su línea apostando por una salida política y no armada, por lo que la rebelión popular fue desechada y "el FPMR pasó a ser un instrumento menor del partido y los “comandantes” históricos que no fueron asesinados se escindieron para seguir funcionando autónomamente".[19] Luis Corvalán recordaría más tarde: "Yo no diría que el Frente fracasó. Ayudó a la desestabilización del régimen. Yo me reuní sólo una vez con Pellegrin, al final, cuando estaba a punto de producirse la escisión. Estaba Gladys y Teillier. Tratamos de convencerlo de que no siguieran el camino propio. No tuvimos éxito".[19]

Además, el poder logístico de los rodriguistas resultó mermado por la represión que siguió al atentado contra el general Augusto Pinochet, en la cual perdieron la vida importantes miembros de FPMR y en la que destacó la Operación Albania, conocida también como Matanza de Corpus Christi. En esta acción vengativa del régimen militar, realizada el 15 de junio de 1987 por más de 50 agentes de la CNI, 12 frentistas fueron asesinados en varios operativos que el gobierno presentó como "enfrentamientos", pero que, como quedó demostrado por la justicia, no fueron tales.[20]

Pellegrin y Magni, portada de El Rodriguista, en noviembre de 1988, al mes siguiente de la muerte de ambos comandantes.

Para Pellegrin, las soluciones que se estaban adoptando implicaban que "el Partido hace abandono del trabajo militar"; la ruptura queda sellada con la creación del FPMR/Autónomo, al que se adhieren otros comandantes preparados en Cuba, como Vasily Carrilo y Galvarino Apablaza.[6] El FPMR sufrió una división interna causada por un llamamiento del PCCh a disolver la organización paramilitar, en el que ordenaba a sus integrantes abandonar la lucha armada para reorganizarse en un grupo no violento. Como resultado, parte de los frentistas depuso las armas y se transformó en el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez bajo la dirección del PC, grupo que posteriormente también se desvinculó de este partido.[21] [4]

En septiembre de ese año los frentistas autónomos realizaron varias operaciones contra altos personeros de la dictadura, como el secuestro de Carlos Carreño, coronel de las FAMAE, o el fallido atentado contra el fiscal Torres, en mayo de 1988.

Lanzaron asimismo la llamada Guerra Patriótica Nacional, con la que querían lograr la sublevación de las masas de en contra del régimen de Pinochet. En ella precisamente perdió la vida el líder del grupo, Raúl Pellegrin: tras la toma, a fines de octubre de 1988, del poblado de Los Queñes, en la séptima Región, los frentistas se repliegan y algunos son detenidos; se presume que Pellegrin, junto Cecilia Magni, la comandante Tamara, cayeron en manos de las fuerzas represivas el día 27 y sus cuerpos aparecieron el 30 en el río Tinguiririca.[6] El FPMR/Autónomo concluyó que este duro revés había sido producto de una traición por parte de Luis Eduardo Arriagada Toro (alias Bigote), quien fue ejecutado.[22]

El mando del Frente lo asumió Galvarino Apablaza, el comandante Salvador, secundado por Enrique Villanueva (comandante Eduardo) y Roberto Nordenflycht; a la muerte de este último, Mauricio Hernández (Ramiro), ocupa su lugar.[23] En 1989, antes de las elecciones presidenciales de ese año, Sergio Buschmann declaraba en España que el FPMR seguiría en las armas ya que el probable candidato Patricio Aylwin era "uno de los responsables del golpe militar chileno".[24]

Retorno a la democracia[editar]

Con la llegada de la democracia a Chile en marzo de 1990, el Frente redujo notablemente la intensidad de sus acciones. Sin embargo, durante los primeros años de la presidencia de Patricio Aylwin continuó ejecutando algunas acciones de gran relevancia, entre las que estuvo el asesinato del senador Jaime Guzmán Errázuriz el 1 de abril de 1991. Según Mauricio Hernández, comandante Ramiro, después de ese crimen las ayudas económicas del exterior se interrumpieron, lo que los llevó a secuestrar al hijo del propietario de El Mercurio Agustín Edwards el 9 de septiembre de 1991.[25] José Miguel Insulza asegura que "cuando volvió la democracia a Chile, hubo una declaración de Cuba en el sentido de que no se seguiría apoyando al Frente."[2]

