Desigualdad de ingreso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Desigualdad de ingresos dentro de cada país en el año 2013, medidas según el coeficiente de Gini: 0 corresponde a la perfecta igualdad (todos tienen la misma riqueza), y 1 la desigualdad perfecta (donde una persona poseería todo). Los países coloreados de rojo son los más desiguales y los de color verde los más igualitarios. En gris los páises sin datos. En la leyenda el número aparece sin decimales, de 0 a 100.
Desigualdad de ingresos entre los países en el año 2013, medidas según el coeficiente de Gini. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, donde 0 corresponde a una igualdad perfecta (donde todos tienen el mismo ingreso) y 1 corresponde a una desigualdad perfecta (donde una persona tiene toda la renta y todos los demás no tienen ningún ingreso).
     < 0,20      0,20 ↔ 0,24      0,25 ↔ 0,29      0,30 ↔ 0,34      0,35 ↔ 0,39      0,40 ↔ 0,44
     0,45 ↔ 0,49      0,50 ↔ 0,54      0,55 ↔ 0,59      ≥ 0,60      Sin datos

La economía de la desigualdad, desigualdad de ingreso, desigualdad económica o inequidad económica comprende todas las disparidades en la distribución de bienes e ingresos económicos, entre ellas muy especialmente la distribución de la renta que procede tanto del capital como del trabajo (brecha salarial). El término se refiere normalmente a la desigualdad entre individuos y grupos en el interior de una sociedad, pero también se puede referir a la desigualdad entre países.[1][2][3]​ La desigualdad económica está relacionada con la idea de igualdad de oportunidades y la igualdad de resultados.

Uno de los retos históricos actuales, ante el aumento histórico de las desigualdades, es establecer cuáles son las alternativas posibles para reducir la desigualdad cuando el nivel de desigualdad es excesivo y pone en riesto la supervivencia de personas, sociedades y naciones.[4]

Introducción[editar]

Infraviviendas cerca a edificios comerciales en Cochín, India.

Históricamente la desigualdad de ingreso ha sufrido altibajos, relacionándose con desarrollos tecnológicos, cambios climáticos, demográficos, migratorios, bélicos y, en general, apreciándose periódos más altos de desigualdad con conflictividad social y períodos de menor conflictividad social con períodos de mayor igualdad económica.[5][6]

El concepto actual de desigualdad de ingresos tiene su origen y desarrollo en los orígenes del sistema capitalista. En los siglos XVII y XVIII se produjeron cambios económicos y sociales profundos con la introducción de la manufactura y de la industria de la mano del capitalismo inicial que mostraba formas nuevas de desigualdad que se justificaron en ideas del liberalismo económico.[5]

Será en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, desde 1945 hasta 1974,[7][5]​ cuando en los países más desarrollados se produzca una enorme reducción de los niveles de desigualdad social. Desde entonces, señalan autores como Thomas Piketty, la desigualdad ha aumentado en todos los países del mundo.[5]

Existen varios indicadores económicos para medir la desigualdad de ingreso, pero a menudo se usa el coeficiente de Gini, aunque también se utilizan el índice de Atkinson, índice de Theil, índice de Hoover, la comparación interquintil o la varianza logarítimica.

Informe de desigualdad global 2018[editar]

En el informe de desigualdad global de 2018[2]​ se indica, entre otros aspectos, que la desigualdad económica es un hecho generalizado que ha aumentado desde los años 1980. El constante incremento de la desigualdad sin freno puede llevar a todo tipo de catástrofes políticas, económicas y sociales. La desigualdad de ingresos presenta una gran variación entre las distintas regiones mundiales. Es relativamente baja en Europa y máxima en medio oriente. En las últimas décadas la desigualdad de ingresos se ha incrementado en prácticamente todos los países, aunque a ritmos diferentes, siendo las instituciones gubernamentales y las políticas que se realizan decisivas para influir en la desigualdad. Se ha producido una divergencia entre los datos de Europa Occidental y Estados Unidos: estaban igualados en la década de 1980 y ha aumentado significativamente la desigualdad en Estados Unidos. Algunas de las causas que explica el aumento de la desigualdad económica es Estados Unidos son la desigualdad en el acceso a la educación, la menor progresividad en los impuestos (los ricos pagan menos que antes ) y la disminución de las rentas del trabajo frente a las rentas del capital.[2]

El informe destaca la importancia que tiene para reducir la desigualdad la riqueza que está en manos del sector público y el sector privado. Así la desigualdad aumenta cuando aumenta el sector privado y disminuye cuando aumenta el sector público. Los países se han vuelto más ricos pero los gobiernos más pobres por lo que tienen más limitada su capacidad de acción política, social y económica.[2]

Según los redactores del informe la clase media mundial, en términos de riqueza, se reducirá si la situación socioeconómica y política actual no cambia. En el informe se propone la progresividad impositiva como herramienta eficaz para limitar el aumento de la desigualdad y la concentración de ingresos y riqueza en unos pocos; también la creación de un registro financiero global de la propiedad financiera para limitar la evasión fiscal, el lavado de dinero y por tanto el crecimiento de la desigualdad. Consideran que un acceso más igualitario a la educación y al trabajo bien remunerados es un condición para impedir tanto el estancamiento económico como el crecimiento débil de los ingresos de la mitad más pobre de la población. Son necesarias inversiones públicas significativas en educación, salud y protección medioambiental, tanto para combatir la desigualdad actual como la futura.[2]