Después del asesinato de Guzmán, el gobierno organizó una unidad de inteligencia (llamada la Oficina) para combatir grupos subversivos, la que en 1992 logró detener a los involucrados en el secuestro de Edwards con ayuda de exfrentistas como Agdalín Valenzuela.[26] Golpeado, el Frente no ejecutó acciones durante varios años,[25] pero ajustició a Valenzuela en 1995.[26]

El 30 de diciembre de 1996 el Frente volvió a ser noticia gracias a la espectacular Operación Vuelo de Justicia durante la que usó incluso un helicóptero para conseguir la fuga de Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro, frentistas que se encontraban recluidos en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago, condenados por diversas acciones delictuales, algunas de ellas ocurridas en democracia.[27] [28]

En 1999 el Departamento de Estado norteamericano removió al FPMR/Autónomo de su lista de organizaciones terroristas.[1]

Reorganización y I Congreso del FPMR[editar]

Diversos integrantes del Frente que abandonaron la lucha armada gestaron su reorganización durante un período de varios años denominado Proceso de Discusión Interna (PDI), que desembocó en el Primer Congreso, celebrado en 2003.[29] Sus lineamientos dieron vida a una actividad pública de FPMR, cuyos voceros se entrevistaron con diversos medios de comunicación chilenos, como el periódico La Nación y la revista Punto Final; uno de ellos incluso participó como panelista en el programa televisivo de discusión política y actualidad El Termómetro. Aunque lo frentistas aseguraron rechazar la vía electora, descartar el uso de los instrumentos institucionales y no desear insertarse en el sistema político, no hubo acciones militares o subversivas.[29]

El 27 de octubre de 2006 el FPMR organizó en Santiago de Chile el encuentro internacional Proyecciones de la Lucha Revolucionaria en América Latina, que duró 3 días[30] y causó polémica debido a la participación de grupos considerados terroristas. Diversos partidos políticos del país instaron al gobierno de Michelle Bachelet a no autorizar la reunión, pero no lograron impedirla.[30] [31] Entre las organizaciones que se dieron cita en aquella oportunidad estaban el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional de ese país, la Coordinadora Indígena Boliviana Pachakuti, el Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho, Fogoneros y el Partido Libre de Uruguay, Utopía Revolucionaria de Venezuela, el Ejército del Pueblo de Colombia, el Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador, y diversos grupos sudamericanos de reivindicación indigenista.[30] En 2010 se realizó el segundo congreso y en 2011 uno de unidad rodriguista.[32]

Hay varias organizaciones vinculadas a lo que se conoce como el rodriguismo: además del FPMR y el MPMR, se pueden citar Identidad Rodriguista (integrante del denominado Frente Unidos Venceremos con el Partido Alternativa Socialista, PAS), el MIR, el Partido Comunista-Acción Proletaria, el Frente Patriótico Lautaro...; además, existen otros frentistas que permanecen inorgánicos o que se han integrado a iniciativas político-sociales más amplias.[29] A febrero de 2016, el FPMR formaba parte del Frente Amplio por la Asamblea Constituyente.[33]

Cronología[editar]

Referencias[editar]

  1. a b U.S. Department of State - Archive - Foreign Terrorist Organizations
  2. a b elpais.com (22 de febrero de 2002). «'Queremos que Cuba coopere para que este grupo no actúe'». Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  3. a b c Emanuelsson, Dick (2012). «Reportaje Chile 1973-2013: Así se planeó y ejecutó la emboscada contra Pinochet el 7 de septiembre de 1986». redescristianas.net. Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  4. a b Peña, Juan Cristóbal (31 de marzo de 2013). «Los años clandestinos de Teillier». El Semanal. Consultado el 10 de diciembre de 2013. 
  5. a b Valdivia, Verónica; Alvarez, Rolando; Pinto, Julio (2006). Su revolución contra nuestra revolución: La pugna marxista-gremalista en los ochenta. LOM. p. 299. ISBN 9562829995. Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  6. a b c «“Pondremos la dignidad de Chile tan alta como la cordillera de los andes”», Unidad, 21.10.2013; acceso 29.02.2016
  7. a b El País (21 de diciembre de 1984). «Un grupo opositor a Pinochet se atribuye el secuestro de un periodista chileno». Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  8. Political Terrorism: A New Guide to Actors, Authors, Concepts, Data Bases, Theories, & Literature, Alex Peter Schmid & Albert J. Jongman, edición de 2005 (original de 1988), por Transaction Publishers, pp. 522.
  9. CDI - Terrorism - Terrorist Organizations
  10. Terrorist Organization Profile - START - National Consortium for the Study of Terrorism and Responses to Terrorism
  11. Pérez, Cristián. Centro de Investigación y Publicaciones (CIP) de la Universidad Diego Portales, ed. «Las armas de Carrizal: Yunque o Martillo». Consultado el 16 de julio de 2014. 
  12. a b c d Memoria Chilena. «Augusto Pinochet Ugarte (1915-2006)». Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  13. a b «Pinochet quedó sólo con heridas leves tras atentado en su contra». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 10 de diciembre de 2013. 
  14. AmericaEconomia.com (1 de abril de 2013). «Dirigente comunista chileno ratifica que partido ordenó atentado a Pinochet». Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  15. «Bailaron con César», La Nación, 14.11.2014; acceso 29.02.2016
  16. «César Bunster sobre atentado contra Pinochet: “Contribuyó a la recuperación de la democracia”», The Clinic, 05.05.2014; acceso 29.02.2016
  17. Hugo Guzmán R. «César Bunster ex frentista que lideró el atentado a Pinochet: El guerrillero de los 80 cambió la lucha armada por la lucha electoral. Hoy quiere ser concejal de Puente Alto», Cambio 21, 25.10.2012; acceso 29.02.2016
  18. Alarcón, Muriel; Carter, Constanza (7 de octubre de 2010). «La vida en Europa de los presos condenados a extrañamiento por delitos terroristas». CIPER. Consultado el 15 de noviembre de 2013. 
  19. a b «La historia oculta de Gladys Marín y el FPMR», Urbe Salvaje, 19.01.2014; acceso 29.02.2016
  20. «La historia de la "Operación Albania" tras 25 años», radio Cooperativa, 16.06.2012; acceso 29.02.2016
  21. elpais.com (2 de junio de 1991). «Grupo guerrillero chileno». Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  22. Peña, Cristóbal (19 de marzo de 2009). «La huella del comandante Ramiro en la desaparición de un alto jefe del FPMR». CiperChile. Consultado el 10 de diciembre de 2013. 
  23. a b Ciperchile (6 de octubre de 2010). «Las cuentas pendientes en la alta jefatura del Frente por el crimen de Guzmán». Consultado el 10 de diciembre de 2013. 
  24. elpais.com (15 de abril de 1989). «La guerrilla izquierdista chilena seguirá en la lucha incluso sin Pinochet». Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  25. a b Diario Austral (2 de septiembre de 2010). «Implicado en asesinato de Jaime Guzmán revela que el FPMR planeaba otros crímenes». Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  26. a b Peña, Juan Cristóbal (19 de mayo de 2013). «Los secretos de la oficina». El Semanal. Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  27. Material visual en reportaje El Gran Escape, de Contacto Canal 13
  28. «Espectacular fuga en helicóptero de una cárcel chilena de cuatro terroristas». 31 de diciembre de 1996. Consultado el 4 de diciembre de 2013. 
  29. a b c Manuel Holzapfel Gottschalk. «El retorno del FPMR», revista Punto Final, n.º 559, enero 2003; acceso 29.02.2016
  30. a b c d Cooperativa.cl (21 de septiembre de 2006). «Gobierno aumentará control fronterizo ante cumbre convocada por el FPMR». Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  31. elobservatodo.cl (27 de octubre de 2006). «¿Quién le teme al FPMR?». Consultado el 23 de octubre de 2013. 
  32. «Santiago, viernes 1 de julio de 2011, Congreso Unidad Rodriguista FPMR», Correo de los Trabajadores, junio de 2011; acceso 29.02.2016
  33. Thomas Salvo. «FPMR y las alianzas del MIR: “Tenemos un camino distinto al de MEO”», La Nación, 17.02.2016; acceso 29.02.2016

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]