Causas de la desigualdad económica[editar]

El incumplimiento en las sociedades de los derechos humanos básicos y la igualdad real de oportunidades es clave para reducir la desigualdad de ingreso. Además deben darse condiciones de redistribución de la riqueza mediante salarios dignos, fiscalidad progresiva y el establecimiento de mecanismos protectores de los sectores más desfavorecidos: niños, desempleados, mujeres y jubliados y ancianos mediante seguros de desempleo, protección a la infancia, pensiones para la vejez, etc.[8]​ Entre las causas generales de la desigualdad se encuentran la falta de acceso a la educación, la sanidad, la pobreza económica, y la explotación laboral y de cualquier otro tipo (explotación infantil, explotación sexual, etc.). También pueden señalarse como causas más concretas los sistemas fiscales injustos, la corrupción política, económica y judicial, la acumulación de la tierra, la privatización de servicios públicos y bienes comunes, la desigualdad de género y las guerras.[8]

Explicación de la existencia de la desigualdad de ingreso

Aunque existen ciertos consensos en las condiciones para evitar la desigualdad económica extrema como la igualdad de oportunidades y el cumplimiento de los Derechos humanos existen otros aspectos más discutidos como son la igualdad de resultados y el cumplimiento de los Derechos económicos, sociales y culturales. En general en la justificación y explicación de la desigualdad pueden apreciarse dos visiones ideólogícas contrapuestas:

  • Desigualdad de ingresos coyuntural (izquierda política): La desigualdad tiene causas sociales, económicas y políticas que influyen decisivamente en las diferencias sociales y en los resultados de la desigualdad de ingresos y que, por tanto, si se modifican éstas también lo hará la desigualdad. Para estos autores la desigualdad extrema es perjudicial para individuaos y sociedades y para eliminarla se debe promover la educación y formación de los individuos, garantizar el acceso a la sanidad, imponer una fiscalidad progresiva así como el cumplimiento de los derechos humanos y sociales básicos y garantizar una verdadera igualdad de oportunidades.[9][10][2][11]

Consecuencias de la desigualdad económica[editar]

En la publicación de Wilkinson y Pickett de 2009, basado la comparación de más de 150 artículos científicos revela que los países con mayores desigualdades económicas tienen mayores problemas de salud mental y drogas,[14]​ menores niveles salud física y menor esperanza de vida,[15]​ peores rendimientos académicos,[16]​ y mayores índices de embarazos juveniles no deseados.[17]​ En esos casos también se comprobó que no es el nivel de renta sino la desigualdad económica el factor explicativo principal. Por lo que los autores de dicho estudio concluyen que entre los países más desarrollados, los más igualitarios obtienen un mejor comportamiento en una serie amplia de índices de bienestar social.

En economía la discusión de fondo sigue siendo si tanto en épocas de crecimiento como de crisis es mejor repartir la tarta (propuesta keynesiana: más igualidad=más crecimiento) que esperar a que sea más grande para repartirla (propuesta clásica de los defensores del libre mercado: menos costes=más crecimiento). Para muchos autores la teoría económica demuestra que es la desigualdad social (desigual distribución de la renta) la que conduce a las crisis. Así ocurrió en el Crack del 29 y la posterior Gran Depresión y así ha vuelto a ocurrir en la actual crisis económica de 2008-2010 iniciada con la crisis financiera de 2008.[18]

Propuestas para reducir la desigualdad económica[editar]

Thomas Piketty[editar]

El economista francés y experto en desigualdad económica Thomas Piketty[19]​ cuestiona de manera radical la hipótesis optimista del economista ruso Simon Kuznets quien establecía un vínculo directo entre el desarrollo económico y la redistribución de ingresos, resaltando la importancia de las instituciones políticas y fiscales en la instauración de impuestos e ingresos públicos y por tanto en la evolución económica histórica de la distribución de la riqueza.[20]​ > por lo que propone, para evitar lo que denomina capitalismo patrimonial que genera gran desigualdad de ingresos,[21][22][23][24]

Sandy Brian Hager[editar]

Para el profesor y economista Sandy Brian Hager,[25]​ que ha estudiado la situación de desigualdad en distintos países del mundo, hay varias causas de la desigualdad: niveles de impuestos inadecuados, gobiernos políticos de derechas, sistemas electorales poco representativos y poco peso de los sindicatos en las negociaciones laborales. Por tanto propone, para reducir la desigualdad económica:[26]

Jason Hickel & David Woodward & Kevin Anderson[editar]

Para Jason Hickel, profesor de antropologia y experto en desarrollo global, la pobreza solamente ha disminuido en China y el este de Asia, en el resto de zonas geográficas de los tradicionalmente llamados países en desarrollo del hemisferio sur la pobreza relativa y la desigualdad interna y comparativa con otros países ha aumentado. Las metrópolis del colonialismo y las corporaciones de la globalización siguen extrayendo más recursos (a través de materias primas, bajos salarios, evasión de capitales, deuda injusta, etc) que los recursos que llegan a estos países pobres. Acudiendo al economista David Woodward y científico experto en clima Kevin Anderson, señala que con el actual modelo económico, no se puede erradicar la pobreza ya que es físicamente imposible ya que es una imposibilidad estructural dado el nivel de fragilidad ecológica del planeta. La única solución es el decrecimiento:[3][27]

  • Países ricos: decrecimiento inmediato en un 6% anual.
  • Países pobres: crecimiento durante hasta 2025 y decrecimiento de un 3% a partir de 2025.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Libros[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Vicenç Navarro (27 de marzo de 2014). «La mayor (y más silenciada) causa del crecimiento de las desigualdades». Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  2. a b c d e f Alvaredo, Facundo; Chancel, Lucas; Piketty, Thomas; Saez, Emmanuel; Zucman, Gabriel (2017). «Informe sobre desigualdad global 2018. Resumen ejectuvo». Worl Inequality Lab: 20. Consultado el 12 de abril de 2018. 
  3. a b Decrecimiento: el fin de la división de la riqueza mundial, Recensión del libro The Divide:A Brief Guide to Global Inequality and Its Solution de Jason Hickel, Riccardo Matini, El Salto, 17/10/2018
  4. a b Explicar la desigualdad con Inequality, de A.B. Atkinson. Editorial Harvard University Press, Cambridge, Ma., 2015, 384 páginas., Luis Ayala Cañón, 2015
  5. a b c d Historia de la desigualdad, La Vanguardia, 23/02/2017
  6. Breve historia de la (des)igualdad. Las democracias son propensas al populismo, sobre todo cuando la inequidad está en alza, El País, 4 de agosto de 2016
  7. El economista Barry Eichengreen extiende el período de mayor reducción de la desigualdad desde 1930 a 1980, véase Breve historia de la (des)igualdad.
  8. a b Las diez causas de la desigualdad, El País, 3/11/2014
  9. López González, Paulina. [http://www.paradigmas.mx/mexico-desigual-mas-alla-del-ingreso/ «México desigual: más allá del ingreso»]. Revista Paradigmas. Consultado el 6 de febrero de 2015. 
  10. desigualdad de derechos sociales
  11. London, Erica (11 de abril de 2018). «Informe de desigualdad mundial 2018. Thomas Piketty, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman». WSWS. Consultado el 12 de abril de 2018. 
  12. La justificación del sistema económico y su relación con la orientación a la dominancia social, L. Jaume, E. Etchezahar y N. Cervone, Boletín de Psicología, 2012
  13. Neoliberalismo y desigualdad, la justificación ideológica, 15 de febrero de 2018, blackmagazine.mx, Aldo Fabián]
  14. R. Wilkinson & K. Pickett, pp. 38-39
  15. R. Wilkinson & K. Pickett, pp. 95-124
  16. R. Wilkinson & K. Pickett, pp. 125-140
  17. R. Wilkinson & K. Pickett, pp. 141-152
  18. Juan Francisco Martín Seco, La trastienda de la crisis. Península, 2010, ISBN 978-84-8307-863-1 pag. 56
  19. «Edición en español del libro de Thomas Piketty El capital en el siglo XXI». Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2016. 
  20. Thomas Piketty (mayo de 2017). «Currículum Vitae Thomas Piketty» (en inglés). Consultado el 5 de octubre de 2018. 
  21. Antonio, Quero (2 de febrero de 2014). «El Capital en el siglo XXI». Piedras de papel (eldiario.es). Consultado el 15 de mayo de 2014. 
  22. David Harvey (21 de abril de 2014). «“Algunas ideas sobre Piketty”: David Harvey». Marxismo crítico, praxis, conciencia y libertada. Consultado el 22 de mayo de 2014. 
  23. Dámaso, Javier (14 de mayo de 2014). «Todos (no) aman a Piketty». UltimoCero. Consultado el 15 de mayo de 2014. 
  24. Gómez, Begoña (4 de mayo de 2014). «El economista estrella que ha conquistado EE UU». El País. Consultado el 15 de mayo de 2014. 
  25. Sandy Brian Hager, Profesor titular de Economía Política Internacional, Universidad de Londres
  26. Tres razones por las que algunos países son mucho más desiguales que otros, Sandy Brian Hager, Profesor titular de Economía Política Internacional, Universidad de Londres, 7 de octubre de 2018, Público (España)
  27. Europa, ha llegado el momento de terminar con la dependencia del crecimiento (carta abierta), eldiario.es, 17/9/2018
  28. Jason Hickel es un profesor de antropología experto en desarrollo global, puede consultarse su página personal o algún artículo de presna en español sobre desigualdad y decrecimiento
  29. The return of “patrimonial capitalism”: review of Thomas Piketty’s Capital in the 21st century. Forthcoming in: Journal of Economic Literature No. June 2014, Branko Milanovic